Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Perú: Oro y sangre en el cerro de Algamarca

23 Septiembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Estamos todos locos, o esperaremos un nuevo Baguazo en Algamarca para comprender que la soluciones quizá aquí no sea la fuerza. Entonces que aplaudiremos ese día, la muerte de peruanos que llevados por la ignorancia la necesidad y explotados por la codicia, tuvieron su fin el día aquel en que aplaudíamos el desalojo de la minería informal de la manera menos idónea, ese día sera pues el día en que dimos paso a la verdadera contaminación de la gran minería.

Desde abajo, el cerro de Algamarca luce como un asentamiento humano poblado de chozas con techos de plástico de colores: azul, amarillo y rojo. Allí viven miles de mineros autoempleados.Un cerro rico en oro en el extremo norte de Perú se ha convertido en territorio de ataques cruzados. Dos compañías se disputan su propiedad en los tribunales, mientras más de 3.000 mineros informales tomaron el lugar para explotar el metal sin medidas de seguridad ni protección ambiental.

Algamarca: la minería informal de Cajamarca

Desde muy lejos, en el vasto paisaje, camino al centro poblado de Algamarca, en la provincia de Cajabamba, se puede observar el pico del imponente cerro Anticlinal, principal centro de la minería informal en Cajamarca. De allí sale diariamente oro y plata.

Hace varios años cientos de pobladores venidos de diversos lugares de Cajamarca y últimamente de Huamachuco, Chimbote, Cerro de Pasco y Puno, se dedican en este lugar a la extracción artesanal de oro. Ellos la llaman “artesanal” pero también tiene mucho de informal. Se calcula que mensualmente obtendrían un promedio de 120 kilogramos de oro provenientes de las 300 pozas de extracción que hay en el lugar. El costo de un gramo de oro alcanza los S/. 95.00. Un peón puede ganar S/. 300.00 soles semanales. Mientras que periódicamente la Policía Nacional realiza operativos de decomiso en las carreteras, ante lo cual, los mineros se las han ingeniado para abrir nuevas rutas.


Sí hay marcha atrás                                                  

¿Cuál es la problemática de la minería Informal? Pues hay un excesivo uso de insumos químicos como bórax, cianuro, carbón activado, cal etc. asimismo, el manejo de explosivos sin las mínimas condiciones de seguridad.
los miles de mineros informales del Cerro Algamarca no han podido ser desalojados ni por la Policía Nacional, ni por los ronderos y el Ministerio Público.

La resolución emitida por el Gobierno Regional de Cajamarca está dada hace tiempo y resuelve suspender definitivamente las actividades mineras de miles de mineros informales que operan en el cerro anticlinal de Algamarca y la zona de la Chilca y Palo Blanco, pero la gente defiende con su vida el pan de sus hogares.


Antecedentes

Hace dos décadas, en el lugar existía la empresa Minera Algamarca –de propiedad de la cuestionada familia Sánchez Paredes- que dejó de funcionar debido a la presencia de Sendero Luminoso en la zona. Muchos de los mineros que trabajaban en aquel tiempo, son ahora quienes desde el año 2000 ocupan de manera informal este territorio.

Actualmente en la zona se desarrolla el proyecto minero Shahuindo. Realiza trabajos de exploración para poder iniciar en el 2012 la fase de construcción con una producción de 150 mil onzas de oro anuales. No obstante, antes tendrá que resolverse el conflicto generado por la presencia los de mineros informales

En esta zona de 7,982 hectáreas, existen 26 yacimientos auríferos, -cinco de las cuales se encuentran en el cerro Anticlinal-, equivalentes a 1 millón y medio de onzas de oro y 35 millones de onzas de plata, por un valor de  1,500 millones de dólares, cifras poco comparables con otros proyectos mineros en la región, que las superan considerablemente. Aún así, la concesión del proyecto Shahuindo estuvo en litigio desde el año 2002 entre la empresa canadiense Sulliden Exploration y la Compañía Minera Algamarca.

En el mes de febrero del 2009, ambas empresas decidieron dar por concluido el litigio firmando un acuerdo de resolución extrajudicial, ratificando el contrato de cesión que Algamarca ofreció a Sulliden en el año 2002. Esto significó que Sulliden realice un pago de 13.5 millones de dólares a Minera Algamarca.

La Chilca

Se calcula que existen 4,500 mineros informales en el  cerro Anticlinal, muchos de ellos menores de edad. Esta cifra ha venido incrementándose, a pesar de que no existe ningún registro oficial. Esto se ha debido al incremento de la actividad extractiva en el sector conocido como La Chilca, que es el extremo de mayor pendiente del cerro Anticlinal y donde se encuentran, principalmente, mineros provenientes de Huamachuco.

En el otro lado del cerro operan los mineros artesanales agrupados en la Asociación San Blas, que han tomado distancia con los mineros de La Chilca, conocidos por portar armas de fuego y ser “violentos”, para así evitar cualquier tipo de acción en su contra.

Precisamente han sido los mineros de La Chilca, quienes han sostenido enfrentamientos con la Policía Nacional con el saldo de varias personas fallecidas. A inicios del 2010, la Fiscalía denunció a 47 mineros de este sector, por delitos contra la ecología. Se especula también que para el traslado de los materiales utilizados en la extracción y transporte del oro se contaría con el apoyo de gente que estuvo vinculada a  Sendero Luminoso y de narcotraficantes. Todo esto hace que el acceso a La Chilca sea verdaderamente restringido y peligroso. Pero ciertamente el hermetismo en toda la zona del cerro es evidente. Incluso, en una ocasión, dos periodistas llegados a la zona fueron atacados y despojados de sus pertenencias.

Asociación San Blas


Alrededor de 500 mineros se agrupan en San Blas. Se consideran “mineros artesanales”, más no informales. Desde su formación en el 2006 han venido trabajando con la Dirección Regional de Energía y Minas a fin de buscar su formalización para poder mejorar sus condiciones de trabajo. Están convencidos de que su actividad se ha convertido en el principal eje de desarrollo para Algamarca. Al mismo tiempo, deslindan cualquier relación con el narcotráfico y con los actos de violencia que se dan en La Chilca.

Alejandro Briceño Rodríguez, alcalde de Algamarca, y que también se dedica a la actividad minera, afirma: “Con la Minera Algamarca no había muchas oportunidades y nuestro pueblo quedó olvidado. Sólo se favorecían algunos. Con la actual actividad minera la gente puede solventar sus gastos y atender sus necesidades. Todos los días se comercializan productos de pan llevar y gran cantidad de cemento y combustible”.

Marcos Vargas Briceño, socio de San Blas y conductor de una combi que presta servicio en la ruta Algamarca - Cajabamba, afirma que anteriormente sólo transitaban un par de vehículos de transporte público al día, sin embargo ahora son 39 los que se movilizan a la semana, entre combis, camiones y camionetas. “Así podemos vivir de la minería, porque los mineros hacen uso de nuestros servicios”, indica.
 
Tanto el alcalde, los mineros artesanales de San Blas y la población de Algamarca que no superan las 250 familias, coinciden en señalar que desde que inició la minería informal, la economía del lugar se ha dinamizado considerablemente, lo que les permite obtener más recursos. “Las autoridades en vez de decir no a la minería informal deberían involucrarse para que se haga un trabajo responsable”, afirma el alcalde.

Contaminación ambiental

La contaminación ambiental también se encuentra presente en la zona. Por un lado, se produce gran cantidad de gases provenientes del cianuro afectando a los propios mineros. Reportes periodísticos informan que en algunos casos de fallecimiento, los mineros no han permitido la necropsia y que los cuerpos han sido enterrados en el mismo cerro para evitar la intervención de las autoridades.

                

500 kilos de cianuro pertenecientes a los mineros informales del cerro Algamarca, decomisados por la Policía de Carreteras en el poblado de La Grama en junio de 2009.

Por otro lado, los agricultores de Chuquibamba, zona ubicada en la parte baja del distrito de Cachachi, a una hora y media de Algamarca, a través del Frente de Defensa del Medio Ambiente del Valle del Condebamba, han levantado su voz de protesta frente a esta situación alegando que los residuos de las actividades mineras son trasladados por el río que riega sus tierras, perjudicando la producción de la páprika y diversos frutales. El problema alcanzó su clímax cuando en enero del 2007 un grupo de ronderos de Chuquibamba se enfrentaron a los mineros informales, dañando varias pozas de extracción y decomisando gran cantidad de insumos, además de detener a siete mineros que fueron puestos a disposición de las autoridades.

El alcalde Alejandro Briceño afirma respecto a los peligros ambientales: “En todo sistema de trabajo tiene que haber algunas pérdidas, en esta zona de hecho debe haber un grado de contaminación, eso lo saben los especialistas”. Por ello, pide a las autoridades regionales que brinden cursos de capacitación para controlar la extracción del oro y la contaminación ambiental. “El gobierno regional debe ayudarnos para minimizar la contaminación, pero dejando trabajar”, señala.

El intento por frenar la minería informal

El 10 de agosto pasado, el gobierno regional de Cajamarca, a través de la Dirección Regional de Energía y Minas, publicó la Resolución Directoral Nº 135-2010, que ordena el cese y paralización de la actividad minera informal en el sector La Chilca. Esta decisión fue tomada luego de las evaluaciones que especialistas del gobierno regional hicieron en la zona, determinando impactos en la fauna y flora, peligros de intoxicación y accidentes mortales, reducción del agua en calidad y cantidad, y deficiente tratamiento del agua utilizada en el proceso de extracción.

El director regional de Energía y Minas, Tulio Ruiz Tirado, indicó: “Se debe buscar el entendimiento entre la empresa Sulliden y los mineros informales, para que continúen trabajando pero respetando el medio ambiente y la salud”. Acotó, además, que han venido sosteniendo reuniones con la junta directiva de la Asociación San Blas, a diferencia de los mineros de La Chilca, donde ni siquiera se conoce a los dirigentes.

No obstante, la situación continúa igual, ya que no se ha ejecutado ninguna medida en concreto. En ese sentido, se espera que de las futuras conversaciones que sostengan los funcionarios encargados, la empresa minera Sulliden y los mineros informales asociados en San Blas, dependerá la solución a la informalidad.

Por lo pronto, la relación entre Sulliden y la comunidad de Algamarca tiene visos positivos. “No existen confrontaciones. Estamos tratando de encaminar las relaciones desde hace poco más de un año porque las cosas deben seguir un conducto regular, por el bien del pueblo y haciendo minería de manera responsable”, indica el alcalde Alejandro Briceño.

De igual manera, el gerente general de Sulliden, Javier Fernández Concha-Stucker, ha señalado a los medios de comunicación, que la relación con la comunidad no ha tenido mayores inconvenientes, debido a que se han realizado trabajos de acercamiento desde el 2004.

 Informe publicado en la revista VOCES. Nro. 30. Setiembre 2010. Cajamarca. Asociación SER.

 

¿Cuánto daño hace la minería informal de Algamarca?

 
Pues esto lo vamos a saber cuando la comisión conformada por los especialistas de la Dirección de Energía y Minas y la Oficina de Defensa Nacional evalúen su estimación de riesgos, y la magnitud de los daños que ha causado la minería informal en Algamarca. Asimismo deberán identificar a los responsables, a fin de iniciar las acciones correctivas que amerita el caso.

Tulio Ruiz Tirado, Director Regional de Energía y Minas, sostuvo que la minería informal ha expuesto a la población de Algamarca a serios riesgos que atentan contra la vida de las personas y el medio ambiente, citando como ejemplo: la exposición a desmontes, relaves acumulados, sustancias tóxicas, uso de material peligroso, etc. Por tal motivo, se viene desarrollando un trabajo multisectorial a fin de brindar una propuesta integral a los principales problemas que afectan a esta localidad.

Estaremos atentos a los resultados que pueda obtener esta comisión y logre su objetivo, identificar a los responsables y sancionarlos. Asimismo proponer alternativas de solución frente a este problema. En todo caso la gran mineria trasnacional también contamina y no es solución, al final se lleva todo el oro y el subdesarrollo persiste
 

Declaraciones de la PNP sobre enfrentamiento entre mineros informales y Sulliden

Publicado por netsblogs 10/06/10
La Policía Nacional del Perú que participó junto con miembros de seguridad de la minera Sulliden Shauindo declaró sobre la invasión de los mineros informales a uno de los campamentos de Sulliden. Provocando un policía y dos personas heridos y dos muertos.

La nota gracias a SolTV de Cajamarca.

 
 


Shahuindo, un proyecto minero que está situado en el distrito de Cachachi, provincia de Cajabamba, en el norte de Perú. A unos 80 km al sur de Cajamarca y 15 km al oeste de la ciudad de Cajabamba.
 
Dentro de este proyecto se encuentran Minera Algamarca y Minera Shahuindo. Centros mineros que actualmente se encuentran en disputas judiciales.

Las compañías que se disputan esta propiedad en los tribunales son: Sulliden Shahuindo, subsidiaria de la canadiense Sulliden Exploration, y el grupo Las Algamarcas, de capitales peruanos y panameños. Ambas quieren quedarse con las 26 concesiones en litigio.
 
Para exponer la gravedad del problema te brindamos un reportaje elaborado por la Ventana Indiscreta sobre la minería en Algamarca.

La segunda parte del reportaje lo puedes ver aquí.
 

Compartir este post

Comentar este post