Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Sobre el sistema de salud de Cuba, “El País” prefiere datos del gobierno de EEUU a los de la OMS

25 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Lecciones de manipulación
Jueves, 24 de Febrero de 2011

Duración: 8:35

Diario El País apoya campaña de EEUU contra el sistema de salud cubano (II). Basado en un texto de Altereconomía que compara los sistemas sanitarios de Cuba y de EEUU, en base a datos de PNUD y OMS.

Texto-guión final de este video

Participa en el debate sobre este video en You Tube e inserta tus comentarios

 

cubainformacion.tv

Diario El País apoya campaña de EEUU contra el sistema de salud cubano (II)


Sobre el sistema de salud de Cuba, “El País” prefiere

 

datos del gobierno de EEUU a los de la OMS 

 

 

Basado en un trabajo de Juan Torres López y Alberto Garzón Espinosa (Consejo Científico de ATTAC) (1)

 

José Manzaneda, coordinador de Cubainformación.- El diario El País es uno de los cinco grandes medios a los que Wikileaks confió la publicación de sus famosos cables de la diplomacia de Estados Unidos (2). A los pocos días del inicio de las publicaciones, la dirección del diario español reconocía lo siguiente: “Entre otras precauciones, (hemos) decidido aceptar los compromisos a los que (el diario norteamericano) `The New York Times´ llegue con el Departamento de Estado (del gobierno de EEUU) para evitar la difusión de determinados documentos” (3). En consecuencia, muchas de las temáticas verdaderamente sensibles para EEUU han sido censuradas por El País y, por contra, éste ha utilizado el contenido de algunos cables para atacar o desprestigiar a gobiernos “enemigos” de la citada potencia. Veamos un ejemplo de esto último.

 

El 31 de enero, El País -tal como ya había hecho semanas antes su diario aliado de Miami, El Nuevo Herald (4)- publicaba un reportaje (5) que reproducía el contenido de un cable de Wikileaks, en el que la oficina diplomática de EEUU en Cuba describían el sistema sanitario de la Isla en términos catastrofistas. El cable recogía las vivencias y anécdotas de una supuesta enfermera norteamericana que había sido enviada por el gobierno de EEUU a recorrer hospitales cubanos, a los que comparaba con los propios de "los países más pobres del mundo". El informe de la enfermera, a la que no se identifica, es un cuadro dantesco de carencias materiales, discriminación, corrupción y malas praxis sanitarias. 

 

Pero recordemos el origen de este informe. Si leemos otro cable revelado también por Wikileaks (6) -éste del año 2006 y, curiosamente, no mencionado por El País en su reportaje-, funcionarios de EEUU ya anticipaban llevar a cabo una campaña de desprestigio del sistema de salud de Cuba: “Buscamos historias y otras noticias que puedan destruir el mito de la superioridad médica cubana, que se ha convertido en uno de los puntos fuertes de ese país”, escribían desde la Sección de Intereses de EEUU en La Habana.

 

Al convertir en información la versión que sobre el sistema de salud de Cuba ofrece el gobierno de EEUU, parece claro que el diario El País colabora con la citada campaña de desprestigio creada por la diplomacia norteamericana.

 

Pero esta complicidad se hace evidente si tenemos en cuenta otros elementos. El cable en el que funcionarios de EEUU anunciaban que se disponían a buscar casos de malas praxis sanitarias en Cuba se redactó como respuesta a la filmación en Cuba de la película Sicko, de Michael Moore, que deja muy mal parado el sistema de salud de EEUU en comparación con el de Cuba y el de otros países. Curiosamente, El País no hace mención al contenido de este cable, que explica el porqué de las visitas a los hospitales de la enviada norteamericana y sus más que previsibles conclusiones. Sin embargo, sin venir a cuento, en el primer párrafo de su reportaje, El País menciona la película de Michael Moore, con las siguientes palabras: “En su documental Sicko, de 2007, el cineasta Michael Moore elogiaba la asistencia médica cubana en contraste con la de Estados Unidos. Sin embargo, en un informe confidencial de 2008 titulado `Aquí nada es fácil´ la legación estadounidense en la isla describía un paisaje desolador de la sanidad”. Más tarde, la película de Moore vuelve a ser mencionada en el texto de El País, con la misma intención descalificadora, y sin explicación alguna sobre la pertinencia de su mención.

 

La web Altereconomía publica un trabajo de Juan Torres y Alberto Garzón (7), que realizan una interesante comparativa entre los sistemas sanitarios de Cuba y de EEUU, en base a informes de organismos como el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) o la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

Éstos nos dicen, por ejemplo, que en Cuba el nivel de cobertura sanitaria es del 100%, mientras en EEUU un 16,4% de la población no tiene atención sanitaria. Un 38,9% de la población hispana y un 20,2% de la población negra no hispana de EEUU carece de cobertura de salud.

 

En EEUU, el país más rico del planeta, hay 47 millones de habitantes (censados) sin cobertura sanitaria, entre 45.000 y 100.000 personas mueren al año por falta de seguro médico, y el 60% de las bancarrotas familiares se debe al coste de las facturas médicas. La población de Cuba, un país del Tercer Mundo que, además, sufre un bloqueo económico que afecta especialmente a su sistema de salud, disfruta -evidentemente- de menores comodidades en sus instalaciones sanitarias y éstas están peor equipadas que las de EEUU, pero desconoce absolutamente los mencionados problemas. 

 

Aunque el gasto sanitario es, en Estados Unidos, de 7.285 dólares per cápita, 8 veces más que en Cuba, su sistema sanitario –público y privado- aporta a la ciudadanía solo 31 médicos por cada 10.000 habitantes, menos de la mitad que el de Cuba, que aporta 64. El indicador de camas de hospital es también la mitad: 60 por cada 10.000 habitantes en Cuba, por 31 en EEUU.

 

Cuba alcanzó en 2010 la más baja cifra de mortalidad infantil de toda América, 4,5 por cada mil nacidos, mejorando ampliamente la de EEUU, que se sitúa en 7 (8).

 

Con estas cifras en la mano, solo unos cuantos ejemplos tomados de las estadísticas internacionales, parece evidente que el sistema cubano de salud es mucho más eficaz que el estadounidense, ya que, con un gasto mucho menor, es capaz de llegar a toda la población y proporcionar el doble de atención.

 

La explicación es sencilla: gran parte del gasto sanitario en EEUU no se traduce en servicios públicos de salud, sino en rentas para el capital privado, en forma de aseguradoras, clínicas privadas o empresas farmacéuticas.

 

Un artículo de los científicos Pol de Vos y Patrick Van der Stuyft, titulado “El derecho a la salud en tiempos de crisis económica: el modelo de Cuba”, publicado en la prestigiosa revista médica “The Lancet”, afirma que “el sistema de salud cubano garantiza servicios curativos accesibles, integrados y efectivos y hace énfasis en la prevención” (9). Este último punto, el de la práctica de la medicina preventiva en todo el sistema, es imprescindible para explicar los positivos indicadores de Cuba y su bajo gasto sanitario.

 

Saliendo del ámbito puramente interno, Cuba es, además, paradigma mundial en cuanto a la cantidad y dimensión de sus programas de ayuda médica a centenares de países del Tercer Mundo. El nada izquierdista diario británico “The Independent” publicaba recientemente un artículo titulado “Los médicos cubanos en Haití hacen sonrojarse al mundo”, en el que menciona, además del programa contra el cólera en Haití, donde Cuba cubre el 40 % de la atención médica, programas de alcance internacional como la Operación Milagro, la Escuela Latinoamericana de Medicina, la Brigada Henry Reeve y otros (10).

 

Pero, por desgracia para sus lectores, El diario El País no tiene entre sus prioridades aportar los datos públicos de organismos internacionales, que pudieran dar algo de luz al cuadro tétrico que dibuja –con intenciones evidentes- el gobierno de EEUU sobre el sistema sanitario de Cuba. Y es que esto sería incompatible con los firmes compromisos a los que ha llegado la dirección de este periódico –tal como lo reconoce en sus páginas- con el Departamento de Estado del gobierno de EEUU.

 

(1) http://www.attac.es/estados-unidos-denuncia-el-mal-funcionamiento-de-la-sanidad-cubana-la-suya-no-parece-preocuparle/

 

(2) http://www.pascualserrano.net/noticias/wikileaks-y-el-cartel-de-medios

 

(3) http://www.elpais.com/articulo/internacional/Secretos/planes/obsesiones/EE/UU/elpepiint/20101129elpepiint_1/Tes?print=1

 

(4) http://www.elnuevoherald.com/2010/12/29/v-fullstory/860558/dramatica-situacion-de-hospitales.html#ixzz19yOWd1Yt

(5) http://www.elpais.com/articulo/internacional/Estados/Unidos/dibuja/panorama/desolador/sanidad/Cuba/elpepuint/20110131elpepuint_14/Tes

 

(6) http://lapupilainsomne.wordpress.com/2010/12/18/wikileaks-ee-uu-conspiro-contra-cuba-y-michael-moore/

 

(7) http://www.attac.es/estados-unidos-denuncia-el-mal-funcionamiento-de-la-sanidad-cubana-la-suya-no-parece-preocuparle/

 

(8) http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/187452/cuba-logra-tasa-de-mortalidad-infantil-de-45-la-mas-baja-de-su-historia/

 

(9) Pol de Vos y Patrick Van der Stuyft , “The right to health in times of economic crisis: Cuba’s way”. The Lancet, Volume 374, Issue 9701, 2009.

 

(10) http://www.paginadigital.com.ar/articulos/2011/2011prim/denuncias01/cuba-06012011.asp

 

!cid 2F1BFE0DFA924AA59C3F0C656A0F91CA@cubainfo02

José Manzaneda - Coordinador de Cubainformación

Tel.: 94-4151107

cubainformacion@cubainformacion.tv

www.cubainformacion.tv

Compartir este post

Comentar este post