Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Perú: La Ley de Consulta Previa fue finalmente aprobada

23 Septiembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Queda entre los peruanos el temor ... de que el Gobierno, habiéndose visto obligado a aprobar la ley, haga todo lo posible para no ponerla en la práctica, negándose a reglamentarla, privando de recursos a las instancias que están encargadas de hacerla cumplir o instruyendo a todos los funcionarios del Estado a que No se rijan por ella.

Si se hubiera puesto en práctica oportunamente La Ley de Consulta Previa, nos hubiéramos evitado una larga sucesión de conflictos y confrontación entre pobladores y mineras, petroleras, industrias extractivistas y el mismísimo Estado

 

La Ley de Consulta Previa finalmente aprobada

 

Por el antropólogo Carlos Monge Salgado

Es así que, recientemente, los cambios constitucionales que se siguen en Ecuador, han consagrado el derecho a la consulta previa y ahora el Congreso peruano hace lo propio a través de una ley. Y esta demora es lamentable porque nos hubiéramos evitado mucho conflicto, mucha muerte y mucha sangre, si esto se hubiera reglamentado oportunamente hace mucho tiempo.
 

Por ejemplo, si este tipo de legislación hubiera estado ya aprobada en el Congreso y operativa a través de un reglamento emitido y publicado, se hubiera podido poner en práctica y nos hubiéramos evitado un largo conflicto que llegó a la confrontación entre pobladores de Tambo Grande y el proyecto minero que se ubica en la costa de Piura.

Nos hubiéramos ahorrado la cantidad de conflictos que hay ahora en torno al proyecto de la minera Majaz y por supuesto, los pobladores de Islay ahora hubiesen podido apelar a ese proceso, en lugar de tener que pasarse meses negociando y protestando para finalmente movilizarse, tomar la carretera, forzar una negociación y lograr decirle al Gobierno y a la empresa minera Southern que no quieren el proyecto minero Tía María en las condiciones en que ahora está, pues temen que afecte las fuentes de sus recursos hídricos y toda la vida del valle.

De la misma manera no hubiese habido la necesidad de llevar las dos largas vías de la amazonia en los años 2008 y 2009 que terminaron con el Baguazo con un costoso saldo de daños, muertos y heridos.

¿Ahora que viene hacia adelante? Por un lado, creo yo, el temor de que el Gobierno, habiéndose aprobado la ley, haga todo lo posible para no ponerla en la práctica, que no la reglamente, que no dote de recursos a las instancias que están encargadas, que no instruya a todos los funcionarios del Estado a que se rijan por esto.

Es decir, que me parece que lo que queda todavía por delante, es la aprobación de todos los ciudadanos y ciudadanas del Perú, de este instrumento legal, para garantizar su derecho a ser consultados de manera previa y libremente informada, sobre las decisiones del Estado y de los grandes grupos empresariales que quieren desarrollar proyectos de inversión pública o privada que pueden tener un impacto negativo fundamental en sus acciones y proyectos a futuro.
  
  

La amazonía y lo aprendido en Bagua

 

         

Apareció, en ese momento, quienes cuestionaban esos decretos y quienes decían que quienes levantaban con fuerza y claridad la defensa de sus propios territorios eran solamente las organizaciones indígenas. Quedó claro después, que no solamente fueron las organizaciones indígenas las que consideraban lesivos esos decretos, al señalar que se estaban violentando sus derechos a la consulta previa sobre este tipo de inversión en territorios, que son suyos o que ellos consideran históricamente como suyos.

A la vuelta de un tiempo la Organización Internacional del Trabajo ha emitido un informe potente, duro, pero claro y sólido, en la cual señala que el Estado Peruano está violentando esos derechos y va más allá. No solamente produce una denuncia, sino que produce una recomendación. Recomienda que el gobierno peruano cese la concesión de derechos de exploración y extracción de recursos extractivos y grandes plantaciones forestales en aquellos territorios que son indígenas o que los indígenas consideren como suyos, hasta que no se produzcan los debidos procesos de consulta.

Tenemos ya no solamente una voz interna de las propias poblaciones indígenas, reaccionando ante decretos que ellos consideran que los perjudican, ni solamente un conjunto amplio de voces nacionales diciendo que por supuesto tienen razón, sino ahora la Organización Internacional del Trabajo, que es la garante del Convenio 169 que establece estos derechos, declara con firmeza y con contundencia que el gobierno no está respetando esos derechos y que la manera táctica de aclarar las cosas, es parando las concesiones.

Tan potente ha sido el mensaje, que ha generado un curioso editorial del diario El Comercio que en lugar de denunciar a todo el mundo como agitador, ahora más bien invoca a la reflexión, llama la atención sobre este problema y considera la necesidad de efectivamente ver que está pasando y trata de producir alguna salida concertada que recoja los intereses de todos los actores.

Alberto Pizango líder de las protestas contra leyes de exterminio indígena y hoy candidato a la presidencia por Alianza para la Alternativa de la Humanidad (Aphu) Alberto Pizango confirmó su candidatura a la Presidencia el 2011 ... 23 Sep 2010 ...
tuitero.com/peru/20100923/118763.html

El tema es pues serio: ¿Debe o no debe ser la Amazonía entregada a los grandes proyectos agroindustriales? ¿Tienen o no tienen derecho las poblaciones indígenas a ser consultadas? ¿Conviene o no conviene al Perú que se piense en la Amazonía como una fuente de petróleo, gas y minerales? Ahí están los temas plateados para el debate.

Por mi lado, me resulta la cosa clarísima, se han violentado derechos y hay que dejar de violentarlos. Hay que pasar a un proceso de consultas, pero más allá del propio proceso de consultas con la población indígena, hay que llegar a una nueva suerte de pacto nacional, respecto de qué se debe hacer con la Amazonía.

En mi opinión no debe ser vista como una fuente extractiva, ni por la renta que esta genera; más bien debe ser vista como un espacio para el desarrollo pleno de la pluriculturalidad, para la protección de la biodiversidad y para el desarrollo de los negocios verdes, en torno a las comodities del futuro como son: el oxigeno, el agua, las maderas finas, la biodiversidad y un conjunto de otros usos sostenibles desde un mismo recurso renovable.

 

Compartir este post

Comentar este post