Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Paraguay: La caída de Lugo y un “golpe” de luz: Federico Franco y Río Tinto Alcan

15 Julio 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

Después del golpe parlamentario, el embajador de Canadá —país en el que está la sede central de Río Tinto Alcan— fue el tercer embajador en visitar a Federico Franco para felicitarlo. Antes el ahora presidente había hecho una visita a dicho país para conocer esta transnacional. Y en su primer discurso dijo que la electricidad que tenemos hay que dejarla en manos de las grandes empresas.| FRANCISCO DE PAULA OLIVA.*

 

Hechos y palabras que muestran una cierta inclinación hacia Río Tinto Alcan. Un punto de fricción con una gran parte de nuestro pueblo que no aceptaría un contrato con ella.

 

Recordemos el problema con Río Tinto Alcan
Es la primera transnacional en minería de todo el mundo. Entre otras cosas, trabaja el aluminio en tres etapas: una primera, muy contaminante, en la cual se convierte la bauxita en alúmina. Una segunda etapa —la que vendría al Paraguay— en la cual se utiliza la electricidad para transformar la alúmina en aluminio. Y una tercera —que esta vez estaría en Brasil— de adaptación del aluminio a los diversos usos.

 

La inconveniencia de su instalación entre nosotros, señalada por expertos y muchos ciudadanos, es al menos triple:

 

– Ella sola consumirá tanta electricidad como todas las fábricas actualmente funcionando en el Paraguay.
– Por ese enorme empleo de electricidad pagaría menos de lo que cuesta producirla en Itaipú, por lo que tendría que ser subsidiada. Un subsidio que recaería sobre la factura de electricidad del usuario paraguayo.
– Y, finalmente, una vez terminada las construcciones necesarias para su instalación, crearía solamente 1.250 puestos de trabajo, mientras que la industria nacional genera más de 322.000 empleos.

 

El contrato sería hasta 2035, y por él nos faltaría ya electricidad para otras fábricas, sobre todo para las que dan valor agregado a los productos agrícolas que son nuestra mayor riqueza. Nos preocupa que Federico Franco firme un contrato con Rio Tinto Alcan sin antes consultar con el pueblo. Aunque no es realmente sorprendente.

 

Las propuestas de Río Tinto Alcan

 

En la construcción de la planta RTA invertiría 3.500 millones de dólares. Esto llevaría además el gasto adicional de la infraestructura que haría el Estado paraguayo de la construcción de un puerto, mejoras de rutas y de la navegabilidad del rio, construcción de líneas de conexión eléctrica, que costaría unos 700 millones de dólares.

 

Se añade la obligación de darle el Paraguay hasta el año 2035 la electricidad de 9,7 MWh por año para su funcionamiento, más otros 200 MWh para el Parque industrial anexo.

 

En la construcción tendría directamente trabajo 4.400 obreros. Cuando estuviera en funcionamiento los empleados serían 1.250 solamente.
La electricidad necesaria la pagaría la RTA como máximo a 38 dólares cada MWH desde el año 2.011 al año 2.035.

 

Sigo poniendo los cuestionamientos de la reunión en la Bicameral tenida con expertos paraguayos y paraguayas el 19 de diciembre del 2011:
Aceptando las condiciones de la RTA, al año, una sola empresa consumiría (9.600 GWh) casi tanto como toda la electricidad que hoy consume el Paraguay (11.000 GWh)

 

En cuanto a la electricidad vendida a RTA, cualquier precio inferior a 59,7 dólares por MWh tendría que subsidiarse y la RTA quiere pagar como máximo 38 dólares por MWh. La diferencia la tendríamos que pagar los usuarios de ANDE.

 

La industria nacional genera actualmente 322.000 puestos de trabajo. Funcionando al máximo de su potencia la RTA daría solamente 1.250 puestos de trabajo.

 

Este contrato sería hasta el año 2.034 con lo que el Paraguay debería de vender su electricidad necesariamente a la RTA. No tendríamos más electricidad disponible. No podríamos instalar nuevas industrias, teniendo en cuenta que somos un país agro exportador que tiene necesidad de dar valor agregado a sus materias primas.

 

En resumen: estoy convencido que hay mejores opciones que las que ofrece la Río Tinto Alcan. Por eso rechazo su propuesta. Sería tan nefasta como el Tratado de Itaipú.
——
* Pa’i Oliva, sacerdote jesuita. Responsable por el Parlamento Joven.
En: http://www.adital.com.br

Compartir este post

Comentar este post