Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

TRANSGÉNICOS: LA GUERRA SILENCIOSA PARA DOMINAR A LOS PUEBLOS

7 Septiembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

DIALOGO CON EL PROFESOR EGIPCIO-BRASILEÑO MOHAMED HABIB

 

TRANSGÉNICOS: LA GUERRA SILENCIOSA

PARA DOMINAR A LOS PUEBLOS

 

Docente, investigador, biólogo, actual pro Rector de Extensión de la Universidad de Campinhas (estado de Sao Paulo), Mohamed Habib estuvo en Montevideo participando de actividades organizadas por la Red Temática de Medio Ambiente (Retema) y Extensión Universitaria, donde colocó el alerta sobre el desarrollo de los cultivos y comercialización de alimentos transgénicos. En una charla realizada en la Facultad de Arquitectura –que valdrá la pena reseñar en otra edición de La Juventud- recibió el apoyo mayoritario tras su intervención en comentarios del público, y también le tocó escuchar alguna versión uruguaya a nivel docente de la Universidad de la República tomando distancia de las críticas a los alimentos genéticamente modificados.


 

POR HERNÁN SALINA

 

1-copia-1.jpgA los catorce años, Mohamed Habib huyó de su casa con su familia antes de que los británicos la bombardearan con napalm, en una acción donde murieron familiares y vecinos de Port Said, puerto sobre el Canal de Suez. Su adolescencia se desarrolló en medio del proceso nacionalista de Gamal Abdel Nasser, pero al ingresar a la Universidad de Alejandría, bajo la dictadura militar le tocó vivir el acercamiento a EEUU que consolidara Anwar el Sadat.

Con su titulo de ingeniero agrónomo llegó a Brasil en 1972, que también estaba en sintonía con la época de gobiernos militares.

En diálogo con La Juventud, el profesor Habib destaca que en su adolescencia en Egipto como colonia británica fue testigo de “la explotación imperialista de los recursos naturales”.

Hoy estoy más convencido que nunca de que los pueblos en desarrollo deben buscar su soberanía, invertir en educación, buscar y construir su independencia, y deben formar un nuevo bloque de los países en desarrollo, de países independientes, un bloque comprometido con sus pueblos, y dejar de ser sumisos.

No debemos aceptar mas la presión de los países centrales, nosotros pagamos muy caro el recibir órdenes y aceptar exigencias de esos países”,

señala con firmeza.

Pese a los años transcurridos mantiene el vinculo con su país de origen, en contacto con familiares y colegas científicos y viajando a la nación africana. En una extensa charla con nuestro diario, no faltó la mención a la situación actual de Egipto, y a su esperanza de que en las elecciones presidenciales previstas para el próximo año un nuevo gobierno cambie precisamente

la condición de aliado árabe primordial de EEUU.

Todo el pueblo de Egipto es defensor de la causa de los pueblos árabes y de la causa palestina. Es apenas el gobierno de Egipto el que tiene esa posición más proisrael que propalestina.

Por lo tanto, lo primero que debe ocurrir con el cambio de gobierno es abrir el pasaje desde Sinaí para los palestinos, eso ya está discutido y aprobado. Solo esperamos que los palestinos de la Franja de Gaza todavía estén vivos”, comenta sin asomo de humor trágico.

Vaya en esta primera entrega un resumen del diálogo mantenido por La Juventud con el profesor Mohamed Habib.

 

- En la charla que brindó en la Facultad de Arquitectura se refirió a una frase dicha en los 70 por Henry Kissinger: “quien controle la producción de alimentos controlará el mundo”, Más o menos por esa época usted llegaba a Brasil.¿Ya la conocía?

 

- No, esa era una información mas sigilosa, poco divulgada en el mundo, fue mas conocida a partir de un libro que fue publicado el año pasado por dos escritores norteamericanos. Las manifestaciones de los dirigentes norteamericanos normalmente son divulgadas en sus instituciones inmediatamente, pero para salir al exterior, a nuestros países, demoran mucho tiempo, y muchas veces nos enteramos a partir de publicaciones de los propios EEUU. Es el caso de la declaración de Kissinger referente a esa situación: que quien va a dominar la producción de alimentos tendrá todas las condiciones para dominar al mundo, y que la biotecnología es un camino para eso. Hoy está todo confirmado. Pasaron tres o cuatro décadas para ver que eso está sucediendo.

Cuando nosotros ubicamos eso mas o menos hace 18, 20 años, cuando

comenzamos a discutir las tentativas de EEUU de cambiar las leyes de patentar en el mundo entero, en Brasil empezamos a discutir eso en 1990, 1992, cuando el propio gobierno norteamericano mandó para Brasil y para otros países propuestas de nuevas leyes de patentes. Nosotros ya alertábamos que esas leyes apuntaban a los alimentos y las semillas, y los

defensores de esas leyes decían que no, que nunca iban a ver patentes de plantas, de las diferentes formas de vida. Hoy el tiempo ya mostró que de hecho el plan norteamericano estaba muy bien preparado. O sea, antes de hablar de patentar los alimentos, EEUU partió por hablar de las leyes de

patentes en el mundo entero, abrir la puerta para después posibilitar la propuesta de producción de alimentos transgénicos, para después ver la cuestión de patentarlos.

Tanto es así que en Argentina, que fue el primer país de América Latina en cultivar transgénicos, no hay patentamiento de transgénicos, o sea el gobierno autoriza el cultivo pero no permite el patentamiento.

 

-¿Cual cree que es el objetivo del desarrollo de esa iniciativa por parte de EEUU?

 

- El primer objetivo a mi modo de ver es geopolítico, de dominación. Quien domine la producción de alimentos va a dominar a los pueblos. Segundo, tiene un objetivo inmediato para las multinacionales que es de ganancia económica, financiera y comercial, la dominación del mercado global. En tercer lugar estamos hablando de un proyecto que a partir del momento

que dominas la producción de alimentos, ya tienes el control sobre las culturas de los diferentes pueblos. Tendrás todas las condiciones para apagar las culturas regionales y establecer culturas nuevas, y con eso ya estas dominando.

Todos esos objetivos buscan mantener los privilegios para los países dominantes, y mantener al resto de los países como sumisos, dominados, oprimidos, porque el mundo siempre funciono así. Ahora están usando la ciencia, el conocimiento, la tecnología, como instrumento de dominación. No es mas el arma como un cañón, un revolver, son otros tipos de armas, las armas silenciosas, ocultas. La colonización silenciosa, la ocupación y dominación silenciosa.

 

- En el caso de Brasil, qué dimensión de presión política tienen las empresas que están con los transgénicos?¿Cuánto incidenno solo en el mercado sino como modelo de producción?

 

soyabrasil.jpg- En realidad estamos muy asustados y preocupados con el comportamiento de esas multinacionales.

Pero también tenemos que tranquilizar a nuestra sociedad: las áreas cultivadas de transgénicos en el mundo entero no llegan a uno por ciento de las áreas cultivables. Es muy poco, pero sin embargo es un inicio preocupante. En Brasil la influencia política de esas multinacionales en el gobierno es invisible, porque toda la fuerza que ellos tienen se presenta para la aprobación en la Comisión Nacional de Bioseguridad de cultivos y comercialización de los transgénicos. Apenas ese es el espacio que están trabajando hoy.

Utilizan para eso parlamentarios, senadores, diputados, utilizan algunos investigadores de la comunidad científica que comparten no esa visión geopolítica, sino que simpatizan con grandes tecnologías y “grandes ciencias”, entonces esa ilusión está presente en la cabeza de algunos investigadores, y estos son aliados de esas empresas. Y ellos consiguen imaginar que el debate es puramente político, no consiguen dimensionar

que estamos hablando de futuro, de ética, de la calidad de vida de la población de los pueblos de los países subdesarrollados.

Entonces, de un lado hay una fuerza política de esas multinacionales de un país como Brasil, pero esa fuerza política se restringe a la cuestión que les interesa a ellos de inmediato hoy: la aprobación de los cultivos y de la comercialización. Por tanto ellos trabajan apenas en las instituciones que toman la decisión. Pero ellos saben muy bien que la opinión pública brasileñaesclarecida no acepta los transgénicos, tiene miedo y preocupación sobre ellos, y la población que no está consciente los está consumiendo y no sabe. Las multinacionales llegaron hasta intentar decir que el triángulo con una “T” que figura en las etiquetas no quiere decir “Transgénicos”, sino “Transparencia”, intentando con eso ganar a la sociedad, al consumidor. Entonces tenemos que trabajar con el consumidor y con la Justicia para que esta impida a través de un proceso las publicidades engañosas.

 

- Se dice que el tema transgénicos fue uno de los puntos que llevaron a la crisis política que culmina con la renuncia de Marina Silva como Ministra de Medio Ambiente en el 2008…

 

- Una de las crisis principales fue la cuestión de los transgénicos, porque Marina Silva y el Ministerio de Medio Ambiente era contrarios a la liberación de los transgénicos, pero también otras cuestiones ambientales mostraron una incompatibilidad de ese Ministerio en relación a otros. El propio Ministerio de Agricultura es favorable a los transgénicos, Industria y Comercio también, el Ministerio de Salud no fue muy claro y solido para decir No a los transgénicos, entonces cuando ella percibió que las decisiones estaban siendo apenas políticas y sin base científica, ella creyó que era políticamente mejor salir del gobierno y del Partido de los Trabajadores, ahora es candidata a la presidencia por el Partido Verde. En realidad a partir de la salida de ella no cambió mucha cosa, porque el gobierno ya estaba

yendo en la misma dirección, su salida no empeoro ni mejoró la situación, el gobierno siguió actuando del mismo modo, los transgénicos están siendo

aprobados y en la realidad ocurre lo que siempre ha ocurrido en la historia de la Humanidad: técnicas, prácticas y productos perjudiciales para la salud y el medio ambiente solo salen del mercado no por presiones políticas, solo salen del mercado cuando los perjuicios se hacen públicos y la opinión pública queda sabiendo que esto mata, que esto envenena, que esto perjudica la salud. La evolución tecnológica siempre utilizó a la especie humana como animales de prueba, como cobayos. Ellos experimentan sus productos y sus técnicas en el consumidor.

En los productos que aciertan lo continúan, los que matan o enferman ellos los quitan del mercado e ingresan otros, y eso va a suceder también con

los transgénicos. Lo que queremos nosotros es que el daño, el perjuicio sea el menor posible. No podemos quedarnos quietos de brazos cruzados viendo a pueblos muriendo, quedándose enfermos, ya tenemos problemas serios en la India, en Filipinas, y no podemos dejar que eso suceda también aquí.

 

- Ya hay comprobación científica suficiente para afirmar que causan

perjuicios a la salud los alimentos transgénicos?

 

- Claro. Todos los trabajos con animales de laboratorios mostraron daños directos en sus tejidos y órganos del sistema reproductor y en la primera generación que nace de esos animales alimentados con transgénicos. Científicamente ya está mas que comprobado con ellos. Como no podemos hacer investigaciones con seres humanos dependemos de las pruebas con animales. Tenemos problemas serios en India, Filipinas, en China, de animales y personas que se alimentaron de maíz transgénico por ejemplo, ya

dieron problemas desde reacciones alérgicas hasta síntomas de disturbios intestinales, eso está comprobado.

No tenemos datos de las alteraciones estológicas, del sistema reproductivo del ser humano y cosas así porque eso demora más tiempo, pero está comprobado en los animales de laboratorio. Células embrionarias con defectos, reducción de los tejidos del sistema reproductor como por ejemplo los testículos de los machos alimentados con transgénicos, muerte precoz de los cachorros que nacieron de madres alimentadas con transgénicos, todo eso está comprobado científicamente.

 

DERECHO A COMER Y A SABER QUÉ COMEMOS

 

- ¿Cuanto de esos alimentos ya están presentes en la alimentación cotidiana en la región?

 

- Es difícil cuantificarlo porque una buena parte de esos alimentos transgénicos entran a nuestros países de forma ilegal, como contrabando. Segundo, en muchos productos no esta escrito en la etiqueta que tiene transgénicos, por tanto resulta muy difícil que tengas control sobre lo que no

tienes los datos concretos.

Los países que ya tienen control sobre la entrada de estos productos ya tienen mas datos que nosotros, pero nosotros tenemos los testimonios de los propios defensores de los transgénicos, cuando ellos dicen que los derivados del trigo ya tienen transgénicos, los derivados de la leche ya tiene, la leche en polvo ya tiene, los productos de Nestle que son para alimentación infantil ya tienen transgénicos.

Por lo tanto puedo imaginar que nuestros niños, nuestros hijos, se están alimentando de transgénicos sin saberlo, nosotros no nos enteramos pero eso ya está ocurriendo. Ese es un motivo mas para que nuestros gobiernos controlen mas esos alimentos que están siendo comercializados.

Es un derecho del consumidor saber exactamente qué es lo que está consumiendo.

Es mi derecho saber qué le estoy ofreciendo a mi hijo, es deber del gobierno garantizarme esa información. No sabemos ciertamente cuanto de transgénicos estamos recibiendo en nuestra alimentación.

 

- También se afirma que hay una alarma exagerada. En la actividad una docente uruguaya decía que a lo largo de la historia de la Humanidad los alimentos fueron cambiando genéticamente…

 

- Las mudanzas genéticas que siempre hizo el Hombre durante los últimos

diez mil años hasta 1995, eran siempre dentro de la misma especie, sea planta o animal, seleccionando dentro de la misma población los individuos que tienen las características que yo quiero. De lo que estamos hablando hoy es de mudanzas genéticas donde tu mezclas códigos genéticos de seres vivos totalmente distintos. Tomas el código genético de un animal y lo colocas en una planta, de una bacteria y lo colocas en un animal…Son cambios genéticos no naturales, nunca ocurren en la naturaleza. La naturaleza hace todos los cambios genéticos a partir de la reproducción sexuada, “papá y mamá”. Lo que los genetistas hacen hoy en la trasngenia es diferente, es un proceso artificial que se inicia en 1995 con los cultivos comerciales de los transgénicos.

Es una situación nueva. Lo que está ocurriendo por ejemplo en EEUU es que el consumidor no sabe lo que está comiendo, porque colocar el aviso en la etiqueta no es obligatorio en EEUU. Por lo tanto, nadie lo coloca en la

etiqueta. Hay decenas de alimentos transgénicos en EEUU consumidos diariamente, y por eso se están dando problemas serios en la salud de la población norteamericana.

Los médicos hoy están preocupados con eso y ya están comenzando a desconfiar que la causa sea los transgénicos. Y por eso las asociaciones de médicos en ese país ya están recomendando que se coloque el aviso en las etiquetas y que no se alimente a los niños, ancianos y pacientes internados con transgénicos.

 

- Usted ha manifestado también su preocupación por lo que se denomina “la apropiación del conocimiento”…

 

- En realidad desde la llamada Revolución Industrial la Humanidad acepta este principio de apropiación del conocimiento, que implica la propiedad intelectual, un sistema de patentamiento. Hoy sabemos que a partir del momento en que una parte del conocimiento es apropiada por alguien estamos diciendo automáticamente que otras personas no van a tener acceso ese conocimiento y a esa información. El mayor peligro, la mayor enfermedad, el mayor error que la Humanidad cometió es exactamente ese: permitir que unos pocos se apropien de conocimiento, porque esos pocos acaban dominando a los que no lo tienen. Todo eso está acompañado por leyes, entonces si yo copio alguna invención estaría robando, estaría cometiendo un crimen y puedo ser procesado.

Por eso Japón, Corea, todos los países del “Tigre asiático” rechazaron firmar la Convención de París hasta 1972, cuando comenzaron a firmarla y a querer ser protegidos.

Durante noventa años rechazaron firmarla y optaron por copiar tecnologías, mejorarlas, dominar mercados, desarrollar sus países, y cuando llegaron al

top de desarrollo y comenzaron a disputar con los países desarrollados los mercados ahí si optaron por el patentamiento.

En el sistema de patentamiento, de apropiación del conocimiento, ellos privilegian algunos pueblos, y ese mecanismo significa que los pueblos

periféricos van a continuar sin conocimientos, dependiendo de esos llamados países centrales. Es absurdo cuando un país como Uruguay, por ejemplo,

no produce una lámpara eléctrica, una computadora, una televisión, una heladera, que son instrumentos básicos de la vida de nuestras sociedades.

Todo eso se lo tenemos que comprar a otros. Ese computador que compramos a mil o dos mil dólares pesa un kilogramo. Estamos comprando un kilogramo de un producto que el Hombre ha hecho y pagando dos mil dólares.

Y les estamos dando a ellos un kilogramo de soja, por ejemplo, por UN dólar.

Pago dos mil dólares para recibir uno. O sea yo recibo una computadora y doy a ellos a cambio dos toneladas de granos como mínimo.¿Es justo eso, es justo?Dos mil kilogramos de granos a cambio de una computadora.

 

Nombre.jpg

 

 

Tomado de Diario La Juventud

imagen1

www.diariolajuventud.com.uy

Compartir este post

Comentar este post