Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Rechazo en Panamá a Nuevo Codigo Minero entreguista.

1 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Ngöbe Bugle Shire Will Defend Cerro Colorado Mountain.

Como “una decisión ya tomada” calificaron las organizaciones conservacionistas, indígenas y de la sociedad civil la intención del Ejecutivo de Panamá, de potenciar el desarrollo de la minería a cielo abierto mediante una reforma al Código Minero.

 

El 26 de octubre de 2010 el Concejo de Gabinete de Panamá aprobó la Resolución No. 187, la cual autoriza al ministro de Comercio e Industrias, Roberto Henríquez, presentar al pleno de la Asamblea Nacional un proyecto de ley para modificar el Código de Recursos Minerales.

 

                        

 

 

Entre los cambios se pretende que las naciones extranjeras sean accionistas en las explotaciones a futuro en Panamá. En la actual legislación se prohibe la participación de otros Estados en las concesiones mineras. Para Julio Berríos, abogado internacionalista,  la explotación minera a cielo abierto representa daños ecológicos incalculables, y encima, con dichos cambios se entrega el país.

Finalizado el periodo de consultas de la reforma al Código Minero el 28 de enero de 2011, Roberto Henríquez, ministro de Comercio e Industrias (MICI), se reunió el fin de semana con un grupo de técnicos para evaluar las consideraciones en el periodo de consultas a las reformas de Código Minero, mientras que amplios sectores de la sociedad civil pedían MORATORIA del nuevo código minero.

La reunión tuvo dos puntos importantes: examina cómo destinar fondos para las comunidades indígenas y la posibilidad de destinar fondos para la protección ambiental de las zonas donde se explote la minería.

Las consultas a las reformas de Código Minero, generaron descontentos en los ngöbe-buglé, ambientalistas y otras organizaciones como Frenadeso.

Por su parte, ecologistas como Raiza Banfield, aún no están de acuerdo con la forma, mientras que Rogelio Moreno, cacique ngöbe-buglé, señala que podría haber explosión social en la comarca si se aprueba el proyecto.

Como en toda reforma dantesca, los propulsores de la misma apelan al soborno y al chantaje como ases bajo la manga al verse rebasados por la razón y el sentido común. Panama puede vivir de la naturaleza sin destruirla y sin destruir a sus indigenas. Ya se ha denunciado la mortandad de peces envenenados por contaminaciones de las aguas en Cocle del norte y en Donoso…. hoy son los peces mañana los humanos …

Panamá: Piden referéndum a reforma del Código Minero

 

Servindi, 31 de enero, 2011.- Diversos grupos indígenas y ecologistas han pedido al gobierno una moratoria a la aprobación del paquete de reformas del Código Minero de 1963 para que haya un amplio debate nacional que desemboque en un referéndum. 

“No podemos permitir que vengan compañías extranjeras a quitarnos las tierras y los recursos que nos pertenecen”, sostuvo Rogelio Moreno, presidente de la Coordinadora Nacional de Indígenas.

Asimismo, el opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD) emitió el pasado jueves un comunicado donde se opone a las propuesta de reformas que actualmente se debaten en el Congreso, por considerarla “antinacional” y entreguista”, puesto que permitiría la operación de empresas mineras en los territorios indígenas.

Las reformas impulsadas por la administración Martinelli, “entrega a otras naciones o a empresas controladas por ellas, una parte sensible del territorio nacional y de sus más importantes riquezas”, sostiene el comunicado.

La propuesta del gobierno implica ceder a las empresas mineras el territorio que el pueblo Ngöbe-Buglé ocupa, para licitar los yacimientos de cobre de Cerro Colorado, que albergaría cerca de 17 millones de toneladas de mineral.

El partido opositor recuerda al gobierno que todo anteproyecto de Ley “requiere un mínimo de entendimiento con los sectores que pudieran estar involucrados en sus efectos directos o indirectos”.

Por otro lado, el presidente de la Conferencia Episcopal de Panamá, José Luís Lacunza advirtió que la mina de Cerro Colorado es un lugar muy delicado, donde nacen los principales ríos de la Comarca Ngöbe Buglé y de la Provincia de Chiriquí y en donde cualquier complicación provocaría graves daños ambientales.

Servindi  31/01/2011

—————–

             

 

 

                 

Protección ambiental no es prioridad en reforma minera

Como una decisión ya tomada. Así calificaron las organizaciones conservacionistas, indígenas y obreras la intención del Ejecutivo de potenciar el desarrollo de la minería a cielo abierto mediante una reforma al Código Minero, quienes lamentan que la protección ambiental no sea la prioridad de esta reforma, sino el interés económico.

Un análisis de los cambios que pretende hacer el Ministerio de Comercio e Industrias (MICI), realizado por la firma de abogados Arosemena, Noriega & Contreras, reveló que los principales objetivos del proyecto de Ley 277, que busca reformar al Código Minero, son facilitar la participación de gobiernos o Estados extranjeros en las concesiones para la extracción de minerales metálicos y no metálicos en nuestro país y aumentar las regalías, cánones y tasas que pagan las empresas mineras.

Los Cambios

 

 

De acuerdo con el análisis, el cambio más importante que se pretende introducir en el Código Minero es la modificación al artículo 4 numeral 1, que hasta ahora “prohíbe el otorgamiento de concesiones mineras a gobiernos y Estados extranjeros, entidades o instituciones oficiales o semioficiales extranjeras y a las personas jurídicas en las cuales tenga participación directa o indirecta algún gobierno o Estado extranjeros”.

Por el contrario, el proyecto de ley 277 permite el otorgamiento de concesiones mineras a personas jurídicas en las que tengan participación económica o financiera uno o más Estados o gobiernos extranjeros, instituciones oficiales o semioficiales extranjeras, siempre y cuando dichas personas estén constituidas como personas jurídicas de derecho privado y renuncien en el contrato de concesión a reclamación vía diplomática salvo el caso de denegación de justicia. Esto también aplica en el caso de cesión de contrato.

Otro aspecto importante que contempla esta iniciativa legal es el incremento de un 100% de las los cánones anuales superficiales para concesiones mineras de exploración, los cuales ahora pagarán $1,00 por hectárea en la concesión de uno a dos años, $2,00 por hectárea en la concesión de tres a cuatro años y $3,00 en la concesión de cinco años en adelante. A esto se suma el incremento de las regalías por minería clase II de 2% a 5%.

En tanto, los cánones anuales para la extracción minera según la clase de mineral también se incrementan conforme a los años de concesión.

En este renglón, el canon vigente de entre $0,75 y $4,00 por hectárea se eleva a montos que fluctúan entre $1,50 y $8,00 por hectárea, mientras que las regalías aplicadas pasan de 2% y 4% a entre 4% y 8%, siendo las más altas las que pagarán los minerales clase II (8%) y clase VI (6%)

También se registran incrementos importantes en los permisos de reconocimiento superficial, que ahora costarán $100 y pagarán $25 por cada prórroga; en las concesiones de exploración, que costarán $2.000 y pagarán $2.000 por cada prórroga; en las concesiones de extracción de minerales no metálicos, que costarán $2.500 y pagarán $5.000 por cada prórroga; y en las concesiones de extracción de todas las demás clases de minerales, que costarán $10.000 y pagarán $20.000 por cada prórroga, entre otros.

Al evaluar los resultados de este análisis, José Navarrete, abogado de la firma Arosemena, Noriega & Contreras, explicó que evidentemente los dos temas fundamentales que se abordan en esta reforma son el ingreso de capitales o empresas estatales a la actividad minera panameña y el incremento de los ingresos que el Estado panameño percibe de esta actividad.

Polémica

 

Al presentar este proyecto de ley ante la Comisión de Comercio de la Asamblea Nacional, el ministro de Comercio e Industria, Roberto Henríquez, destacó que esta reforma busca elevar los ingresos que el Estado panameño recibe en concepto de regalías, cánones y tasas que pagan las empresas mineras y facilitar el flujo de capitales estatales a esta actividad, además de controlar la minería ilegal.

Pero pese a haber definido claramente los principales objetivos de esta reforma al Código Minero, Henríquez señaló que los aspectos más importante que persigue esta iniciativa es lograr que el desarrollo de la minería y la conservación del medio ambiente sean compatibles y que los ingresos generados por esta actividad beneficien a las comunidades en que se desarrollan los proyectos.

La abogada y dirigente conservacionista Raisa Banfield, cuestionó la conducta del ministro Henríquez alegando que sus planteamientos ante la comisión no fueron más que una defensa de la actividad minera, lo que demuestra que la decisión de permitir la minería a cielo abierto en nuestro país ya está tomada.

A juicio de Banfield, lo que debería proceder en este momento es desarrollar un debate sobre el impacto que la minería metálica a cielo abierto puede tener sobre el medio ambiente, para determinar si esta es o no una actividad en la que Panamá debe sustentar su crecimiento.

Por su parte, el director ejecutivo de la Cámara Minera de Panamá (Camipa), Zorel Morales, destacó que Panamá tiene tres reservas de clase mundial de oro y cobre, cuyo valor supera los $200.000 millones, por lo que lo correcto es adecuar el Código Minero a las leyes ambientales vigentes para que la explotación de esa riqueza se haga de forma responsable.

Sin embargo, admitió que para poder extraer esta riqueza se tendrían que talar unas 6.000 hectáreas de bosques.

A lo que Banfield respondió que talar árboles para lavar la tierra y extraer de ellas minerales preciosos mediante químicos altamente tóxicos como cianuro o mercurio no es una técnica nueva de extracción minera y mucho menos compatible con el medio ambiente.

Sin embargo, el titular de Comercio e Industrias advirtió que el error de enfoque de quienes se oponen a la minería es pensar que si esta modificación no se aprueba, la minería en Panamá dejará de existir, lo que carece de fundamento porque si no se introducen los cambios propuestos por el Ejecutivo al Código Minero, las empresas mineras pueden seguir adelante con su actividad, sólo que pagando menos al Estado.

31 de Enero de 2011  Hitler Cigarruista  http://www.capital.com.pa/?p=1544

—————–

Rechazan en Panamá reforma del código minero por “antinacional”

         
27 Ene 2011 – La oposición panameña rechazó este jueves un paquete de reformas del código minero que pretende aprobar el Gobierno del empresario Ricardo Martinelli con el pretexto de atraer inversión extranjera, y propuso convocar un referéndum para esclarecer esta situación.

 

El Partido Revolucionario Democrático (PRD), el mayor partido opositor, se opone a la propuesta de reformas que se discute en la actualidad en el Congreso, de mayoría oficialista, “por antinacional” y “por entreguista”, pues facilitaría la operación de compañías extranjeras en los territorios indígenas panameños. 

El Gobierno derechista presentó en el Congreso una propuesta de reforma del código minero, dictado en 1963, para atraer inversiones, principalmente de empresas de Canadá, Corea del Sur y Singapur, que mostraron interés por el negocio minero en Panamá. 

La iniciativa permite que la participación en la industria minera incluso de personas jurídicas integradas por estados o gobiernos extranjeros “renunciando expresamente en el contrato de concesión a la reclamación por la vía diplomática”. 

El PRD aseguró que el paquete de reformas no sólo crea las condiciones para “asaltar” y “controlar” yacimientos de cobre, sino que “entrega a otras naciones o a empresas controladas por ellas, una parte sensible del territorio nacional y de sus más importantes riquezas”. 

Además de criticar las reformas, el PRD propuso en un comunicado que se convoque un referéndum para decidir esta controversia. 

Grupos indígenas, ecologistas y líderes opositores han pedido al gobierno una moratoria a la actividad minera para que haya un amplio debate nacional que desemboque en un referéndum, tal y como propone el PRD.

Oposición indígena
 

Recientemente, el Gobierno panameño anunció su intención de licitar yacimientos de cobre en Cerro Colorado, ubicado en la comarca indígena Ngöbe-Buglé y que tendría 17 millones de toneladas de cobre. 

El miércoles, agentes antimotines lanzaron  bombas lacrimógenas a indígenas de esa etnia para despejar un punto de la Vía Interamericana, quienes efectuaban una protesta contra la citada reforma. 

Los manifestantes fueron obligados a despejar la carretera en el sector de San Félix, unos 400 kilómetros al oeste de la capital panameña. 

Un dirigente del Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso), Ariel Rodríguez, dijo en la página de internet de la agrupación que además varios de los manifestantes fueron detenidos. 

Los indígenas Ngöbe Buglé, los más pobres del país, temen que las reformas al código minero permitan al Gobierno otorgar a Estados extranjeros una concesión para explotar Cerro Colorado, donde se encuentra un importante yacimiento de cobre. http://www.patriagrande.com.ve/temas/internacionales/rechazan-en-panama-reforma-del-codigo-minero-por-%E2%80%9Cantinacional%E2%80%9D/

Fuente: La Radio del Sur

El Sindicato de Periodistas rechazó las reformas al Código Minero 28 Ene 2011 El Sindicato de Periodistas de Panamá (SINDIPER) emitió un comunicado donde rechazó un paquete de reformas al Código Minero impulsadas por horacero.com.pa/index.php?option=com…id… -

———–

Minas: Potencial vs. sacrificio ambiental

Publicado el 10 de Enero de 2011 por Capital  Migdalia Casorla

Capital

Panamá tiene un potencial minero interesante contando hasta el momento con 12 reservas de metales preciosos y no preciosos comprobadas entre las que se menciona Chocha (oro y cobre) en Bocas del Toro; Cerro Colorado (cobre) en Chiriquí; Cerro Pelado (oro) en la Comarca Ngöbe Buglé; Santa Rosa y Remance (oro) en Veraguas; Molejón y Petaquilla (oro y cobre) en Coclé del Norte; Cerro Quema (oro) en Tonosí, Viento Frío (oro) en Colón y Zioro (oro) en Capira, de acuerdo con registros de la Cámara Minera de
Panamá (Camipa).

En las tres reservas de cobre, la Camipa calcula que existen hasta el momento 47.200 millones de libras de este mineral que al valor de $3,00 la libra, equivale a $141.600 millones. Mientras que en los yacimientos de oro se estiman reservas por 8.355.000 onzas de oro, lo que cercano al precio actual resulta en más de $11.830 millones, para un total en ambos minerales por arriba de $150.000 millones. Sin contar con los probables yacimientos que se sospechan existen en el norte de Veraguas o en el resto de la comarca Ngöbe Buglé.

Sólo en Molejón, la compañía Petaquilla Gold inició el año pasado la explotación de oro, reportando hasta el cierre de 2010 cerca de $74 millones en exportaciones, según adelantó el viceministro de Industrias y Comercio, Ricardo Quijano. De éstos, cerca del 50% se queda en Panamá entre equipo mano de obra, insumos, alimentación, compras locales entre otras, afirma el funcionario. “Tan sólo ese proyecto le está representando a Panamá unos $35 millones todos los años”.

Mientras se calcula que las exportaciones de cobre en dos minas, Petaquilla y Cerro Colorado, podrían llegar a 600.000 toneladas, lo que ubicaría a Panamá en el noveno lugar de países productores a nivel mundial, después de Chile, Estados Unidos, Perú, China, Australia, Indonesia, Rusia y Canadá

Y en dos años están por iniciar operaciones cuatro compañías más entre ellas: Minera Panamá (Petaquilla), que está en aprobación del Estudio de Impacto Ambiental, Cerro Quema, Cañazas y otra que está en el proceso del análisis legal y la revisión de la prórroga, con inversiones que superarían los $10.000 millones.

Cada yacimiento, explica Quijano, va a generar cerca de 6.000 empleos directos mientras se está en el proceso de construcción y alrededor de 8.000 a 9.000 plazas de trabajo una vez las minas comiencen a operar a toda su capacidad.

Según Zorel Morales, director ejecutivo, de Camipa, la actividad minera puede significar, por ejemplo, la continuidad del Programa de Invalidez, Vejez y Muerte de la Caja de Seguro Social (CSS).

Pero en medio de esta danza de millones, hay comunidades donde sus habitantes viven en medio de la pobreza y pobreza extrema, como es el caso de Donoso, Coclesito, San Juan de Turbe, Miguel de la Borda, Río Indio, Tonosí, Capira, Cañazas, y demás poblaciones, donde la mano de obra calificada y especializada es escasa, las viviendas la mayoría son madera que carece de los servicios básicos, hay desnutrición y analfabetismo.

Sin duda las más beneficiadas a partir del inicio de las operaciones y producción de la mina han sido las cabeceras de las provincias donde se desarrollan estos proyectos, toda vez que cuenta con mejores instalaciones para hospedaje y facilidades que ofrecer al personal contratado especializado. Ocurre por ejemplo en Penonomé, y muy cerca en La Pintada que hasta hace pocos años no contaba con hostales.

El director ejecutivo de Camipa dice que hace dos años era muy difícil llegar en vehículos a Coclesito que ahora cuenta con mejores vías de acceso, y la energía eléctrica poco a poco está llegando (sólo tienen electricidad cuatro horas en el día y cuatro más en la noche), se están construyendo mejores puentes que van a permitir una mejor comunicación vial, las escuelas tienen una mejor cara lo mismo que el centros de salud.

La ambientalista Raisa Banfield reconoce que hay beneficios que antes no se daban, pero piensa “son gente que necesitan muy poco y la empresa les está satisfaciendo”.

El Contrato Ley entre el Estado y estas empresas les concede facultades para llevar a cabo las acciones que son responsabilidad de los gobiernos, sostiene Banfield, pero de hecho “las inversiones que están haciendo en proyectos sociales muchas veces están dirigidas en función del trabajo de la mina”.

Banfield no está decepcionada ni ha perdido las esperanzas, porque al menos considera que se ha despertado la alerta. “Vienen años muy duros, en donde el proceso minero va a continuar y se van a verificar grandes estragos no solo por la operación, sino por las consecuencias que ya observamos como deslizamientos e inundaciones que antes no ocurrían”.

 

Desarrollo económico

 

Para Panamá es muy interesante en estos momentos iniciar proyectos mineros, utilizando la tecnología de punta y las metodologías de manejo ambiental y social, asegura el director ejecutivo de Camipa, y ahora podemos hacerlo bien, de la misma manera que se hace con la ampliación del Canal.

El especialista explica que el país no sólo tiene una posición geográfica envidiable y privilegiada sino además geológica.

De acuerdo con el viceministro Quijano, a mediados de 2009 se hizo una evaluación completa del potencial minero actual y futuro, tomando en cuenta el aspecto social y ambiental. “El potencial que tiene Panamá es demasiado importante como para no poner la mirada allá. Pero nosotros no vamos hacer nada sin la aprobación y un plan bien estructurado con la comunidad y estudios de impacto ambiental”, añadió.

Las cosas ahora son diferentes, señala el viceministro, porque se está evaluando que se trate de empresas serias y con experiencia de proyectos de explotación minera en otros países.

Entre otros aspectos positivos, el funcionario mencionó que se logró incrementar las regalías de 2% a 4%, y se solicitó que las empresas paguen el 25% de Impuesto Sobre la Renta (ISR) desde el primer día, mientras que a los municipios les corresponde el 15% de las regalías que entreguen. “Fondos para darle muchísima más respuesta a las comunidades”.

Morales calcula que con este potencial minero panameño de los 12 yacimientos comprobados ya sea en impuesto, gastos locales y extranjeros podrían generar beneficios económicos por más de $87.000 millones, lo que incluye gastos en salarios más de $8.000 millones (el 20% de los costos de operaciones); y programas sociales por $3.468 millones (considerando un porcentaje de 2,30%). En tanto que el mayor aporte económico se reflejaría en la compra de servicios locales por más de $25.000 millones y compras extranjeras por $22.000 millones.

Según las estimaciones de la Camipa, sólo en impuesto sobre la renta estos proyectos podrían generar más de $22.600 millones en su vida útil calculada en 30 años, es decir $904 millones al año, $30 millones en Impuesto de Transferencia de Bienes, Muebles y Servicios (Itbms) y más de $180 millones en impuestos de dividendos anuales.

En el mismo documento, Camipa explica que las regalías al 4% estarían por el orden de más de $233 millones anuales, para un total de $5.847 millones.

Por lo tanto, los municipios relacionados con las zonas de impacto de las minas estarían manejando en 30 años al menos $877 millones para programas sociales, si efectivamente reciben el 15% señalado por el viceministro Quijano.

Ningún macroproyecto, dice Morales, maneja estas cifras en Panamá. Son inversiones que ocurrirán en el interior del país, “pero lo que hay que pelear en estos momentos es que estas inversiones y beneficios se queden en estas comunidades”.

Pero el director afirma que se le ha planteado al gobierno que el 15% de estas regalías para las comunidades se incremente a un 25%, lo que se traduce anualmente en $55 millones que manejarían los municipios, aunque también dice que se debe trabajar con estas autoridades para lograr una capacidad de ejecución favorable y de alcance.

Morales asegura que los beneficios que quedarán para el país representan el 58% del recurso y al final de cada proyecto la huella ambiental que dejarían sería de 5.960 hectáreas “versus las 40.000 a 50.000 anuales que se deforestan a razón de la economía de subsistencia”.

No obstante, Banfield asegura que las tierras de subsistencia son fácilmente recuperables, mientras que las zonas que se utilizan para esta actividad en donde se instalan las tinas y los tajos no se pueden volver a aprovechar. “Los mineros utilizan ese argumento de que la ganadería y la agricultura están devastando más que la minería, pero ocurre que la minería está entrando ahora”, dice la ambientalista.

La otra cara de la moneda

 

Pero en las comunidades denominadas de impacto de las minas, hay temor, duda, preocupación y miedo, de que los beneficios no les lleguen directamente.
 

De momento hay mucho conformismo en la comunidad ante lo que se ofrece, opina la educadora Hilda Lasso, y ocurre con las bolsas de comida que se entregan en las escuelas por parte de las compañías mineras. Al final, piensa que no se elimina el problema que existe.

“Nos preocupan las consecuencias ambientales a futuro. Estas empresas nos pueden ofrecer de todo, pero nos van a afectar en algún momento con la actividad. Y no se está escuchando la voz de los más humildes”, reitera la educadora.

Cecilia Martínez, vive en Donoso, y está consciente de los daños ambientales que pueden ocasionar las minas, pero reconoce que significa al mismo tiempo el desarrollo económico si se hace de manera responsable. Se queja que hasta el momento los beneficios anunciados por ambas empresas no alcanzan al distrito. “El gobierno no puede dejarle todo a las mineras, y es responsabilidad de las autoridades que se cumpla lo prometido”.

A Nelson Jackson, diputado de las costas de Colón, le inquieta cómo las últimas administraciones se están orientando al desarrollo minero y que se esté tomando a Donoso para este tipo de proyectos, sin considerar que se trata del pulmón de la provincia y donde hay ríos importantes. En otros países, asegura, este tipo de actividades se realizan en áreas rocosas y desiertos, pero en el país ocurre lo contrario.

“Tenemos la peor experiencia en Panamá de los proyectos mineros, como es el caso de Petaquilla Gold y no queremos recibir miserias, como está ocurriendo con Minera Panamá con las obras sociales para las comunidades”, señaló el diputado.

No se está apoyando a todas las comunidades en las obras sociales, por tanto Jackson dice que en Donoso y otras comunidades se sienten marginados.

En cuanto al empleo, el diputado asegura que ni el 5% de la población de Donoso trabaja en los proyectos de Petaquilla, y mucho menos se están preparando personal especializado en minería.

En ese sentido, Edy Rosas, secretario general del Sindicato Industrial de Trabajadores de las Empresas Mineras de Panamá (Sitraemip), señaló que en Minera Panamá habían más de 300 afiliados trabajando, pero por las políticas antisindicales que han desarrollado, hay ahora escasos 100 empleados. “Creemos en la minería como alternativa de desarrollo, pero responsable con el ambiente, las comunidades y el trabajador”.

A cinco años de haber empezado los proyectos de oro y cobre, Rosas afirma que todavía existe una inquietud, insatisfacción, desánimo y poca credibilidad en las comunidades. Al inicio se le dijo a las poblaciones que estos proyectos traerían mejoras, desarrollo social, responsabilidad en el manejo del medio ambiente, trabajo local, se mejoraría el estatus de vida de las familias, y se prepararían profesionales con carreras idóneas, y sobre todo armonía, pero ahora el sindicalista se pregunta qué tanto se ha cumplido: “Nada”.

No hay un apoyo sustancial en las comunidades que se pueda evidenciar y las pocas obras que se realizan tienen un propósito determinado. Hay inestabilidad laboral por el tipo de contrato de tres meses y bajos salarios, reitera Rosas.

Y muy cansado de tantas luchas, dice estar Urdiminio Velásquez, residente en Boca de Toabré. Primero en contra de los embalses que pretendía construir la Autoridad del Canal de Panamá como parte del proyecto de ampliación de esa vía acuática y ahora con los proyectos mineros, y sobre todo que se utilice a los campesinos cuando la riqueza se las llevan las grandes empresas. Pero está convencido que el desarrollo económico pronto llegará, de la mano de las empresas privadas y no con el gobierno que los ha olvidado.

—-

Ngöbe Bugle Shire Will Defend Cerro Colorado Mountain

April 10, 2010 – Alberto Montezuma, Chief of the Ngöbe Bugle General Congress, has called an extraordinary meeting to oppose President Martinelli offering Cerro Colorado to the South Koreans.

“I have called all of the representatives of our congress’s three regions to let our opposition and the steps we will take be known,” said Montezuma, adding that Martinelli can not give away Cerro Colorado to foreign mining interest knowing that the mountain is part of indigenous lands.

Reactivation of the Cerro Colorado mine would produce more than 600 million tons of copper per year, ranking Panama sixth in World copper production behind Chile, the United States, Peru, China and Russia, La Prensa Reports.

In the year 1418 in Shire Reckoning, J.R.R. Tolkien’s Middle-Earth was first visited by the Nine Ringwraiths and then captured by Saruman through his underling Lotho Sackville-Baggins, who turned the Shire into a police state and began a massive industrialization campaign which brought widespread misery and severe ecological damage. http://www.thepanamadigest.com/2010/04/ngobe-bugle-shire-will-defend-cerro-colorado/

 

—-

Compartir este post

Comentar este post

María 05/24/2011 17:25



Me parece muy interesante tu artículo y estoy de acuerdo en muchos aspectos que señalas en él. Personalmente, también me preocupa la situación económica mundial porque me ha tocado de lleno. Por
si te interesa hay una página web http://proinvex.mici.gob.pa/ en la que está toda la información sobre inversiones en Panama y toda la información para invertir también. Un saludo



Maria Hernandez 02/13/2011 17:54



 Saludos amigos y amigas, he leído esto y quisiera saber cuál es su opinión al respecto, porque a mí me ha
dejado verdaderamente intrigada:


Gobiernos extranjeros no podrán
desarrollar la minería: Quijano. El viceministro de
Comercio, Ricardo Quijano, negó esta mañana que con las reformas al Código de los Recursos Minerales, gobiernos extranjeros puedan hacer explotaciones mineras en el país. Quijano explicó que
desde 2001 las empresas privadas establecidas en el país son las que piden las concesiones mineras, por lo que en ningún momento vendrán empresas extranjeras “hacer nada o a pedir nada”. El
viceministro agregó en TVN Noticias que las reformas mineras garantizan que se cumplan las concesiones que se den a las empresas y que sean por tiempos definidos y contratos específicos. (La
Prensa.com/TVN)


http://mensual.prensa.com/mensual/contenido/2011/02/09/uhora/local_2011020908295103.asp