Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Público le lava la cara al Gobierno de España

21 Enero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Artículo publicado a petición de nuestros lectores que participaron en la sección Desmontando a los Medios

Gonzalo Sánchez - Tercera Información | 20-01-2011 | 

A principios de esta semana pudimos ver a Público defendiendo a capa y espada las medidas tomadas por el presidente Zapatero. Medidas que afectan a los derechos de los trabajadores y empeora la situación de la ciudadanía, y que responden a las exigencias de 37 empresarios españoles.

Público se ha esforzado mucho por tener una apariencia progresista con la que engatusar a lectores de izquierda, que se tragan sus noticias contra Chávez y Morales- "¿cómo van a ser buenos si hasta "la izquierda" los critica?"-, sus informaciones de apoyo a una determinada "familia" de Iquierda Unida (IU), sus publicaciones donde justifican la dictadura de Honduras la cual fue "forzosa pero legal" según el periódico y sus textos donde proclaman a Brasil como ejemplo de lo que debe ser la izquierda, aquella que gusta a los EEUU por respetar el libre mercado.

Al fin y al cabo Público sólo es un muro de contención para que la ciudadanía no pueda acceder a otras informaciones realmente de izquierdas en las que se señalan a los verdaderos culpables de la crisis, los mismos a quien Público defiende. De vez en cuando el periódico publica informaciones de la izquierda política y social para mantener esa imagen, algo vital para mantener a los lectores progresistas e impedir que se vayan a otros sitios a buscar esas noticias.

Mientras tanto cuela como izquierda informaciones de derecha. Por ejemplo la noticia que es objeto de este desmonte, titulada "Zapatero: "Lo que hay que hacer ahora son reformas, reformas y reformas"".

En la noticia se hace una defensa de las medidas del ejecutivo español y no se toca el tema de lo que están suponiendo para los trabajadores, parados, jubilados, mujeres y los estudiantes.

Tampoco se puede esperar objetividad por parte de Público a la hora de defender al noeliberalismo y mucho menos si al que hay que defender es al presidente Zapatero. Público es parte de Mediapro. Mediapro hace las campañas electorales del PSOE. El Gobierno del PSOE está externalizando RTVE y la máxima beneficiaria es Mediapro. La ciudadanía española tiene derecho a acceder a la información que publica la Oligarquía, la cual posee los medios de comunicación, totalmente privatizados.

Público, en la noticia no habla sobre los más de 4 millones de parados que hay bajo la gestión de Zapatero, la privatización en la gestión del INEM, el retiro de las ayudas sociales, el enorme incremento del trabajo temporal, gracias a las conceciones del gobierno a las Empresas de Tratabo Temporal.

No comenta nada acerca de laReforma Laboral que a efectos prácticos iguala el contrato temporal con el fijo, suaviza muchísimo el despido -el empresario no tiene que justificarlo y tampoco pagarlo en su mayor parte-, quita poder a los jueces para decidir sobre la ilegalidad del despido y otorga al empresario total poder para decidir los convencios a su antojo.

Igualmente no explica cuales son las nuevas reformas que propone el presidente Zapatero, la cuales aumentarán hasta los 67 años la edad para jubilarse obligatoriamente y privatizará las pensiones. Se da la posibilidad de jubilarse a los 65 años si se ha cotizado durante 41 años seguidos, estando el mercado laboral de contratos fijos y despidos masivos, esa situación se hace imposible.

El gobierno carga sobre las espaldas de los trabajadores el peso de la crisis mientras otorga cada vez más privilegios a las grandes empresas privadas y bancos, los cuales aumentan sus ganancias año tras año.

Público, como buen defensor del neoliberalismo, no comenta en su noticia nada de esta situación. En su noticia podemos leer que "el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, continúa defendiendo la propuesta del Gobierno para reformar las pensiones, la reestructuración de las cajas y las medidas para contener la especulación de los mercados."

Véase el lenguaje empleado para lavar la imagen del presidente. "Reformar", "reestructuración" y "contener" son usadas en vez de "privatizar", "vender lo público a las empresas privadas" y "seguir las políticas del FMI". En la noticia no explican ninguna de esas "reformas", "reestructuraciones" o "contenciones", porque si lo hicieran esas palabras tan bonitas no podrían estar en la noticia sin provocar una contradicción tan grande que impidiese publicar la noticia.

La noticia sigue con "respecto al primer punto, Rodríguez Zapatero apuntó que "lo primero que conviene es que los mercados y analistas acepten los resultados que estamos ofreciendo sobre reducción del déficit y la austeridad (...) Los mercados lo que están haciendo, quizás, es esperar a ver qué pasa con las medidas que hemos implementado", añadió".

Por supuesto Público no dio a conocer esos resultados, puede que no sean tan buenos como cabe esperar. Sin embargo reproduce cómo el presidente habla de austeridad, pero no dice quién la sufre. Los 37 banqueros que se reunieron con el y al día siguiente Zapatero convirtió en ley sus reclamaciones no.

Zapatero añadió que, los mercados, "deben sentarse y ver objetivamente si estamos haciendo lo que prometimos hacer" y, añadió: "Por supuesto, España va a cumplir sus compromisos".

Si el presidente se refiere a sus compromisos con el FMI y los grandes empresarios éstos pueden sentarse tranquilos, sus medidas se están aplicando. Sin embargo los compromisos electorales tales como el pleno empleo, la laicidad del estado, y otras muchas promesas con las que se revistieron de izquierdas -como lo de subir los impuestos a los "poderosos" y no a los trabajadores, o su discurso pro-inmigrante aunque luego pacte las leyes de extranjerías con el PP y las asociaciones sociales las tachen de racistas- todavía esperan a ser cumplidas.

La noticia continúa por los mismos derroteros, hablando de la reestructuración de las cajas de ahorros sin mencionar que el gobierno las salvó -junto a los bancos privados- con el dinero público producido por el trabajo de todos los trabajadores. Tampoco se menciona que después los bancos deshaucian a cientos de miles de familias que produjeron el dinero con el que fueron salvados. Tampoco se habla de que el PSOE rechazó la propuesta de IU para que el estado pagase con dinero público, no a los bancos, sino a las familias deshauciadas, ya que éstas son responsabilidad del estado y no los bancos privados.

Compartir este post

Comentar este post