Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Noticias de Argentina, Uruguay, Brasil, Chile...

19 Septiembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Comenzaron los juicios contra los terroristas militares argentinos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la foto, Jorge Rafael Videla en el banquillo.

 

ARGENTINA

La testigo Lidia Vieyra declaró hoy en el juicio que se sigue contra una veintena de militares por los crímenes cometidos en la ESMA, entre quienes se cuenta el ex capitán Adolfo Miguel Donda, tío y apropiador de Victoria y su hermana. La actual diputada de Proyecto Sur Victoria Donda lloró al escuchar de boca de una sobreviviente de la ESMA, a quien llama "tía", detalles de su nacimiento en cautiverio cuando su madre, hoy desaparecida, dio a luz en ese campo de concentración de la Armada.

La testigo Lidia Vieyra declaró hoy en el juicio que se sigue contra una veintena de militares por los crímenes cometidos en la ESMA, entre quienes se cuenta el ex capitán Adolfo Miguel Donda, tío y apropiador de Victoria y su hermana.

El hermano de Donda, José, al igual que su cuñada, Maria Hilda Pérez, que militaban en la organización Montoneros, fueron secuestrados y están desaparecidos luego de sendos "traslados".

Vieyra es pariente de la mujer del represor Emilio Eduardo Massera, con quien comparte el mismo apellido.

Sobre ese vínculo fue interrogada desde el mismo momento en que pisó la ESMA, tras su secuestro, el 11 de marzo de 1977, por una patota encabezada por el ex oficial del Ejército Julio Coronel, alias "Maco", otro de los acusados en el juicio.

También identificó a Alberto González, un ex integrante de la Policía Federal a quien llamaban "Federico" por su pertenencia a esa fuerza, y que actuaba en el Grupo de Tareas GT.3.3.2.

"¿Así que vos sos sobrina de Massera?", fue lo primero que le preguntaron y que hoy recordó con lujo de detalles al declarar en el juicio que lleva adelante el Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5) ya que, según sostuvo, "estuve treinta y tres años, seis meses y cuatro días esperando para verles la cara y hoy no están aquí".

Respecto de Massera aseguró haberlo visto en la ESMA con su uniforme de gala blanco en la navidad de 1977, y de haber mantenido un conversación con la dirigente montonera Norma Arrostito, con quien varios testigos dijeron haber compartido cautiverio, pese a que públicamente se la daba por muerta en un enfrentamiento ocurrido en 1973.

Según supo tiempo después la testigo, su caso llegó a oídos del ex integrante de la Junta militar, quien de manera categórica deslizó "que le hicieran lo que le hacen a todos".

Durante su permanencia en el sector que se conocía como Capucha, Vieyra compartió el cautiverio con Hilda Pérez de Donda, quien se encontraba embarazada y que "estando a punto de parir la hacían orinar en un balde, con los grilletes puestos".

"En esas circunstancias -relató- me pide que la ayude en el nacimiento de su hija", parto que fue atendido en lo que varios sobrevivientes denominan como "la maternidad de la ESMA", por el médico naval José Luis Magnacco, acusado por violaciones a los derechos humanos, entre ellas el robo de bebés.

Ante una consulta en ese sentido formulada por la Fiscalía, la testigo recordó que su padre era médico civil del hospital naval y Magnacco era su jefe y por esa razón lo había conocido.

Pese a que no puede recordar la fecha precisa del alumbramiento, Vieyra relató que tras el nacimiento de la niña a quien su madre llamó Victoria, que pesó tres kilos y medio "y era muy chillona", Hilda Pérez y ella se preocuparon por el destino de la criatura y si habría una manera de identificarla luego, en el caso que madre e hija fueran separadas.

Ante la mirada emocionada de Victoria Donda, que quebró en llanto, la mujer reiteró, como en anteriores declaraciones, que le hicieron un pequeño orificio en la oreja, le pasaron "un hilo azul y después vino (el fallecido prefecto Héctor) Febres y se la llevó".

Vieyra e Hilda se juramentaron reunirse todos los 31 de diciembre debajo de un puente para no abandonar la búsqueda de Victoria y hasta apostaban quién de las dos la hallaba primero, pero la madre de la niña fue trasladada en uno de los llamados vuelos de la muerte, decisión de la que también formó parte su cuñado, que había sido testigo de casamiento.

La testigo reconoció a otro de los acusados, Ricardo Miguel Cavallo, como uno de los oficiales "operativos" de la ESMA, a quien señaló como "este señor que está ahí sentadito, lo más campante escribiendo con su computadora y es un asesino".

Publicado por Casapueblos 


URUGUAY

Una fuerte polémica ha causado en el gobierno del Frente Amplio el recibimiento con todos los honores que tanto el vicepresidente Danilo Astori como el presidente Jose Mujica hicieron a las Damas de Blanco y su séquito de terroristas. El Partido Comunista (coparticipe del gobierno) mostró su enojo y se desataron las declaraciones.

El Partido Comunista del Uruguay (PCU) consideró "inaceptable" que el gobierno uruguayo reciba al grupo de "autodenominados disidentes cubanos" y denunció un "operativo político-mediático de sectores de la derecha uruguaya" que a su juicio "patrocinaron" la llegada de la citada delegación.

"Desde un punto de vista moral, ético y político, es inaceptable que nuestro gobierno reciba a estos personajes, que con sus acciones terroristas han costado la vida a 3.470 cubanos y generado la parálisis definitiva a otros 2.099, que invadió militarmente, que impulsa sanciones económicas crueles e inhumanas que afectan gravemente el bienestar de toda la población desde el 6 de julio de 1960, y que libra una guerra política, diplomática y mediática sin descanso contra Cuba y su opción por el socialismo", afirmó el PCU en el comunicado. El presidente de la República, José Mujica, recibió el pasado martes 7 a una delegación de doce cubanos disidentes del gobierno de Raúl Castro. El encuentro se prolongó por poco más de media hora y se realizó en la Torre Ejecutiva. No estaba previsto en la agenda, pero Mujica decidió a último momento recibirlos y los citó a la Torre Ejecutiva. Ese día, los disidentes cubanos se entrevistaron con el canciller Luis Almagro y luego con los líderes de la oposición. Mujica "fue muy amable en recibirnos, escuchó lo que le dijimos, fue muy atento con todos nosotros", dijo en conferencia de prensa Alejandro González Raga, ex prisionero político y exiliado en España desde febrero de 2008.

La delegación estaba integrada, además, por Elena Larrinaga ­presidenta de la Federación de Asociaciones Cubanas­ y Blanca Reyes, cofundadora de las "Damas de Blanco". "Aquí no venimos a buscar compromisos, aquí venimos a buscar ayuda. No venimos a exigirle un compromiso con nosotros ni con nadie", añadió González Raga. Consultado sobre qué tipo de ayuda desean del gobierno uruguayo, contestó: "Sería una ayuda exigir que se respeten los derechos humanos, pedirle al gobierno cubano que respete las normas mínimas de los derechos humanos".

En una declaración, el PCU rechazó la presencia de los disidentes cubanos e informó que el gobierno cubano "denunció con pruebas escritas que las Damas de Blanco son financiadas por la Fundación Nacional Cubano-americana (FNCA) y la extrema derecha de Florida, representada por la congresista republicana Ileana Roslehtinen, que estimuló las actividades de estos grupúsculos, como justificación para recibir la financiación del gobierno estadounidense para la FNCA".


El presidente uruguayo, José Mujica, justificó su entrevista del 7 de septiembre con una delegación de 12 ex presos opositores cubanos que visitaron Montevideo, lo que fue criticado por el Partido Comunista local, integrante de la coalición gobernante Frente Amplio.

    "Gente de los partidos tradicionales (Blanco y Colorado, conservadores, NDR) muy importante y representativa, hace unos días nos pidió que recibiéramos a una delegación que vino del extranjero donde había cubanos que están enfrentados con su gobierno y nosotros le contestamos que, por respeto a quienes nos pedían, los íbamos a recibir", dijo hoy Mujica en su audición radial "Habla el Presidente".

    Sostuvo que "institucionalmente un presidente en Uruguay cuando es electo pasa a ser presidente de todos" y agregó que ese mandatario "es obvio que ha sido votado por una fuerza política y es respaldado por una fuerza política, pero es presidente de todos".

    Mujica explicó que "por eso a veces tiene que hacer cosas que condicen o no con su manera de pensar, pero el presidente las tiene que hacer porque, por encima de él, está la nación".

Observa/LaRepública/CX36 


CHILE

El portavoz de la comunidad mapuche en la ciudad de Puerto Montt (sur de Chile), Francisco Vera, informó este viernes de que los indígenas consideran la invitación al diálogo del presidente Sebastián Piñera como una estrategia política para limpiar la imagen del Gobierno y que, por tanto, no están dispuestos a participar.

   El presidente de Chile, Sebastián Piñera, propuso este viernes instalar "la próxima semana" una mesa de diálogo para solucionar el conflicto con los 34 presos mapuches que desde hace dos meses permanecen en huelga de hambre para exigir la derogación de la Ley Antiterrorista, un vestigio de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) que permite juzgar a los indígenas por el código militar en lugar del civil.

   En opinión de Vera, la mesa de diálogo "no responde a las demandas, ni actuales ni históricas, que ha tenido el pueblo mapuche", y critica que "posiblemente para el Gobierno sea una buena estrategia para limpiar la imagen del país". Su denuncia hace hincapié en que el diálogo anunciado este viernes por Piñera durante la celebración de los actos del Bicentenario de la Independencia, no se afirma la importancia de solucionar el conflicto con el pueblo mapuche sino que se invita a diversas comunidades.

   "La demanda que se ha hecho es conversar el presidente del Gobierno chileno y la nación mapuche. No necesita que estén todas las personas que él ha mencionado porque en definitiva eso lo que hace es distraer la atención del conflicto de fondo", indicó Vera en declaraciones recogidas por la cadena Telesur.

Telesur

BRASIL

Erenice Guerra dimitió este jueves como ministra de la Presidencia de Brasil para "defenderse" de las acusaciones de tráfico de influencias vertidas por la oposición.

En una carta leída por un portavoz de la Presidencia, Guerra dijo que las denuncias pretenden "crear en forma artificial un clima de escándalo" a menos de un mes de las elecciones presidenciales en Brasil y dijo que "necesita paz para defenderse".

Guerra ocupaba la cartera de la Casa Civil desde marzo pasado cuando sucedió en el cargo a Dilma Rousseff, quien renunció para aceptar la candidatura presidencial del Partido de los Trabajadores (PT), el partido del actual mandatario Luiz Inácio Lula da Silva, para los comicios generales.

BBC

 

Tomado de InSurGente

Compartir este post

Comentar este post