Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Premoniciones capitalistas

5 Diciembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Lunes, 29 de Noviembre de 2010 - José Luis Vázquez

José Luis Vázquez Primero fue la crisis de las hipotecas subprime en Estados Unidos. Un plan siniestro para captar clientes de bajos recursos que terminó en un verdadero desastre.

 Esto fue a partir del mes de junio de 2007, aunque su origen fue bastante anterior. Pero ésta fecha es considerada el disparador de las posteriores crisis que llegaron. La crisis financiera y bancaria, y posterior a eso la crisis económica, es decir, la crisis social  e industrial.

 Ya cuando comenzó la crisis hipotecaria de las subprime se comenzó a hablar de las dos crisis posteriores. Hasta que finalmente llegaron. Pero se habían previsto con antelación (al menos en el plano mediático) digamos que hasta la saturación.

 Posteriormente se comenzó a hablar que la crisis podría cruzar el atlántico. Hasta el hartazgo escuchamos cómo haría la Unión Europea para salvar esa posibilidad. Hasta que también llegó.

 Islandia (que no es miembro de la UE) pasó en una semana de ser un país inmensamente rico y de 300 mil habitantes a ser un verdadero desastre.

 En 2003 había privatizado todos los bancos, comenzaron a llegar los inversores con los famosos fondos de riesgo (hedge funds) y la especulación y la ambición de los capitales por ver el dólar siguiente en forma rápida y sin trabajo se apoderó del país.  Europa temblaba.

 Y llegó. Primero fueron los países del Este, después fue Grecia. Pero siempre hablando de lo mismo.

 Desde 2007 se hablaba de Europa, de Islandia, el Este, Grecia, Portugal, Irlanda, España, y fueron llegando uno a uno.

 Cayó Islandia, cayeron los países del Este, cayó Grecia, Cayó Irlanda ¿alguien puede tener dudas que seguirá Portugal y España?.

 Dice Chomsky en su ensayo sobre la estrategia de la gradualidad: "Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990:    Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez”.


Es exactamente lo que está sucediendo hoy. Es un ajuste del mismo Plan macabro.

 El FMI ha dado a conocer algunas reformas que aprobó a principios de noviembre. Esta es también la estrategia de cambiar un poco, para que nada cambie. Muy vieja y conocida, también.

 Dice Chomsky en su ensayo sobre la estrategia de diferir los problemas:

 “Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como "dolorosa y necesaria", obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura.

 Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato.

 Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que "todo irá mejorar mañana" y que el sacrificio exigido podrá ser evitado.

 Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento. 

 Esa es exactamente la estrategia que está utilizando el Imperialismo para aplicar un achicamiento del negocio (pero) inexplicablemente será el mismo que ha causado el origen del problema. Y seamos realistas. No existe resistencia real efectiva. Todo parece ser una verdadera avalancha imparable, imposible de detener.

 Es decir: los mismos que crean el problema son los mismos que buscan las soluciones. Quizá eso no se lo peor. Lo peor de todo es que siguen con el mismo Plan, pero más pequeño. Es decir, se insiste con el mismo SISTEMA.

 Vemos venir los problemas, los conocemos, los enfrentamos (pero) inexplicablemente también, los aceptamos. O no, pero es imposible crear una alternativa.

 A la vista de estas cuestiones casi percibidas sin discusión más que nunca nos declaramos socialistas, marxistas, y revolucionarios.  Cuba es un Paraíso, Venezuela va por buen camino, no conozco, pero quizá Corea del Norte también.

 

Tomado de InSurGente

Compartir este post

Comentar este post