Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

UN GRANO DE MAIZ - CON EL CHE EN EL CORAZÓN

19 Junio 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

18.6.12quijote

CON EL CHE EN EL CORAZÓN


Tuvimos las primeras noticias del Che por Radio Rebelde. Aquellas voces nos llenaron de Revolución, se ganaron nuestro corazón y nuestra acción.
Fidel, el Che, nos insuflaron rebeldía, fuego revolucionario, hambre de acción, sueños. Por ellos supimos que volvía la época heroica de la independencia, que las batallas no habían concluido. Dulcineas esperaban sus Quijotes, los cielos de la Patria volvían a ser surcados por aves libertarias.
Esa fue la primera luz que recibimos de la Revolución Cubana, la luz que enciende el corazón de los revolucionarios.
En Venezuela la Revolución que derrocó a Pérez Jiménez fue traicionada. Ser fiel a dogmas y manuales nos costó medio siglo de pacto de punto fijo. El reformismo tomó las riendas de la Revolución y construyó la ignominia.
La pasión y el sentimiento empujó al Pueblo traicionado a las montañas, allá fue su vanguardia, desesperada a buscar el camino que se perdió el 23 de enero, los jóvenes partieron a no dejar morir el sueño, con ellos iban Fabricio, Argimiro, y también el Che.
Volvimos la mirada al Che y lo leímos. Su Guerra de Guerrillas fue libro obligado de todo joven revolucionario, aprendimos que: “La velocidad de una columna guerrillera está determinada por la velocidad del más lento”. Máxima guevariana cargada de humanismo, significaba la eliminación del individualismo. La columna guerrillera era práctica y teoría de la sociedad socialista: el individuo sólo puede realizarse en sociedad.
Se luchó con desprendimiento, pero no se consiguió detener el desmoronamiento, la derrota que se desprendía del 23 de enero.
Vino el desencanto, el desasosiego. Fueron años duros, un desierto que duró muchos años. Oímos a Fidel reconocer que el Che había caído en combate, y lloramos en silencio, como se llora a los santos. Y supimos que era cierto, “que en una Revolución se triunfa o se muere si es verdadera”.
Hoy, sin el pensamiento del Che, no sería posible construir la Revolución Bolivariana. Todos los días una idea del Che sale al campo de batalla a enfrentarse al reformismo, al dogmatismo, y a la contrarrevolución.
Cuando los reformistas dentro de la Revolución argumentan que hay que hacer un híbrido entre capitalismo y Socialismo: el Che sale a la palestra y les responde.
Cuando los contrarrevolucionarios dicen que el Socialismo soviético fracasó por ser muy socialista: en el Che está el desmentido.
Cuando proclaman que el Pueblo no entiende sino estímulos materiales: el Che emerge y los refuta.
Cuando es necesario enfrentar la corrupción, la ineficacia, el despilfarro: el Che con su ejemplo combate esos vicios.
Cuando los reformistas pontifican que la Revolución no es posible: en el ímpetu del Che está la respuesta.
Cuando los renegados postulan que el Che no tiene nada que decir a la América: entonces el Che toma en sus manos la espada de Bolívar y echa a andar encabezando pueblos hacia su liberación.
¡Chávez y el Che, no se negocian!

Compartir este post

Comentar este post