Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Un grano de maiz - EL ÚLTIMO SOCIALISMO

27 Mayo 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

25.5.12quijoteEL ÚLTIMO SOCIALISMO


Como el Faro de Alejandría, como una idea arruinada que se extingue en el olvido, como las ruinas de Machu Pichu o las pirámides mayas, la idea y la práctica socialistas se baten con tristeza en el intento de permanecer en el imaginario humano. Son muchos los golpes que ha recibido la esperanza socialista, los peores provienen de las deformaciones, de las emboscadas teóricas, del reformismo. Veamos.Un durísimo golpe para la causa socialista significó la caída del mal llamado campo socialista. Después de que en su interior fueron derrotadas las ideas socialistas, terminó siendo un experimento vergonzante de economía egoísta, grupal, es decir, de capitalismo.La debacle fue endosada al Socialismo y, de esa manera, el impacto negativo fue doble: no se consiguió concretar el Socialismo y, en el supuesto fracaso, su esencia fue deformada, desprestigiada de mil maneras.Es así, los intentos fallidos, las tergiversaciones del Socialismo, son armas de los capitalistas para mantener su sistema. No se presenta como un fracaso de los reformistas sino del Socialismo, y su naufragio trae el desencanto de la posibilidad revolucionaria. Los fracasos del reformismo son usados para justificar teorías distraccionistas y para desprestigiar la teoría revolucionaria verdadera.Fue así que este virus reformista fue infestando, no sólo las entrañas de los procesos, sino la esperanza del mundo revolucionario. Diez mil excusas se encontraron para desestimar al Socialismo. En el fondo perdieron la fe y corrieron despavoridos tras fórmulas capitalistas. No hubo vergüenza en cambiar de casaca. Se inventaron excusas, se habló de “transiciones que duran siglos”, de “necesarias convivencias” con el enemigo. Se negó la capacidad del Socialismo para cubrir los anhelos del hombre, se le asesinó.Se habla con desfachatez de “inversión extranjera controlada”, como si el capitalismo pudiese ser controlado por los hombres que le dieron carácter de Dios. Se dice que “si no se hace el viraje” no se podrán cubrir las necesidades de los pueblos, se olvidan que son necesidades que impulsan la producción de mercancías inútiles que se pagan a un precio criminal: el de conducir a la humanidad hacia su extinción.Los ingenuos, los de buena fe, pretendieron jugar a domadores de la fiera capitalista y terminaron presenciando con tristeza la creación de un monstruo que arrasó los mejores sueños, de los mejores de la humanidad. Ahora bien, los “vivos”, los infiltrados, los que inventaron excusas para ir al capitalismo, acabaron millonarios, dueños de los medios de producción que alguna vez fueron propiedad de toda la sociedad.Ahora la especie, el homo sapiens, espera al último socialismo, el que pueda indicar el camino para la salvación. Debe tener el coraje de ir a contracorriente, de erguirse sobre las ruinas morales de la humanidad y gritar: ¡"el hombre no es una pasión inútil!" ¡aún podemos sobrevivir!La vida se hizo pensamiento no para sucumbir, no somos los sepultureros de la vida. Somos capaces de organizarnos de otra manera, pasaremos sobre el capitalismo… nos salvaremos.¡Con Chávez!

Compartir este post

Comentar este post