Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Paraguay - Denuncian deforestación sin precedentes

3 Abril 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

24f94e10d30660126a46ae4aa9331ab79e51f124

La deforestación en Paraguay se está realizando de una manera bárbara, que no tiene precedentes. Colonos brasileros, ingresando por el Departamento de Alto Paraguay, lo hacen por el ínfimo costo de la tierra en relación con los precios de la misma en el Brasil.

Son empresarios acostumbrados a actuar en grande, con mucho capital, muy hábiles en la utilización de maquinaria pesada, sólidos en conocimientos pecuarios, saben muy bien lo que quieren, pero no tienen la menor idea de lo que es el Chaco, nunca oyeron hablar del equilibrio del ecosistema, ni les importa tampoco.

Al principio ingresaban sus equipos y maquinarias, incluso casas prefabricadas, como Pedro por su casa, sin pagar impuestos de ninguna especie ni ajustarse a las leyes del país para ellos desconocido, pero, después, en lo referente a cargas impositivas, la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) puso las cosas en su debido lugar, lo que no amainó el ímpetu de estos nuevos colonizadores.

Esta es una información no oficial porque en esta zona del país, como en varias otras, la ausencia del Estado es total. Es completamente imposible controlar allí el cumplimiento de las leyes ambientales cuando los funcionarios encargados de ello están en Asunción y solo van al Chaco en avión, por algunas horas y muy de cuando en cuando. Entre los colonos del Chaco hay universitarios, formados en casi todas las ramas del conocimiento, que bien podrían ser nombrados funcionarios de la Seam. Con un vehículo adecuado, estos harían un control perfecto en beneficio de la región y del país.

Hace algo más de 20 años, cuando se instaló en el Chaco la Estancia La Patria, la deforestación para transformar estas tierras en campos de pastoreo fue objeto de un estudio especial. Se estaba perfectamente consciente de que el viento cálido del norte, al desaparecer los montes, secaría excesivamente el suelo sedimentario, lo que podría extender el área de las dunas que caracteriza el noroeste de la región.

Estos estudios llevaron a la conclusión de que la misma debía hacerse en franjas con dirección oeste-este para cortar el viento. Franjas de 200 m de ancho a deforestar y franjas de 100 m sin tocar el monte. Con ese sistema se conseguiría controlar el viento e inclusive en los 100 m sin deforestar siempre hay leguminosas muy apetecibles por el ganado, que soportan perfectamente los periodos de sequía por prolongados que sean.

Además, en los días en que la temperatura supera los 40 grados centígrados o en los muy fríos, cuando esta baja a menos de Oº, los vacunos tendrían dónde resguardarse. Es decir, se controlaría la erosión eólica (erosión del suelo por el viento) y se evitaría la extensión del área de las dunas, asegurando al mismo tiempo comida y resguardo para el ganado cuando ya la sequía haya hecho desaparecer las pasturas artificiales.

Según un informe de Guyra Paraguay (Abc 23/12/11), la deforestación en el Chaco en el 2010 fue de 240.000 hectáreas y en el 2011, de 253.961 hectáreas en el sistema de tierra arrasada, es decir, sin respetar el sistema de deforestación en franjas recomendado por la Estancia La Patria.

Decimos que esta deforestación es simplemente bárbara porque con maquinaria pesada arrasan todo lo que encuentran a su paso y con los incendios provocados ex profeso, “para renovar pasturas”, se eliminan toda la fauna silvestre, la biodiversidad y la capa de materia orgánica que cubre la superficie del suelo (mantillo). Los incendios no dejan nada de vida ni de materia orgánica.

Esta es información fehaciente porque está basada en el estudio de imágenes satelitales anuales, realizado por especialistas, que cubre todo el Gran Chaco Sudamericano.

Si no se toman medidas correctivas adecuadas estamos, sin lugar a dudas, frente al peligro de desertizar el Chaco en un plazo mediato porque la extensión de la deforestación va aumentando año tras año.

Esta posibilidad, por los hechos expuestos, es una realidad innegable que nos está llevando a un desastre ecológico regional de proporciones cuyas consecuencias son imposibles de prever.

FUENTE | www.abc.com.py

Compartir este post

Comentar este post