Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Perú: Paramilitares del "Grupo Colina" de Fujimori y Montesinos fueron sentenciados a 25 años de cárcel por asesinatos torturas y desapariciones

2 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 
 
Se comprobó 25 asesinatos de civiles sin vinculación con organismos terroristas
 
 
Sentencian a tenebroso Vladimiro Montesinos, al General Hermoza y al jefe del escuadrón de la muerte Martin Rivas a 25 años de cárcel, por los crímenes de Barrios Altos, El Santa y el asesinato del periodista Pedro Yauri.
 
Sociópata Vladimiro Montesinos aprovechó para hacer su SHOW MEDIÁTICO donde presentó su lista de fans en facebook y su libro ALERTA: ESPIONAJE CHILENO, un llamado en clave morse a los fascistas del ejercito, alos que formó cuando fue dueño del Perú, para enfilar contra Chile, agitando sentimientos retrógrados, antifraternos y por que no golpistas, como para estar en sintonía con las "fuerzas del orden" golpistas del Ecuador
 
Asesinos orquestada y cinicamentemente cantaron el himno del Ejercito del Perú, en pleno tribunal y ante los medios de prensa, como para que no quede duda de que están sentando línea política castrense insurreccional
 
                            
 
 

 

Grupo Colina. Junto a Fujimori, fueron autores mediatos de 25 asesinatos. Veredicto resalta que las víctimas eran civiles sin vinculación con organismos terroristas y que el Ejército dio un valioso aporte a la pacificación del país. Ver sentencia

César Romero y Ana Véliz

Tras un juicio extenso, complicado y lleno de obstáculos, la Primera Sala Penal Especial sentenció ayer a 19 jefes y agentes del grupo Colina a penas de 4 a 25 años de cárcel, por los crímenes de Barrios Altos, El Santa y el asesinato del periodista Pedro Yauri.

La sentencia estableció que el grupo Colina recibió apoyo económico y logístico de los altos mandos del Ejército y de la presidencia de la República.

Sin embargo, el tribunal resaltó que no estamos ante delitos cometidos por el Estado, sino por un grupo al margen de la ley que utilizó una institución militar para sus actividades contando con un manto de impunidad.

También se resaltó que  Colina fue diseñado por Vladimiro Montesinos y jefes militares que eran sus amigos, con la aprobación del ex presidente Alberto Fujimori. Igualmente, se establece que aun cuando su objetivo fue enfrentar a terroristas, solo mató a personas civiles: 15 en Barrios Altos, incluido un niño, 9  en El Santa y  Pedro Yauri.

La sentencia resalta que ninguna víctimas era terrorista o tenía vínculos con el terrorismo. En el mismo sentido se reconoció el valioso aporte del Ejército a la pacificación del país. La sentencia dispone que sigan las indagaciones para encontrar el cuerpo de Yauri.

  

Fosas de "desaparecidos" y Jefe del escuadrón de la muerte Santiago Martin Rivas

 

Las penas, igual que Fujimori

Los principales jefes de Colina: Montesinos, y los generales Nicolás Hermoza Ríos, Julio Salazar Monroe y Juan Rivero Lazo cumplirán 25 años de cárcel como autores mediatos de los delitos de homicidio calificado y asociación ilícita.

La misma pena recibieron los jefes operativos del destacamento: Santiago Martin Rivas y Carlos Pichilingue Guevara, como coautores de homicidio de 25 personas.

Es decir, recibieron la misma pena impuesta el 20 de julio del año pasado al “jefe de jefes” del grupo Colina: el ex presidente Alberto Fujimori, recluido en la prisión especial de la Diroes.

Otros tres jefes militares, los coroneles Federico Navarro Pérez, Fernando Rodríguez Zabalbescoa y Alberto Pinto Cárdenas, recibieron 15 años de cárcel. En el caso de Pinto lo condenaron por mayoría, pues la juez Hilda Piedra consideró que debió ser absuelto.

Los jefes de los subgrupos de Colina y los agentes más sanguinarios, Nelson Carbajal García, Ángel Pino Díaz, Jesús Sosa Saavedra “Kerosene” y Wilmer Yarlequé Ordinola, cumplirán 20 años de cárcel.

Todos ellos apelaron la sentencia ante la Corte Suprema, excepto Montesinos que se reservó ese derecho para hacerlo después.

Absueltos

El tribunal absolvió a 11 jefes militares y agentes: Carlos Indacochea Ballón, Víctor Silva Mendoza, Luis Cubas Portal, Máximo Cáceda Pedemonte,  Estela Cárdenas, Shirley Rojas. Además, a Juan Vargas Ochochoque, Luis Arce, Manuel Hinojosa, Julio Salazar y Juan Pampa Quilla.

Es de resaltar que el tribunal reconoció a favor del coronel EP (r) Silva Mendoza y el agente operativo Vargas Ochochoque el principio de obediencia debida, por lo que recibieron órdenes para apoyar al grupo Colina, pero sin conocer sus reales actividades.

Los crímenes

Yauri. El 24 de junio de 1992 el periodista Pedro Yauri fue sacado de su casa por seis encapuchados y nunca más fue visto.
BArrios Altos. El 3 de noviembre de 1991 se acribilló a 15 personas del jirón Huanta Nº 840 en Barrios Altos, entre ellos el niño de ocho años Javier Ríos Rojas.

Santa. El 2 de mayo de 1992 nueve campesinos fueron secuestrados y asesinados en El Santa, Chimbote.

Una sentencia ejemplar que se hizo esperar

La lectura de sentencia debió comenzar a las 9.30 am. pero las juezas Inés Villa, Inés Tello e Hilda Piedra no lograron concluir el debate a  tiempo y pospusieron la audiencia para las 2.00 pm. El fallo se leyó entre las 3.00 de la tarde y las 5.30 de la tarde en la sede judicial de la Base Naval.

La jueza Inés Tello explicó que la sentencia, que se publicará íntegramente en la página web del Poder Judicial, consta de 840 páginas, que incluyen 11 capítulos en los que se describen los hechos y se señalan los delitos y hechos probados.

Por la mañana, un oportunista Vladimiro Montesinos aprovechó  la presencia  de la prensa para  mostrar un libro y agradecer  a, según él, los 3,671 amigos que tiene en la red social Facebook.

Los jefes y  suboficiales de inteligencia procesados entonaron el Himno del Ejército. Incluso, Jesús Sosa Saavedra “Kerosene”  hizo vivas al Ejército con el puño en alto, lo que hacía suponer que iban preparados a hacer escándalo, pero los mantuvieron calmados.

La Sala de audiencias de la sede judicial de la Base Naval del Callao estuvo llena de tope a tope con los familiares de los acusados y de las víctimas del grupo Colina.

 

LEGADO FOTOGRAFICO DE LA COMISION DE LA VERDAD Y RECONCILIACION

(PAGINA 01) (PAGINA 02)
 

Click en  imágen para ampliar

El 8 de noviembre de 1989 la Policía Nacional realiza un operativo en la Facultad de Medicina de San Fernando de la Universidad de San Marcos. Los policías detienen a estudiantes sospechosos de terrorismo.
Foto: Diario Oficial El Peruano.

Familiares de las víctimas del caso La Cantuta. El 18 de julio de 1992, nueve estudiantes y un profesor de la Universidad Enrique Guzmán y Valle, La Cantuta, fueron secuestrados por el "Grupo Colina" en el campus de dicha universidad. Después de un año, en julio de 1993, sus restos se hallaron en fosas clandestinas en Cieneguilla, Lima.
Foto: Mariana Bazo. Agencia Rauters.

María Elena Moyano, ex-teniente alcalde de Villa el Salvador, militante de Izquierda Unida y presidenta de la Federación Popular de Mujeres del distrito, durante un acto público de 1992.
Foto: Diario La República.

La calle Tarata, Lima, al día siguiente del atentado senderista del 16 de julio de 1992, que dejó 22 muertos, más de 100 heridos y cerca de 200 viviendas inutilizadas.
Foto: Carlos Domínguez.

Niña de 13 años que presenció el asesinato de sus padres. Albergue para niños huérfanos por la guerra interna, Misión de Ocopa, Junín, 1995.
Foto: Cecilia Larrabure, de la serie "Ciertos Vacíos".

Click en  imágen para ampliar

Click en  imágen para ampliar

Soldados enseñan los símbolos patrios a niños del asentamiento humano Huaycán, Lima, durante una campaña de "acción cívica".
Foto: Onésimo Bottoni.

Mujeres de la Asociación Nacional de Familiares Secuestrados, Detenidos y Desaparecidos del Perú, ANFASEP, en el local de la institución en Huamanga, Ayacucho. Diciembre de 2000.
Foto: Nancy Chapell.

Campesinos de Huaraccopata, comunidad ubicada en las alturas de la provincia de Huamanga, Ayacucho, regresan a su tierra de forma voluntaria en mayo de 1996, después de más de 11 años.
Foto: Francisco Rodríguez. Revista Caretas.

El 21 de octubre de 1996, tras un año y ocho meses de prisión injusta en el penal Castro Castro, Gregorio Apaza (45) es encontrado inocente, indultado y puesto en libertad. En la imagen lo recibe su familia.
Foto: Jaime Rázuri.

Mujer muestra la foto carnet de un familiar desaparecido en Ayacucho, 1984.
Foto: Vera Lentz.

Click en  imágen para ampliar

 

Compartir este post

Comentar este post