Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Murales en palacio preincaico de la cultura Sicán

29 Marzo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Packed with treasure in the styles of two ancient orders, the 1,500-year-old tomb of the Moche Indian “king of bling” is like no other. Discovered in Peru at the base of an eroded mud-brick pyramid, the tomb gradually yielded its contents ...


El director del Museo Tumbas Reales de Sipán, Walter Alva, presentó a mediados de marzo de 2011 los nuevos murales de Úcupe, donde se observan a tres personajes que se suman a otros seis descubiertos hace 28 años, ataviados con suntuosos tocados de plumas y una especie de alas postizas que nos remiten a el Tumi de Oro así como a casi todas las imágenes que aparecen en el arte de la cultura Lambayeque.

Además se halló un escalón y una plataforma central que mira hacia la plaza. “En la cara frontal de esta plataforma fue plasmada la impresionante imagen de un majestuoso personaje flanqueado por dos estandartes que indica su más alta jerarquía, llevando en sus manos un vaso ceremonial”, destacó.

MURALES EN ÚCUPE

 

Posiblemente fueron gobernantes del reino Sicán o Lambayeque.
Foto: Enrique Cúneo (El Comercio).
 

 

 

 

Descubren murales en Palacio de Úcupe en Lambayeque

 

 

12-3-2011 -

Un equipo de investigadores del Museo Tumbas Reales de Sipán descubrió nuevos murales en el Palacio de Úcupe, un recinto sagrado de 1100 años de antigüedad, perteneciente a la cultura Lambayeque. Se trata de la representación de una serie de gobernantes de la época de apogeo de esta civilización norteña.

Los nuevos rostros, posiblemente pertenecientes al dios Naylamp, fundador de la cultura Lambayeque, se suman a otros nueve personajes que fueron descubiertos hace 29 años en el mismo paraje del valle de Zaña por Walter Alva y Susana Meneses.

En esa oportunidad no se pudo desenterrar completamente los murales del templo, debido a la escasez de recursos por lo que se decidió volver a taparlos, con la protección permanente de un guardián.

Walter Alva dijo que se trata de un importante hallazgo que representaría escenas sobre la mítica leyenda de Naylamp y revela detalles inéditos sobre la iconografía y el arte de los Lambayeque.

Por la exquisita policromía, el hallazgo es comparable a las pinturas de la Huaca de La Luna, perteneciente a la cultura Mochica, en La Libertad.

Las pinturas murales se encuentran en regular estado de conservación y pronto serán puestos a disposición del turismo nacional y mundial, además de la construcción de un museo de sitio en el la localidad de Lagunas Mocupe (al sur de Chiclayo) donde se descubrió la tumba del Señor de Úcupe.

 

Descubren murales en Úcupe

El hallazgo de misteriosos y coloridos murales en un palacio de la cultura Sicán fue difundido el 12 de marzo de 2011 por el diario El Comercio de Lima. Se trata de 9 figuras de personajes de alto rango lujosamente ataviados, acompañados de servidores, músicos y danzantes. El palacio había sido enterrado por sus propios moradores cuando decidieron abandonarlo unos 1100 años atrás.

Los arqueólogos Walter y Bruno Alva, responsables del gran descubrimiento, seguirán a cargo de las investigaciones y la puesta en valor del recinto arqueológico, ubicado en la desembocadura del río Zaña, región Lambayeque (costa norte del Perú). Asímismo, anunciaron la próxima construcción de un museo de sitio donde también se exhibirán los tesoros del Señor de Úcupe (cultura Mochica) hallados el año 2008.

.

.

 

Los personajes se parecen a Naylamp, fundador mítico del reino Sicán.





--------------------------------



 

 

 

Walter Alva contempla los nuevos hallazgos

 

Descubren murales en Palacio de Úcupe en Lambayeque


Notiviajeros.com

.

.
Un equipo de investigadores del Museo Tumbas Reales de Sipán descubrió nuevos murales en el Palacio de Úcupe, un recinto sagrado de 1100 años de antigüedad, perteneciente a la cultura Lambayeque. Se trata de la representación de una serie de gobernantes de la época de apogeo de esta civilización norteña.

Los nuevos rostros, posiblemente pertenecientes al dios Naylamp, fundador de la cultura Lambayeque, se suman a otros nueve personajes que fueron descubiertos hace 29 años en el mismo paraje del valle de Zaña por Walter Alva y Susana Meneses.

En esa oportunidad no se pudo desenterrar completamente los murales del templo, debido a la escasez de recursos por lo que se decidió volver a taparlos, con la protección permanente de un guardián.

Walter Alva dijo que se trata de un importante hallazgo que representaría escenas sobre la mítica leyenda de Naylamp y revela detalles inéditos sobre la iconografía y el arte de los Lambayeque.

Por la exquisita policromía, el hallazgo es comparable a las pinturas de la Huaca de La Luna, perteneciente a la cultura Mochica, en La Libertad.

Las pinturas murales se encuentran en regular estado de conservación y pronto serán puestos a disposición del turismo nacional y mundial, además de la construcción de un museo de sitio en el la localidad de Lagunas Mocupe (al sur de Chiclayo) donde se descubrió la tumba del Señor de Úcupe.

 

 

Descubren murales en Palacio de Úcupe en Lambayeque | El Comercio Perú

12 Mar 2011 ... Se trata de la representación de una serie de gobernantes de la época de apogeo de esta civilización norteña.elcomercio.pe/.../noticia-descubren-murales-palacio-ucupe-lambayeque

 
 
             

 
.

.
.

Descubren murales en Palacio de Úcupe pertenecientes a la Cultura Lambayeque

Tres nuevos personajes ataviados con tocados de plumas, en la que destaca un majestuoso individuo flanqueado por dos báculos o estandartes fueron hallados en los nuevos murales polícromos del Palacio de Úcupe, en el departamento de Lambayeque.

El hallazgo se produjo tras el reinicio de las labores mantenimiento y conservación del complejo arqueológico del mismo nombre, ubicado a 39 kilómetros de la ciudad de Chiclayo.

El director del Museo Tumbas Reales de Sipán, Walter Alva, presentó hoy a los medios de comunicación dicho hallazgo descubierto en los últimos tres meses.

En los nuevos murales de Úcupe se observan a tres personajes que se suman a otros seis descubiertos hace 28 años, ataviados con suntuosos tocados de plumas y una especie de alas postizas que nos remiten a la imagen plasmada en una de las joyas de la orfebrería Lambayeque: el Tumi de Oro así como a casi todas las imágenes que aparecen en el arte de la cultura Lambayeque.

Además se halló un escalón y una plataforma central que mira hacia la plaza. “En la cara frontal de esta plataforma fue plasmada la impresionante imagen de un majestuoso personaje flanqueado por dos estandartes que indica su más alta jerarquía, llevando en sus manos un vaso ceremonial”, destacó.

Dijo que al costado de la plataforma hay una rampa de acceso hacia el pórtico y hacia los lados dos escalones.

.

.

“   

 

Estos elementos arquitectónicos también están decorados con imágenes de escenas que representan un desfile de personajes de menor rango llevando ofrendas como tocados, conchas spondylus, plumas y otros incluyendo un guacamayo”, indicó.

Alva resaltó asimismo el mural de una escena erótica poco conservada. “Es única en su género en los murales del antiguo Perú”, dijo.

Además se descubrió últimamente en otra cara de la plataforma una escena donde aparecen diversos personajes en una escena festiva o cortesana.

“Un acróbata parado sobre uno de ellos lleva banderas, una mujer tocando maracas y otros llevan ofrendas o banderolas”, mencionó al agregar que antes no se conocían este tipo de representaciones en el arte mural de la cultura Lambayeque.

Alva refirió que sorprende el derroche de movimiento y actividad que no resulta muy usual en el arte de Lambayeque donde siempre se presentan imágenes hieráticas y rígidas.

“El nuevo descubrimiento completa el discurso iconográfico del Palacio de Ucupe, facilitando la interpretación de este conjunto de imágenes que enriquecerán el conocimiento de la cultura Lambayeque”, destacó.

Además informó que las escenas parecen revelar capítulos de los usos y costumbres de los gobernantes de la época que incluirían en la parte superior una suerte de “retratos oficiales” de los dignatarios.

El investigador señaló que este conjunto reaviva la hipótesis que podría tratarse de escenas vinculadas al mítico Naylamp, el legendario héroe que fundó la dinastía de reyes de la región Lambayeque.

La estructura cuando terminó su función por alguna razón que desconocemos fue cuidadosamente cubierta.

“En el antiguo Perú no solamente se sepultaban los cuerpos de sus gobernantes, sino también los templos o palacios. Eran lugares sagrados que había que protegerlos y preservarlos  para la eternidad”, agregó.

Puntualizó que se trata de alrededor de 40 metros cuadrados de muros decorados con nuevas imágenes.

Alva indicó que se han encontrado restos de columnas de algunas almenas que decoraban el muro en su parte superior con imágenes alados.

Recordó que hace 28 años Susana Meneses y su persona, descubrieron el primer mural de Úcupe representando seis personajes de frente y tres de perfil que desde entonces se convirtió en la imagen representativa de la cultura Lambayeque desarrollada en esta región entre los Siglos VIII a XII de nuestra era.

“Hace 28 años conocíamos un solo muro y ahora tenemos una mayor idea de lo que había más abajo. Lo importante que en esa época no dimos cuenta que se trataba del mural polícromo más importante de la cultura Lambayeque”, destacó.

En los actuales trabajos de conservación de esta área labora el arqueólogo residente, Bruno Alva, acompañado de un equipo de profesionales y diez obreros de la comunidad de Úcupe.

 

Inversión del Estado
Por su parte, el director de la Unidad Ejecutora Nº005 Naylamp-Lambayeque, Celso Sialer, informó que en este proyecto de mantenimiento y exploración se han invertido 145 mil nuevos soles, en los que se incluye 30 mil nuevos soles destinado a trabajos de prevención en el sitio.

Mencionó que Lambayeque cuenta con expertos conservadores para realizar el trabajo de puesta en valor de los murales, sin embargo, se requiere de una partida especial para dicha tarea.

 

El Hallazgo

En pleno apogeo de una antigua civilización, hace 1.100 años y a dos kilómetros y medio de la desembocadura del río Zaña en el Océano Pacífico, se desarrolló una majestuosa ceremonia. Esta vez el ritual fúnebre no era para sepultar a un dignatario con sus ofrendas y concubinas, sino para enterrar un pequeño palacio sagrado, en el que los mejores artesanos del reino plasmaron varios rostros míticos, personajes semidivinos y escenas iconográficas en muros polícromos que abarcarían más de 40 metros cuadrados.

Los gobernantes de la época decidieron ocultar definitivamente un recinto que por varias décadas sirvió para rendir culto a Naylamp, personaje que, según la leyenda, habría poblado esta zona del Perú. Cubrir los recintos para que no sean utilizados por otros gobernantes era una tradición en la cultura Lambayeque.

Este era una especie de semidiós, cuyas expresiones, vestimentas, súbditos y ceremonias quedaron grabados con genialidad en muros multicolores de un recinto que hoy es develado en su integridad para conocer un poco más el real significado de la cultura Lambayeque.

Por tratarse de una estructura sagrada, los antiguos lambayeques creyeron que esta no debía ser reutilizada por otra gente, por lo que decidieron sepultarla y dejarla como un montículo de apariencia natural. Así permaneció varios siglos hasta que en 1983, en esta zona denominada Úcupe y ubicada en el distrito de Lagunas Mocupe, los arqueólogos y esposos Walter Alva y Susana Meneses descubrieron uno de los murales, pero fue guardado ante la falta de recursos económicos para desenterrarlo y conservarlo.

Casi 30 años después, Bruno Alva Meneses –quien tenía 1 año cuando sus padres descubrieron los primeros murales– y un equipo de investigadores del museo Tumbas Reales de Sipán hallaron nuevas pinturas murales y el resto de la estructura del palacio.

Con este trabajo que ha tomado tres meses, este complejo se convierte en el nuevo atractivo turístico de la región por la gran variedad de colores que posee y las míticas escenas que adornan la parte baja del valle de Zaña, en el paraje conocido como San Miguel, que perteneció a la antigua Cooperativa Agraria de Úcupe.

 

MÁS INVESTIGACIONES
El hallazgo que debió ser ocultado en 1983 fue impactante: se encontraron nueve personajes, de los cuales seis son principales y tres secundarios. Todos ellos representan retratos de importantes gobernantes ricamente ataviados con vistosos tocados, coloridos atuendos, brazaletes y distintivos reales.

Sin embargo, el trabajo reciente no solo permite conocer nuevos personajes, sino una rampa lateral decorada con escenas de súbditos llevando ofrendas, una especie de portada en la que un personaje de alta jerarquía con dos estandartes parece ofrecer una bienvenida, un muro lateral con escenas inéditas, además de otras pinturas en la parte inferior del muro donde hace 28 años se encontraron los primeros personajes.

Walter Alva, director del museo Tumbas Reales de Sipán, maneja varias hipótesis como la narrada al inicio del texto. Otra de ellas es que en los murales se representó a los gobernantes de la época, que ordenaron plasmar sus imágenes para demostrar su poder y hacer sentir su divinidad. Para esto se vestían con trajes llenos de diseños, dentro de una gran escena que evocaba momentos religiosos.

NUEVOS SIGNIFICADOS
Un hecho que llenó de expectativa a los investigadores es que, en los últimos días, desentrañaron otro paño mural en el que se aprecia a diversos personajes en una escena aparentemente festiva. En ella hay un acróbata parado sobre los hombros de otra persona que lleva en sus manos banderas, mientras una mujer toca maracas y otros cargan ofrendas. Según Alva, lo que quedó grabado en Úcupe es similar a las más finas cortes de Europa.

Alva considera que es sorprendente el movimiento y actividad en las escenas, lo cual no resulta muy usual en el arte de Lambayeque.

También se descubrieron imágenes como las del segundo nivel del muro principal. En él hay una secuencia de súbditos que desfilan llevando ofrendas, entre ellas un guacamayo con espectacular plumaje, un spondylus, plumas multicolores y objetos sagrados como vasos y tumis que luego fueron entregados al gobernante.

 

 

 

.

.

 

 

 

 

.

.

 

Hallazgo del Señor de Úcupe fue el más importante del 2009
REVISTA “ARCHAEOLOGY” SE RINDE ANTE SU MAJESTUOSIDAD
Medio extranjero destaca que servirá para ampliar estudio sobre los mochicas. El Comercio(Fuente) fue el primero que dio a conocer la noticia en el 2008.



Las primeras exploraciones de este proyecto arqueológico se iniciaron en el 2004, con el apoyo de la National Science Foundation E. U., la Universidad de Texas en Austin y el Museo Tumbas Reales de Sipán.

 

El arqueólogo canadiense Steve Bourget trabajó varios años en silencio para evitar atraer a los saqueadores: él, como buen estudioso de la cultura mochica, sabía que bajo la tierra, en el distrito de Lagunas (Chiclayo), había algún vestigio de aquel pueblo.

Los primeros días de julio del 2008, en el sector noreste de la huaca donde se realizaban trabajos de excavación, se encontraron los restos óseos de un gobernante perteneciente a la élite, quien había vivido en la misma época que el Señor de Sipán, hace unos 1.700 años. En la tumba se hallaron, además, valiosas piezas de oro y ornamentos de diversos materiales.

El trabajo silencioso de los arqueólogos se acabó y las imágenes del Señor de Úcupe dieron la vuelta al mundo. Tanto así que, en la última edición de la prestigiosa revista especializada “Archaeology”, se considera al de Úcupe como el hallazgo más importante del 2009 (los restos se encontraron en el 2008, pero la revista publicó un reportaje recién el año pasado).

El descubrimiento del Señor de Úcupe —equivalente al del Señor de Sipán en la década de los ochenta— tuvo una significativa importancia porque permitió ampliar el campo de estudio del alcance de la cultura mochica y la distribución geográfica de sus gobernantes.

La publicación comenta, además, que ante el hallazgo se generó una pregunta: “¿Fue el mundo mochica una colección de pequeños estados-nación, uno en cada valle, o había una autoridad central?”, se lee en el artículo.

La revista destaca, por cierto, que parte del éxito de los investigadores radica en que los propios pobladores de Úcupe han sido quienes protegieron los restos del acoso de los profanadores de tumbas. Esta misma iniciativa fue destacada en octubre del 2009 por un periodista de “The New York Times”, quien escribió un artículo titulado “Para atrapar a un saqueador”.

Actualmente, los restos hallados en el ahora célebre distrito de Lagunas son examinados por los especialistas. Úcupe tiene aún mucho que revelar sobre el pasado histórico del norte del país.

 

 

LA CIFRA
15% AVANCES EN LA CONSERVACIÓN
El conservador de estructuras prehispánicas arquitectónicas José Delgado Castro dijo que se ha avanzado ese porcentaje del total del palacio. Ya se ha instalado un cobertor y se ha aislado la estructura para evitar malas condiciones del clima.

 

Andina,  El Comercio, Wilfredo Zandoval

-

 Lord of Ucupe Moche Indian’s Tomb

.

.

The tomb of the “Lord of Ucupe,” a Moche lord who died in what is now nothern Peru in @ 500 A.D. (photos: Steve Borget)

“King of Bling” Tomb Sheds Light on Ancient Peru

National Geographic News

April 10, 2009

Packed with treasure in the styles of two ancient orders, the 1,500-year-old tomb of the Moche Indian “king of bling” is like no other, according to archaeologist Steve Bourget.

Discovered in Peru at the base of an eroded mud-brick pyramid, the tomb gradually yielded its contents last summer.

Among the finds: 19 golden headdresses, various pieces of jewelry, and two funerary masks, as well as skeletons of two other men and a pregnant woman.

 The tomb’s mysterious contents and location—far from known Moche capitals—could shed new light on this little-known culture of Peru’s arid northern coast, said Bourget, of the University of Texas at Austin.

.

.

Map of the Moche Kingdom

.

.

Map of the Moche, or Mochica, civilization (in yellow); the Lord of Ucupe was discovered in the Zaña Valley, not far from the spectacular discoveries of Moche lords at Sipán 

Thriving between A.D. 100 and 800, the highly agricultural Moche Indians are known in large part by their stepped pyramids, jewelry-filled tombs, and exquisite pottery and art.

Lord of Ucupe

Located some 475 miles (750 kilometers) north of Lima, the newfound tomb was found at the base of Huaca el Pueblo, a mud-brick, stepped pyramid that has eroded into a high, round mound.

The Lord of Ucupe—as locals have come to call the entombed Moche leader—was in his early thirties when he died, Bourget said.

For entombment, the lord was dressed in full regalia—and then some.

His body was covered with a tunic and train of tiny gilded copper plates, and his face was covered with two funerary masks—a first, according to Bourget. A necklace of four-inch (ten-centimeter), disk-shaped silver rattles encircled his neck.

On his head was a gilded crown. Six more crowns and ten V-shaped headdresses called diadems were arrayed on top of his body. Still another diadem was folded in half and placed atop six metal war clubs to serve as a mat for his lifeless body.

Lord of Ucupe’s copper and gold ornaments

Some of the Lord of Ucupe’s copper and gold burial ornaments

The Lord of Ucupe was then wrapped in a large bundle made of reed and textile, along with artifacts suggestive of political status, said Bourget, who co-led the team that found the tomb with Bruno Alva of the Museum Tumbas Reales de Sipán.

Atop it all was placed a final diadem, the first treasure found by the archaeologists as they brushed away the layers of dirt—probably from a cave-in, Bourget said—filling the originally hollow tomb.

Sandwiched

The lord was entombed atop another man. At the second man’s side was yet another man, who himself was atop a pregnant woman.

“We don’t know the relationships between the leader and the other males,” Bourget said. And “this woman may have been a concubine or a wife. She may have died [of natural causes] while pregnant.”

There were no marks on the bones indicating that the people had been sacrificed, he said, adding that textile fragments from around the bodies were radiocarbon dated to A.D. 340 to 540.

King of Bling

In life, the Lord of Ucupe would probably not have ventured out of his elevated palace unless arrayed much as he was in death, Bourget believes.

Nearly everything the lord wore—tunic, headdress, ear spools, nose mask—would have been made of gilded copper, he said.

“This guy would have shined in the sunlight”—to dazzle and distract, Bourget said.

“This is the king of bling, literally.”

Moche Funeary mask of the Lord of Ucupe

 

 

 

Moche Funeary mask of the Lord of Ucupe

Even his jingling necklace and handheld metal rattles served to inspire awe, Bourget said. Because of metal’s scarcity, “no commoner could ever make this noise.”

A First

The styles and funeral arrangements found at Huaca el Pueblo are similar to those at the famed Moche site of Sipán, some 25 miles (40 kilometers) away.

But archaeologists have never before unearthed anything like the Lord of Ucupe, Bourget said.

“This find is particularly important, because it is the first time we have found an individual outside of Sipán that is the same type as some of the leaders found in Sipán,” he said.

But even in storied Sipán, he said, it’s unheard of to find so many precious funerary ornaments in a single Moche tomb.

What’s more, the artifacts are a jumble of both the more florid early Moche style and the stylistically simpler middle Moche designs.

Bourget suspects the inclusion of both styles was a political act, perhaps designed to help legitimize the new order by linking it with the old.

Theories Debunked?

Similarities between the Lord of Ucupe’s tomb and Sipán sites may challenge a widely held theory that northern Moche settlements were highly independent.

“I don’t think the idea that they were organized into city-states will fly anymore,” Bourget said.

Jeffrey Quilter, deputy director of the Peabody Museum of Archaeology and Ethnology at Harvard University, wouldn’t go quite that far.

Still, Quilter said, “Finding what appears to be a local lord who was part of a larger cultural system but may have been relatively independent—or maybe not—will … be a great contribution to understanding the past.”

Charles Stanish, director of the Cotsen Institute of Archaeology at the University of California, Los Angeles, largely agrees with Bourget.

Referring to medieval European kingdoms, Stanish said “the Moche could have been similarly organized, with semi-autonomous [settlements] being linked by ideology, artifacts, and ways of acting.”

 

 

                

 

http://ferleguidoor.files.wordpress.com/2008/09/the-lord-of-ucupe.jpg?w=450


Escribió Malcolm Allison

Compartir este post

Comentar este post