Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

¿Somos lo que Pensamos que Somos?

8 Junio 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

3211413430_c66ae1f1f5.jpg

Siempre pensé que “evolucionar” se vincula al conocimiento que nos llega y cómo nos impacta. La formación engloba al que enseña y al que aprende. Estos dos generan “la unidad del aprendizaje”. Pero ¿Quién los guía?. Hay una serie de investigaciones científicas relacionadas con la conciencia,  que deslumbraron a los profesionales que las llevaron a cabo.

¿Quién Dirige al ADN?

Bruce Lipton es un Biólogo dedicado al estudio de células madre. Las Embrionic stem o EScells poseen la cualidad única de construir “todos” los tipos de células del cuerpo. Son las que “fabrican” un ser humano y se creía que cada órgano o tejido poseía una célula madre específica a ese órgano. Pero lo que deslumbró a Bruce, fue un ensayo muy particular. Colocó células madre en un caldo favorable, dándoles aire, alimento etc. Traslada las células con su caldo a un ambiente específico y las células comienzan a producir músculo. Repite la operación con el mismo tipo de células pero en distinto ambiente y comienzan a crear hueso. Lleva el caldo con el mismo tipo de células a otro ambiente y producen tejido epitelial, piel. Lipton entiende que el ADN de la célula no es el que le dice a las células madre lo que debe construir como se creía hasta ese momento. Quien en realidad ordena que se despliegue tal o cual plano se encuentra “afuera”. El ADN es estimulado desde un ambiente externo, indicando qué  órgano o tejido se debe construir o reparar. Existe algo sutil “afuera” que le dice al ADN “que hacer” y las mismas células construyen distintos tipos de tejidos.

Filamentos conectados con el todo

Esto me hizo acordar que a mis 19 o 20 años leí Las Enseñanzas de Don Juan. Fue el primero de una serie de excelentes libros de Carlos Castaneda. Allí, Don Juan Matus, guía espiritual y Chaman que utilizaba un poderoso alucinógeno llamado Peyote, lograba distintos estados de conciencia. En uno de esos “viajes de conocimiento” como los llamaba, hace una curiosa descripción. “Podíamos ver millones de filamentos luminosos y cientos de veces más finos que un cabello salir desde la cabeza y el ombligo. Los cuerpos se mantenían comunicados con estos infinitamente largos e inteligentes filamentos. Pero a la vez, estos se mantenían en contacto con el espíritu del planeta y estos con la luna y todos ellos con el sol y así sucesivamente todo, interconectado con todo”.

 

Radio emisor y receptor

Volviendo a Bruce Lipton, comenta que existe un aparato denominado encefalograma magnético. Para saber qué sucede en el cerebro, debían tomarse lecturas con cables y electrodos tocando el cráneo. Hoy, este nuevo aparato puede hacer lo mismo desde la distancia, sin tocar la cabeza. ¿Que quiere decir esto? que "emitimos" un complejo lenguaje en modo de microondas u ondas de radio. Nos comunicamos con algo o con el todo sin saberlo conscientemente.

Campos Mórficos, la Memoria del Cosmos que Garantiza la Evolución

No hace mucho tiempo leo otro libro titulado “La Presencia del Pasado” de Rupert Sheldrake. El autor, nos habla de un fenómeno denominado “Resonancia Mórfica”. Afirma directamente y sin vueltas, que existe una especie de conciencia cósmica e inteligencia creativa, que se encuentra esparcida en el universo. Mejor dicho, que el universo “es” esa conciencia cósmica y creativa y la materia “su expresión”. Esta resonancia mórfica, se manifiesta mediante impulsos mórficos y no es materia sino lo que la sostiene.

Conexión Instantánea que Trasciende Tiempo-Espacio

 Otro experimento fascinante es el del científico y Geólogo  Gregg Braden. Lo que hace es extraer leucocitos (glóbulos blancos) de una persona. Coloca las muestras en un sofisticado aparato de medición que se encuentra en una habitación contigua. Cuando el donante mostraba alteraciones emocionales, el ADN reaccionaba exactamente de la misma manera al mismo momento, sin diferencia de tiempo. Quisieron saber a cuanta distancia el ADN pudiera dejar de responder a los estímulos y llevaron al donante a 80 km de distancia. Sucedió exactamente lo mismo. No importaba si estaba aquí o en otra galaxia, la respuesta de conexión era inmediata. A cada estímulo emocional del donante, el ADN se comportaba igual en el mismo momento. De esta manera, el método científico confirma que existe una especie de red, como bien lo decía en los 60´ Carlos Castaneda, que influencia, modifica e interconecta todo más allá del tiempo-espacio y la materia. ¿Cómo es posible que un pensamiento pueda influenciar la materia? Lipton explica que la consciencia posee dos aspectos fundamentales. El consciente y el inconsciente. Afirma que el consciente usa tan solo un 5% del cerebro, pero el inconsciente el 95% restante. Esto quiere decir que le prestamos atención a muy pocas de las cosas que hacemos, pero que “lo que hacemos” es manejado por el inconsciente, mediante “hábitos y costumbres” adquiridos en los primeros 6 o 7 años de vida. La formación de estos primeros años nos configurará por el resto de nuestra vida.

 

El Universo Aprende de Sí mismo, Somos su expresión

 Nassim Haramein, un brillante físico moderno afirma: “Hemos descubierto que nuestro estado emocional tiene un impacto directo en el código genético del ADN. Está en un constante estado de fluidez a medida que las emociones lo impactan (fluidez sería aprendizaje). Esto demuestra que el pensamiento afecta al cuerpo. En las investigaciones que he hecho, demuestro que cada átomo, cada protón, está en conexión con todo lo demás en el universo. Existe una relación directa entre cada punto del universo y el resto del universo. Entonces, cualquier cosa con la que alimentes una parte del universo, va a ser sentida por el todo y va a ser devuelta a ti por ese todo. Así es como el Universo aprende sobre sí mismo y crece. Por eso es fundamental comenzar a interactuar con el universo para que nos entregue menos de lo que no queremos y más de lo que sí queremos.”.

El Todo

Como ven, todo se conecta con todo tal cual lo demuestra el primer experimento de Lipton. Nuestros pensamientos son la base de la creación. Cuesta entender, pero la ciencia ya lo demostró. Se hace difícil hablar de estos descubrimientos, pero es necesario compartirlo con ustedes. Estamos acostumbrados a seguir estereotipos, por eso no aceptamos que “somos nosotros mismos quienes creamos y sostenemos la realidad tal cual la conocemos” El primer experimento nos demuestra que “el ambiente” adonde se coloque el caldo con células madres, influenciará la construcción del órgano necesario. “Es el ambiente externo” lo que estimula y no el ADN como se creía. Este pensamiento revolucionario abre canales nuevos de investigación. Lipton también colocó este caldo con células en un ambiente enfermo, nocivo y lógicamente obtuvo células enfermas. Lo que solemos hacer en estos casos es “medicar para sanar la enfermedad”, pero Lipton afirma que es mucho más práctico “cambiar a un ambiente sano” para que la célula reciba la información del campo mórfico (la inteligencia creativa del universo) y se sane naturalmente. Este era el gran aliado de Jesús, el universo en su plenitud de consciencia creativa.

Trascender es el Camino

 ¿Podremos hacer lo mismo? ¿Será que nos mantienen cautivos y engañados con estímulos como la TV, propagandas, decisiones políticas, modas etc.? ¿No nos dejan pensar y crear un mundo mejor? Ya sabemos que podemos cambiar desde la sutileza del pensamiento. Si usamos la herramienta más maravillosa, el universo, podremos ir reparando la realidad creada por otros, modificando los hábitos adquiridos tan tempranamente. Existen métodos, investigue, comience a develar ese camino de conocimiento. Descubrirá que es mejor moldear su propia realidad a comprarla ya moldeada. El yoga, la meditación, el taichí y otros métodos de relajación y “conexión”, pueden ser “inductores” y favorecer este cambio. Cultivemos hábitos sanos. Si lo hacemos, también tendremos un ambiente sano y saludable que propiciaría el avance hacia mejores y más saludables condiciones de existencia y evolución, dando lugar a la búsqueda y encuentro de energías alternativas al petróleo y de nuevos procedimientos de producción tecnológica y agropecuaria, que sean fuente de alimento para todos sin contaminantes y transgénicos.

Un saludo cordial

Alejandro Romero

Compartir este post

Comentar este post