Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Perú: Huelga de estibadores del puerto del Callao se levanta para abrir paso a una negociación

22 Mayo 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Después de 10 días de paralización que dejó un saldo superior a los US$ 700 millones en pérdidas para las empresas y el fisco, los estibadores del puerto del Callao acordaron levantar la huelga por lo que se espera a que partir de las 00 de hoy sabado 22 de mayo las actividades en el primer puerto del Perú se normalicen.

¡......SEGUROS, FIRMES Y DECIDIDOS EN LA DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES DE LA ESTIBA DEL PUERTO DEL CALLAO!

La huelga de estibadores del Callao se ha levantado para abrir paso a una negociación. Es una tregua. Eso significa que la tempestad puede estallar de nuevo en el puerto. En el conflicto, los trabajadores se han enfrentado al frente único del gobierno aprista y los empresarios retrógrados.

La excepción en las filas oficiales ha sido Luis Negreiros Criado. Este congresista ha reivindicado su condición de sindicalista portuario y mostrado su fidelidad a la tradición que heredó de su padre, Luis Negreiros Vega, asesinado por la dictadura de Manuel A. Odría cuando formaba parte del Comando de Acción del Apra clandestina.


El APRA, lo recordó más de una vez Víctor Raúl Haya de la Torre, se nutrió de las experiencias proletarias de inicios del siglo XX y reclutó entre los anarquistas sus primeros cuadros populares. Durante los años 30 de la centuria pasada, el aprismo perseguido conquistó el apoyo de amplios sectores del pueblo: estudiantes, maestros, mineros, portuarios.

ESTIBADORES CONSIDERAN QUE EL APRA LOS TRAICIONÓ

Quizá por eso mismo, los estibadores, que se vieron abandonados por la bancada aprista, consideraron que EL APRA LOS HABÍA TRAICIONADO. Negreiros fue el guerrero solitario que no quiso someterse, como lo explicó ayer a nuestro diario, a los grandes grupos económicos que se oponen a una nueva Ley del Trabajador Portuario.

Como en todo el mundo, los trabajadores de los puertos son en Perú un sector clave en el proceso económico y social. Son, además, un contingente con veteranía en la lucha. En nuestros días representan un destacamento de avanzada en la defensa de los intereses nacionales, que se ven amagados por empresarios con escaso, o nulo, sentido de patria.

(1) Portuarios colmaron las calles del Callao. (2) Trabajadores portuarios jubilados también marcharon. Su voz de protesta por la política de privatización y rechazo a la entrega del puerto de Paita ya se hacía sentir en las calles. Carteles y pancartas anunciaban por las calles el motivo de la manifestación, “El Mar de Grau no se vende”, “Basta de Corrupción”, “Portuarios unidos jamás serán vencidos” “Los puertos son peruanos y no de los chilenos”, entre otros lemas eran aplaudidos por quienes en las avenidas observaban sorprendidos lo que pasaba. Las marchas patrióticas de la Unión Sindical portuaria, tienen por finalidad llamar la atención de las autoridades de la Región, la Municipalidad del Callao, los municipios distritales y el Gobernador del Callao, para que se pronuncien y exijan al gobierno cumplir con modernizar los puertos administrados por ENAPU.

LA HISTORIA DE LOS ESTIBADORES ES LA HISTORIA MISMA DE LA LUCHA OBRERA EN EL PERÚ

La de los estibadores del Callao es una historia de mar brava. Allá por 1904 iniciaron una huelga por aumento de salarios y jornada de ocho horas. El conflicto tuvo episodios de choque violento con la fuerza pública, en cuyo transcurso murió Florencio Aliaga, primer mártir de la causa obrera en el Callao. Una romería a la tumba de Aliaga, en 1905, marcó el inicio de la primera conmemoración del 1° de Mayo en el Perú.

En 1912, una huelga general acordada multitudinariamente en la Carpa de Moda del Callao por iniciativa de Delfín Lévano, condujo a la conquista de la jornada de ocho horas por los estibadores, que habían sido factor enérgico en la paralización.

En adelante, sobre todo en períodos duros de la represión, años 20, 30 y 40 del siglo XX, los portuarios fueron baluarte de las luchas por los derechos políticos de todo el pueblo y por las reivindicaciones laborales.

 

 

Compartir este post

Comentar este post