Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Se cumplen 50 años del asesinato del líder revolucionario congoleño Patricio Lumumba

20 Enero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Patricio LumumbaPatricio Lumumba

 

Los testimonios de ex funcionarios estadounidenses recogidos en el documental “La Odisea Africana”, de la realizadora franco-egipcia Jihan el-Tahri, revelan los planes para derrocar y asesinar al entonces primer Ministro del Congo (K), Patricio Lumumba, quien lideró el movimiento político independentista en esa colonia de Bélgica.

 

Lumumba fue derrocado y semanas después asesinado, el 15 de enero de 1961, mediante un complot en que participó EEUU, Bélgica, los Cascos Azules de la ONU y los separatistas de Katanga.

 

En la película estrenada en 2007 se muestran entrevistas al ex Consejero Nacional de Seguridad de Estados Unidos, Herman Cohen, y al ex Jefe de la Oficina de la CIA en El Congo, Larry Devlin.

 

Éste último aseveró que el coronel Joseph Mobutu (luego Mobutu Seseko) “quería organizar un golpe de Estado” con la condición de que la Casa Blanca lo respaldara.

 

Mobutu había sido el secretario privado de Lumumba quien lo promovió a Jefe del Estado Mayor del Ejército cuando él fue investido como primer Ministro y Joseph Kasavubu como primer presidente del llamado entonces Congo Leopoldville a fines de junio de 1960.

 

Devlin señaló que hasta ese momento en que habla con Mobutu, los agentes de la CIA en la nación africana había intentado “en vano lograr por vías legales lo que quería el gobierno estadounidense”.

 

El ex jefe de la inteligencia norteamericana recordó que en una reunión con Mobutu le garantizó el respaldo de Estados Unidos para derrocar a Lumumba.

 

El coronel congolés “dijo que el golpe sería una semana después. Y así fue”, afirmó Devlin.

 

Lumumba había sido elegido primer Ministro de la República Democrática del Congo, luego de lograr la independencia del país en junio de 1960, pero Mobutu lo derrocó y luego se lo entregó a los separatistas de Katanga quienes sometieron a torturas al líder independentista antes de ser asesinado.

 

Por su parte, Cohen explicó a la documentalista que la preocupación de Estados Unidos apuntaban a la explotación de cobalto en El Congo, ya que junto a la entonces Unión Soviética, eran las dos únicas naciones que poseían este recurso.

 

“El cobalto es fundamental para los reactores y para la alta tecnología. No podíamos comprárselo a la URSS porque era un producto estratégico. El Congo era nuestra única fuente posible. Además, por su tamaño era importante simbólicamente. Era un verdadero trofeo. Si los soviéticos implementaban un gobierno en el Congo, Estados Unidos se arrepentiría siempre de haber dejado que pasase”, reconoció el ex funcionario.

 

El cobalto del Congo, explotado desde inicios del siglo XX por empresas europeas y estadounidenses, fue factor clave en la producción de las bombas atómicas que EEUU lanzó en Hiroshima y Nagasaki.

 

Los planes de la Casa Blanca contra el proceso de liberación nacional en el territorio congoleño mostraban diferentes posibilidades para derrocar a Lumumba.

 

Devlin reveló que desde Estados Unidos le enviaron un telegrama “anunciando la llegada de un tal Joe”, del que recibiría ordenes para concretar los objetivos en el Congo.

 

“Yo debía seguir sus instrucciones, que consistía en que yo debía quitarlo fisicamente… Es decir, asesinar a Lumumba”, reconoció.

 

Al preguntarle al enviado de la Casa Blanca de dónde procedían esas ordenes, el Jefe de la CIA en El Congo mostró cierto asombro cuando el viajero le contestó que las instrucciones las había dado el presidente Eisenwhower.

 

Seguido a esto, relató cómo le fue entregado veneno para asesinar a Lumumba: “Uno de los venenos había sido introducido en un tubo dentrífico, para que muriese en el acto al lavarse los dientes. Lo puse todo en mi caja fuerte, para que no diera tumbos por ahí”, aclaró Devlin.

 

Un proceso inconcluso

Estos testimonios se suman a las noticias aparecidas durante la jornada de este 15 de enero sobre la decisión de los familiares del dirigente congoleño asesinado retomar las investigaciones de la complicidad de 12 militares de Bélgica y del gobierno estadounidense en este hecho.

 

La demanda incluye una petición de hacer pública las pesquisas de una comisión parlamentaria en 2001, así como la apertura de los archivos coloniales.

 

En el periódico The Guardian, el escritor e historiador belga Ludo De Witte aseveró que el crimen de Lumumba sobresale como el de mayor impacto en el siglo XX por el contexto histórico y su legado global.

 

El diario agregó que el asesinato fue la culminación de dos planes relacionados entre sí por los gobiernos de Estados Unidos y de Bélgica, cómplices del comando de militares que ejecutó a Lumumba.

 

The Guardian además apuntó que tanto la Casa Blanca como el gobierno belga apoyaron a los rivales del líder y a los regímenes secesionistas katangueses del interior del Congo.

 

Hoy, la República Democrática del Congo (RDC) con Kinshasa como su capital, es gobernada por Joseph Kabila, hijo de Laurent-Desiré Kabila, uno de los principales jefes lumumbistas que siguió combatiendo luego de la muerte de su líder y que en septiembre de 1997 logró derrotar militarmente a Mobutu, quien huyó del país con una gran fortuna depositada en los bancos de Suiza.-

 

Leandro Albani / AVN

Compartir este post

Comentar este post