Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Murió el hijo de puta y genocida Jorge Rafael Videla

18 Mayo 2013 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

arg videla juicio

Jorge Rafael Videla encabezó la junta militar que se alzó con el poder luego del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, y abrió la etapa más negra de la historia Argentina. Puso en marcha un plan sistemático genocida con secuestros, saqueos y desaparición de personas, y una política económica neoliberal que fue el puntapié de inicio de uno de los procesos de vaciamiento y entrega del país a los capitales financieros más duros para la sociedad argentina.

Fue condenado por delitos de lesa humanidad y murió esta mañana a los 87 años, purgando una parte de sus crímenes -de los que nunca se arrepintió- en el penal de Marcos Paz. La lucha de los organismos de derechos humanos que reclaman memoria, verdad y justicia por los 30 mil desaparecidos y los nietos que aún no fueron recuperados, sigue de pie.

Videla falleció por la mañana “de muerte natural” en el módulo 4 del Complejo Penitenciario Federal 2, de la ciudad de Marcos Paz, donde se encontraba cumpliendo condena a prisión perpetua por la comisión de delitos de lesa humanidad.

El parte médico indicó que “se lo encontró en su celda sin pulso ni reacción pupilar, por lo que se le realiza un ECG (electrocardiograma) constatándose su óbito, siendo las 08.25 hs del día de la fecha”. Tras constatarse la muerte, “de conformidad con los trámites de rigor, se cursó comunicación del deceso al Juzgado Federal N 3, Secretaría N 10, de Morón”.

El juez federal 3 de Morón, Juan Pablo Salas, dispuso que esta tarde se practique la autopsia al represor en la Morgue Judicial del Cuerpo Médico Forense de la Capital Federal, ubicada en Viamonte y Junín. La causa recayó en Salas porque es el que tiene jurisdicción federal en la cárcel donde estaba detenido Videla.

El dictador nació el 2 de agosto de 1925 en la ciudad bonaerense de Mercedes. Fue Jefe del Ejército Argentino desde 1975 y designado presidente del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional que derrocó al gobierno de María Estela Martínez de Perón. Ocupó la presidencia hasta 1981.

Tras la recuperación de la democracia en 1983 fue juzgado y condenado a prisión perpetua y destitución del grado militar por numerosos crímenes de lesa humanidad cometidos durante su gobierno. El 22 de diciembre de 2010 fue condenado a prisión perpetua en cárcel común. El 5 de julio de 2012, fue condenado a 50 años en prisión por encontrársele responsable penalmente por el secuestro sistemático de bebés y niños durante la última dictadura cívico-militar en Argentina.

El 24 de marzo de 2004 el entonces presidente Néstor Kirchner ordenó arg cuadro_de_videla_48614que los cuadros de los dictadores Jorge Rafael Videla y Reynaldo Bignone, que estaban colgados en una de las galerías del Colegio Militar de El Palomar, fueran retirados de allí. Kirchner destacó que que ese acto marcaba “definitivamente un claro posicionamiento” del país, de las Fuerzas Armadas, del Ejército y de él mismo, en su carácter de presidente y de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, “de terminar con esa etapa lamentable” y de que esté “consolidado el sistema de vida democrático y desterrado el terrorismo de Estado”.

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda, reafirmó la voluntad del gobierno nacional de “nunca celebrar la muerte de nadie”. En tanto, el jefe de Gabinete, Juan Manual Abal Medina, destacó que el dictador Jorge Rafael Videla murió “preso en una cárcel común” y “repudiado por todo el pueblo argentino”.

El cantante Víctor Heredia califificó de esa manera a la noticia de la muerte del dictador Jorge Rafael Videla. “La muerte se ha llevado a un socio dilecto”, añadió. Para Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, “la historia sigue con la búsqueda de la verdad y la justicia; y como en el cajón no se llevan los archivos (de la dictadura), pedimos cuanto antes una decisión política para saber esa verdad que reclamamos”.

La prensa internacional

La prensa internacional dio cuenta de la muerte del “cruel dictador” e “ideólogo del terror” que “nunca mostró arrepentimiento” por los crímenes cometidos durante el último gobierno militar argentino, según destacaron algunos titulares.arg desaparecidos

El diario El País, de Madrid, ciudad que acogió a miles de argentinos que se exiliaron durante el denominado Proceso de Reorganización Nacional, consignó que “bajo el régimen que lideró de 1976 a 1981 desaparecieron 30.000 personas”, recordó que “fue condenado en 2010 a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad” y lo presentó como “el dictador más cruel de la historia argentina”.

Le Monde, de París, señaló que Videla “había sido condenado a prisión por la sangrienta represión durante su presidencia”, y mencionó que fue un “ferviente católico”.

Folha de San Pablo y la BBC coincidieron en acompañar las crónicas con una foto en la que Videla entrega la Copa del Mundo de 1978: “Nunca mostró arrepentimiento por los crímenes de los que se lo acusaba y por los que fue condenado”. “Fue uno de los hombres más controvertidos y odiados de Argentina”, subrayó el medio británico. Folha, por su parte, dijo que “Videla fue el responsable de comandar el aparato de represión que mató a más de 30.000 personas”.

El Corriere della Sera, de Roma, indicó que el ex hombre fuerte de la dictadura “guió al país entre 1976 y 1981. Bajo su presidencia, la represión fue terrible”, mientras que La Repubblica, también de Italia, recordó que había confesado que hubo “entre siete mil y ocho mil muertos” durante la represión.

En Chile, El Mercurio escribió un perfil de su figura y recordó la “sangrienta dictadura que según estimaciones de organismos de derechos humanos dejó un saldo de 30.000 desaparecidos”. “Dos años después de asumir el poder, se produjo el conflicto limítrofe con Chile, el que estuvo a punto de convertirse en una guerra entre ambos países”, destacó el matutino trasandino.

El País, de Uruguay, enfatizó que “tras la recuperación de la democracia en 1983, fue juzgado y condenado a prisión perpetua y destitución del grado militar por numerosos crímenes de lesa humanidad cometidos durante su gobierno”.

El diario Reforma, de México, país que también recibió a miles de argentinos exiliados, hizo hincapié en que “Videla gobernó de 1976 a 1981, los peores años de la última dictadura militar”, mientras que el estadounidense Wall Street Journal subrayó que “lideró una junta militar que mató a miles de sus conciudadanos en una guerra sucia para eliminar ‘subversivos”.

Las últimas confesiones del dictador

arg videla1En febrero del año pasado, la revista española Cambio16 publicó un reportaje a Jorge Rafael Videla hecho por el sociólogo Ricardo Angoso. En una nota posterior, el periodista Horacio Verbitsky destacó el “enorme valor histórico” de esa entrevista en la que el dictador reivindicó el accionar de las Fuerzas Armadas, habló del apoyo al golpe de algunos partidos políticos y la Iglesia Católica, y consideró que los indultos de Carlos Menem corrigieron el “error” de condenar la represión de Estado.

- Las Fuerzas Armadas ofrecieron cuatro cursos de acción y el gobierno justicialista eligió el más drástico y rápido. El presidente interino Italo Luder les dio “licencia para matar”.

- Con tan amplios poderes “casi no hubiera sido necesario dar el golpe de Estado”, que se debió a “otras razones”. Así alude al “peor crimen de la dictadura, la miseria planificada de millones”, como escribió Walsh.

- El líder de la oposición, Ricardo Balbín, le preguntó si estaban “dispuestos a dar el golpe”. Videla lo interpreta como otra licencia. “Los radicales apoyaban el golpe, estaban con nosotros”. “Los empresarios también colaboraron”, por medio del ministro de Economía Martínez de la Hoz.

- “Mi relación con la Iglesia Católica fue excelente, muy cordial, sincera y abierta”, porque “fue prudente”, no le creó problemas ni siguió la “tendencia izquierdista y tercermundista” de “otras iglesias del continente

”. Condenaba “algunos excesos”, pero “sin romper relaciones”. Con el presidente de la Conferencia Episcopal, Cardenal Raúl Primatesta, hasta “llegamos a ser amigos”. Sobre el conflicto interno, que Videla llama guerra, “también tuvimos grandes coincidencias”.

- Además “teníamos a los capellanes castrenses asistiéndonos y nunca se rompió esta relación de colaboración y amistad”.

Con el poder económico, beneficiando a la dueña de Clarín

Con el poder económico, beneficiando a la dueña de Clarín

- Por primera vez, Videla admitió el método del secuestro de personas y su posterior asesinato. El vocablo desaparecido, que usaron por comodidad, para no dar explicaciones, fue “encubridor de otras realidades”. Dijo que los asesinados así habían sido 7.000, el mismo número que reconoció Díaz Bessone. Añadió que “sabemos quiénes murieron y en qué circunstancias”.

- Consideró “correcto” el enfoque de los tres niveles de responsabilidad de Alfonsín, quien “se ciñó al derecho”, actuó “con decoro” y en “forma prudente”. Además dictó las leyes de punto final y obediencia debida. “Aunque cometió errores, la Justicia funcionaba”.

- Menem enmendó esos errores y “cumplió a través de los indultos”. – El peor momento para los militares ocurre “con la llegada de los Kirchner al gobierno. Ha habido una asimetría total en el tratamiento a las dos partes enfrentadas en el conflicto”. – Hoy “la República está desaparecida”, porque no hay justicia sino venganza.

 ¿Bendecido por la Iglesia?

¿Bendecido por la Iglesia?

- Las Fuerzas Armadas ofrecieron cuatro cursos de acción y el gobierno justicialista eligió el más drástico y rápido. El presidente interino Italo Luder les dio “licencia para matar”.

- Con tan amplios poderes “casi no hubiera sido necesario dar el golpe de Estado”, que se debió a “otras razones”. Así alude al “peor crimen de la dictadura, la miseria planificada de millones”, como escribió Walsh.

- El líder de la oposición, Ricardo Balbín, le preguntó si estaban “dispuestos a dar el golpe”. Videla lo interpreta como otra licencia. “Los radicales apoyaban el golpe, estaban con nosotros”.

“Los empresarios también colaboraron”, por medio del ministro de Economía Martínez de la Hoz.

- “Mi relación con la Iglesia Católica fue excelente, muy cordial, sincera y abierta”, porque “fue prudente”, no le creó problemas ni siguió la “tendencia izquierdista y tercermundista” de “otras iglesias del continente”. Condenaba “algunos excesos”, pero “sin romper relaciones”. Con el presidente de la Conferencia Episcopal, Cardenal Raúl Primatesta, hasta “llegamos a ser amigos”. Sobre el conflicto interno, que Videla llama guerra, “también tuvimos grandes coincidencias”.

- Además “teníamos a los capellanes castrenses asistiéndonos y nunca se rompió esta relación de colaboración y amistad”.

- Por primera vez, Videla admitió el método del secuestro de personas y su posterior asesinato. El vocablo desaparecido, que usaron por comodidad, para no dar explicaciones, fue “encubridor de otras realidades”. Dijo que los asesinados así habían sido 7.000, el mismo número que reconoció Díaz Bessone. Añadió que “sabemos quiénes murieron y en qué circunstancias”.

- Consideró “correcto” el enfoque de los tres niveles de responsabilidad de Alfonsín, quien “se ciñó al derecho”, actuó “con decoro” y en “forma prudente”. Además dictó las leyes de punto final y obediencia debida. “Aunque cometió errores, la Justicia funcionaba”.

- Menem enmendó esos errores y “cumplió a través de los indultos”.

- El peor momento para los militares ocurre “con la llegada de los Kirchner al gobierno. Ha habido una asimetría total en el tratamiento a las dos partes enfrentadas en el conflicto”.

- Hoy “la República está desaparecida”, porque no hay justicia sino venganza.

Compartir este post

Comentar este post