Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Perú: “Exabruptos de Urgencia” de “YO EL SUPREMO”

15 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Así como el estafador se vale del artificio engañoso, que puede ser un contrato formal de arriendo o de compra venta, que hace cera y pabilo de su víctima y el vulgar ladrón con destreza despoja de sus bienes al desprevenido, del mismo modo el gobernante, que ocupa Palacio de Gobierno, se sirve del DU para pecular, para APROPIARSE DE LOS DINEROS DEL ESTADO o también para corromper a terceros.

Un “Decreto de Urgencia” en el Perú, es una norma jurídica que tiene “fuerza de ley”,  pero NO ES UNA LEY FORMAL y sólo se dicta por expreso permiso constitucional como “medida extraordinaria” o excepcional, por ejemplo, en el caso de una invasión extranjera, un terremoto, una inundación o un cataclismo que haya originado la caída de un meteorito … en materia “económica y financiera…

Un “Decreto de Urgencia” en el Perú, es una norma jurídica que tiene “fuerza de ley”,  pero NO ES UNA LEY FORMAL y es inconstitucional si modifica o deroga leyes ordinarias u orgánicas que haya expedido el parlamento …

 

—————-

Decretos de Urgencia delictiva en agravio del Perú

Les sugiero esta líneas de Guillermo Olivera Díaz
Domingo, 30 de enero del 2011  |  Autor: hmujica
El supremo Carlín

La patadita de Mario Molina



Decretos de Urgencia delictiva en agravio del Perú 
1. El  Decreto de Urgencia (DU), lo dicta o expide el Presidente de la República y  lo aprueba el Consejo de Ministros en acta que suscriben sus miembros, al amparo de los Artículos 118°, inciso 19 y  125°, inciso 2  de la Constitución Política. Para su dación no se requiere ninguna intervención del Congreso de la República ex ante; ninguna suerte de delegación de facultades legislativas.

Es una norma jurídica que tiene “fuerza de ley”,  pero no es una ley formal y sólo se dicta por expresa permisión constitucional como “medida extraordinaria” o excepcional, por ejemplo, en el caso de una invasión extranjera, un terremoto, una inundación o un cataclismo que haya originado la caída de un meteorito, etc., en materia “económica y financiera, cuando así lo requiere el interés nacional y con cargo a dar cuenta al Congreso”, el cual puede modificarlo o derogarlo.
Por ende, es inconstitucional si modifica o deroga leyes ordinarias u orgánicas que haya expedido el parlamento para el normal desarrollo de las actividades del Estado. 

La regla es que el Poder Ejecutivo carece de potestades legislativas, siendo los Decretos de Urgencia una excepción, en la forma restrictiva que la Constitución ha previsto.

 

Por Guillermo  Olivera Díaz
godgod_1@hotmail.com
http://www.voltairenet.org/article168302.html
 

Javier Prado tiene el Poder

 

 

Pardiez, Andrés otra vez

 

2. Ausencia de definición legal.-  Este tipo de norma palaciega, con desventura hay que decirlo, fuera de los conceptos constitucionales antes reseñados y subrayados, carece de una definición constitucional o legal. No hay norma que desarrolle el alcance de lo “extraordinario” o “urgente” de la medida, el requerido “interés nacional” y la misma “fuerza de ley” que tiene este decreto, lo cual ha servido para prostituirlo hasta convertirlo en instrumento delictivo, sin que el Congreso haya dicho esta boca es mía.

Así como el estafador se vale del vil artificio engañoso, que puede ser un contrato formal de arriendo o de compra venta, que hace cera y pabilo de su víctima y el vulgar ladrón que con destreza y a veces violencia despoja de sus bienes al desprevenido agraviado, del mismo modo el gobernante, que ocupa Palacio de Gobierno, llámese Fujimori, Toledo o Alan García, se sirve del DU para pecular, es decir, apropiarse o utilizar para sí o para otro los dineros del Estado o también para corromper a terceros. Ejemplos tenemos de sobra. Este Decreto es como el arma homicida; es útil para delinquir.

Lo extraordinario, urgente o excepcional, incluido el interés nacional, quedan al mero arbitrio y autocalificación del gobernante crápula y garitero. Por eso es que la prensa nacional no se ocupa de este tipo de normas, pues con el producto medra también, vía el avisaje.

En la Argentina se los denomina “Decretos o Reglamentos de Necesidad y Urgencia”. Para el tratadista Juan Carlos Cassagne la situación extraordinaria, excepcional o urgente debe estar caracterizada por “una necesidad que coloque al gobernante ante la decisión extrema de emitir normas para superar una grave crisis o situación que afecte la subsistencia y continuidad del Estado o de grave riesgo social, en tal sentido, la emisión del acto ha de ser inevitable e imprescindible y su no dictado ser susceptible de generar consecuencias de muy difícil, sino imposible, reparación ulterior.Las circunstancias excepcionales deben serlo de manera objetiva y realmente tales, de modo de evitar que los decretos de necesidad y urgencia sean excepcionales por el mero voluntarismo del presidente o por su urgencia personal o intereses políticos o conveniencia partidaria” (“Sobre la Reserva de Ley y los Reglamentos de Necesidad y Urgencia en la reforma constitucional”, en Revista de Derecho Administrativo, Ed. Depalma, Buenos Aires, 1996, pág. 61/68). Añadimos: no se dictan DU para consumar delitos a granel.

Ojalá leyeran este preciso texto argentino Alan García y todos los candidatos en liza en pos de la presidencia. Así recién interiorizarían el desiderátum de un Decreto de Urgencia.

 

3. Praxis peruana.-  Hoy en día en la práctica gubernamental peruana el  DU se ha convertido en un  instrumento jurídico-constitucional para sustraer fondos millonarios del presupuesto nacional, fuera de toda urgencia, a vista y paciencia de todos; para concesionar puertos o aeropuertos, mejorar avenidas con pavimento, realizar inversiones cuantiosas con aval estatal, etc., por la directa, sin ningún tipo de control. La Contraloría dormita.

 

ENLACES:

heduardo.blogspot.com/2009/03/yo-el-supremo-o…
Ese no pasa – Mirko Lauer
El sistema soy yo – Augusto Álvarez Rodrich
Reflexiones sobre la sin hueso – Uri Ben Schmuel
Desvarío continuista – Nicolás Lynch
Sigo siendo el rey – Rolando Breña Pantoja
Elecciones: el deber de neutralidad – Beatriz Merino
Reapareció el Mesías – Pepitas
Lapsus moral – Utero.pe
Bocas flojas – Desde el Tercer Piso
Volvió el Señor Hiperinflación – Polidrez
Alan García el Mago Loco II – Los Comechados
Los Intereses del Presidente – Chinasklauzz
Alan García: Yo el Supremo – Politikha

 

 

YO EL SUPREMO O YO MISMO SOY

Publicado hoy 26/3/2009 en Perú 21

heduardo.blogspot.com/2009/03/yo-el-supremo-o…
 

Nada de esto resiente a la moral del actual Presidente Alan García, a la prensa,  ni a los candidatos  presidenciales peruanos Alejandro Toledo, Keiko Fujimori, Luis Castañeda, menos al norteamericano que dejó de ser peruano el año 1982, Pedro Pablo Kuczynski, cuyas almas deben ser el garito de entrañable y regodeante solipsismo.

Estos DU los prostituyeron Fujimori y Toledo, tal como ahora Alan García. Los 03, al unísono conductual,  sacaron ingentes fondos del fisco, violando leyes de vigencia permanente, entre ellas la del presupuesto anual de la República. Me atrevería a afirmar que cada Decreto de Urgencia expedido fue un acto de pillaje; ergo, son miles, montones, si contamos los 03 gobiernos últimos. Por eso gustan de regresar al poder, de reelegirse; son de la misma calaña.
 
4. Para muestra bastan  03  botones.-  ¿Sabe usted que para la Avenida Néstor Gambetta del Callao el Decreto de Urgencia N° 052-2009 de 25 de abril 2009 que firma Alan García destina S/.511,574,273.00, ¡más de Quinientos millones de nuevos soles! para el “mejoramiento” de esta sola vía? ¿Es este tipo de norma “extraordinaria”, “excepcional” o “urgente”,  para autorizar el uso de tan considerables fondos en mejorar pavimentos existentes y, de remate, encargar el proceso de licitación al organismo internacional UNOPS (Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos), que la Contraloría del anodino Fuad Khoury Zarzar no se atreve a fiscalizar?.
 
Alan García y Alex Kouri deberán responder  penalmente de esta tamaña ratería. También Toledo, a su turno, por los múltiples decretos de urgencia y supremos que dictó al socaire de la inmoralidad. Sólo basta examinarlos uno por uno.
 
En lugar de blandir el arma homicida para asestar la puñalada; de acechar al modo montesinista para asesinar con impunidad temporal, ahora se valen de los “Decretos de Urgencia”, “Decretos Legislativos” y “Decretos Supremos”, los 03 de sinuoso origen palaciego.
 
¡Acaban de dictarse los DU N° 001-2011  y  002-2011  (18 y 20-01-2011) que ponen en “concesión-venta”  hasta la Isla San Lorenzo, esa que albergaba el reclusorio El Frontón, al lado de 32 proyectos millonarios más! El 002 modifica y amplía el 001, a los dos días de su dación. Ambos disponen la promoción y concesión de proyectos, hasta con entrega de inmuebles del Estado ¡en forma gratuita!. ¡Qué tal doloso regalazo que hace recordar con normal repudio al fugitivo del “canalazo”!.
 
El propio texto que sigue es prueba del dolo y de la negación de la real naturaleza jurídica de un DU: “disposiciones extraordinarias a ser aplicadas durante el año 2011, para facilitar la promoción de la inversión privada en determinados proyectos de inversión, asociaciones público privadas y concesión de obras públicas de infraestructura y de servicios públicos por parte del Gobierno Nacional….concesión de los siguientes proyectos: 4. Proyecto Isla San Lorenzo-Isla El Frontón”. ¡Esto es negociado con dolo delictivo!
 
Se cocinan en Palacio de Gobierno y los ministros sólo firman, bajo “apercibimiento” silente de ser removidos; al suscribirlos evitan su remoción. El Derecho Constitucional brindó el medio para prostituir la norma.
 
Con los  Decretos de “Urgencia” (cuya urgencia es de tener la plata fácilmente, porque se agota el período presidencial corrupto) se esquilman fondos inmensos del fisco  y con centenares de ellos, que los ministros de economía suscriben y entregan los fondos, como Mercedes Aráoz que no supo ni pudo rechistar a Bipolar cuando estampaba su firma, se concesionan suculentos proyectos de obras públicas de infraestructura y de servicios públicos que evaden controles para la inversión pública millonaria y favorecen la corrupción en  grande.
 
También Fujimori extraía millones de dólares del presupuesto nacional a través de estos ilícitos decretos para comprar aviones de segunda mano de una ex república soviética. Su hija Keiko, que nos amenaza ser nuestra Presidente, amadrinaba la inspección de esas aeronaves. ¿La recuerdan, toda rechoncha ella, al lado de su leptosomático padre, hoy canceroso justo en la lengua? Yo sí, con singular nitidez.  Por eso mantengo viva mi cuitada reprobación. 

 

 ——————————————-

 

 

YO EL SUPREMO, obra cumbre del escritor paraguayo Augusto Roa Bastos. Se publicó en 1974 cuando Roa Bastos vivía en el exilio. Se la considera una de las obras cumbre de la literatura en español. Destaca especialmente por su construcción literaria y el juego morfológico-sintáctico que posee, además de la utilización matizada de elementos históricos y ficticios para el desarrollo de la narración. Esta se desenvuelve a través de una sola voz protagonista, EL SOLILOQUIO DEL DICTADOR. El resto de voces son visiones y puntos de vista históricos del mismo autor. Por ello, cuando Roa habla de «Yo el Supremo», hace referencia a sí mismo desde la perspectiva de EL DICTADOR FRANCIA.

Como «El Supremo», era conocido el abogado, revolucionario y dictador perpetuo de la República de Paraguay, José Gaspar Rodríguez de Francia, quien gobernó primero en triunvirato en 1811, en consulado a partir de 1813, y como magistratura unipersonal desde 1816 hasta su fallecimiento, acaecido en 1840.

La novela refleja los aspectos más negativos de su mandato. Es una obra demandante, pues en ella se subrayan la injusticia y la dureza de EL DICTADOR.

 

 

 

 

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post