Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Un libro de y sobre las Madres

12 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica


Foto: Alapalabra  
Publicado el: 09/07/2010

Por María Cruz Ciarniello.

 

Ellas, las imprescindibles

“Relatan las Madres de la Plaza” es el nombre del libro que Aída Albarrán nos regala, con emoción, poesía, con memoria. Se presentó hace días en los Altos de Ross. Allí, la presencia de las Madres de la Plaza 25 de Mayo nos colmó el alma con esperanzas y un eterno agradecimiento por tanta resistencia. Este libro las recuerda, las pone en primer plano, habla de ellas y de sus hijos, habla de nosotros y de todos. Un imprescindible relato por la Verdad, la Justicia y la Memoria, a través de las Madres de nuestra plaza.

“Relatan las Madres de la Plaza”. Una vital conjunción de palabras, historias y vuelo poético. Doloroso, trascendental. Las páginas de este pequeño y poderoso libro traslucen la mágica esencia que une la memoria con la incansable y cotidiana búsqueda de la verdad. Y las voces de las Madres endulzan la metáfora del más terrible y doloroso escenario: la desaparición de sus hijos.

Y ellas, cansadas, agobiadas de tanta injusticia, resistentes frente a tanta impunidad, han hecho surcos en las baldosas frías de la Plaza 25 de Mayo. Han estado allí, bajo la lluvia, las tempestades, los calores más sórdidos, los vientos más filosos. Han cubierto esos suelos con lágrimas y sonrisas y sobretodo, con esperanzas.

Este libro, imprescindible para nuestra sociedad, nos muestra el rostro de la infinita y luminosa vida de las Madres. Y a ellas las muestra, junto a sus hijos y sus luchas. Las desnuda con sus cuerpos fortalecidos por el tiempo. Las descubre en el imaginario de sus palabras y sus suaves cadencias de mujeres rebeldes, necesarias, fundantes.

Por ello, enREDando celebra el acto poético de la escritura que Aída Albarrán anuda en este relato, fiel a la historia política y social de nuestra Argentina. La mirada de la escritora realza las otras, las protagonistas, las imprescindibles, la de las Madres de la Plaza 25 de Mayo. Chiche, Noemí, Norma, Darwinia, Élida, Nelma, Esperanza, Matilde, Lila, Elena, Marta, nombres de la dignidad.

Ellas escriben con sus puños y sus letras quiénes fueron sus hijos, militantes sociales que no dudaron en sumarse a las filas de las organizaciones como Montoneros o ERP (por citar solo algunas) para luchar por un país más justo.

Ellas nos cuentan cómo vivieron los años del terrorismo de Estado, las innumerables puertas que golpearon en busca de sus hijos y sus maridos, de los miedos, la desesperación, la inclaudicable lucha.

Ellas, con sus voces energizadas, describen las rondas de la plaza, las primeras, las que siguieron, las que continúan. Las que siguen girando por un Nunca Más.

El libro de las Madres es un capítulo que suma su singular narración a la colección “Semillas de Eva” y que fue editado por la Fundación Ross. En la presentación del libro, estuvo presente el siempre cálido y punzante periodista Carlos Del Frade quien, en primer lugar, resaltó y agradeció profundamente la posibilidad de narrar la historia de vida de nuestras queridas Madres de la plaza 25 de Mayo, olvidadas casi siempre por la sociedad rosarina a quien, el periodista, se refirió con una fuerte y contundente apreciación. “Tenemos la luz que viene del pañuelo blanco que es la dignidad del pueblo argentino. Si hay sociedades hipócritas, una de ellas es la sociedad rosarina, que mira mucho más a Buenos Aires que a sus vecinos. ¿Conocemos los rosarinos la historia de lucha de las Madres? ¿Conocemos los rosarinos de cada uno de los organismos de Derechos Humanos, de los familiares? No los conocemos. Hay una fenomenal construcción de desprecio por lo cercano. Y los grandes medios de comunicación de Rosario han sido cómplice de esto que nos pasó”, expresó Del Frade.

Y continuó resaltando la extrema y poderosa historia de lucha de las Madres de nuestra ciudad. “No podemos dejar pasar por alto esto. ¿Dónde están las producciones auspiciadas por los gobiernos locales, provinciales o nacionales sobre la historia de vida de cada una de las madres, de cada uno de nuestros desaparecidos? Nos merecemos 30000 libros, 30000 documentales, porque nadie amó tanto la vida como los desaparecidos. Porque la generación de los 70 fue una generación de amor.”

Por último, Carlos celebró, como todos los presentes, el libro que con sencillez, calidez y una gran dosis de simpleza narrativa, nos regala Aída Albarrán. “Es un acto de justicia ante tanto silencio impuesto en Rosario a las Madres de la Plaza 25 de Mayo. Ojalá que este libro nos haga sentir la felicidad que es el primer paso para empezar a recuperar tanta historia que nos robaron en esta ciudad hipócrita que es la ciudad de Rosario. Porque todos los que silenciaron la historia siguen siendo los integrantes de las llamadas fuerzas vivas de esta ciudad.”

Otra de las presentadoras del libro, Gloria Lenardón, expresó: “No son narradoras de ficción. Son las madres que escriben con la inmediatez de una carta de familia acerca de la vida de sus hijos perdidos en manos de la última dictadura militar. Los hijos vuelven en boca de sus madres tal cuál fueron. En la plaza 25 de mayo de rosario, las madres se cargaron la más gigantesca protesta que se conoce. De esta resistencia también dá cuenta el libro.”

En las primeas páginas, Aída relata, con el eco de esas voces que retumban en las memorias de los desaparecidos, por qué, un día, decidió acercarse a la plaza de las Madres. “Había llegado a la plaza porque pensaba que la ronda de las madres era un acontecimiento que formaba parte de un discurso público, un monumento vivo a la conciencia histórica que interpelaba al silencio para que el pasado tuviera voz, para que la tragedia no se repitiera pero además porque estaba convencida de que las anécdotas cotidianas, los sueños y proyectos de sus hijos debían formar parte de otro relato que le imprimiera al recuerdo un sesgo familiar; la evocación los mostraría como habían sido restituyéndoles la identidad que pretendieron negarles”.

“Relatan las Madres de la Plaza” nos interpela y, fundamentalmente, nos tiende un puente hacia el recuerdo, la memoria y la imprescindible búsqueda por restituir la palabra de esos cuerpos y almas desaparecidas por la dictadura militar, en nombres propios e historias de vida, en imágenes de hombres y mujeres que dieron su vida por un país más justo y solidario. Esta es nuestra historia, negada, silenciada, pero viva en cada una de nuestras corajudas Madres de la Plaza 25 de Mayo.


Tomado de enREDando

Compartir este post

Comentar este post