Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Elecciones Municipales Uruguay: Vencedores vencidos.

11 Mayo 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

(La culpa la tienen los trabajadores!!!... lo que faltaba escuchar.  El Polvorín)

 

MUNICIPALES

Topolansky apunta a Adeom por baja votación en Montevideo

La senadora del FA consideró que la huelga en la recolección de residuos realizada días antes de la elección municipal, “incidió” negativamente en la votación de la coalición de gobierno en la capital del país

 



La senadora del Frente Amplio (FA) Lucía Topolansky analizó algunas de las causas que explican la baja votación que registró su fuerza política en Montevideo (45,97%). En ese sentido la legisladora apuntó contra la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom) y la medida que afectó la recolección de residuos días antes de la elección.

“Influyó mucho que en los últimos 10 días de la campaña se realizara la huelga de la basura. Eso del punto de vista de la gestión municipal que era lo que se discutía fue un golpe para los resultados”, dijo Topolansky al ser entrevistada este martes por radio El Espectador.

La senadora consideró que la medida adoptada por Adeom “incidió y es política”, aunque dijo que no tiene pruebas de que la oposición orquestara esa protesta. “No digo que sea orquestada, pero fue funcional, porque el tema de la basura impacta directamente en el ciudadano”, consideró.

Topolansky reconoció que el resultado de las elecciones municipales “no fue bueno” para el Frente Amplio (FA). Dijo que las derrotas de su fuerza política en Salto y Paysandú la “sorprendieron” porque no había ningún indicio previo “por parte de las expectativas de voto, ni por la movilización que se vio en esos departamentos”, de que se pudiera dar ese resultado.

En cambio dijo que no le sorprendió la derrota en Treinta y Tres “en donde hace tiempo había una luz roja encendida” al igual que en Artigas.

“La ciudadanía nos habló a todos los políticos y nos dio mensajes a todos los partidos. Los frenteamplistas recibimos un fuerte mensaje en Montevideo de la gente que no votó pero que sigue siendo frenteamplista porque no dio su voto a otra colectividad”, dijo Topolansky.

En ese sentido consideró que ahora, después del clima electoral, se deberá entablar un diálogo con esa colectividad de frenteamplistas que votaron en blanco y analizar las modificaciones que se deberán realizar en el sistema electoral.

Topolansky consideró que la forma de elegir la candidata para la IMM “no influyó en los resultados” del domingo pasado en la capital. “El error lo ubico en una decisión del Plenario del Frente Amplio de elegir un candidato único sí o sí. Si hubiéramos salido a la cancha con tres candidatos este escenario se resolvería de otro modo”, dijo.

La legisladora reconoció que tenía dudas sobre la candidatura única para las municipales y dijo que eso influyó a la desmotivación del electorado: “A uno le daba vergüenza ir a los actos en los últimos tiempos porque la gente ya no quería más nada. Eso nos lleva a preguntarnos qué hacemos con el proceso electoral y si ya no es una cosa obsoleta del punto de vista de la democracia. Yo creo que sí”, concluyó.

(Observa)

 

Un FA preocupado, comienza autocrítica

Reacciones. Admiten voto castigo por la gestión en la IMM y elección de la candidata

 

EDUARDO DELGADO

"Seguramente estarán todos de acuerdo en no hacer un balance electoral hoy", dijo el presidente Mujica ayer a sus ministros. La dirigencia frenteamplista manifiesta preocupación por lo ocurrido en las municipales y habla de la necesidad de cambios.

El Frente Amplio (FA) mantuvo las intendencias donde se concentra la mayor parte de la población del país (Montevideo, Canelones, Maldonado y Rocha), pero la baja de votos en dos de esos departamentos y la pérdida de tres municipios -dos de los cuales, Salto y Paysandú, no estaban en los cálculos- prendió una luz amarilla en la izquierda.

Los consultados coincidieron en la necesidad de analizar lo ocurrido y de concretar cambios tras los resultados. En Montevideo, apuntan a que la mayor parte del alto porcentaje de votos en blanco son simpatizantes frenteamplistas disconformes con la fuerza política por la forma en que se eligió a Ana Olivera como candidata, y por la gestión comunal.

Sobre la pérdida de municipios en el interior, las explicaciones son variadas, aunque varias apuntan a que en algunos departamentos blancos y colorados sumaron votos a un mismo candidato.

"Yo esperaba algo mejor, por eso digo que es un tirón de orejas", afirmó el vicepresidente Danilo Astori, como primer "titular subjetivo y personal" del resultado electoral del Frente en las municipales. Astori sostuvo que primero hay que completar la información, "después, sin prejuicios ni ocultamientos de ningún tipo, hacer un análisis muy sincero y por supuesto autocrítico en la medida que sea necesario acerca de este resultado".

"En principio, y a cuenta de mayor cantidad, yo sólo quisiera decir hoy que esto luce como un tirón de orejas que ha recibido el FA, y cuando se siente un tirón de orejas hay que analizar cuál puede ser la causa y enmendar aquellos factores que puedan haber tenido impacto negativo", afirmó.

A la salida de la visita que hizo a canal 5 ayer, Mujica fue interrogado sobre su valoración de las elecciones municipales y se limitó decir "está muy lindo este canal", dejando en claro su decisión de no opinar del tema.

Ayer, la Mesa Política del FA hizo un primer balance de las elecciones municipales.

La senadora del Partido Socialista Mónica Xavier, quien participó de la sesión de la Mesa Política, afirmó que este análisis requiere de un proceso de discusión y que deberá definirse sus ámbitos y tiempos.

Para la legisladora, "hay que analizar un montón de factores pendientes de estudiar". Entre ellos el significado de los votos en blanco y anulados. "Todo está por analizar", reflexionó.

posiciones. La senadora del MPP Lucía Topolansky reconoció que aguardaba una mejor votación del FA y que no esperaba perder las intendencias de Salto y Paysandú.

La presidenta de la Cámara de Diputados, Ivonne Passada, -también del MPP- fue más optimista en el balance. Consideró que el proceso electoral que se dio el FA fue "el mejor y el más adecuado, máxime que venimos de un balotaje donde el fuerte de la militancia se ve mucho más disminuido".

El secretario general del Partido Socialista, Eduardo Fernández, calificó de "golpe importante" la pérdida de votos, sobre todo en Montevideo, "porque es la primera vez que nos pasa siendo gobierno".

Para el diputado de Asamblea Uruguay, Carlos Varela, la baja de votos en la capital y la cantidad de sufragios en blanco y anulados más alta que la normal "es un dato significativo que habrá que analizar".

Según el senador de la Vertiente Artiguista, Enrique Rubio, de lo acontecido "va a haber que hacer un estudio en profundidad", pero "es claro que una corriente importante expresó una protesta a través del voto en blanco".

"La gente que votó en blanco quiere un giro potente en Montevideo; la gente no se fue para otros partidos pero hay una demanda de renovación en cuanto a la fuerza política o aspectos de gestión", concluyó.

Respecto a la forma de elegir candidatos, para el ministro y ex intendente Ricardo Ehrlich "es posible que haya que revisar la propia normativa que regula la vida política interna" del FA.

Ehrlich: "Es posible que haya que revisar la normativa que regula la interna del Frente".

Reacciones

Astori: "Luce a tirón de orejas; esperaba algo mejor"

Vicepresidente; Asamblea Uruguay

Esto luce como un tirón de orejas que ha recibido el Frente Amplio y hay que analizar cuál puede ser la causa. Hay que enmendar aquellos factores que hayan podido tener un impacto negativo... esperaba algo mejor".

Rubio: "Se expresó protesta a través del voto en blanco"

Senador, Vertiente Artiguista

Es claro que una corriente importante expresó una protesta a través del voto en blanco. La naturaleza de la protesta o cuál es su origen la atribuyen a un déficit en la selección de candidatos y a problemas de gestión".

Fernández: "Primera vez que nos pasa siendo gobierno"

Secretario General, Partido Socialista

Es un golpe importante porque es la primera vez que nos pasa siendo gobierno. Tenemos que aprender de estas señales, y ver qué pasó en los lugares donde hicimos una buena gestión y perdimos".

Unión de la oposición: explicación de derrotas

"Hay que ver si en el proceso de pérdidas de las intendencias no hay formación de bloques por parte de los partidos tradicionales", sostuvo la diputada del MPP Ivonne Passada. Agregó que este "es un elemento que no tenemos que descartar en el balance. Es parte del libre juego político y democrático. Es un proceso nuevo que tendremos que visualizar de acá en más".

En el mismo sentido se pronunció el senador de la Vertiente Artiguista Enrique Rubio, para quien "en muchos lugares las elecciones tienden a convertirse en `balotajes`, porque se polarizan".

"Entonces, había sucedido en varios departamentos que el FA ganó (en las nacionales de octubre) siendo segunda o tercera fuerza en un esquema de tres", opinó. "Ahora llegó al gobierno y era candidato favorito y hubo un corrimiento de blancos hacia colorados o viceversa. Entonces se convirtió en un fenómeno diferente. Me parece que eso pasó mucho en el litoral", expresó Rubio.

Más allá de estos análisis, para el dirigente socialista Eduardo Fernández "hay que ver por qué perdimos lugares donde consideramos que se hizo una buena gestión", sobre todo Salto y Paysandú. "El FA tiene que analizar esto, como organización que nos consideramos progresista y moderna, porque no alcanza con decir `nos fue bien o nos fue mal`".

Para el diputado de Asamblea Uruguay Carlos Varela, la merma de votos del FA en Montevideo y Canelones, y la pérdida de intendencias, no responde a una sola causa y "debería incorporarse al análisis aspectos de funcionamiento de la fuerza política".

Los militantes se desmovilizan

Jornada en calma en sedes partidarias tras las municipales

Casi en silencio, unos pocos militantes continuaban ayer sus tareas el día después de las elecciones municipales.

Con la suerte juzgada en la mayoría de los departamentos, los partidos comenzaron la inexorable desmovilización. En las sedes partidarias algunos parroquianos estaban a la espera de novedades desde los departamentos con resultados en pugna entre frentistas y nacionalistas. Mientras, cumplían con sus últimas labores como activistas en estas municipales.

La calma marcó el día después de los comicios, cuyos resultados en Montevideo tampoco despertaron grandes festejos en la noche del domingo.

El mate y la lectura aligeraba la tarde para un trío de frenteamplistas que trabajan en el comité de base del MPP ubicado en Mercedes y Ejido.

Al fondo del local -un ex laboratorio-, un militante se encargaba de juntar cientos de hojas de votación que sobraron. Eduardo, el activista en cuestión, contó que las papeletas se enviarán a un depósito para ser recicladas.

El lugar ofrecía un escenario claramente post-electoral: varias cajas y bolsas con hojas de votación ahora inservibles, carteleras que informaban sobre actividades pasadas, pancartas.

Pero el fin de la campaña no supone el fin de la actividad militante, al menos para Eduardo, quien trabajó el domingo como delegado de mesa. Para él la militancia no desaparecerá pues "siempre hay trabajo para hacer en los zonales".

En la sede del FA el ambiente era similar. Apenas la convocatoria a la Mesa Política a las 17 horas -cuando tradicionalmente se fija para las 15- alteró la agenda habitual.

Uno de los recepcionistas contó que el movimiento del día sirvió más que nada para "acomodar la casa luego de la jornada electoral".

Así, el interés de la opinión pública se alejó definitivamente de las urnas para concentrarse en el clásico del miércoles. Un frentista expectante por el partido, admitió empero que en la cancha política "el de ayer (domingo) también fue un triunfo".

 

El País Digital

 

Escrutinio-todo-el-pais.JPG

 

 

Reforma electoral uruguaya emerge como prioridad tras municipales

10:47 AM Montevideo. - La necesidad de revisar el sistema y modificar el calendario electoral emergió como una de las prioridades de Uruguay tras las elecciones departamentales y municipales de este domingo que cerraron un período de más de un año de actos cívicos.

El período electoral "es muy largo" admitió el actual presidente, José Mujica, mientras que su antecesor Tabaré Vázquez (2005-2010) también expresó que hay que cambiar "rápidamente" el calendario, al comprobar la apatía de los votantes y el alto índice de votos en blanco, citó DPA.

El analista político Oscar Bottinelli comentó que "la gente se está cansando" y "los partidos políticos han resultaod erosionados" con este nuevo sistema, que rige desde la reforma constitucional del año 1996.

El calendario arrancó a fines del 2008 y principios del 2009 cuando los partidos empezaron a definir los candidatos a las elecciones internas que se realizaron en junio del 2009. Después se realizó la primera vuelta de la elección nacional, en octubre, la segunda vuelta en noviembre y este domingo, las departamentales y municipales.

Las de este domingo además, con el agregado de la creación de 89 municipios, aprobada a última hora por impulsos de la gobernante coalición de izquierdas Frente Amplio (FA), pero sin la suficiente información y preparación de los ciudadanos, lo que generó la indiferencia. En Montevideo ni siquiera hubo festejos callejeros como es tradicional.

Mujica cree igualmente que este esquema de municipios va a dar sus frutos y generará "más calor y motivación", cuando eche a andar y "la gente se dé cuenta" de la herramienta que dispone para el ejercicio más directo del poder.

Su vicepresidente, el senador Danilo Astori, opinó hoy que "el Frente Amplio está dispuesto a corregir todos los errores que sea necesario". La necesidad de cambio es compartida por otros dirigentes de los partidos Nacional y Colorado, de oposición.

Otro de los elementos que arrojó la nueva elección en Uruguay es la pérdida de tres o cuatro gobernaciones departamentales del Frente Amplio, aunque ganó en Artigas, donde gobernaba el Partido Nacional y mantuvo distritos claves como Montevideo, la capital, Canelones, el segundo departamento en importancia por cauda electoral, Maldonado y Rocha.

Esa franja costera del Océano Atlántico reúne a aproximadamente el 65 por ciento de la población total de 3,5 millones de habitantes y está entre las más ricas del país por el desarrollo de la industria y el turismo.

El Partido Colorado celebra haber sumado una gobernación más, ya que venció al Frente Amplio en Salto, con una propuesta renovadora y un candidato, de 40 años, que pasará a ser el intendente más joven del país. Anteriormente esta formación sólo gobernaba en Rivera, en el norte.

También se destaca el hecho de que, de 19 departamentos que tiene el país, por primera vez en la historia, una mujer, y comunista, gobernará Montevideo, mientras que otras dos mujeres, también por primera vez, asumirán las riendas del ejecutivo departamental: Adriana Peña en Lavalleja y Patricia Ayala, en Artigas.

Las nuevas autoridades departamentales y municipales asumirán en los primeros días de julio, abriendo un nuevo período histórico en el país caracterizado por una descentralización en marcha que todos los partidos prometen profundizar.

El universal.

 

 

Genera Revés electoral alerta en izquierda uruguaya

 

Por Gerardo Laborde

El retroceso de la izquierda en el gobierno de Uruguay en las elecciones regionales del domingo encendió una luz de alerta para el Frente Amplio (FA), a dos meses de asumir el presidente José Mujica.

Pese a la elevada popularidad de Mujica del 60 por ciento, el FA podría perder cuatro de las ocho intendencias que detentaba y sólo logre una adicional, según el escrutinio preliminar.

Aunque retuvo el departamento de Montevideo, la capital del país donde vive casi la mitad de la población, redujo su caudal electoral en 10 puntos porcentuales, hasta el 46 por ciento. "Esto luce como un tirón de orejas que ha recibido el FA", dijo el vicepresidente Danilo Astori, al confirmarse el escenario de gobiernos departamentales.

El politólogo Daniel Chasquetti dijo que es "un llamado de atención" para el gobierno y consideró como el "gran ganador" de la jornada al opositor Partido Nacional (PN).

UN NUEVO MAPA REGIONAL

El PN pasó de tener 10 a 11 de 19 intendencias, el FA se aseguró sólo cuatro de las ocho que tenía y el histórico Partido Colorado (PC) saltó de una a dos comunas.

La restante administración, el departamento de Florida, se la disputaban voto a voto en el escrutinio el PN y el FA.

Chasquetti interpretó que "las pérdidas son mayores que las ganancias", minimizando el argumento de que el partido en el gobierno retiene los departamentos más poblados y fuertes desde el punto de vista económico.

La baja electoral en la capital alimentó un incremento del voto en blanco, que llegó al inédito 10 por ciento.

Eso es un "llamado de atención a la forma en que se eligió al candidato y a la gestión en estos años", consideró Chasquetti, en declaraciones al portal periodístico Montevideo.

"El FA nunca había perdido algo que había conquistado. Ahora se rompió como un mito", dijo.

La heterogénea coalición de izquierda, que llegó al gobierno nacional en 2005 con el presidente Tabaré Vázquez, gobierna Montevideo sin interrupciones desde 1990.

Sin embargo, recién en 2005, luego de ganar la presidencia, el FA conquistó intendencias en el interior del país, afín a los partidos históricos con el PN y el PC.

El senador del FA, Daniel Martínez, atribuyó el masivo voto en blanco a "frenteamplistas de alma y corazón que tomaron un camino distinto para expresar su malestar".

La candidatura del socialista Martínez a la intendencia capitalina, que recogía un amplio respaldo entre los montevideanos, naufragó por desacuerdos internos en el FA.

Por consenso se eligió a la ex ministra de Desarrollo Social y dirigente comunista, Ana Olivera.

El politólogo Adolfo Garcé, del Instituto de Ciencia Política, consideró que en los resultados "hay una señal de alerta" para el FA.

"En octubre pasado (en las elecciones nacionales) la gente le sacó votos al Frente que dejó de crecer y en la elección de ayer es claro el mensaje de la ciudadanía", afirmó.

Mujica obtuvo en primera vuelta un 48 por ciento de los votos.

Garcé coincidió en que muchos frenteamplistas discreparon con la forma de elegir la candidatura de Olivera y pretendían ver a Martínez en la intendencia capitalina.

Mientras uno de los líderes de la oposición, Jorge Larrañaga, destacó que el "gran triunfador" de los comicios locales es el PN, el vicepresidente Astori se mostró deseoso de generar una autocrítica.

"Hay que analizar cuál puede ser la causa (del retroceso electoral) y enmendar aquellos factores que hayan podido tener un impacto negativo", concluyó.(Xinhua)

 

Pueblo en linea.
11/05/2010

Uruguay: la izquierda retrocedió en las elecciones departamentales

 

Montevideo. — La oposición de centroderecha de Uruguay ganó la mayoría de los gobiernos locales en los comicios de este domingo, según cifras oficiales aún preliminares divulgadas ayer, y vistas como un golpe para la izquierda oficialista que apostaba a ampliar su dominio en el país. El vicepresidente de la República, Danilo Astori, admitió que los resultados del Frente Amplio son "un tirón de orejas" para el gobierno.

No obstante, la izquierda del presidente José Mujica triunfó en la estratégica intendencia de la capital, Montevideo, aunque con una votación más baja que la esperada, posiblemente como sanción a la elección de una candidata rechazada por parte del electorado frentista.Del total de 19 departamentos, el Partido Nacional ampliaría su control a 11 de los 10 actuales, mientras que el Partido Colorado aumentó su dominio de uno a dos.

La coalición oficialista, que regía en ocho departamentos, gobernaría ahora seis, entre ellos Montevideo, donde vive la mitad de los 3,3 millones de habitantes del país y que controla desde 1990. Allí la comunista Ana Olivera resultó ganadora y se convirtió en la primera mujer electa para ese puesto. El Frente Amplio también ganó en Maldonado, donde se halla Punta del Este, además de en Canelones y Rocha.

Los analistas consideraron el resultado como un golpe para el Frente, pese a que Mujica —quien gobierna el país desde marzo— mantiene altos índices de popularidad. "Aunque puede ser un poco apresurado, estas son elecciones en las que el Frente Amplio sale perdidoso", dijo el analista Juan Carlos Doyenart. Según consultoras locales, el Frente Amplio se impuso en Montevideo con algo menos de un 45 por ciento de apoyos, mientras que un 13 por ciento de votantes sufragó en blanco o anuló su voto, en lo que podría ser visto como un voto castigo a la candidatura de Olivera, impuesta contra el parecer del socialismo.

Los resultados que divulgó la Corte Electoral uruguaya son preliminares y en tres departamentos podrían variar los resultados finales. Uno de esos casos es el del departamento de Florida, donde preliminarmente la izquierda se imponía por apenas 29 votos, pero restaban analizar 1.915 sufragios. La izquierda renovó su presencia al frente de cinco departamentos que ya controlaba, entre ellos los tres con más habitantes. Pero perdió el poder en otros tres departamentos que gobernaba. La izquierda alcanzó el gobierno nacional por primera vez en 2005, con el socialista Tabaré Vázquez como presidente, y renovó su mandato a fines del año

 

Genera Revés electoral alerta en izquierda uruguaya

   

 

Por Gerardo Laborde

El retroceso de la izquierda en el gobierno de Uruguay en las elecciones regionales del domingo encendió una luz de alerta para el Frente Amplio (FA), a dos meses de asumir el presidente José Mujica.

Pese a la elevada popularidad de Mujica del 60 por ciento, el FA podría perder cuatro de las ocho intendencias que detentaba y sólo logre una adicional, según el escrutinio preliminar.

Aunque retuvo el departamento de Montevideo, la capital del país donde vive casi la mitad de la población, redujo su caudal electoral en 10 puntos porcentuales, hasta el 46 por ciento. "Esto luce como un tirón de orejas que ha recibido el FA", dijo el vicepresidente Danilo Astori, al confirmarse el escenario de gobiernos departamentales.

El politólogo Daniel Chasquetti dijo que es "un llamado de atención" para el gobierno y consideró como el "gran ganador" de la jornada al opositor Partido Nacional (PN).

UN NUEVO MAPA REGIONAL

El PN pasó de tener 10 a 11 de 19 intendencias, el FA se aseguró sólo cuatro de las ocho que tenía y el histórico Partido Colorado (PC) saltó de una a dos comunas.

La restante administración, el departamento de Florida, se la disputaban voto a voto en el escrutinio el PN y el FA.

Chasquetti interpretó que "las pérdidas son mayores que las ganancias", minimizando el argumento de que el partido en el gobierno retiene los departamentos más poblados y fuertes desde el punto de vista económico.

La baja electoral en la capital alimentó un incremento del voto en blanco, que llegó al inédito 10 por ciento.

Eso es un "llamado de atención a la forma en que se eligió al candidato y a la gestión en estos años", consideró Chasquetti, en declaraciones al portal periodístico Montevideo.

"El FA nunca había perdido algo que había conquistado. Ahora se rompió como un mito", dijo.

La heterogénea coalición de izquierda, que llegó al gobierno nacional en 2005 con el presidente Tabaré Vázquez, gobierna Montevideo sin interrupciones desde 1990.

Sin embargo, recién en 2005, luego de ganar la presidencia, el FA conquistó intendencias en el interior del país, afín a los partidos históricos con el PN y el PC.

El senador del FA, Daniel Martínez, atribuyó el masivo voto en blanco a "frenteamplistas de alma y corazón que tomaron un camino distinto para expresar su malestar".

La candidatura del socialista Martínez a la intendencia capitalina, que recogía un amplio respaldo entre los montevideanos, naufragó por desacuerdos internos en el FA.

Por consenso se eligió a la ex ministra de Desarrollo Social y dirigente comunista, Ana Olivera.

El politólogo Adolfo Garcé, del Instituto de Ciencia Política, consideró que en los resultados "hay una señal de alerta" para el FA.

"En octubre pasado (en las elecciones nacionales) la gente le sacó votos al Frente que dejó de crecer y en la elección de ayer es claro el mensaje de la ciudadanía", afirmó.

Mujica obtuvo en primera vuelta un 48 por ciento de los votos.

Garcé coincidió en que muchos frenteamplistas discreparon con la forma de elegir la candidatura de Olivera y pretendían ver a Martínez en la intendencia capitalina.

Mientras uno de los líderes de la oposición, Jorge Larrañaga, destacó que el "gran triunfador" de los comicios locales es el PN, el vicepresidente Astori se mostró deseoso de generar una autocrítica.

"Hay que analizar cuál puede ser la causa (del retroceso electoral) y enmendar aquellos factores que hayan podido tener un impacto negativo", concluyó.(Xinhua)
11/05/2010

 

Lacapital.com.ar

 

               
LA IZQUIERDA PERDIO VOTOS EN MONTEVIDEO

MONTEVIDEO, 10 (ANSA) - La gobernante coalición de izquierdas de Uruguay, Frente Amplio, bajó sus niveles de votación en Montevideo por primera vez en 25 años, al tiempo que perdió dos intendencias en las elecciones departamentales (provinciales) que se celebraron el domingo.
    La dirigente comunista Ana Olivera estará al frente de un quinto gobierno consecutivo de la coalición en Montevideo, aunque obtuvo 44,01% de los votos según datos del escrutinio primario de la Corte Electoral.
    En 2005 Ricardo Ehrlich obtuvo el 60,9%, Mariano Arana el 58,3% en 2000, y 44,9% del mismo Arana en 1994.
    El Frente Amplio llegó por primera vez al gobierno de Montevideo en 1989 con Tabaré Vázquez (luego presidente entre 2005 y 2010), quien entonces obtuvo 36,8% de los votos en la capital del país.
    Además de bajar su votación en la capital, el Frente Amplio perdió las intendencias de Salto, Paysandú y Treinta y Tres, aunque obtuvo Artigas, en el norte del país, por lo que gobernará ahora en seis departamentos, frente a los ocho que gobernaba hasta ahora.
    Politólogos locales atribuyeron la merma de votos del Frente Amplio en la capital a la disconformidad de muchos electores con la última gestión y a que muchos partidarios de la coalición preferían como candidato al ex ministro de Industria y ex presidente de la petrolera estatal ANCAP, Daniel Martínez. DFB

Ansa Latina

 

 

Pocas sorpresas en elecciones uruguayas

El presidente de Uruguay, José Mujica

José Mujica dijo que primó el desconocimiento" del "nuevo escalón municipal".

El resultado de las elecciones departamentales y municipales celebradas este domingo en Uruguay fue en buena medida, el que se preveía, pero hubo algunas sorpresas.

Tal como se esperaba, el oficialista partido de izquierda Frente Amplio mantuvo su liderazgo en los departamentos más poblados del país, como Montevideo, Canelones y Maldonado, aunque recibió menos votos que en anteriores comicios.

Lo que sorprendió fue el alto porcentaje de votos en blanco y anulados, que en Montevideo, por ejemplo, alcanzaría el 13%.

Una explicación para esa alta proporción de votos en blanco es el desencanto de muchos frenteamplistas con la gestión departamental de su partido, tras 20 años de gobierno en la capital.

Otra razón es el hecho de que en estas elecciones se inauguró un nuevo sistema en el que, además de elegir a los intendentes, las autoridades que gobiernan a cada uno de los 19 departamentos en los que se divide el país, los ciudadanos tenían que elegir autoridades municipales.

clic Lea: Pocos uruguayos saben qué votan el domingo

Este tercer nivel de gobierno, el municipal, fue creado por una ley reglamentada hace sólo dos meses. No hubo demasiada información ni grandes campañas de difusión explicando cómo se elegían esas autoridades -llamadas concejales y alcaldes-, cuáles serían sus funciones o quiénes se postulaban a los cargos.

Desconocimiento

Muchos votantes no sabían que había que depositar dos papeletas separadas en el mismo sobre de votación, una para elegir a los intendentes departamentales y otra para elegir al alcalde y los concejales de su zona. (La Ley de descentralización dispuso la creación de alcaldías en todos los poblados donde residan más de 5.000 personas).

Intendencia de Montevideo

En Montevideo los votos en blanco o anulados alcanzaron el 13% del total.

Por esos motivos, un alto porcentaje de la población votó en blanco para las alcaldías.

Según firmas de opinión pública, sólo tres de cada diez votantes montevideanos depositó una papeleta para elegir alcaldes.

La situación fue diferente en el interior del país, donde la votación para estos cargos fue mayor. Esto se explica porque en los pequeños pueblos y en medios rurales, alejados de las capitales departamentales, se apreciaría más la importancia de tener autoridades que los representen directamente o se ocupen de sus problemas.

Además, es más probable que en localidades pequeñas los residentes conozcan personalmente a los candidatos a las alcaldías y se sintieran más involucrados en la votación. La mayoría de los capitalinos, en cambio, desconocían a los candidatos a las alcaldías.

El propio presidente, José Mujica, dijo que "fue una campaña fría" y que en la mayoría de la población primó "la duda, la incertidumbre y el desconocimiento" del "nuevo escalón municipal".

Con esta elección se puso punto final a un proceso electoral que comenzó en junio de 2009 con las elecciones internas, donde se designaron los candidatos a la presidencia de cada partido, siguió en octubre y noviembre con los comicios nacionales y el balotaje, y culminó ahora con la elección de autoridades departamentales y municipales.

Muchos líderes de gobierno reconocieron que el proceso es demasiado largo y que cansa, no sólo a los políticos, sino a la población. Mujica se mostró partidario de evaluar una posible reforma del actual sistema electoral para acortar el período de elecciones.

BBC

A redoblar: El muerto dice:

La heladera del FA

 Departamento
 
 Partido
 
 Candidato
%
Montevideo
 
Frente Amplio
 
Ana Olivera (FA)
0%
Canelones
 
Frente Amplio
 
Marcos Carámbula (FA)
0%
Maldonado
 
Frente Amplio
 
Oscar De Los Santos (FA)
0%
Rocha
 
Frente Amplio
 
Artigas Barrios (FA)
52.5%
Treinta y Tres
 
Partido Nacional
 
Dardo Sánchez (PN)
37%
Cerro Largo
 
Partido Nacional
 
Sergio Botana (PN)
0%
Rivera
 
Partido Colorado
 
Marne Osorio (PC)
0%
Artigas
 
Frente Amplio
 
Patricia Ayala (FA)
29%
Salto
 
Partido Colorado
 
Sin datos (NN)
33%
Paysandú
 
Partido Nacional
 
Bertil Bentos (PN)
29%
Río Negro
 
Partido Nacional
 
Omar Lafluf (PN)
39%
Soriano
 
Partido Nacional
 
Guillermo Besozzi (PN)
45.5%
Colonia
 
Partido Nacional
 
Walter Zimmer (PN)
0%
San José
 
Partido Nacional
 
José Luis Falero (PN)
0%
Flores
 
Partido Nacional
 
Armando Castaindgebat (PN)
59.6%
Florida
 
Frente Amplio
 
Juan Giachetto (FA)
36.5%
Durazno
 
Partido Nacional
 
Benjamín Irazábal (PN)
30%
Lavalleja
 
Partido Nacional
 
Adriana Peña (PN)
40.5%
Tacuarembó
 
Partido Nacional
 
Wilson Ezquerra (PN)
36%

Nacional

El FA disminuyó por primera vez en 25 años

Montevideo. La izquierda no votaba por debajo del 50% en la capital desde el año 1994
Eduardo Delgado / Raúl Mernies
Desde 1971, cuando rondó el 30%, el Frente Amplio no había dejado de crecer en Montevideo. Ricardo Ehrlich llegó a superar el 60% en 2005, pero tras su gestión la izquierda perdió 11 puntos en la capital. Ana Olivera ganó ayer con menos del 50%.
Olivera, cuya candidatura fue discutida en la propia interna frentista, ganó las elecciones departamentales en la capital con menos del 50% de los votos, lo que significa una pérdida de más de 10 puntos respecto de la pasada victoria de Ricardo Ehrlich en 2005.
En 1971, el Frente Amplio registró el 30.1% de los votos en la capital del país. En 1984 la coalición de izquierda creció y alcanzó el 34.1%, aunque esos comicios departamentales consagraron intendente al colorado Aquiles Lanza.

En el año 1989, Tabaré Vázquez se erigió como el primer intendente de izquierda de la capital, alcanzando el sillón departamental con el 36.8% de los votos válidos.
Mariano Arana lo sucedió en 1994 registrando el 44.9% y repitió la victoria en el año 2000 con otro incremento, colocando al Frente Amplio en el 58.3% del total de los montevideanos que emitieron votos válidos.
En las elecciones anteriores el Frente volvió a crecer y tocó su techo. Además de ganar a nivel nacional y hacerse de la Presidencia de la República, el candidato de izquierda Ricardo Ehrlich llegó al Palacio Municipal de 18 y Ejido con el 60.9% de los votos válidos.
SEÑAL. Diferentes dirigentes del FA coincidieron en que más allá del triunfo de Olivera, hubo una clara señal de descontento de parte de la ciudadanía, y sobre todo de simpatizantes de la coalición de izquierda, cuyas razones deben analizarse y tenerse en cuenta.
La baja de más de 10 puntos en cinco años y el alto porcentaje de votos en blanco fue de lo más comentado y lo que generó mayor preocupación entre los dirigentes frenteamplistas en la noche de ayer. Dos de quienes opinaron en ese sentido fueron Daniel Martínez (Partido Socialista) y Carlos Varela (Asamblea Uruguay), ambos precandidatos a la comuna capitalina.
Según Martínez, para el Frente Amplio es necesario “debatir con fraternidad” la forma de elección del candidato a la intendencia, “sin cobrar facturas”, sino para “fortalecer” la fuerza política. Recordó que se reunió con decenas de personas identificadas con el Frente, que querían votar en blanco y que intentó convencer de que se volcaran por la contraria.
Por su parte, Varela dijo que en principio no se llegó a la votación esperada en Montevideo, pero que ese dato “hay que leerlo con mucha tranquilidad”, ya que el FA le gana a todos los partidos juntos luego de 20 años de gobierno. Pero añadió que “hubo un aumento muy importante del voto en blanco, muy sobre la media histórica del Uruguay, que es un mensaje que la gente nos está dando”.
Agregó que “allí hay muchos frenteamplistas que no se van a los partidos tradicionales, pero que nos dicen que hay que mejorar. Es una actitud que debemos escuchar y contemplar”.
Pasados los días, con el análisis de cada circuito “por edades y procedencia territorial”, se deben sacar conclusiones para “seguir trabando y mejorando lo que hacemos en Montevideo desde la gestión municipal y fundamentalmente lo que hacemos como fuerza política en el departamento”, concluyó Varela.
Frío. En 2007, Raúl Sendic dijo que el Frente Amplio ganaría en Montevideo “aunque el candidato fuera una heladera”. Y la sensación de frío fue la que primó en la sede de la coalición de izquierda ayer a la noche.
Pese a la holgada victoria sobre los otros partidos, los “festejos” estuvieron muy lejos de parecerse a los que se dieron en las victorias electorales de Vázquez, Arana y Ehrlich.
Unos 250 militantes y varios dirigentes se congregaron en Colonia casi Ejido para saludar a la candidata electa, quien luego de dar una declaración a los periodistas -en la que no aceptó preguntas y adelantó que se tomará 72 horas para evaluar lo ocurrido y descansar- salió al balcón, fue aplaudida e intentó darle un poco de calor al festejo.
Olivera destacó que “luego de 20 años de gobierno departamental, la ciudadanía ha renovado su confianza en esta fuerza política” y que en Montevideo el Frente Amplio sigue reuniendo más votos que los de toda la oposición sumada. Además, dejó “sellado el “compromiso de cumplir el programa”.
Olivera realzó el hecho de ser la primera mujer elegida intendenta en la capital, recordó especialmente a la extinta dirigente Alba Roballo y adelantó que recorrerá diferentes zonas de la ciudad antes de asumir el cargo el próximo 8 de julio.
Un dato que se manejaba en la sede del FA es que si bien esa fuerza política votó peor que en 2005, puede tener más representación de ediles en la Junta Departamental que los actuales, debido al alto porcentaje de votos en blanco.
En Montevideo el Partido Nacional se ubicó como la segunda fuerza (superando el 20%), hecho que no lograba desde 1971 en que por primera vez se presentó el FA. El Partido Colorado rondó el 19% y tuvo una baja importante, aunque según el politólogo Daniel Chasquetti, Ney Castillo fue el segundo candidato más votado después de Ana Olivera.

Del Sacre Coeur al Partido Comunista

Todavía se reúne con ex compañeras del colegio católico  
Sus antiguas compañeras en el colegio Sacre Coeur de 8 de Octubre, con muchas de las cuales todavía se reúne al menos una vez por año, la definen como una mujer “macanuda” y “muy solidaria”.
Su madre era profesora de Historia y Literatura en el colegio religioso donde hoy se asienta la Universidad Católica. Algunas de sus ex compañeras la recuerdan como una alumna “traga”.
“Cuando había que colaborar con instituciones como el Hospital Pereira Rossell o alguna otra, ella era la primera que se apuntaba”, asegura una de sus amigas.
“Era bajita y caderona; la típica perita”, la describen; “no recuerdo que tuviera un grupo particular de amigas, porque las chicas tenían cierta reticencia debido a que era hija de la profesora”.
Ana nació el 17 de diciembre de 1953 y pasó su infancia en el barrio La Blanqueada. De su madre heredó la vocación por el profesorado y en su hogar se impregnó de las inquietudes políticas y sociales que también contagiaron a muchos jóvenes en la década del 60.
Tenía 18 años cuando, en 1972, pasó a la clandestinidad militando con el MLN-T. Pocos meses después emprendió un exilio que la llevó al Chile de Salvador Allende, a Cuba y, finalmente, a Francia, adonde se afilio al Partido Comunista.
“En París fue limpiadora, cantinera y, los fines de semana, ayudante del anciano y sublime pintor cubano Wilfredo Lam, entonces de 80 años con el que salían a pasear (él en silla de ruedas) por museos, parques, y teatros”, según evocó Eleuterio Fernández Huidobro.

Votación por alcaldes no superó el 30% en Montevideo

Raúl Mernies
El nuevo modelo descentralizador que creó ocho municipios en Montevideo experimentó un fracaso contundente en la capital. Las encuestadoras estimaban que la votación por alcaldes tuvo un ausentismo superior al 70%.
Según Factum, en Montevideo, nueve de cada 10 ciudadanos no votó por un alcalde. La encuestadora Equipos Mori, la más optimista de todas, señaló que más de la mitad no lo hizo, mientras que Luis Eduardo González, de Cifra, estimó que solo el 30% de los montevideanos había introducido la papeleta pequeña en el sobre.
El politólogo Oscar Botinelli, de Factum, sostuvo que de esta forma los alcaldes montevideanos serán elegidos con un porcentaje “muy escaso” de votos, lo que podría no ser verdaderamente representativo.
La senadora y primera dama Lucía Topolansky reconoció que “en Montevideo es prácticamente lo mismo” tener alcaldías o no, porque “la ciudadanía ya está acostumbrada a la descentralización y los gobiernos locales”.
Topolansky, que vive en su chacra de Rincón del Cerro junto Mujica, perteneciente al Municipio A, votó en Pocitos, que está bajo la jurisdicción del Municipio CH.
El vicepresidente de la República, Danilo Astori, admitió, respecto al tema alcaldías, que “la explicación no ha sido suficiente”. Astori votó en La Teja, pero vive en Malvín hace varios años, por lo que no pudo elegir a su propio alcalde. Sobre esto dijo que debe realizar una “autocrítica”, ya que tendría que haber efectuado el traslado de la credencial.
Consultada sobre la importancia de los alcaldes, Ana Olivera consideró, al igual que Lucía Topolansky, que serán más importantes que los ediles en un futuro.
Los especialistas estiman que la falta de interés del electorado capitalino a la hora de votar autoridades para el novel tercer nivel de gobierno puede tener varios argumentos, entre los que se destacan la imposibilidad de votar “cruzado” (intendente y alcalde de diferentes partidos), la desinformación respecto de los límites o las competencias del nuevo Consejo Municipal y el elevado porcentaje de montevideanos que vive fuera de la zona en la que tiene registrada la credencial.
El Frente Amplio, que presentó un postulante único en cada municipio, fue el partido que hizo campaña más fuerte en materia de alcaldías, haciendo, incluso, que sus candidatos salieran en las pantallas de televisión.
En Montevideo había 101 candidatos que se disputaban las ocho alcaldías creadas.
El volumen de ciudadanos que reside bajo la circunscripción de cada uno de los ocho municipios es relativamente parecido, y aunque las oscilaciones promedian los 130.000 habilitados en cada uno, hay una diferencia importante entre el Municipio B (Centro, Cordón, Ciudad Vieja), en el que hay unos 96.000 habilitados para votar, y el Municipio A (Belvedere, La Teja, Cerro, Pajas Blancas), en el que los ciudadanos superan los 153.000.
Al cierre de esta edición, no había datos oficiales de la Corte Electoral respecto de los niveles de votación en Montevideo, ni de los posibles ganadores de las alcaldías. El organismo tiene previsto oficializar esas cifras recién en el correr de la tarde de hoy.

El País Digital

Enviado por Goy Fonseca

 

cambio heladera llena de votos por una ciudad sin exclusión, miseria, burocracia, voracidad fiscal, nepotismo, amiguismo, demagogia, elitismo cultural y un largo etcétera.

cambio heladera llena de votos por una ciudad sin exclusión, miseria, burocracia, voracidad fiscal, nepotismo, amiguismo, demagogia, elitismo cultural y un largo etcétera.

de Federico Leicht

Compartir este post

Comentar este post