Prensa Web La Radio del Sur /Agencia – El ex presidente de Costa Rica y premio Nobel de la Paz 1987, Óscar Arias, consintió que policías de su país recibieran entrenamiento en una academia del Comando Sur de los Estados Unidos, de acuerdo con cables de WikiLeaks publicados este domingo por el diario local La Nación.


Según los reportes de la embajada estadounidense en San José, en 2007 Arias y su ministro de Seguridad, Fernando Berrocal, idearon un plan para que los oficiales pudieran ser entrenados en el “Western Hemisphere Institute for Security Cooperation (WHISC)” sin que se afectara la imagen pública del mandatario, conocido por sus posiciones a favor de los derechos humanos y la desmilitarización. 

Berrocal confirmó la información a La Nación, y explicó que el plan consistía en que el entonces presidente daría un “silencio positivo” a una petición para enviar policías a la academia estadounidense, sucesora de la Escuela de las Américas, reseñó eEFE.

Según Berrocal, el acuerdo fue que él enviaría a Arias una carta solicitando la autorización, y el ex gobernante no la respondería para no atraer a la opinión pública sobre el tema, de modo que su silencio se interpretaría legalmente como una autorización tácita.

Ese plan fue relatado el 20 de diciembre de 2007 en un cable confidencial escrito por el entonces consejero político de la embajada de EE.UU., Peter Brennan.

Berrocal afirmó que esa estrategia se ideó para evitar las críticas en contra de Arias si este figuraba autorizando la capacitación de policías en academias del Comando Sur.

“El presidente (Arias) estaba también sometido a presiones, él es un premio Nobel de la Paz y tenía responsabilidades y había una serie de organizaciones en los Estados Unidos y organizaciones internacionales que decían que nosotros no debíamos tener ese tipo de entrenamiento y, efectivamente, yo convine con el presidente que yo asumía toda la responsabilidad”, reveló Berrocal.

Costa Rica ha enviado oficiales al WHISC desde años anteriores a la administración Arias (2006-2010), pero en 2007 activistas estadounidenses por los derechos humanos criticaron al ex mandatario por mantener vigente esa práctica.

En mayo de ese año Arias declaró públicamente que no enviaría más oficiales a la academia.

No obstante, los cables de WikiLeaks revelan que luego de esa declaración la embajada estadounidense organizó lo que ellos calificaron como un “persistente cabildeo” para revertir la decisión presidencial, como finalmente ocurrió.

Arias no ha dado ninguna declaración respecto a la información de Wikileaks, que también ha revelado la injerencia estadounidense en el proceso de aprobación del tratado de libre comercio (TLC) con EE.UU., en 2007.

 

Tomado de Contrainjerecia