Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

UN GRANO DE MAIZ- VIENTOS FASCISTAS

3 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

2.11.10

Por Antonio Aponte.

quijote.jpg

VIENTOS FASCISTAS

Los resultados de las elecciones del 26 envalentonaron a las fuerzas opositoras y delinearon con precisión los campos y los objetivos. Ya sabemos que la Revolución no tiene otra opción que ir hacia el Socialismo, y los burgueses no tienen más alternativa que truncar a la Revolución.
Ahora debemos determinar cómo, de qué manera los oligarcas pretenden salir del Gobierno Revolucionario, de Chávez. En el campo escuálido se impone la vía fascista. Veamos.
La dirigencia oligarca tatuó en su base social el odio a Chávez y a la Revolución, en ese odio fundamenta el apoyo. Ahora el monstruo que crearon les gobierna, les dicta el camino, exige violencia, sangre, venganza, en otras palabras, exige fascismo. Es así, el verdadero dirigente oligarca, el que dicta las pautas a la mesa oligarca, es su base envenenada, a ella obedecen.
Los oligarcas se deslizan hacia el fascismo, sembraron vientos y ahora cosechan tempestades. Estudiemos un ejemplo.
Unos dirigentes de fedecamaras fueron, previa balacera, secuestrados. Inmediatamente salen los voceros oligarcas a responsabilizar del hecho al Chavismo. Teodoro, de forma irresponsable pero comprensible en un renegado, fue el primero en lanzar la infamia, lo secunda fausto massó, y por allí sigue el flujo.
Si a alguien debemos atribuir el atentado a fedecamaras es a la derecha fascista que transita esos caminos, siembra esos vientos, y arrastra nariceados a los timoratos dirigentes de la mesa. No olvidemos al terrorista Chávez Abarca, contratado para realizar este tipo de planes.
El modus operandi es típico del fascismo, es previo a un golpe, ya lo usaron en la Chile de Allende con el asesinato de Schneider para desestabilizar aquel gobierno. El modelo es el mismo.
Pretenden crear la imagen de ingobernabilidad, es un complemento al gobierno paralelo que construyen desde la mesa. Es decir, lo de fedecamaras no es un hecho aislado, forma parte de un plan que está en ejecución y domina la política oligarca, tiene la aprobación de su base envenenada y el beneplácito de los gringos.
¿Qué debemos hacer los Revolucionarios?
Lo Primero, desechar las ilusiones de una posible conversión democrática de los oligarcas, al contrario, su objetivo es yugular a la Revolución de forma violenta, lo necesitan para aplastar el ejemplo, borrar el sueño libertario.
Segundo, no hay conciliación posible entre el capitalismo y el Socialismo, entre la Conciencia del Deber Social y el egoísmo capitalista, entre la política oligarca y la política revolucionaria, entre la forma de organización socialista y la forma de organización capitalista, entre la Propiedad Social de los medios de producción administrada por el Estado nacional y las formas de propiedad nosocial de esos medios.
Tercero, sólo la profundización de los cambios socialistas y la nitidez de la ideología que los dirija, nos dará la fortaleza necesaria para enfrentar la arremetida fascista.
Cuarto, entender que el Socialismo es ante todo un cambio en la Conciencia de Sociedad, que todas las acciones revolucionarias deben evaluarse por la elevación de esa Conciencia.
¡Chávez es Socialismo!

1.11.10

LOS ERRORES GRAVES DE UNA REVOLUCIÓN

Los errores, los fracasos, las derrotas, son inmanentes al proceso revolucionario, propios de la actividad humana y, con más razón, de los procesos que fundan sociedades. Podemos afirmar que toda Revolución es precedida por derrotas que la aceran. El asunto está en qué área se cometen y cómo procesarlos. Veamos.
Los errores no se deben ocultar, deben ser el centro de la crítica imprescindible para avanzar, al contrario, debemos sospechar del que nunca se equivoca, de aquel que no yerra.
Un proceso revolucionario, por definición, cometerá muchos errores, así lo dicta la experiencia histórica y el buen pensar. Ahora bien, donde el error causa estragos irreparables es en la ideología, desde allí se distorsiona la práctica y se extravía el rumbo, los procesos se devuelven a lo viejo.
Los errores que no lesionan la esencia ideológica de la Revolución, se pueden corregir, no tuercen el rumbo, mantienen la posibilidad del proceso.
Un ejemplo a estudiar es la Unión Soviética, que estableció el Capitalismo de Estado, buscando resolver dificultades económicas. En el retroceso impuesto por la realidad cometieron error en la ideología. El Che, agudo crítico de ese proceso, dice:
“..el proceso de nacionalización es dinámico y debe contar con la oposición de las clases dominantes, en cierto momento se impone una tregua, pero lo que aquí se está expresando no es una tregua sino una retirada
…No se toma en cuenta el hecho de que cada sistema económico conlleva una moral propia. (SN) Navegar en las difíciles aguas del capitalismo de estado para crear el socialismo exige una escrupulosa vigilancia moral sobre los cuadros. Por el contrario, el resultado ha sido que los cuadros se aliaron al sistema, constituyeron una casta privilegiada...”
Más adelante el Che reflexiona y dice:
“… aquí se podía preguntar si no se puede hacer valer lo que Lenin decía para los pueblos atrasados de si ¿no se podrá saltar completa una etapa?”
La discusión del Capitalismo de Estado que hace el Che es muy importante en la definición del rumbo de la Revolución Bolivariana. Debemos preguntarnos ¿Cuál es la esencia del asunto, en qué debemos pensar para tomar las decisiones?
El Che responde la interrogante:
“No hay nada económicamente imposible, lo que se debe averiguar es si algo es compatible con el desarrollo de la conciencia socialista.”
Las conclusiones están claras:
No se puede superar el Capitalismo de Estado usando las armas melladas del capitalismo, estimulando capitalismo, conciencia egoísta, eso sería un retroceso descomunal frente a las dificultades, suicidarse en primavera…
Segundo, el Capitalismo de Estado se puede saltar, como pensaba el Che, pero debe ser un salto adelante, esto es, con más Socialismo, más conciencia, estímulos morales, por sobre los estímulos materiales directos, nunca, un salto atrás, con más capitalismo.
Estos asuntos tienen un fondo ideológico que es imprescindible que se discuta, esa es la manera de mantener el rumbo. Recordemos que un extravío en lo ideológico lleva a errores graves.
¡Chávez es Socialismo!
¡Venceremos en Septiembre!

Compartir este post

Comentar este post