Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Tribunal Supremo de Brasil ratificó la amnistía a los represores militares

1 Mayo 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

La máxima autoridad de justicia rechazó un pedido de la Orden de Abogados de Brasil (OAB) para que se revise la ley de Amnistía. La norma fue sancionada por el mismo Gobierno militar en 1979.





NOTA CON AUDIOS



La sanción de ley de perdón eliminó la posibilidad de enjuiciar a los responsables de la dictadura militar brasilera, que gobernaron entre 1964 y 1985.

Con 7 votos a favor y 2 en contra, el Supremo Tribunal Federal (STF) desestimó la presentación y argumentó la determinación al considerar que "Brasil hizo una opción a favor de la concordia nacional y debe ser respetada".

En tanto, el magistrado, Celso de Melo, justificó que "la amnistía fue un acto de amor, fundado en la convivencia pacífica de los ciudadanos".

Ayres Britto y Ricardo Lewandowski, integrantes de la STF votaron a favor de revisar la ley y adelantaron que recurrirán a tribunales internacionales para que la amnistía sea revisada.

Como resultado de la negativa a tratar el perdón, Amnistía Internacional condenó la decisión del Tribunal Superior y expresó que es "una afrenta a la memoria de miles que fueron asesinados, torturados y violados por el Estado".

En el mismo sentido la OAB calificó la decisión del Tribunal como "un retroceso en relación con la Constitución y las convenciones internacionales que indican que la tortura es un crimen de lesa humanidad que no prescribe".

El Estado brasilero reconoce 400 desaparecidos y muertos en manos de la dictadura, además de miles de torturados por el régimen de facto. (PÚLSAR)

 

fa
30/04/2010





Audios disponibles:

Sofia Hammoe, Radio Agencia Nacional (reporte)
 1 min 26 seg. (673 kb ) archivo mp3


Agencia Púlsar

 

FALLO POR LEY DE AMNISTIA REABRE GRIETAS EN BRASIL

SAO PAULO, 30 (ANSA) - La decisión de la máxima corte de Brasil de mantener la Ley de Amnistía que impide juzgar a los torturadores de la dictadura militar (1964-1985) abrió grietas en el gobierno y duras críticas de los organismos de derechos humanos.
   El ministro de Derechos Humanos de Brasil, Paulo Vannucchi, calificó como "lamentable" la decisión del Supremo Tribunal Federal de no modificar la Ley de Amnistía de 1979.
    En cambio, la candidata presidencial oficialista, Dilma Rousseff, se pronunció a favor de respetar el fallo y a actuar "sin revanchismo".
    Para Vannuchi, Brasil está lejos de lo alcanzado en Argentina y Chile en términos de la búsqueda judicial para sancionar las violaciones a los derechos humanos durante las dictaduras militares.
    "Es lamentable. Brasil necesita aprender a sancionar la tortura", dijo Vanucchi a la Agencia Folha, al comentar la negativa del Superior Tribunal Federal, por 7 votos a 2, de sustituir un artículo de la Ley de Amnistía de 1979 para poder procesar a acusados de tortura de la dictadura (1964-85).
    El gobierno, a través de la Abogacía General de la Unión (AGU), se pronunció a favor de mantener la Ley de Amnistía, una visión diferente a la de Vannucchi, víctima de la dictadura.
    Todavía no se conoció la opinión del ministro de Defensa, Nelson Jobim, quien se oponía a la revisión.
    Otra víctima del régimen de facto, torturada durante un mes y detenida por casi tres años es la ex jefa de ministros Rousseff, candidata presidencial del Partido de los Trabajadores del presidente Luiz Lula da Silva.
    "No estoy favor del revanchismo de ningún tipo. Lo que el Supremo decidió, decidido está. Es la mayor corte del país y debe ser respetada", dijo Rousseff.
    La ley dictada por el Congreso subordinado al dictador Joao Baptista Figueiredo en 1979 permitió la apertura política en el país, pero a la vez impide investigar judicialmente los casos de tortura.
    La demanda ante el STF había sido elevada por la Orden de Abogados de Brasil, que pidió juzgar imprescriptible la tortura.
    La organización Amnistía Internacional condenó hoy a la corte por haber ratificado la Ley de Amnistía sancionada durante la dictadura militar (1964-1985), y recomendó a Brasil seguir el ejemplo de Argentina y Chile.
    Esa "decisión le coloca un sello judicial de aprobación a los perdones librados durante el gobierno militar a quienes cometieron crímenes contra la humanidad", advirtió Amnistía Internacional.
   (ANSA). MRZ

 

 

 

Brasil mantiene su Ley de Amnistía

Cezar Peluso, presidente del Supremo Tribunal Federal de Brasil

La mayoría de los jueces de la Corte votaron en contra del pedido de la Orden de Abogados de Brasil.

El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, la máxima instancia judicial del país, rechazó este jueves revisar la Ley de Amnistía que evitó que se juzgara a los represores del último período militar (1964-85).

La mayoría de los jueces de la Corte votaron en contra del pedido de la Orden de Abogados de Brasil (OAB), que pretendía que se reinterpretara la Ley para poder juzgar a quienes cometieron torturas durante los años de represión.

La Ley de Amnistía, aprobada por el gobierno militar en 1979, permitió liberar a presos políticos y abrió la puerta al retorno de muchos exiliados. Pero también libró de juicio a muchos militares que nunca debieron responder ante la Justicia por sus abusos.

Lo importante no es sancionar a los militares, sino recuperar la historia de aquellos que fueron perseguidos

Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil

El miércoles, el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva se había pronunciado en contra de la derogación de la Ley.

El abogado general de la Unión, Luis Adams, quien habló ante el STF en representación del gobierno, consideró que le norma fue "un acto político de clemencia".

Por su parte, Lula, quien fue apresado durante el régimen militar, buscó mantenerse alejado de la polémica. El mandatario afirmó que lo importante "no es sancionar a los militares, sino recuperar la historia de aquellos que fueron perseguidos".

Minoría a favor

Gen. Octavio Medeiros (der.) ex jefe de inteligencia, y ex gobernante militar Joao Batista Figueiredo (izq.), imagen de archiv

La Ley de Amnistía hizo que muchos militares nunca tuvieran que responder ante la Justicia.

La postura oficial fue mantenida también por el juez Eros Grau, quien fue apresado y sufrió torturas en 1972 por pertenecer al Partido Comunista Brasileño.

Grau resaltó la importancia de la amnistía como marco político para la restitución de la democracia en el país.

En cambio, el representante de la OAB, Fabio Konder Comparado, consideró que era necesario revisar la Ley para "recomponer el Estado brasileño en la posición de dignidad en el concierto de las naciones y recuperar la honorabilidad de las Fuerzas Armadas".

Decenas de activistas por derechos humanos se reunieron en las puertas del Tribunal, para apoyar esta postura.

El juez que se expresó con más dureza a favor de la revisión de la Ley fue Carlos Ayres Britto, quien llamó a los torturadores "monstruos", "desnaturalizados" y "tarados".

Se estima que unas 400 personas fueron desaparecidas o muertas durante el régimen militar en Brasil.

Compartir este post

Comentar este post