Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Régimen retrogrado: vulnera los salarios y no los beneficios capitalistas

23 Mayo 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

MarianoMoreno.jpg

 

El pueblo no debe contentarse con que sus jefes obren bien, el debe aspirar a que no puedan obrar mal” Mariano Moreno autor del Plan de Operaciones

 

CFK posó de progresista en España y criticó las recetas recesivas del FMI en Europa pero ocultó que el gobierno argentino votó en la reunión del FMI a favor del ajustazo contra los trabajadores griegos, presentando como coartada que el presidente griego pidió su apoyo. No dijo que esto significa pasarle la factura a la clase obrera helena.

 

CFK cree erróneamente que un golpe de suerte evitaría que estalle la crisis en Argentina.

 

Para entrever el futuro hay que adentrarse en la crisis internacional y reconocer que en Brasil (nuestro principal adquiriente de productos argentinos) la Bolsa se ha derrumbado en la última semana y que Europa el segundo comprador de nuestras mercancías recorta todos los gastos. Esto golpeó a los bonos de la deuda que bajaron un 8,6%. El operativo canje fracasó y endeudarse internacionalmente es aventurerismo a corto plazo con intereses superiores al 12% y escenario social explosivo.

 

El futuro es hoy, Guillermo Moreno huyó de la papelera Massuh donde el PE nacional se empeño en salvar puestos de trabajo y a los obreros bajo el paraguas del inexistente “plan industrialista nacional y popular”. Ahora ya con la crisis internacional cascoteándoles el rancho Moreno abandonó a los obreros disolviendo el fideicomiso y desconociendo el acuerdo firmado con el sindicato y mando cortarles la luz y el gas. Moreno desguazara a Massuh estafando a los laburantes con indemnizaciones del 40 o 50%. El fracaso del gobierno K en Massuh es emblemático y pinta que no hay salida con el nacionalismo burgués para la causa popular y que ingresamos al cuadro de crisis y rebeliones mundiales.

 

Con el coro griego de fondo preanunciando la tragedia del capital, el gobierno municipal de Darío Díaz Perez y el Consejo Deliberante lejos de encarnar una corriente progresista estan condenados, por su dependencia ideológica y de caja, a ser el instrumento de un política económica parasitaria, antipopular y regresiva, continuidad de la desarrollada por el gobierno K y las instituciones llamadas de la democracia.

 

Veamos porque: Cuando el régimen feudal agonizaba surgió un grupo de economistas, que tomaron del griego el nombre “Fisiocracia” (Gobierno de la naturaleza) oponiéndose al mercantilismo vigente en el siglo XVIII y que ya era un bloqueo para el desarrollo de las fuerzas productivas.

 

Los fisiócratas establecieron que es en la producción donde se genera el “plus” o excedente que aparece en la sociedad como “ganancia”. Con el paso del tiempo y a la hora de establecer el pago de impuestos uno de los ideólogos económicos del capitalismo David Ricardo (1772/1823) retomo esta idea para impulsar que la carga impositiva para que fuera considerada progresiva debía gravar a los que obtenían ganancias (terratenientes, especuladores, explotadores del trabajo ajeno, etc.) y no a los trabajadores.

 

Hoy los impuestos que deberían gravar directamente las ganancias del capital, se obtienen mayoritariamente del saqueo a familias postergadas de allí, que la tercera suba impositiva en 18 meses en Lanús muestra que los presupuestos anuales son un dibujo improvisado (nacional, provincial y municipalmente) que deben ser retocados a diario empeorando la situación económica del pobrerío, esto destaca el carácter regresivo del régimen (oposición y oficialismo), que golpea siempre a los menos pudientes para hacer funcionar la maquinaria estatal y descubre que el régimen de explotación es un bloqueo que hay que superar vía el socialismo.

 

En Argentina, en 2007 (antes de la crisis), el 10% más rico ganaba 30 veces más que el 10% más pobre y para escarnio de los K la brecha era mayor que durante el menemato.

 

La economía funciona en negro un 50% y del otro 50% las multinacionales evaden pagar el 30% de los impuestos. Ricardo Echegaray de la AFIP lo afirmó con toda hipocresía en Tiempo Argentino 16/5/2010: “La evasión está concentrada en las grandes firmas” ¿y el poder de policía, para cobrar?

 

La distribución del ingreso a los asalariados refluyó al 41,3% (2009) por detrás de 1993 (44,7%). La baja salarial es por la paga en negro, que es norma del Estado frente a sus trabajadores. La participación de los asalariados cae por el enorme peso del 40% de trabajo en negro que es una decisión política desde 2001. Aún con menores ingresos los asalariados tributan un 10% más que en 2001.

 

Mientras tanto los mercados de valores y el mercado abierto electrónico, mueven anualmente más de diez veces el PBI, sin pagar impuestos, si alguien gana en la Bolsa $100 o $1.000 millones, no paga nada. Tampoco tributan quienes transfieren acciones de venta de una empresa.

 

En el caso de transferencias de futbolistas las mismas están gravadas con un 24,5%, la propia AFIP denuncia que por las “triangulaciones” la evasión asciende hasta un 25% y calcula en decenas de millones de pesos las perdidas. (gabdrach.blogspot.com 16/2/09)

En el caso del Club Lanús quien transfirió jugadores por $180.000.000 en los últimos tres años http//flups.net/deportes-f9/lanus (18/5/2010) ¿Los bloques de concejales nunca consideraron que a esas operaciones con epicentro en nuestra localidad habría que aplicarles un aporte ordinario o extraordinario que desvincularía del pago de impuestos a una masa importante de exprimidos que viven de su trabajo?  

Para entender este cuadro de regresión armado por los funcionarios para sostener el Estado Capitalista, el 47% de la recaudación total se recoge del IVA, un impuesto al consumo popular que no pueden evadir los desocupados y asalariados. Mientras, los capitalistas sólo aportan el 23% (impuesto a las ganancias) del total de la recaudación destinada a sostener su propio estado.

Luego de dos levantamientos populares que derrotaron las invasiones inglesas, la revolución de 1810 fue un producto distorsionado donde los revolucionarios pagaron con su envenenamiento (Moreno), el cercenamiento de su lengua (Castelli) y con prisión de por vida (Artigas) y exilios otros. A doscientos años surge nuevamente una crisis mundial potenciada por las luchas obreras y las crisis políticas que conducen a situaciones revolucionarias. Es una oportunidad que no debemos desperdiciar para enviar al basurero de la historia al capitalismo.

 

Compartir este post

Comentar este post