Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

UN GRANO DE MAIZ - LAS AGUAS REVUELTAS DE LA HEGEMONÍA

17 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

16.11.10

quijote.jpg

LAS AGUAS REVUELTAS DE LA HEGEMONÍA (Miércoles 17-11-2010)

En Venezuela estamos en medio de una feroz lucha por la hegemonía. Las diferentes clases y fracciones pugnan, la mayoría de las veces con sordina, por hacerse con la conducción de la sociedad.

Los últimos acontecimientos: las declaraciones de un General Patriota, la ira que en la derecha provocaron, y el pedido de destitución y juzgamiento, pusieron de manifiesto que la pugna llega a límites definitorios. La situación reclama precisiones ideológicas. Veamos.
En el fondo lo que se dilucida es la viabilidad de una Revolución en condiciones pacíficas, en el terreno del enemigo burgués, con sus leyes, su lógica y sus costumbres.
La historia señala que los oligarburgueses se mantienen en su legalidad mientras ésta les favorece. Así hicieron en la Chile de Allende y así hicieron aquí en Abril y en Diciembre. Allende no se salió nunca de la legalidad que heredó de la burguesía, y la derecha, los capitalistas, lo asesinaron en desigual combate.
No hemos resuelto el problema de la legalidad en las revoluciones pacíficas. Parece ser que la legalidad está determinada por la política, ésta decide el momento oportuno para romperla, sustituirla. La oligarquía ha sido más experta en el manejo de esta situación y ha derrotado a la cándida izquierda.
Aquí en estos días se presenta el mismo fenómeno: los oligarcas, los mismos que derogaron la Constitución, ahora a su conveniencia exigen que se respete. De esta manera artera buscan debilitar al gobierno para dar un golpe, lo anuncian con el descaro del que se sabe protegido por la impunidad que les otorga el legalismo.
Poleo, agente de la cia y de los terroristas de Miami, despliega el plan golpista. Ahora aparece con una receta para acumular fuerza, dice en su artículo ¿Qué quieren los militares?:
…“positivamente sé que los militares quieren salir de Chávez y participar en la reconstrucción del país (…) lo que no quieren es regresar al sistema de privilegios palaciegos que degradó a la Cuarta República (…) y lo que no van a aceptar es que los pongan en la picota como los culpables de lo que ha pasado y está pasando.”
El artículo, advierte poleo, tiene varias capas, invita a entender entrelíneas. Es así, podemos deducir que los tanques-pensantes gringos, los halcones del pentágono, están negociando adhesiones por “amnistía”. De pasada dejan claro que proponen un nuevo liderazgo, pero la misma estrategia subordinadora del país al imperio.
En este empeño golpista, poleo no está solo: marianela, carlosblanco, teodoro, fausto, etc, todos, unos más evidentes, otros más inteligentes, pero todos, son voceros de la intención golpista.
Parece ser que en la Revolución Pacífica, la oligarburguesía no contempla períodos de paz, sólo períodos de enfrentamientos cruentos y de acumulación de fuerza para el choque. Si los revolucionarios confunden esos períodos de acumulación con la paz, y bajan la guardia, si se dejan narcotizar con las fumaradas de una falsa democracia, entonces estarán cavando, con las herramientas heredadas del enemigo, la tumba de la esperanza revolucionaria.
¡Chávez es Garantía!

EGOÍSMO PROLETARIO

El internacionalismo proletario, la fraternidad obrera, son pilares imprescindibles de una Revolución. En contraste, el egoísmo proletario es el principal soporte de la explotación, del capitalismo. Veamos.
Mientras los obreros estén confinados a su entorno, sólo preocupados por sus reivindicaciones materiales inmediatas, el sistema capitalista que los explota estará seguro, y ellos, paradójicamente, sumergidos en el egoísmo proletario serán la mayor válvula de seguridad del capitalismo.
 
Cuando los obreros se yerguen sobre su entorno material y espiritual, cuando entienden que sus problemas y carencias en los sitios de trabajo son asuntos sociales y que la explotación sólo se resuelve socialmente, en ese momento comienza la liberación verdadera de la clase obrera y de la sociedad.
Eso lo sabe el burgués y de mil maneras lucha para impedir que los obreros lleguen a la comprensión de su situación. En este empeño, en esta lucha ideológica, usan todo su arsenal de manipulación: le proponen al obrero valores que lo disgregan, lo fragmentan, le presentan teorías, le inoculan ideologías que lo dividen, le impiden el vuelo alto y lo confinan al salto de la pulga.
Esta manipulación casi siempre es encubierta, las intenciones de los capitalistas no se muestran, pero en los momentos de turbulencia como los que vivimos hoy, se evidencia, la lucha por la hegemonía descarna las intenciones. Analicemos.
Fausto massó, un veterano de la lucha contra la liberación de los pueblos, vocero de la dominación oligarburguesa, en un artículo en el nacional del sábado 13 de noviembre, nos aclara las intenciones de los enemigos del pueblo y de los obreros.
El artículo está cargado de un pesimismo profundo, de un descreer en la humanidad, y de odio al chavismo. Dice massó:
 
“Todo esto proclamado por San Francisco de Asís, montado en un burro, conmovería a las pocas almas nobles que quedan en el mundo. Por desgracia para el Gobierno a demasiados chavistas sólo les enternece el mensaje sobre las maravillas que compra una tarjeta de crédito, no les importa que no comprenden el amor de una bella mujer, una puesta de sol.”
Intenta reducir al obrero a sus apetitos materiales, sin ninguna sensibilidad espiritual, y termina su artículo sentenciando:
 
“En otro momento Miraflores hubiera echado mano del mejor desodorante del mundo, el dinero, y a realazos habría resuelto el problema. Pero, ¿con qué se sienta la cucaracha? (…) de tanto ofrecer y ofrecer, logró que los trabajadores ya no comieran más cuentos: ahora quieren sencillamente un contrato mejor y que les paguen.
 
(…) ellos sólo entienden de contratos, conquistas, beneficios. Esa chispa incendiará la pradera.”
Incita a los obreros a que, por prebendas mezquinas, se opongan al gobierno que garantiza la superación de la explotación y se transformen, una vez más, en verdugos de sus propios sueños.
Está claro, la Revolución debe profundizar la lucha para que los obreros venzan al egoísmo proletario, se constituyan en Clase Obrera y asuman su papel histórico: la Conciencia del Deber Social, el Socialismo, la defensa militante del gobierno del Comandante Chávez.
 
¡Chávez es Garantía!

Compartir este post

Comentar este post