Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Pedaleando hacia la liberación

4 Agosto 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

C.A.C.I.T.A

Las bici máquinas son vistas desde una perspectiva política, como un arma que puede usar el pueblo para “mandar a la chingada al mismo sistema”, y que puede generar un bienestar social y económico, a la vez que genera una armonía entre lo nuevo y lo pasado, fomentando la regeneración cultural en las comunidades.

Proyecto Chakana

Oaxaca, México. Ubicado en San Pablo Etla, en las afueras de la ciudad de Oaxaca de Juárez, se encuentra el Centro Autónomo para la Creación Intercultural de Tecnologías Apropiadas (C.A.C.I.T.A.), un “espacio de trabajo y actitud” abierto desde el 2004 donde se realizan distintos prototipos de bici máquinas.

Desde el colectivo le brindan las herramientas a los voluntarios que se acercan, “siempre y cuando tengan una claridad de lo que quieren hacer, de su compromiso y sus ganas de aprender trabajando”, como afirman Drags y Rosalía.

Las bici máquinas son vistas desde una perspectiva política, como un arma que puede usar el pueblo para “mandar a la chingada al mismo sistema”, y que puede generar un bienestar social y económico, a la vez que genera una armonía entre lo nuevo y lo pasado, fomentando la regeneración cultural en las comunidades.

Sentado sobre una, y después de habernos mostrado como funciona, Drácula comienza a describirla:

Es una tecnología apropiada de las que realmente han tenido mucho éxito a nivel comunitario. Es una desgranadora de maíz, muy eficiente en el campo. Esta máquina les ayuda mucho a capturar su maíz, desgranarlo, almacenarlo para que les rinda. Este trabajo lo hacen manualmente de muchas técnicas, desde golpear un costal, hasta hacerlo a mano a través de la fricción, con tablas con clavos. Hay muchas técnicas.

La mayoría de las máquinas que trabajan por medio de una palanca o de una manivela son muy fáciles de adaptar a una bicicleta. Las piernas tienen de siete a diez veces más fuerza que los brazos y esa es la eficiencia de una tecnología, donde te puede ayudar y facilitar mucho el trabajo.

Y como ésta, pues es el molino, igual muy eficiente para hacer maíz, para moler café, chocolate. Y ya hay otro tipo de maquinaria, desde una bomba de agua, un generador de luz, una licuadora, puede haber una infinidad de maquinaria para uso tanto en el campo como en la ciudad, pero realmente donde más es explotada o donde más la abrazan y la usan hasta ahorita ha sido en el campo y comunitario.

El contexto social y cultural realmente es muy importante, desde cómo llegas a las comunidades y de cómo te propones tú el trabajo y una visión alterna sin agredirla ni transformarla, sino al contrario, fortaleciendo los procesos de autonomía, los procesos de una comunidad donde ya existe ancestralmente una manera de cómo conllevan su vida.

Al principio se trabaja con ellas como se está haciendo en el Istmo, con la defensa de los territorios. Entonces ahí empiezan ellos a querer saber más y ahí es donde la banda dice “pues sabemos de C.A.C.I.T.A., sabemos del Chanti o sabemos de otras personas que hacen tecnologías apropiadas”, y esas mismas comunidades van exigiendo esas tecnologías que aquí se vienen trabajando. No vamos a imponernos ni a crearles una dependencia de estas tecnologías, sino que ellos mismos las van adaptándolo a sus formas de vida.

 

Empezamos con una cuestión muy simple, la cuestión reaccionaria de decir “este sistema, como nos trata de enganchar y de controlar”, diciendo, “tú estudias, tú eres esto y simplemente vas a ser toda tu vida esto”, con un título, con una cuestión de institución y una formalidad también dentro del estudio. Y dentro de eso nosotros empezamos a ver que realmente no era así y que todo el mundo puede saber lo que quiere saber y que no debe de haber una limitante en el aprendizaje, y mucho menos con las tecnologías.

Es como un crimen pensar que realmente quien no tiene esa posibilidad de la escuela o de estar en un medio desarrollado, no tiene derecho a tener cierto conocimiento y aplicarlo. Es al contrario, todos tenemos derecho a saber, a aprender y a liberarlo también.

Creemos en la tecnología, la observamos, la entendemos, pero estamos en contra de la tecnología que realmente es muy dudosa, muy engañosa y destructiva. Y está basada en el consumismo, en la cuestión del combustible fósil, ¿no? Desde las maquilas de la producción en serie, del consumo enajenado y que te somete un mismo sistema. Nosotros sentimos que es ahí donde la tecnología ya pierde esa función.

Cuando nos referimos a una cuestión de asumir actitudes y responsabilidades, a partir de lo que comes, lo que haces con tus desechos, cómo vives, con qué tipo de construcción te vinculas. Nosotros promovemos el uso del sanitario seco como una tecnología de punta, el tratamiento del agua, el uso y la captura del agua pluvial como una tecnología apropiada y dentro de ello, también como la reinviertes.

Es un proceso donde vas preguntando a maestros, expertos, torneros, mecánicos. Lleva meses, pero una vez que se logra es un triunfo, porque no nomás se queda acá en C.A.C.I.T.A. sino que se va a muchos lados, a muchas comunidades, donde herramientas como éstas son muy necesarias, son muy requeridas.

Nosotros nos sentimos tan orgullosos y felices como cuando alguien inventa una vacuna o crea una arma, que no creo que eso sea tan feliz por parte de la tecnología. Es un grado de motivación, es decir “bueno hay algo más y siempre hay algo más, a hacer, a crear”. Eso nunca para y es algo que también nos da muchas pilas, problemáticas a seguir resolviendo.

 

 

Tomado de Desinformémonos

Compartir este post

Comentar este post