Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Un grano de maiz - EL BATALLON DE LOS VIEJOS (Sábado 25-06-2011)

26 Junio 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

25.6.11

quijote

Pica, Papo, Piñate, Saturno, Periquita, el Cabo, CocoRon, forman el Batallón de los Viejos de la Escuelita "Un Grano de Maíz”. Los siete suman medio siglo de prisión en las cárceles de la cuarta, trescientos años de lucha contra la burguesía y el imperio, y muchos años de vida… Todos unidos en la irreverencia y la lealtad a Chávez, al Socialismo, a la Humanidad.

La Escuelita "Un Grano de Maíz" es muchas cosas: decir que es un círculo de estudio sería correcto, pero también es un compendio de todas las luchas revolucionarias libradas en Venezuela desde el 58.

En todas las formas y modalidades de lucha, legales e ilegales, pacíficas y no pacíficas, en todas las derrotas y todas las victorias, está presente la vida de estos viejos pioneros del futuro. Estos "muchachos" han participado en todas las acciones revolucionarias importantes en el último medio siglo. Representan a contingentes.

Es así, la Escuelita Un Grano de Maíz cuenta con un acervo histórico que la convierte en museo vivo de la experiencia revolucionaria. La práctica se entrelaza allí con el rigor teórico. La sabiduría que dan las derrotas, con el ímpetu que otorga el saber que es posible, inevitable, triunfar.

Las discusiones de la Escuelita dan origen a la columna “Un Grano de Maíz” que aparece diariamente en el VEA, son una cátedra de política de altura, todo lo que allí se produce está signado por el amor, el odio tiene su mayor enemigo en la vida ejemplar del Batallón de los Viejos: no pueden odiar quienes ofrendan su vida a la causa del amor.

Los Viejos del Batallón son hijos directos de la Junta Patriótica de Fabricio Ojeda, y de la Revolución Cubana de Fidel Castro. Ahora son fieles a Chávez, continuador de la tradición de lucha que los ha movido toda la vida: la causa del amor.

El Batallón de los Viejos tiene la rigidez de la biología y la flexibilidad que otorga la experiencia, tienen olfato para detectar el rumbo cierto, y conocimiento para explicarse los regates tácticos.

Aunque todavía visitan el venusterio, su práctica política no tiene ya la inquietud febril de la ardilla, sino la silenciosa eficacia de la lechuza y la discreción de la clandestinidad.

A la Escuelita asisten también jóvenes, son destacados en el estudio riguroso, comprenden su necesidad. Sienten el privilegio de conocer la historia de voz directa, allí florecen las anécdotas, los juicios aún no escritos, el concepto nacido de la intensidad y el dolor de lo vivido, pero nunca el arrepentimiento, siempre la decisión de seguir, aun sobre el desconsuelo de la pérdida.

Es la historia trasmutada en épica y a la vez en chiste que la humaniza, es pedagogía incomparable. Da pena que tanta memoria se pierda, es inevitable, sólo aflora en la confianza, cualquier ruido la devolvería a las catacumbas de donde la rescató el gobierno de Chávez.

¡Gracias al Batallón de los Viejos por permitirnos compartir con ellos!

¡Con Chávez más resteos que nunca!

Compartir este post

Comentar este post