Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

No hablen ahora y además, callen para siempre

18 Septiembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

  
Jueves, 16 de Septiembre de 2010 01:50
scioliK12“habiendo otras democracias a disposición del público, el Gobierno Nacional y los Gobiernos Provinciales y Municipales no se hacen cargo por el uso de esta”
(aforismo implicado)



El "relato K" ofrece, diariamente, nuevos y sorprendentes capítulos. Se sabe que Néstor Kirchner y Cristina Fernández acostumbran "comentar" temas de la realidad como si no llevaran siete años en el poder, pero el discurso de hoy del ex Presidente merece un lugar en un hipotético podio, sobre todo porque no sólo volvió a desvincular a las gestiones K de cualquier responsabilidad en el tema inseguridad, sino que casi ridiculizó públicamente al gobernador Daniel Scioli (ex vice de Kirchner, además), al "sugerirle" que "no tenga miedo y diga quién le tiene las manos atadas". Hasta ahí su discurso era el habitual, escuchado hasta el cansancio, seguramente Scioli no esperó la frase que seguía: "no tenga miedo gobernador Scioli, porque usted nunca lo tuvo. Diga quién le ata las manos, porque hay que hablar con nombre y apellido, hay que solucionar el problema de la justicia, porque todavía nuestra justicia, no toda, porque generalizar es malo, no sólo retarda, sino que en el propio retardo de investigaciones generan acciones que permiten que escondiéndose en un falso garantismo, los delincuentes entren por una puerta y salgan por la otra". El aplauso que siguió a la frase, y la mueca de Scioli que quedó entre sonrisa y sorpresa, quedarán en el anecdotario K.
Diario Perfil - 09/09/10


(APe).- Sin violar el secreto profesional, y con expresa autorización de un paciente, que de todos modos me pidió que de ninguna manera revelara su filiación puedo anticipar un importante proyecto cinematográfico de los productores del éxito mundial “Liberen a Willy”. Se tratará de un film de corte documental/policial/romántico/histórico, un poco conservando el espíritu de El Secreto de sus Ojos, pero en el cual no necesariamente actuará Ricardo Darín. El proyecto de marras es filmar una película titulada “Liberen a Cioli” con un subtitulo atrapante: “el secreto de sus manos”. Insisto que sin violar a nada ni a nadie, puedo adelantar, con timidez y rubor republicano, que el argumento gira en torno a un funcionario encerrado en un oceanario provincial. El núcleo del desgarrador conflicto es que el funcionario de marras había hecho amarras con el antiguo administrador/propietario del oceanario, llamado entre otros apelativos, “el turco de anillaco”, que también supo ser conocido como “la máquina de privatizar”. Este revolucionario contrariado (el turco, claro está) estuvo tan contrariado desde que fue electo que rápidamente se puso erecto con varias pastillas del viagra liberal. Tuvo varios turquitos políticos, entre ellos aquel cuyas desventuras harán las delicias de los espectadores de la película de marras. Encerrado actualmente en el oceanario provincial, no podemos olvidar para entender bien la película que llegó de la mano no atada del que fuera el creador de ese unicornio azul nacido de la mezcla de capitalismo serio y derechos humanos. Pingüinos lo alabaron y lo colocaron en un viaje fulminante desde los malditos 90 hasta las playas bravías que todavía tenían como guardavidas al héroe del puente avellaneda, como lo ha bautizado una chozna del general Roca. Tanto es así, que cuando es designado como candidato a vicepresidente, algunos lo llaman colectivo 168, porque es el ex 90. De todos modos, el actual habitante del oceanario provincial no pudo evitar ser retado en público, aunque en realidad fue en privado, porque ocurrió en el Senado de la Nación, que como todos sabemos, de público no tiene nada, por la entonces senadora Cristina Kirchner, mucho antes de ser de Kirchner, y muchos mas antes de ser Fernandez de Kirchner y muchos mas antes aún de ser Cristina. Reto que lejos de apabullarlo, templó su espíritu y le mostró que mejor pingüino en mano, que los 90 se habían ido volando, además de que se fueron volando la ciudad de Río Tercero, y que vice que calla sirve para una gobernación. Por lo tanto “Liberen a Cioli” tendrá, a mi entender, un éxito de taquilla digna de su predecesora. Sin embargo, algo para decir tengo más allá de ir reservando mis entradas. La pregunta del Presidente del Partido Justicialista, en realidad, no tiene una respuesta: no tiene ninguna. Porque no se trata de no tener miedo, como decía el suicida, sino de darse cuenta que nadie le ata las manos. “Nemo mihi nomen est”, responde el astuto Ulises al gigante Polifemo1. La pregunta correcta para entender por qué están atadas las manos, las ideas, las piernas del habitante del oceanario provincial, no es “quién” sino “qué”. O sea: no es la pregunta por el sujeto sino la pregunta por la cosa. Y la cosa, que por cierto es una bruta cosa, podríamos definirla como la más brutal asociación ilícita que opera en tiempos de democracia. Es el Monopolio de todos los Monopolios. Porque no es ya el monopolio de la fuerza pública, que por algo se empieza, sino el monopolio de los negocios privados, o mejor dicho, clandestinos. Sabemos que en una sociedad injusta hay dos variables de ajuste: el azar y el delito. Pues bien: el modelo que suma capitalismo serio más derechos humanos suma los dos. La mejor maldita policía, como reconoció un alto oficial de la bonaerense, más el mariscal de los casinos, nuestro Cristóbal, el López creador de la diversidad cultural del escolaso y la timba. Entonces, sin saber si hay vida después de la muerte, y tratando de establecer si hay vida antes de la muerte, la potente decisión política de aplastar a todas las bestias genocidas, y muy especialmente, a los copartícipes civiles, empresarios, intelectuales, etc, choca contra esta afrenta continua a los derechos humanos que son el hambre, la falta de educación de vivienda, y por añadidura no despreciable, asistir a que la vida no valga nada. Matan los que ya están muertos, y seguirán matando hasta morir del todo. Ese pacto atroz con la muerte en vida lleva décadas creciendo y creciendo. Yo creo que es capaz, ese pacto perverso y siniestro, de atar no solamente las manos, sino de amordazar la boca y de convertir a todo el cuerpo y toda la mente en un matambre arrollado. No se trata de “no tener miedo”. El miedo no es sonso, y por suerte podemos tenerlo sin tener que salir corriendo. Enseñanza de Rocky Balboa, que si sabía desatar las manos. Hay tantas vidas en juego, tantos adolescentes que se están jugando la vida, mientras escuchan la lavandina mental de las declaraciones de Macri y Michetti, que convertir en una escena de sainete lo que debería ser un debate nacional sobre como se puede cuidar la vida, me exige pensar, mientras espero la película, que mejor no hablen ahora y que por favor, callen para siempre.


1  “Mi nombre es Nadie”. Luego se popularizó y dio sustento a la impunidad. “Nadie fue”

 

Tomado de Agencia de Noticias de Niñez y Juventud Pelota de Trapo (APE)

 

Compartir este post

Comentar este post