Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Saramago y los “sin papeles”

22 Junio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

PALOMA VIRO (*). 21.06.2010
 

20060802031923-ilegal.jpgQueremos unirnos al recuerdo emocionado de una persona tan lúcida y solidaria como fue José Saramago. En 1998 varias asociaciones que trabajamos por el reconocimiento y respeto de los derechos de las personas inmigrantes y contra el racismo institucional y social, y que por entonces lanzamos la campaña “Papeles para tod@s”, conociendo la forma de pensar de José Saramago, nos pusimos en contacto con él solicitando su apoyo para dicha campaña. Nos remitió un texto precioso titulado “Carta abierta a la solidaridad”, que queremos volver a compartir con todos. Decía, entre otras cosas: ..."La ley abusará de su poder siempre que se comporte como si la persona que tiene delante no existe. Negar un documento es, de alguna forma, negar el derecho a la vida. Ningún ser humano es humanamente ilegal... Ya hay demasiada humillación en el mundo, contra ella y a favor de la dignidad, papeles para todos, que ningún hombre o mujer sea excluido de la comunidad humana”. Gracias Saramago.

(*) Paloma Viro en nombre del Centro de Defensa y Estudio de los Derechos Humanos (CEDEHU).

 

Carta abierta a la solidaridad

“La identidad de una persona no es el nombre que tiene, el lugar donde nació, ni la fecha en que vino al mundo. La identidad de una persona consiste, simplemente, en SER, y el ser no puede ser negado. Presentar un papel que diga cómo nos llamamos y dónde y cuándo nacimos, es tanto una obligación legal como una necesidad social. Nadie, verdaderamente, puede decir quién es, pero todos tenemos derecho de poder decir QUIÉNES SOMOS PARA LOS OTROS. Para eso sirven los papeles de identidad.

Negarle a alguien el derecho de ser reconocido socialmente es lo mismo que retirarlo de la sociedad humana. Tener un papel para mostrar cuando nos pregunten quiénes somos es el menor de los derechos humanos (porque la identidad social es un derecho primario) aunque es también el más importante (porque las leyes exigen que de ese papel dependa la inserción del individuo en la sociedad).

La ley está para servir y no para ser servida. Si alguien pide que su identidad sea reconocida documentalmente, la ley no puede hacer otra cosa que no sea registrar ese hecho y ratificarlo.

La ley abusará de su poder siempre que se comporte como si la persona que tiene delante no existiese. Negar un documento es, de alguna forma, negar el derecho a la vida. Ningún ser humano es humanamente ilegal, y si, aun así, hay muchos que de hecho lo son y legalmente deberían serlo, esos son los que explotan, los que se sirven de sus semejantes para crecer en poder y en riqueza. Para los otros, para las víctimas de las persecuciones políticas o religiosas, para los acorralados por el hambre y la miseria, para quien todo le ha sido negado, negarles un papel que les identifique será la última de las humillaciones.

Ya hay demasiada humillación en el mundo, contra ella y a favor de la dignidad, papeles para todos, que ningún hombre o mujer sea excluido de la comunidad humana”.

 

José Saramago, 1998

Compartir este post

Comentar este post