Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Todas las refinerías de Francia se suman a la huelga contra Sarkozy

15 Octubre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Las protestas contra la reforma de las pensiones se centran en el sector petrolero y alientan el temor al desabastecimiento.- Cortado también el oleoducto que abastece a los aeropuertos de París.- Continúa la protesta en los liceos, con 300 de ellos parados

AGENCIAS - París - 15/10/2010

"El Pais"

El pulso final entre Nicolas Sarkozy y los sindicatos franceses<7a> por la reforma de las pensiones llega a su cuarto día consecutivo de protestas y movilizaciones, que han vuelto a aumentar hoy en el sector de los carburantes y la educación mientras que, al igual que ayer, siguen perdiendo fuelle en los ferrocarriles y en los transportes urbanos. Lo más preocupante es que los bloqueos han alcanzado esta mañana a las 12 refinerías del país -ayer estaban paralizadas 10-, con lo que crece el temor al desabastecimiento de combustible. Además, el oleoducto que abastece a los aeropuertos de París está bloqueado desde esta mañana. A los huelguistas se suman ahora los transportistas por carretera, cuyo sindicato principal ha llamado a sus miembros a unirse a las protestas. Por su poder para bloquear las carreteras, su participación puede hacer descarrilar la ampliación en la edad de jubilación que pretende el Gobierno.

Agentes de policía han desalojado sin incidentes a los huelguistas del de Fos-sur-Mer, cerca de Marsella, el mayor del sureste de Francia, y también han sido desbloqueados el de Ambes, en la región de la Gironde, al sureste del país, y el de Cournon-d'Auvergne. Sin embargo, otros cinco almacenes han sido paralizados esta mañana. Francia dispone de cerca de 160 depósitos de combustible, según Le Monde. En cuanto al oleoducto que suministra a los aeropuertos, la compañía TRAPIL que lo gestiona se ha limitado a informar que la tubería "no está funcionando por la mañana". Ante el fantasma del desabastecimiento de combustible, que provocó hace unos días que la gente llenara los depósitos de sus coches por si acaso, el Gobierno ha decidido desbloquear por la fuerza varios depósitos, aunque de momento no atiende la petición de la Unión Francesa de Industrias Petroleras, que ayer reclamó que liberara las reservas energéticas de combustible con que cuenta el país, dado que las gasolineras tienen reservas para tan sólo unos 10 días. Según los sindicatos, las 12 refinerías del país están en huelga y tienen problemas de suministro de crudo. 10 de ellas tienen previsto parar totalmente la producción.

"No se puede permitir el desabastecimiento"

Ha tenido que ser la policía la que desalojara a los huelguistas del depósito de Fos-Sur-Mer, aunque sin incidentes. El acceso a este almacén fue bloqueado por sindicalistas en protesta por el programa de reformas del Gobierno y una treintena de camiones cisterna quedaron en el exterior esperando para poder cargar. Un grupo de agentes permanece en el complejo para que no vuelva a quedar bloqueado. El depósito de Fos es el más importante del sudeste de Francia, con capacidad para 860.000 metros cúbicos de productos químicos y refinados, es primordial para el abastecimiento de las gasolineras de la región. En Bassens, en Gironde, el bloqueo del depósito de Ambès, que alimenta a 13 departamentos del suroeste, se ha levantado esta mañana, esta vez sin intervención policial, sino con la del prefecto de la región, que ha negociado con los huelguistas. También ha quedado abierto el depósito de Cournon d'Auvergne, en el centro. Sin embargo, otros cinco depósitos han sido bloqueados en las últimas horas. Son los de La Rochelle, en Mans, Vern-sur-Seiche, cerca de Rennes, el de Caen y el de Ouistreham, en Baja Normandía. Finalmente, el de Lespinasse, cerca de Toulouse, ha estado bloqueado cerca de tres horas.

Esta mañana, el secretario de Estado de Transportes ha justificado la intervención de la policía para acabar con los bloqueos: "No se puede permitir el desabastecimiento, hay que pensar en los que necesitan desplazarse, en las empresas, en los transportistas, todo lo que hace la vida de nuestro país". Por su parte, el líder del poderoso sindicato CGT, Bernard Thibault, afirma que el uso de la fuerza no es el "método que permitirá salir del impasse de la reforma de las pensiones" y ha señalado que el objetivo de los bloqueos "no es paralizar la actividad económica del país", sino forzar "discusiones para el futuro de nuestras pensiones". Tras varios días de huelgas en el sector petrolero, la Unión Francesa de Industrias Petroleras teme que se produzca desabastecimiento a partir del 20 de octubre, puede que antes, si los conductores siguen haciendo acopio de gasolina. A petición de los transportistas por carretera, el Gobierno ha autorizado el desbloqueo de parte de las reservas de carburante. Ayer por la tarde, Sarkozy mantuvo una reunión con el primer ministro, Fraçois Fillon, y otros ministros, para atajar el problema del desabastecimiento.

Por otro lado, los estudiantes de liceos y universidades se sumaron a las protestas, uno de los mayores miedos del Gobierno, que teme que radicalicen la protesta. Si ayer eran entre 300 -según el Gobierno- y 500 -según los sindicatos- los liceos que registraban problemas, hoy son de nuevo 306 en los que la actividad está interrumpida en mayor o menos grado, cuenta Le Monde.

 

La huelga en Francia contra la reforma de las pensiones prende en las refinerías e inflama a los estudiantes

La patronal de Industria pide al Gobierno que desbloquee las reservas de carburantes

ANTONIO JIMÉNEZ BARCA - París - 14/10/2010

"El Pais"

El movimiento de protesta contra la reforma de las jubilaciones propugnado por Nicolas Sarkorzy ha tomado dos direcciones imprevisibles: una, la huelga, renovada cada 24 horas, en determinados sectores. El más importante es el producido en las refinerías, que afecta a diez de las doce refinerías en Francia. El presidente de la Unión Francesa de las Industrias Petroleras, Jean-Louis Schilansky, viendo que la huelga se puede alargar, ha pedido al Gobierno que desbloquee parte de las reservas estratégicas debido a que las gasolineras cuentan, en la actualidad, según Schilansky, con depósitos para diez días solamente. Por su parte, el secretario de Estado de Transportes, Dominique Bussereau, quiso tranquilizar a la población afirmando que no se prevé ninguna "escasez en la gasolina" a pesar de que el consumo ha subido esta semana por el temor a quedarse con el depósito a cero.

Los paros en los trenes y el transporte público remiten. Cada vez menos trabajadores secundan la huelga sectorial, también renovable cada 24 horas.

Pero la otra deriva una tanto incontrolable que ha tomado la protesta es la algo inesperada y creciente incorporación de estudiantes de instituto y de universidad. Ayer fueron cerca de 500 los institutos afectados de alguna forma. Muchos de ellos se encontraban bloqueados por los mismos estudiantes, que impedían la entrada a alumnos y profesores. Se suceden las manifestaciones en la calle, tanto en París como en Burdeos, Toulouse o Lille. Ya se han producido enfrentamientos entre la policía y algunos jóvenes en la región de Seine-Saint-Denis, a las afueras de París.

Precisamente desde Seine-Saint-Denis llegó ayer Elodie Roblet, que se sumó a la manifestación celebrada cerca de los Campos de Marte, en Paris. Es estudiante de último año de instituto y resumía así sus razones para protestar, a sus 18 años, por un proyecto de ley que retrasará dos años la jubilación, de los 60 a los 62: "Cuando más tarde se jubile la gente, menos esperanza tendremos nosotros de encontrar un trabajo. Además, defiendo una jubilación que, si no se lucha, va a desparecer, y también lucho por los derechos de mis padres".

Mientras, los sindicatos, además de recordar que el sábado 16 de octubre hay organizada una jornada de protesta, anunciaron la convocatoria de otra nueva para el martes 19. Desde el otro lado, el Gobierno no da ninguna señal de ceder. Nicolas Sarkozy, ayer, en una visita a Gironde, sin aludir al proyecto de Ley actualmente debatido en el Senado, aseguraba: "No estoy obsesionado con las reformas, pero yo tengo la responsabilidad de conducir la quinta economía del mundo. En un mundo que se mueve, no nos podemos quedar inmóviles".

EL MUNDO › LOS JOVENES SON LOS GRANDES PROTAGONISTAS DE LA PROTESTA EN CONTRA DE LA REFORMA PREVISIONAL

Una rebelión de bachilleres sacude Francia

 Por Eduardo Febbro

"Pagina 12"

Desde París

La obsesión de Nicolas Sarkozy empezó a plasmarse ayer en la realidad. Gritos de jóvenes, casi infantiles, rompieron la serenidad con que, hasta ahora, se había ido desplegando el movimiento de protesta contra la reforma del sistema de jubilaciones: los bachilleres que el martes salieron a manifestar masivamente junto a los sindicatos radicalizaron el jueves el movimiento de protesta.

Cerca de 500 bachilleres fueron bloqueados por los estudiantes al tiempo que, tanto en París, Burdeos, Toulouse, Lille o Marsella, se sucedían las manifestaciones de jóvenes. Algunas terminaron incluso con brotes de violencia y duros enfrentamientos con la policía, en especial en las afueras de París. En la capital francesa, los estudiantes terminaron agrupados frente a la sede del patronato francés, el Medef, y llamaron a otra protesta para este viernes a las 11 de la mañana ante la sede del primer ministro.

Respaldados por la manifestación más importante que se organizó en Francia (martes) desde que Nicolas Sarkozy asumió la presidencia en 2007 (3,5 millones de personas según las centrales sindicales, 1,2 millón según la policía), los sindicatos franceses volvieron a convocar a una nueva jornada de huelga el próximo 19 de octubre. El sábado 16 está prevista lo que los sindicalistas llaman una “manifestación” familiar, es decir, marchas sin huelgas.

El conflicto por la reforma del sistema de jubilaciones y la consiguiente ampliación de las cotizaciones de 60 a 62 años para jubilarse y de 65 a 67 para cobrar el porcentaje máximo lleva cuatro meses sin perder su fuerza. La confrontación entre los sindicatos y el gobierno entró ahora en una fase incierta con la irrupción del movimiento estudiantil en una protesta cuyo motivo final les es muy lejano a los jóvenes de 17 o 18 años.

Sin embargo, el carácter desordenado de los jóvenes torna la confrontación mucho más desordenada e imprevisible. “No somos bebés ni títeres”, dijo ayer la FIDL, la segunda organización estudiantil. La primera de ellas, la UNL, advirtió: “Los jóvenes son bastante grandes para movilizarse solos por un tema como el de las jubilaciones, que les concierne”. François Miquel-Marty, de la encuestadora Via Voice, señalaba ayer a la prensa que “lo que está en juego consiste en saber cuáles son los mecanismos que pueden hacer que la gente siga a favor de la protesta social. El ingreso en la arena de los jóvenes constituye un factor de fractura duradera entre el pueblo y el poder”

Lo más sorprendente de esta batalla social es la rapidez con que la opinión pública pasó del consenso sobre la necesidad de la reforma al respaldo masivo al movimiento de protesta con más del 70 por ciento de la población a favor de las huelgas y las manifestaciones. Los datos proporcionados por las encuestadoras muestran incluso un país al borde de la rebeldía general. El clima no apunta hacia eso, pero los sondeos sí. Una encuesta del instituto BVA indica que el 54 por ciento de los franceses son favorables a que los “sindicatos organicen una huelga general como en 1995” si el gobierno no da marcha atrás con la reforma de la jubilación. Noviembre y diciembre de 1995 es una fecha épica en la historia de los movimientos sociales del Viejo Continente.

En ese entonces, una reforma de corte liberal del régimen de las cajas de jubilación impulsada por el Ejecutivo de Jacques Chirac dejó a Francia paralizada durante casi un mes de sucesivas manifestaciones, mientras que los transportes públicos y los trenes se quedaron inmovilizados casi dos meses. Algunos diarios nacionales inscriben la revuelta en un contexto histórico que remite al levantamiento del movimiento estudiantil en mayo de 1968.

Este viernes, el matutino Libération le consagra su edición a la protesta estudiantil que se plasmó en torno de la reforma de la jubilación. No obstante, los únicos que se han sumado a la bronca son los estudiantes de secundaria. Las universidades, aunque alteradas, se mantienen al margen de las protestas. El gobierno ha reiterado que no modificará el esquema central de la reforma del sistema de jubilación, es decir, el aumento de las cotizaciones.

El otro problema derivado de las huelgas sectoriales atañe a las refinerías.

De la docena de refinerías que hay en Francia, diez están afectadas. El responsable de las industrias petroleras pidió al gobierno que desbloquee las reservas estratégicas para hacer frente a una posible carestía de combustible. Francia vivirá siete días movidos.

El Senado aplazó el examen final de la reforma hasta el miércoles que viene. El sábado y el martes que vienen serán jornadas convulsionadas y su lectura dependerá en gran parte de la dimensión y la forma que tome la participación estudiantil.

Les routiers prêts à rejoindre la contestation

LEMONDE.FR avec Reuters | 15.10.10 | 11h37  •  Mis à jour le 15.10.10 | 12h25

 

La CFDT, premier syndicat du transport routier, a appelé vendredi les salariés du secteur à organiser des blocages sur les routes.
AFP/BERTRAND LANGLOIS
La CFDT, premier syndicat du transport routier, a appelé vendredi les salariés du secteur à organiser des blocages sur les routes.

La CFDT, premier syndicat du transport routier, a appelé vendredi les salariés du secteur à se joindre au mouvement contre la réforme des retraites en organisant des blocages sur les routes, les sites pétroliers et éventuellement les dépôts alimentaires. Une motion a été votée lors d'une réunion du conseil de ce syndicat jeudi soir pour aider à "maintenir et amplifier le mouvement contre la réforme", a expliqué une représentante de ce mouvement.

Il est envisagé des opérations "escargot", des blocages routiers, mais aussi l'aide aux syndicalistes du secteur de l'énergie pour bloquer les dépôts de carburant et les raffineries, ainsi que le blocage des plates-formes de ravitaillement desservant la distribution, a dit le secrétaire général de la CFDT-Route, Maxime Dumont. "On attendait que le gouvernement prenne le pouls du mécontentement du pays, il n'a pas suivi la voie de la raison. Nous avons la possibilité dans le transport de faire un peu plus pour aider les salariés. On va rentrer dans le mouvement pour faire fléchir le gouvernement", a-t-il dit.

Les routiers peuvent bénéficier d'un congé de fin d'activité à partir de 55 ans, sous certaines conditions, notamment une ancienneté minimale de trente ans de conduite, mais l'âge de la retraite proprement dite est fixé pour eux à 60 ans et la réforme les concerne donc pleinement, a expliqué Maxime Dumont.

Compartir este post

Comentar este post