Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Paraguay - El aluminio detrás del golpe de Estado en Paraguay

18 Marzo 2013 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

No a Río Tinto en el Río Paraná

El golpe paraguayo beneficia a las multinacionales de EEUU

no-al-golpe-de-estado-en-paraguay

 17 de marzo de 2013

Por Jorge Almada y Diego Andrusyzyn, para PIA,

Posadas.- Tras el golpe de Estado llevado a cabo el 22 de junio del 2012 en la República del Paraguay, la política del dictador de turno, Federico Franco, generó un marco propicio para el desembarco indiscriminado de multinacionales que atentan contra la soberanía popular de todos los paraguayos. Monsanto, Cargill, Syngenta y Dreyfus, como exponentes del agronegocio transgénico, por un lado; Dahava Petroleos (de capital estaunidense-israelí) y Amerisur Resource S.A. (de capital británico), como exponentes del sector petrolero, por el otro; representan el paradigma de saqueo económico que se está desplegando en el país hermano. Ahora, como si fuera poco, la poderosa Río Tinto Alcan se suma como otro posible protagonista en el escenario de despojo.

¿Qué es Río Tinto?

En principio, vale saber que Río Tinto Alcan (RTA) es una multinacional asentada en Canadá, pero que cuenta también con capitales británicos y australianos, dedicada a la industria electrointensiva de producción de aluminio y a la minería extractiva. Es considerada la segunda productora de aluminio más importante del mundo.

Está acusada de ser la sexta mayor empresa contaminante del mundo. En Canadá fue condenada por provocar cáncer de pulmón y próstata a sus trabajadores. No sólo enfrenta cargos por no respetar leyes ambientales y laborales, sino por haber cometido crímenes de guerra, genocidio y crímenes de lesa humanidad en diferentes países donde está instalada. En la España del franquismo estuvo involucrada en la desaparición de trabajadores mineros en lucha. En Papúa Nueva Guinea, RTA es señalada por haber promovido una guerra civil, abasteciendo con armas a sectores alzados contra un gobierno que no se mostraba sumiso a los intereses de la multinacional.

Río Tinto en Paraguay

Durante el gobierno de Fernando Lugo, Río Tinto llega a Paraguay con la propuesta de instalar una planta fundidora de aluminio primario de 674.000 toneladas/año. Realizó varias ofertas pero en principio encontró una actitud negativa en las primeras líneas del gobierno.

No obstante la multinacional empezó a comprar operadores políticos y funcionarios para instalar lobby a su favor. El 29 de Noviembre de 2010, representantes de RTA se reunieron con el gobierno paraguayo para plantearle la importancia de la energía eléctrica para el desarrollo de la planta. Allí quedaron en evidencia los principales lobbistas de este megaproyecto. En la reunión estuvieron presentes por parte de la multinacional: Juan Pazos, Roberto Codas (hermano del por entonces recientemente asumido director general paraguayo interino de Itaipú, Gustavo Codas) y Patrick Tobin. También estuvo el abogado Diego Zavala -conocido en la opinión pública tras negociar el rescate de su hermano Fidel Zavala, supuestamente secuestrado por el EPP entre octubre del 2009 y enero del 2010- en carácter de “coordinador interinstitucional para el gobierno paraguayo de la inversión de dicha firma”, y el economista Fernando Masi. En dicha oportunidad, los empresarios solicitaron al presidente Lugo, al mismísimo director de Itaipú, Gustavo Codas y al titular de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), Germán Fatecha, “la garantía de contar con mucha energía eléctrica para instalar la fábrica de aluminio”, según informaba ABC Color.

Otros de los principales operadores políticos fueron el ministro de Industria y Comercio, Francisco Rivas, y el entonces Vicepresidente Federico Franco “quienes se habían manifestado favorables a cumplir las condiciones de RTA para su venida al Paraguay”, remarcaba el investigador Silvio Núñez en una de sus notas para www.rebelión.org.

Meses antes del golpe, Franco y otros funcionarios viajaron a Canadá, hospedándose en hoteles de lujo pagados por RTA. Desde esa oportunidad el vicepresidente asumió su tarea de empleado de la firma: “es líder mundial a nivel de aluminio, con responsabilidad social, un gran acento en la seguridad laboral e involucrando a la comunidad en donde está instalada la empresa”. Días antes del 22 de Junio, curiosamente se reactivaría el debate por la instalación de la empresa y representantes de ésta visitarían repetidas veces el Congreso. En sintonía con este proceso, no resultó casual que Canadá fuera luego uno de los primeros países en reconocer al gobierno de facto, junto con el Vaticano, Alemania y por supuesto EEUU.

Por su parte Diego Zabala -quien de tanto promover los supuestos beneficios de la empresa canadiense, ya era nombrado por la prensa como su representante en Paraguay-, comenzó a escalar hasta los puestos claves en la toma de decisiones. En meses pasaría de simple abogado a ser coordinador del Equipo Técnico Interinstitucional (ETI), apéndice del Ministerio de Industria y Comercio, creado por Decreto N° 5938/11 e “integrado por varias instituciones del Estado para llevar adelante todo lo relacionado con la inversión de la multinacional de Rio Tinto Alcan” (ABC Color, 2010). Desde ese puesto presionaba para que el Estado ofreciera energía más barata, con la argumentación de que, de lo contrario, “se espantarían las inversiones”.

A mediados del 2012 y ya con el golpe consumado, Zabala es nombrado Viceministro de Comercio, y a comienzos del 2013 pasa a cumplir funciones como titular de la cartera.

Una propuesta de saqueo

La propuesta de la multinacional es instalar una fundidora de aluminio sobre el Río Paraná, con vistas de transformarla en una de las diez más importantes del mundo, crear un parque industrial y cotizar en la bolsa de Asunción, prometiendo desarrollo para el Paraguay.

La situación es la siguiente: en primer lugar, Paraguay no produce la materia prima que necesita la industria del aluminio, la bauxita, ni los insumos como brea, coque, fluoruro de aluminio de sodio. Por otro lado, es un país mediterráneo, es decir sin salida directa al mar. Esto implica dos cuestiones: la materia prima e insumos deberían importarse del exterior y los costos del tránsito fluvial y terrestre serían descomunales, teniendo en cuenta que alguien se va a tener que hacer cargo de los gastos de infraestructura para puertos, caminos, dragado de ríos, etc., y luego del armado del parque industrial.

Parecería un negocio poco redituable; sin embargo RTA insiste en su desembarco ¿Por qué? Aquí interviene la dimensión escandalosa del asunto: la energía. La industria electrointensiva para el fundido del aluminio necesita enormes cantidades de energía. Como es sabido, Paraguay es potencia mundial en este aspecto: Itaipú Binacional (compartida con Brasil) es la mayor represa generadora de energía limpia del mundo; por otra parte cuenta con otras hidroeléctricas como son Yacyretá (compartida con Argentina), Acaray y la Central Yguazú. Además, para el futuro está prevista la construcción de Corpus, proyecto argentino que también intenta ser compartido con Paraguay y Brasil.

Estas condiciones convierten al país guaraní en el más codiciado centro generador de dicho bien común. (Aun así, no todos los paraguayos acceden al derecho de contar con el servicio de energía eléctrica).

Entonces, la apuesta de la multinacional es lograr que el Estado paraguayo subsidie su energía a precios irrisorios, a fin de montar la plataforma de un negocio y un saqueo sin igual: propone pagar entre 28 a 38 dólares el kv/hora durante 30 años de contrato con el Estado, cuando el precio de la energía eléctrica en el mercado mundial media los 60 dólares kv/hora, según índices que maneja la ANDE y el Viceministerio de Minas y Energías.

Según algunos números que expone la empresa canadiense, esperan una producción anual de 674.000 toneladas en lingotes de aluminio, con una demanda energética firme de 1.100 MW las 24 horas del día, a lo largo de 360 días, lo que insumiría un total de 9.500.000 MWh/año.

La ex ministra de Minas y Energía, Mercedes Canese, quien es una de las principales opositoras al megaproyecto, dijo que RTA doblará el consumo de energía eléctrica en el país, que de 11 mil gigawats/hora por año pasaría a 20 mil. “Un solo cliente consumiendo lo que consumen todos los 1.200.000 clientes que tiene la ANDE”, declaró en una oportunidad.

Por otro lado, los agentes de la empresa dicen que ésta generará 50 mil nuevos puestos de trabajo para el país, lo que resulta una burda mentira. Canese contraataca ese argumento diciendo que Río Tinto plantea solamente la creación de 1.250 empleos fijos y directos en la etapa de operación de la fábrica, con un consumo de electricidad alrededor de 9,6 millones de MWh/año; y que, sin embargo, la industria nacional ofreció 322.732 empleos directos en el 2010, utilizando solo 1,6 millones de MWh/año.

Si se llegara a dar el acuerdo de instalación bajo estas condiciones, los usuarios de la ANDE tendrían que pagar dicho subsidio, ya sea con posibles aumentos del 50 al 200% en los costos de factura energética o sufriendo ajustes y recortes por parte del Estado en el gasto social.

Impacto ambiental

Desde el gobierno de Franco dicen que están encarando la segunda fase del preacuerdo, el Estudio de Impacto Ambiental (EIA), y que respetarán sus resultados. Otros EIA realizados sobre fundidoras de aluminio, han dado cuenta de las fuertes consecuencias que genera la industria en cuanto a gases de efecto invernadero, los cuales son causantes del calentamiento global, y lo que se conoce como lluvia ácida. Además hay que ser conscientes de los desechos tóxicos que se derramarían en los ríos y afluentes cercanos, con el potencial peligro de contaminación que sufriría el Acuífero Guaraní. La emanación de gases perjudiciales para el ambiente también impactaría sobre la rica flora y fauna de la región.

El zorro cambia de piel, mas no de mañas

Al final de cuentas, serán enormes ganancias que se llevará RTA en base al padecimiento del pueblo paraguayo y la contaminación que verterá a escasos kilómetros de las costas argentinas, sobre el río Paraná, compartido por dos pueblos hermanos, será la herencia.

Sin lugar a dudas el golpe de Estado en Paraguay fue el golpe de las tras-nacionales. Esto hubiera sido imposible sin los operadores políticos internos y la oligarquía que prepararon las condiciones propicias para el saqueo. La reconfiguración estratégica del imperialismo y sus aliados internacionales se traduce hoy en la penetración indiscriminada de capitales y multinacionales. Los golpes blandos o “institucionales”, las bases militares o de “ayuda humanitaria” implantadas en territorio nuestroamericano, las leyes antiterroristas impuestas por el GAFI, son algunas de las herramientas sutiles de injerencia.

Las organizaciones populares contra el golpismo y el saqueo

A pocos días del golpe contra el pueblo paraguayo organizaciones populares en nuestro país se movilizaron en repudio. El miércoles 27 de junio de 2012 desde Argentina, el MPR Quebracho Misiones, Peronismo Militante, CTA Capital, CTA Eldorado, la Casa Paraguaya de Posadas y agrupaciones estudiantiles se hicieron presentes en el Puente Internacional Roque González de Santa Cruz, interrumpiendo el tránsito por una hora. Marcando que la solidaridad no tiene fronteras y debe ser activa, antiimperialista y militante. Postura que se siguió trabajando en debates sobre la injerencia de Monsanto, la situación de los campesinos paraguayos, y el saqueo de empresas como Río Tinto.

En la línea de señalar este avance imperialista en Paraguay y continuando con la defensa de la soberanía de nuestros pueblos en contra del saqueo, es que el próximo miércoles 20 de marzo se presentará en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Misiones, el libro la “Estafa de Río Tinto Alcan”, trabajo realizado por dos respetados investigadores de la cuestión energética como Ricardo Canese y la nombrada ex ministra Mercedes Canese.

Jorge Almada es Licenciado en Antropología Social de la UNaM. Diego Andrusyzyn es periodista.

Fuente: PIA

Compartir este post

Comentar este post