Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Siria - El "Manifiesto de los 69"

15 Agosto 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

2439373202_717a3458b8.jpg
  
El "Manifiesto de los 69"
 
Carolina Donati (Mediapart)
À l´encontre/La Breche
 

En este mes de Ramadán que han dedicado a la "victoria de la revolución", los revolucionarios sirios redoblan su audacia en la prueba de fuerzas que les opone al régimen de Bachar El-Assad. Ni la sangrienta represión del levantamiento, ni la impotencia de la comunidad internacional merman su determinación de hacer caer al clan Assad instalado en el poder desde hace más de cuatro decenios.

Este 5 de agosto, primer viernes del mes de Ramadán, "30.000 manifestantes desfilan en Deir Ezzor (este), y miles también en Deraa (sur) y Qamechli (noreste) para apoyar a la ciudad de Hama (centro)", anuncia Abdel Karim Rihaoui, presidente de la Liga Siria de Derechos Humanos, subrayando que "en Irbine, cerca de Damasco, la policía ha disparado contra una manifestación, haciendo al menos cinco muertos y numerosos heridos". Por su parte Rami Abdel Rahmane, presidente del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, anuncia "más de 12.000 manifestantes en la provincia de Idleb (noroeste)". La agencia de prensa oficial Sana indica, por su parte, que "dos miembros de las fuerzas del orden habrían sido muertos y ocho heridos en una emboscada tendida por hombres armados en la carretera de Maarrat al-Noomane y Khan Chaykhoune, en la región de Idleb".

Pero si continúan ocupando la calle, tanto de día como de noche, los sirios ocupan ya también el terreno político. En una declaración común firmada a última hora del día 3 de agosto, 69 "coordinadoras y comités de la revolución siria" condenan con una sola voz el asalto sangriento lanzado, la víspera del ramadán, contra la ciudad de Hama y llaman al mundo arabo-musulmán y a la comunidad internacional a asumir sus responsabilidades. Un hermoso logro mientras el régimen despliega sus carros y sus milicias y la implacable red de seguridad del país impide a los rebeldes comunicarse entre si, de una región a otra, incluso en el seno del mismo barrio.

"Esta declaración común es una etapa importante en el levantamiento, subraya, desde París, Oussama, miembro del movimiento pacifista de Daraya, la barriada del suroeste de Damasco muy activa en la Revolución. Significa que los sirios logran comunicarse entre sí a rápidamente: en 24 horas, han logrado elaborar esta declaración. Es el signo evidente de una mejor organización".

Desenmascarar los confidentes del régimen

"El comunicado común de las Coordinadoras y comités de la revolución siria" reagrupa a la miríada de estructuras que juegan un papel en la revuelta siria, tanto en la difusión de la información como en la movilización. Entre los firmantes figuran organizaciones de derechos humanos (Comité Sirio de Derechos Humanos) y asociaciones (Centro de Oriente Arabe de Estudios Estratégicos y de Civilización) pero también las principales redes sociales (Shabbakat Sham al-Akhbariya - Sham News/ SHAMSNN, la página Facebook de la revolución siria, Ugarit, Flash News.) y comités de coordinación local, que se han convertido para los medios extranjeros en la primera fuente de información en razón del black-out mediático impuesto por Damasco.

Constituidos de forma espontánea por la población local para hacer frente a la represión, esas famosas coordinadoras (tansiquiyat, del árabe tansiq, coordinación y, por extensión, "estructuras de coordinación") han emergido en todo el territorio. A lo largo de las semanas, cada barrio, cada región ganada por la protesta, se ha dotado de su propio comité. Los sirios han tejido así redes de confianza que pueden permitir desenmascarar a los "infiltrados", los confidentes del régimen. La lista es hoy impresionante: todas las regiones sirias en revuelta están representadas en ella, dando la medida de la extensión del levantamiento de la que no se tenía hasta ahora más que una imagen muy fragmentaria.

Este comunicado común es pues una afrenta de envergadura para el régimen de Bachar El-Assad. No sólo los revolucionarios han logrado burlar el sistema de seguridad constituyendo canales de comunicación seguros a nivel nacional, sino que constituyen un colectivo, que da una visibilidad a los actores de la revuelta siria. Las coordinadoras locales, los comités de la revolución siria y estas redes sociales están en estrecha relación y, a veces, llegan a incluir a los líderes del movimiento popular, obligados a permanecer en la sombra por razones de seguridad.

Miembro de la tribu de los Abazeid, el portavoz designado de la "Declaración común", Abdallah Abazeid es originario de Dera´a, donde se inició la revuelta el pasado mes de marzo. La capital de Hauran, la provincia sur del país, se había levantado entonces en respuesta a los malos tratos infligidos a niños de 15 años de la misma tribu, torturados por los servicios de información por haber escrito consignas en las paredes de la ciudad llamando a la caída del régimen. Una decisión muy simbólica, garante de alguna forma de la legitimidad de los firmantes.

Elaborado en Siria por esta nueva generación de militantes, compuesta de treinteañeros incluso cuadragenarios que encuadran las manifestaciones -en mayoría de Chababs (jóvenes) de 15 a 20 años-, el comunicado común ha sido adoptado por los activistas de la diáspora, rompiendo el aislamiento impuesto por Damasco. Esta declaración marca un avance significativo en la coordinación entre las fuerzas del interior y del exterior, asunto en el que las diferentes conferencias de la oposición que se han celebrado en el extranjero habían fracasado hasta ahora.

Desconfianza hacia los representantes oficiales de la diáspora

Una forma también de apartar a las fuerzas tradicionales de la oposición de la diáspora -desde los partidos políticos a las tribunas y personalidades-, de métodos poco democráticos y ambiciones muy personales. "Tras un apoyo declarado, cada uno utiliza la revolución para sus intereses: los responsables de la oposición de la diáspora -incluso personalidades respetables- se presentan como representantes de los revolucionarios y de los comités de coordinación del interior sin haber sido elegidos y sin consultarles, explica M.N., representante en el extranjero de la coordinadora de la región central de Homs. Los revolucionarios ha decidido, por tanto, elegir ellos mismos sus representantes, de una forma transparente, para constituir un consejo representativo de los manifestantes que hacen la revolución. Podrán así elegir sus corresponsales en el exterior que serán sus interlocutores ante la comunidad internacional". Emprendido tras la conferencia de Salvación Nacional de Estambul (el pasado 16 de julio), que provocó una profunda decepción entre los jóvenes activistas, este proceso de estructuración del movimiento de protesta está en buen camino: en el espacio de 15 días, dos representantes habrían sido elegidos en la casi totalidad de los departamentos sirios a fin de constituir órganos de coordinación a nivel departamental.

La violencia de la represión el primer día del Ramadán, y en particular el asalto contra "Hama", la ciudad mártir de 1982, ha acelerado el proceso. El recuerdo de los 20.000 muertos ha reforzado, sin duda, el voluntarismo de los revolucionarios de hoy. Mostrando así que el muro del miedo ha caído realmente. "El recuerdo de Hama ha jugado, en efecto, reconoce M.N. Pero lo más importante es menos la declaración en si que el acuerdo realizado. Es el comienzo de un trabajo colectivo de coordinación y de una centralización. Esto puede tomar su tiempo, pero el movimiento está lanzado".

Apoyo público de eminentes ulemas

El proceso debería llevar a la formación de un comité representativo de la calle siria y, a medio plazo, de un consejo político, que reagrupara a los "líderes de la revolución".

Este avance político se produce cuando la movilización popular gana terreno. El 1 de agosto, los manifestantes han recibido el apoyo público de eminentes ulemas de Damasco que han condenado el uso de la violencia contra Hama y las demás ciudades de Siria el primer día del ramadán, acusando a las autoridades sirias de llevar el país hacia el caos.

Esta toma de posición emana de jeques conocidos por su proximidad con los rebeldes, como el jeque Jaoudat Said, apóstol de la no violencia, o también el jeque Krayem Rajeh, que oficia en el barrio Midan en la mezquita Hassan, lugar importante de la protesta. Entre los firmantes figuran igualmente los hermanos Osama y Sariya Al Rifa´i de la mezquita del mismo nombre, situada a la entrada del nuevo barrio acomodado de Kfar Soussé, cuyos discípulos pertenecen tanto a la clase media inferior como a la pequeña burguesía damascena.

Nombrados por la institución religiosa controlada por el poder sin estar sin embargo enfeudados al "clan Assad", estos dignatarios religiosos gozan sobre todo de una legitimidad ante el conjunto de la comunidad sunita damascena, que proviene de su saber religioso.

Al mismo tiempo, los manifestantes desafían al poder un poco más cada día. Incluso Alepo, la segunda ciudad del país, en el norte, parece entrar en el movimiento, como testimonian los llamamientos a sumarse a él lanzados en Facebook.

Las manifestaciones de los primeros días del ramadán han reunido a cerca de 1.000 personas salidas de siete mezquitas en siete barrios diferentes, a pesar de un dispositivo de seguridad temible. En la capital Damasco, los rebeldes se acercan al centro, entrando en nuevos barrios más acomodados en los que se concentran los edificios oficiales. "Son pequeños grupos de sesenta, incluso un centenar de personas, pero, si esto comienza así, puede haber cada vez más manifestantes pues aumentará la confianza", espera Oussama, sin alimentar ilusiones sobre la larga batalla que espera a los revolucionarios.

Compartir este post

Comentar este post