Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

UN GRANO DE MAIZ - FIDEL Y EL MOVIMIENTO OBRERO

12 Enero 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

10.1.12quijote

FIDEL Y EL MOVIMIENTO OBRERO (Martes 10-01-2012)

En el libro: "Fidel Castro, Ideología y Conciencia" se encuentran extractos de discursos de Fidel referidos al movimiento obrero. En estos días de camino al Socialismo, y de elaboración de una ley del trabajo, será de gran ayuda conversar con Fidel sobre el movimiento obrero. Escuchemos a Fidel.

"Hay un procedimiento muy fácil para simular que se es revolucionario; hay hasta una manera que pudiera llamarse simpática, de parecer revolucionario, cuando no se tiene una conciencia clara de lo que es un verdadero revolucionario, y es aparecer defendiendo un interés de los trabajadores, un interés de tipo económico, cuando en realidad está cambiando ventajas pasajeras por fracasos futuros; que a lo mejor está defendiendo algo que parece bueno para los obreros, y sin embargo es malo; que puede ser la ruina de la institución, aunque signifique, o parezca significar, una ventaja determinada. Ese más bien es el demagogo, ese no les habla claro a los obreros, ese despierta el egoísmo, la idea egoísta de resolver los problemas pasajeramente, o de un grupo, con olvido del interés general... La Habana, junio 1960.

Fácil es la demagogia -ustedes lo saben-, y no en balde ha aprendido tanto nuestra clase obrera, nuestro movimiento sindical en estos años. Fácil es el economicismo -ustedes lo saben- y una de las armas del capitalismo para impedir y retrasar la revolución es el economicismo precisamente.

Y el economicismo ha causado dolores de cabeza a más de un proceso revolucionario, antes de que los trabajadores hayan podido adquirir conciencia de su papel en la sociedad y en la revolución, en su revolución. Porque en tanto la revolución no sea su revolución no es revolución; y en tanto la política no es su política, no es política para el trabajador. Y hace bien en exigir todo lo que puede. Pero cuando la revolución es su revolución y cuando la política es su política, hay un cambio total de la situación. Porque ya él no puede entrar en contradicción con sus propios intereses. Son legítimas las contradicciones entre los intereses del trabajador y los intereses de los explotadores; pero serían absurdas, imposibles las contradicciones entre los trabajadores y sus intereses como trabajadores en esa identificación que se produce con el socialismo....

Los obreros, los trabajadores y el movimiento sindical tienen dos tareas: primero, su primer deber, el primer deber de los trabajadores en la Revolución es construir el socialismo, ese ¡es su primer deber!, y en pro de todo lo que contribuya a la construcción del socialismo, porque es su socialismo, su sociedad, su riqueza, no es de nadie; es su riqueza, del país, del trabajador (...) el otro papel el de velar por los intereses de los trabajadores como trabajadores.”
¡Chávez y Obreros Conscientes, son Socialismo!

Compartir este post

Comentar este post