Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Rechazo indígena y campesino a construcción de megarepresa de Inambari en selva del Perú

20 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 
 

Los dirigentes campesinos puneños se preguntan ¿Por qué más bien no terminan las pequeñas hidroeléctricas 1 y 3 de San Gabán que no desplazan a nadie, ni requieren de grandes embalses para dar energía a la zona? ¿Por qué preferir exportar electricidad peruana a Brasil en lugar de realizar inversión productiva para beneficio de los pobladores? ¿Por qué no se piensa en los peruanos?

 
 
Hace unos años cuando empezó la construcción de la carretera Interoceánica Sur, Intersur, la empresa constructora, ofreció pagar una compensación a los campesinos de San Gabán que tendrían que desalojar sus viviendas y frutales para dar espacio a las obras.

 

Y con la esperanza de tener una vía de comunicación que permita sacar sus productos a Juliaca y otras zonas, incluso exportar, aceptaron.

Sin embargo, son muy pocos los que han cobrado esa compensación y encima ahora tendrán que reubicarse nuevamente pues todo ese territorio, incluyendo la reciente carretera, sería inundado por la pretendida Represa de Inambari .

 

videos:

Pobladores de San Gabán, en Puno, se oponen a hidroeléctrica ...

Pobladores de San Gabán, en Puno, se oponen a hidroeléctrica Inambari.wmv ... Daniel Cámac llegó hasta el distrito de San Gabán en la provincia de Carabaya, ...
www.univision.com/uv/...San-Gabán...se.../3002595375 - En caché
  
       
  
        
  
  

Alerta en Inambari

 
 

Mientras decenas de dirigentes de la provincia de Carabaya en Puno se movilizaron a Lima para expresar su total rechazo a la construcción de la represa de Inambari en la llamada Marcha de los Pueblos del 12 de octubre pasado, el gerente general de EGASUR, Evandro Miguel, asegura que la empresa conseguirá, sí o sí, la licencia social necesaria para iniciar las obras de la represa en el próximo verano.

Sin duda, la construcción de la Central Hidroeléctrica de Inambari, que supone una inversión de más de 4 mil millones de dólares -y que a todas luces se vende con la imagen de progreso, pero entraña impactos sociales, ambientales, culturales y económicos de grandes magnitudes-, seguirá generando polémica y conflictos, no sólo en círculos académicos, ambientalistas, ecologistas y técnicos, sino principalmente entre las comunidades y pueblos que tendrán que ser desplazados.

Centros de salud, escuelas, casas, campos de cultivo, frutales y una buena parte de la carretera Interoceánica Sur que une Puno y Madre de Dios (y que recién se está terminando de construir) junto a expresiones culturales y formas de vida serán inundados por un embalse de más de 20 mil hectáreas, como parte del proyecto de LA PRIMERA mega represa que se construirá en la amazonía peruana fruto del Acuerdo Energético entre Perú y Brasil.

Es que luego de los entendimientos entre los gobiernos de Lula y García, el Perú exportará energía eléctrica a nuestro gigante vecino hasta por 7200 Megavatios (MW). Y si Inambari tendrá una capacidad de generación de 2200 MW, necesitaremos muchas más represas como esas, ya no solo para garantizar la energía de nuestros pueblos, sino centralmente para abastecer a las industrias extractivas y de producción de fertilizantes del Brasil. Es decir que, además de velar por nuestra seguridad energética, tendremos que ocuparnos de la seguridad energética brasileña.

 

Hasta hoy seguimos sin entender cuál es el beneficio real para nuestro país que tendrá que deforestar y contaminar el tesoro amazónico que posee, a cambio de un canon hidroeléctrico que no compensa para nada el daño ambiental y social. Es evidente que aparte de la empresa constructora, los otros beneficiados serán los industriales brasileños que obtendrán energía barata para su producción. Lo que pasa es que el Brasil de estos días está dispuesto a comerse a sus vecinos con tal de garantizar su crecimiento y hegemonía continental.

Para hacernos una idea del pésimo negocio que estamos haciendo, basta recordar que la Central Hidroeléctrica más grande que existe en el Perú es la del Mantaro que produce 1000 MW; que tenemos un gran potencial para la construcción de pequeñas hidroeléctricas de caída (que no requieren inundar pueblos); y que en la parte de Puno que será inundada queda pendiente la construcción de dos pequeñas hidroeléctricas que junto a la que ya opera podrían garantizar la energía de la zona sin ocasionar mayores impactos, pero que se han dejado de lado por este mega negocio.

De igual modo, el Perú tiene un potencial de energía limpia de casi 6 veces los 9 mil MW de demanda interna proyectada al 2009. Tenemos 22 mil MW para extraer de hidroeléctricas de caída en la sierra peruana; otros 22 mil MW en la costa de fuente eólica; y 10 mil más de fuente termo solar.

Sin embargo, al firmar el Acuerdo Energético con brasil el 16 de junio de este año, estamos prefiriendo inundar miles de kilómetros cuadrados de selva amazónica, desplazar a miles de personas desarraigándolas, deforestar millones de hectáreas por represas, centrales, líneas de transmisión, carreteras y migración de nuevos colonos, emitir gases de efecto invernadero (metano) y perder biodiversidad. ¿Y todo esto a cambio de qué? De un desarrollo que alcanza a pocos y se pierde entre grandes cifras macroeconómicas.

Últimas ocurrencias  

 

El 7 de octubre, Egasur, consorcio integrado por tres empresas brasileñas, dos estatales (OAS y Electrobras) y una privada (Furnas), presentó al ministerio de energía y Minas (MEM), el Estudio de Factibilidad de la “Central Hidroeléctrica Inambari”, con lo cual dio por cumplida su obligación antes de que se venza el plazo de su concesión temporal.

Sin embargo y de acuerdo a lo establecido por la Ley de Concesiones Eléctricas y su Reglamento, dicho Estudio de Factibilidad comprende el Estudio de Impacto Ambiental, que en su capítulo social requiere obligatoriamente que la empresa interesada desarrolle talleres informativos con la población, los mismos que nunca pudieron realizarse porque las comunidades puneñas se opusieron, e incluso realizaron hasta dos paros regionales.

Sin este requisito es imposible que esté listo el Estudio de Impacto Ambiental y con ello inviable la concesión definitiva para que Egasur inicie las operaciones de construcción y empiece el desalojo de miles de pobladores.

El propio Egasur solicitó durante el primer semestre de este año la ampliación de la concesión temporal que tenía desde el 2008 y que vencía en junio, debido precisamente a que no pudo realizar los talleres. El MEM por su parte aceptó la solicitud renovando la concesión temporal hasta el 7 de octubre.

Ambigüedades
Sin embargo, hasta la fecha el MEM no se pronuncia sobre la no realización de los famosos talleres y se ha limitado a decir en su comunicado del 14 de octubre que “a la fecha la concesión temporal otorgada ha concluido y tal como lo establecen las leyes aplicables, la indicada empresa (Egasur) no cuenta con ningún derecho o autorización para continuar con la fase de construcción del proyecto”.


Pero Egasur puede presentar tranquilamente la solicitud de concesión definitiva siempre y cuando el ministerio apruebe su Estudio de Impacto Ambiental. Esto es lo que debe responder el ministro Pedro Sánchez, y precisamente es lo que no dice.

En la reunión del 12 de octubre entre el ministro, los congresistas por Puno y los representantes del Comité de Lucha de los intereses del río Inambari (Puno), quedó registrado en el acta que todos los presentes expresaban su sorpresa ante el comunicado que ese mismo día había publicado Egasur, en donde afirmaba que viene cumpliendo con el proceso de participación ciudadana.

Por su parte, la presidenta del Comité de Lucha, Olga Cutipa, acompañada de otros dirigentes de la zona informaron a LA PRIMERA que están completamente en contra de este proyecto y que no creen en las promesas que Egasur reparte, pues cuando ella le preguntó al mismo gerente general sobre el lugar donde serían reubicados, éste le respondió que en la zona de Nujununta, a lo que la dirigenta replicó que esa zona también iba a ser inundada. Según Olga Cutipa, no hay una propuesta seria de traslado de los pobladores.

Razonable desconfianza

 

Es que ya hace unos años cuando empezó la construcción de la carretera Interoceánica Sur, Intersur, la empresa constructora, ofreció pagar una compensación a los campesinos de San Gabán que tendrían que desalojar sus viviendas y frutales para dar espacio a las obras. Y con la esperanza de tener una vía de comunicación que permita sacar sus productos a Juliaca y otras zonas, incluso exportar, aceptaron. Sin embargo, son muy pocos los que han cobrado esa compensación y encima ahora tendrán que reubicarse nuevamente pues todo ese territorio, incluyendo la reciente carretera, será inundado.

En declaraciones a LA PRIMERA, los dirigentes de San Gabán, expresaron su malestar y tristeza al ver que serán desalojados y especialmente privados de la tierra en la que nacieron sus padres, abuelos y todos sus ancestros. Además, desde el punto de vista económico, algo que no se contabiliza es las enormes pérdidas en la dinámica comercial que van a destruir. Según César Quispe, defensor de derechos humanos en San Gabán, un camión de Piña que cuesta 3500 soles en la zona, se vende, gracias a la carretera, en 7000 soles en Juliaca. Es decir, estamos hablando de campesinos prósperos que van a ser convertidos en pobres de un solo porrazo.

Los dirigentes se preguntan ¿Por qué más bien no terminan las pequeñas hidroeléctricas 1 y 3 de San Gabán que no desplazan a nadie, ni requieren de grandes embalses para dar energía a la zona? ¿Por qué preferir exportar electricidad a Brasil en lugar de realizar inversión productiva para beneficio de los pobladores? ¿Por qué no se piensa en los peruanos?

Las cartas están echadas. Egasur insiste en que ha cumplido con todo y está listo para empezar a construir a inicios del 2011. El ministerio de Energía y Minas pasea a los dirigentes y congresistas, y se hace al que no sabe nada. Y ya sabemos todos como termina eso. A lo mejor entre Navidad y Año Nuevo, cuando todo mundo está distraído, de pronto se otorga la concesión definitiva y empieza un conflicto social de gran magnitud. Lo único que queda claro es que luego de sumas y restas, Inambari no paga.

Carlos Bedoya
Redacción

 
 
Alerta en Inambari | Empresas | Diario La Primera
17 Oct 2010 ... Lo único que queda claro es que luego de sumas y restas, Inambari no paga. Carlos Bedoya Redacción. Reciba estas noticias por E-mail ...www.diariolaprimeraperu.com/.../alerta-en-inambari_72315.html - En caché
 
 
 

Pobladores de San Gabán rechazan otra hidreléctrica más

 

San Gabán, Puno.-  Se dice que la danza de la lluvia es una ceremonia que se ejecuta para el éxito de la cosecha. Sin embargo, nada más alejado del éxito resultó la incesante presencia de este fenómeno climatológico durante casi todo el “Conversatorio sobre la Interconexión Eléctrica Perú -Inambari’, realizado en el distrito de San Gabán, provincia de Carabaya en Puno (a más de 8 horas de la ciudad de Juliaca) que fuera organizado por el Ministerio de Energía y Minas (MEM) y que tuvo como objetivo escuchar las diferentes opiniones de la población en torno al megaproyecto hidroeléctrico que comprenderá en su mayoría a Puno y parte de Madre de Dios y Cusco.

Hasta este lugar, específicamente al campo deportivo de la Institución Educativa Agroindustrial de San Gabán, llegó el último martes el viceministro de Energía Daniel Camac, en cuyo lugar ya lo esperaban cientos de pobladores de Lechemayo, Puerto Manoa, Loromayo, Chiallumayo, Tantamayo y Salimayo de San Gabán; todos, provistos con pequeños y grandes carteles que tenían frases como ¡No al proyecto hidroeléctrico Inambari! ¡Nadie nos moverá! ¡No queremos reubicarnos! y ¡Respeten el artículo 169 de la OIT! ya anunciaban a priori el discurso de desacuerdo que cada uno de los representantes de los pobladores manifestaron en sus alocuciones.

 

No, no y no

De esta manera y casi en coro, cada uno de los pobladores elegidos previamente para tomar la palabra, como dirigentes y simples habitantes, manifestaron al representante del Ministerio de Energía y Minas (MEM) su rechazo y molestia por la viabilidad social que la Empresa de Generación Eléctrica Amazonas Sur (Egasur) (integrada por las brasileñas OAS, Electrobrás y Furnas) pretende conquistar –sobre todo– en el distrito de San Gabán para finiquitar la construcción de éste.

Así, el malestar –repetitivo en los discursos de los pobladores– se concentraba en que los cientos de habitantes que se verán directa e indirectamente afectados no fueran consultados por el MEM para la entrega de la concesión temporal a Egasur, teniendo en cuenta la magnitud del impacto que tendría la obra, tanto a nivel de reubicación de las personas como del inminente daño a la flora y fauna del Parque Nacional Bahuaja Sonene y a un tramo de la Carretera Interoceánica.

“¿Quién nos consultó para la entrega de la concesión temporal? ¡Ahora quieren dialogar con nosotros, cuando ya el permiso temporal fue dado, eso no es así, por eso el proyecto Inambari no avanzará! ¡Nadie nos moverá! ¡Pónganse en nuestro lugar, nos quieren sacar de nuestras tierras, donde ya venimos sembrando cacao, productos de pan llevar! ¡Eso no es justo!”, fueron las frases que los pobladores de San Gabán y zonas aledañas repetían al viceministro de Energía, Daniel Camac, en medio de la venia de cientos de personas congregadas en el patio del centro educativo de la localidad.

 

 

Ante posibles impactos ambientales negativos y perjuicio en los ingresos de la población cercana al proyecto, el gobierno regional de Puno expresó el 20 de agosto de 2010 su rechazo a la construcción de la central hidroeléctrica de Inambari. Indicaron que la iniciativa provocará el desplazamiento de poblaciones íntegras, perjudicando sus ingresos económicos, y que la inversión del Estado a través del gobierno regional y locales en obras educativas y de salud que allí se construyen, inclusive la carretera Interoceánica, quedarán "bajo el agua", anulando la actividad productiva.

 

BRASIL VIVE UN AUGE DE LA PEQUEÑA GENERACIÓN HIDROELÉCTRICA
La pequeña hidrogeneración asegura que la energía se quede en la región y favorece la descentralización y el desarrollo rural.
345 PEQUEÑAS HIDROELÉCTRICAS GENERAN 2,800 MW EN BRASIL
PERO HAY 1000 PROYECTOS DE PEQUEÑA HIDROGENERACIÓN EN TRÁMITE


LA ALTERNATIVA DE LA PEQUEÑA GENERACIÓN: 47 MICROCENTRALES HIDROELECTRICAS DE PERÚ GANARON PREMIO DE LA ONU PARA EL MEDIO AMBIENTE

Proyecto peruano de energía renovable gana premio de la ONU 2008
http://www.itdg.org.pe/publicaciones/pdf/Prensa21.doc
Un proyecto peruano que provee de energía a través de fuentes renovables a poblaciones rurales aisladas en Cajamarca, Perú ha ganado el Premio Sasakawa 2008 del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).
Gracias a este proyecto, que es ejecutado por el organismo de cooperación técnica internacional Soluciones Prácticas-ITDG, se instalaron 47 microcentrales hidroeléctricas

  • Se recurre a todo tipo de ardides y promesas para tratar de arrancarle el consentimiento a los pobladores.
    Viceministro de Energía, Daniel Cámac, explica proyecto Inambari a población de San Gabán, Puno. Foto: ANDINA/Rubén Grández 

    San Gabán (Puno), mar. 02

    La Empresa de Generación Eléctrica Amazonas Sur (Egasur), dijo que está dispuesta a pagar 200 millones de dólares como compensación para mitigar el impacto ambiental que generará la construcción de dicha obra, se recurre a todo tipo de ardides y promesas para tratar de arrancarle el consentimiento a los pobladores. Egasur, integrada por las empresas brasileñas, OAS, Electrobrás y Furnas, dice que proyecta invertir más de 4,000 millones de dólares en su construcción del proyecto Inambari, pero según estandares internacionales como la potencia instalada se estima en 2,200 megavatios, no debería estimarse el costo del proyecto en más de 2,200 millones de dólares

    “Han hablado en algún momento de compensaciones por 200 millones de dólares, pero estaría incluido dentro de los 4,000 millones de inversión total. Pero este es un valor referencial porque si el proyecto requiere más compensaciones se tendrá que gastar más”, indicó el viceministro de Energía, Daniel Cámac, mintiendo abiertamente.

    “Nos hacen una carretera y luego la inundan ¿Qué es eso? Así se desperdician los recursos de todos, y encima nos mienten diciendo que nos van a trasladar a un paraíso, sin tener una propuesta seria para ello” declaró Olga Cutipa, presidenta del Comité de lucha San Gabán.

    Daño ambiental

    Las consecuencias ecológicas derivadas de la construcción de la Central Hidroeléctrica de Inambari serían desastrosas. Al podrirse toda la vegetación que será inundada, se lanzará al medio ambiente una gran cantidad de metano, gas de efecto invernadero que promueve el calentamiento global. Además los minerales que se acumularían en la represa, los mismo que viene de aguas arriba, van a pintar una enorme laguna muerta, en la que no habrá peces. Es por ello que diversas organizaciones campesinas, de ronderos y comerciantes del norte de Puno, se han unido en un comité de lucha para defender sus tierras y su economía.

     

    Una porción de selva peruana bajo el agua




    Por Milagros Salazar, enviada especial


    PUNO, Perú,(Tierramérica) - Visto desde lo alto, el camino para llegar al Puente Inambari parece una serpiente verde, robusta, larga y sinuosa. Los bosques amazónicos que dominan el paisaje quedarán bajo el agua si se construye una de las represas hidroeléctricas más grandes de Perú y de América Latina.
    En el Puente Inambari confluyen las regiones de Puno, Cusco y Madre de Dios, en el sudeste peruano, donde unos 70 pueblos tendrían que ser reubicados si el gobierno peruano otorga la concesión definitiva a la Empresa de Generación Eléctrica Amazonas Sur (Egasur), de capitales brasileños, para construir la central y un embalse de 37.800 hectáreas, según el estudio de factibilidad de la compañía. 

Treinta y dos centros poblados de Puno, 28 de Cusco y 10 de Madre de Dios deberían ser desplazados por el proyecto Inambari, ubicado entre la llanura amazónica y los Andes cubiertos de bosques nubosos que se extienden en parte del área de amortiguamiento del Parque Nacional Bajuaja-Sonene, rico en flora y fauna. 

Ese cálculo forma parte de una investigación que está realizando la ingeniera Rosario Linares, de la Sociedad Civil por la Construcción de la Carretera Transoceánica de Puno, quien asegura que sólo en esa región habría 10.000 personas afectadas. Egasur sostiene que las cifras son menores, pero no las precisa. 

Inambari es una de las cinco hidroeléctricas que se proyecta construir como parte del acuerdo firmado el 16 de junio entre Perú y Brasil para la generación de 6.000 megavatios. El 24 de agosto, el presidente peruano Alan García presentó a empresarios brasileños una propuesta energética y de irrigación que tiene como fuente el río Marañón. 

Organizaciones ambientales insisten en que la obra beneficiará sobre todo a Brasil, pues Perú deberá entregar al país vecino una proporción permanente de energía, aún no determinada, por 30 años y no podrá elevar su participación, aunque lo necesite para abastecer su demanda interna. 

La mayoría de los pobladores se manifiesta en contra del proyecto, mientras un sector minoritario aceptó dialogar con la empresa. Pero ambos grupos coinciden en que el Estudio de Impacto Ambiental es un "trabajo superficial", según los avances presentados en los talleres informativos. 

El expediente 21160308 de más de 300 folios en la Dirección de Concesiones Eléctricas del Ministerio de Energía y Minas da cuenta de los avances acelerados del plan. En Puerto Manoa, uno de los primeros pueblos de Puno que sería reubicado, las paredes gritan "No al proyecto Inambari", y pancartas pegadas en las viviendas, la mayoría de madera y techos de cinc. 

"Se dañarán los bosques y ya no habrá oxígeno. Pero la empresa sólo habla de beneficios. La gente está preocupada", dijo a Tierramérica la habitante Lucy Chuquimamani, de 28 años. 

La desconfianza ante quien viene de afuera se hace evidente en las miradas de reojo y los rostros que se asoman por las ventanas. En Puerto Manoa, Egasur sólo realizó una de las dos charlas programadas, con muchos vacíos de información, según los pobladores. 

Tierramérica intentó 10 veces durante una semana obtener respuesta del gerente de relaciones comunitarias de la empresa, Mauricio Millones. 

Egasur, un consorcio conformado por el grupo privado OAS y la estatal Eletrobras Furnas, solicitó una concesión temporal en mayo de 2008, que le fue otorgada hasta abril de 2010. 

Vencido el plazo, la empresa pidió una ampliación hasta octubre de este año, con el propósito de obtener la concesión definitiva, y hoy intenta que el plazo se extienda hasta junio de 2011, pues todavía no cuenta con la licencia social para iniciar las obras. 

La inversión proyectada es de unos 5.000 millones de dólares, con una capacidad instalada de 2.200 megavatios, según una versión preliminar del estudio de factibilidad. 

En la oficina de Egasur en Mazuco, capital del distrito de Inambari en Madre de Dios, personal de la gerencia de relaciones comunitarias informó a Tierramérica que la comunidad nativa de San Lorenzo, ubicada entre este departamento y Cusco, apoya el proyecto. 

Pero el presidente de la comunidad, Alejandro Ríos, desmintió la afirmación. 

"Queremos un informe cabal de nuestro territorio", dijo Ríos a Tierramérica. "En el estudio de impacto ambiental no se ha incluido la variedad de nuestros peces y árboles". 

"Tenemos animales como la sachavaca (tapir amazónico), el venado, el tigre, el majaz (un roedor)", agregó. "También tenemos ‘collpas’ de loros", terrenos sin vegetación a los que acuden las aves para comer arcilla, formando un espectáculo de gran atractivo turístico. 

"Si se hace la hidroeléctrica esos animales van a morir. Queremos saber cómo van a remediar eso", agregó. 

A diferencia de los pueblos de Puno, los pobladores de San Lorenzo sí tienen título de propiedad sobre las tierras, y por eso creen que tienen mejores armas para dialogar con la empresa. Pero su pregunta es la misma: "¿quién nos garantiza que la empresa cumplirá?". 

El biólogo Ernesto Ráez, director del Centro para la Sostenibilidad Ambiental de la Universidad Cayetano Heredia, advierte que proyectos de esta envergadura causan un "efecto dominó" en la Amazonia, pues rompen los ciclos hidrobiológicos, como señala el informe "Represas y desarrollo", elaborado en 2000 por la Comisión Mundial de Represas. 

Al detenerse el curso de los ríos, los sedimentos se acumulan en el fondo de los embalses, y se reduce el traslado de material orgánico necesario para la formación de playas y nuevos bosques río abajo. 

Con la hidroeléctrica, la biodiversidad dependerá de las demandas energéticas y ya no del ciclo estacional natural, que es tan importante, dijo Ráez a Tierramérica. 

En época de creciente o de lluvias, los ríos entran al bosque arrastrando sedimentos que fertilizan los suelos y peces que buscan su alimento, mientras que en la temporada de aguas bajas, las tortugas ponen sus huevos en las playas. De no poder hacerlo, dejarán de reproducirse. 

En los ríos amazónicos hay más de 10 especies de bagres migratorios, que aportan 90 por cierto del pescado que consume la población local, señaló el biólogo. 

"La gestión ambiental debe considerar la cuenca entera, porque no sólo se va a afectar la zona del embalse", explicó. 

Además, la descomposición de la materia orgánica tapada por las aguas de la presa liberará importantes cantidades de metano, un gas que tiene 23 veces más poder de efecto invernadero que el dióxido de carbono. Y la central requerirá que el agua se eleve 225 metros. 

La zona ya tiene problemas ambientales. Egasur y algunos funcionarios señalan como fuente de contaminación a la minería informal que se practica en el Inambari.

    

* Este artículo fue publicado originalmente el 28 de agosto por la red latinoamericana de diarios de Tierramérica. bloglemu.blogspot.com/2010/09/una-porcion-de-...
     
    ----------
     
    Escribió para El Polvorin Blog Malcolm Allison

    malcolm.allison@gmail.com

     

Compartir este post

Comentar este post

simon rodriguez 10/30/2010 01:43



 




SINVERGUENCERÍA DE BRASILEÑOS:TODOS LOS HABITANTES DEL INAMBARI SIN NARCOTRAFICANTES


El testaferro brasileiro Evandro Miguel señala abiertamente que la cuenca del Inambari está degradada y en manos de los cocaleros, posicionandose como una especie de angel custodio, metiendo
en el mismo saco a los habitantes de la zona del pretendido embalse y a gente al márgen de la ley.


PARA ESTE EXTRANJERO LEVANTAR LA INFAMIA DE QUE TODOS LOS HABITANTES DEL INAMBARI SIN NARCOTRAFICANTES, CON TAL DE LOGRAR HACER LOBBY, ES VÁLIDO.


Por supuesto que sus interlocutores en la TV (CANAL N, Jimena de la Quintana) no están ni enterados de la feroz lucha en defensa del río Xingú y contra la faraónica represa de Belo Monte que
libra la justicia brasileña, los ciudadanos, los indígenas, la conciencia global, un buen número de curas del Brasil profundo y los conocedores del tema de esta tecnología obsoleta, sucia,
insostenible, depredatoria, de gran impacto socioambiental y en el clima global, que defienden los vendedores de fierro y cemento, los constructores y lobbistas, los financistas bancarios y
los malos gobernantes como Lula y Alan, quienes al caballazo e inconsultamente pretenden empujar estos desastrosos proyectos, pensando en su tajada y en impresionar al pueblo desinformado en
función de cosechar sus votos así el planeta se parta en dos.


Por algo Lula está considerado el desamazonizador mas grande de todos los tiempos, su misma ministra del Ambiente, Marina Silva lo señaló antes de renunciar, ejemplo que por estos lares no
replica “el custodio medioambiental”, que prefiere actuar de bombero, cada que un incendio socioambiental pone en premuras al inquilino de la Casa de Pizarro.


Otras de las cositas que se escapan a los presentadores, es el contexto de Calentamiento Global, Crisis del Agua, Desmanejo de Cuencas Hidrográficas, Deshielo Glacial y peligro de
comprometernos en ceder al Brasil el 80% del caudal de agua de la vertiente oriental de los Andes … se le escapan porque escuchan 4,000 millones de dólares de inversión (que nos va a costar
sangre sudor y lágrimas pagar), se le escapan porque ven al lobbista Evandro Miguel, blanco, bien perfumado y con un Longines. Seguramente les trae a la memoria al joven Fabio Luis Lula Da
Silva, hijo del Presidente, hasta hace 5 años un humilde empleado del Zoológico de Sao Paulo con un sueldo de 750 dólares mensuales, pero ahora dueño de la “Fazenda Fortaleza”, por la que ha
pagado la bicoca de 47 millones de Reales (24 millones de dólares). Seguramente el “roce” con ese tipo de gente les parece ideal.


¿De donde sale esa platita si no es de “su parte” en los lobbies de las megaconstrucciones, los lobbies de los Elefantes Blancos, aquellos que suscitan en la mass media la ilusión de que ”Las
Obras traen Desarrollo”, así halla que pagar los intereses del préstamo por generaciones, sino preguntenle a los paraguayos por Itaipú.


- La Mula14 Oct 2010 … Evandro Miguel señala abiertamente que la cuenca del Inambari está degradada y en … De manera que el lobbista brasileiro Evandro Miguel, …
lamula.pe/2010/10/14/207/1841 – En caché


simon69rodriguez@yahoo.es




 


- La
Mula


14 Oct 2010 ... Evandro Miguel señala abiertamente que la cuenca del Inambari está degradada y en ... De manera que el lobbista brasileiro
Evandro Miguel, ...
lamula.pe/2010/10/14/207/1841 - En caché



Miguel Navarro 10/29/2010 22:39



Hola, me llamo Miguel Navarro, trabajo en APOYO Comunicación Corporativa y
el Proyecto Inambari es uno de nuestros clientes.  El interés por un proyecto como Inambari y sus alcances es legítimo. En los siguientes links encontrarán mayor información al respecto.
Contribuirá a aclarar dudas y a enriquecer el debate.


http://www.scribd.com/doc/40191821/Proyecto-Inambari


http://www.slideshare.net/APOYOComunicacionCorporat/proyecto-inambari


(Video)


http://www.youtube.com/watch?v=JNT4Ev-m8Pw (1era parte)


http://www.youtube.com/watch?v=c_8InWlXTZQ (2da parte)


 


Saludos.



El polvorín 10/30/2010 01:45



Miguel... te dejo un comentario solo, porque si me pones 50 veces el mismo mensaje en post diferentes... suena como robotizado... no te parece?