Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

¿Quién es verdadero “ciberdisidente”: Julian Assange o Yoani Sánchez?

21 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Objetivo: Falsimedia
Miércoles, 16 de Febrero de 2011 07:00

Duración: 3:48

Basado en texto de Iroel Sánchez en el Blog "La pupila insomne"

Participa en el debate sobre este video en You Tube e inserta tus comentarios

 

cubainformacion.tv

 

 

Texto de Iroel Sanchez:

 

“El País”: tan lejos de la verdad

¿Queda espacio para la verdad en el enorme entramado de PRISA?

¿Queda espacio para la verdad en el enorme entramado de PRISA?

El pasado noviembre, durante una visita a la ciudad suiza de Ginebra, el fundador de Wikileaks, Julian Assange, afirmó que sólo se sentiría protegido de la cacería desatada en su contra por Estados Unidos en tres países: Islandia, Suiza y Cuba. Es una declaración importante que no circuló mucho en lengua castellana y de la que un diario como El País, que se precia de ser “el periódico global de noticias en español”, aún no se ha enterado. A pesar de  beneficiarse en grande con las filtraciones de Wikileaks, el cotidiano del Grupo PRISA parece estar más atento a otro tipo de  “ciberdisidencia”, más afín a sus inclinaciones políticas.

Es así que el diario madrileño viene a confirmar las afirmaciones de los funcionarios  norteamericanos –contenidas en los cables publicados por el mismo periódico- sobre el desgaste de la contrarrevolución tradicional en Cuba y sus aspiraciones de  presentar una especie de “disidencia 2.0”, algo para lo que incluso convocan públicamente cursos desde su sede diplomática en la Isla. Y la portadora de la “revelación” que amplifica El País, es nada menos que Yoani Sánchez, la misma persona que en esos cables se define como el paradigma para la nueva oposición a construir en la Isla. Es con ella –lanzada a la fama por PRISA- con la que el ex jefe de la Oficina de Intereses de EE.UU. en La Habana sostuvo numerosas conversaciones ocultas, según propia confesión, y con quien se reunió en secreto la más alta funcionaria norteamericana que ha visitado Cuba.

La duda surge al recordar que hace unos meses el mismo periódico publicaba una manipulada entrevista a la editora del sitio Cubadebate titulada “En Cuba tardo seis horas para subir un video en YouTube”, burlándose de lo que el diario llama “penurias tecnológicas” debidas -según el entrevistador- a que “las dictaduras navegan mal por Internet”. Pues, en el artículo sin firma publicado por El País no se preguntan cómo Yoani Sánchez, que reiteradamente decía postear a ciegas en su blog, pudo ¡¡¡descargar, y ver un video de más de 50 minutos en esas condiciones!!! ¿O es que acaso se beneficia de las facilidades tecnológicas que Estados Unidos distribuye a sus cibersoldados en Cuba? Según la Subsecretaria de Estado Bisa Williams, en su diálogo secreto con Yoani Sánchez esta le pidió ayuda para comprar con PayPal pero no para descargar videos, por lo que es de suponer que ése problema lo tiene resuelto, cosa que ahora confirmamos.

Por supuesto, para El País – como dice el cada vez más acusado de agente de la CIA Carlos Alberto Montaner- “el pecado no está en que Estados Unidos intente subvertir el orden en Cuba”; tanto Sánchez, como PRISA y el propio Montaner trabajan para ese objetivo. Pero a pesar de su cinismo, no creo a ninguno de ellos les convenga mucho la nueva maniobra. Hasta un comentarista del texto de Montaner en el sitio Diario de Cuba reconoce que su  enemigo en vez de sancionar  se propone “responder con ideas”. Mientras,  según hemos podido apreciar en las revelaciones de Wikileaks, los empleadores de Sánchez y Montaner utilizan la tortura, el asesinato y el chantaje, en Cuba se habla de que “…ser un bloguero no está mal. Ellos tienen los suyos y nosotros los nuestros. Vamos a pelear para ver cuál de los dos grupos resulta ser más fuerte”.

Quizá esa sea la filosofía que explique por qué, a diferencia de lo que hace EE.UU., Yoani Sánchez no está presa ni se le han confiscado los equipos con los que puede hacer lo que no está al alcance de las instituciones ni los internautas cubanos. Sin embargo, los lectores de El País tampoco se han enterado de que Google clausuró el canal de Cubadebate en YouTube . Son verdades – como la opción de Assange por Cuba- a las que PRISA teme demasiado como para darles espacio en el mundo de mentiras que ofrece a sus lectores.

Compartir este post

Comentar este post