Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Unos 293 000 niños norteamericanos, expuestos al trafico sexual de menores

18 Junio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Los ataques de Estados Unidos a Cuba con el propósito de perjudicar la imagen de la Isla, son solo los últimos de una larga serie de calumnias y mentiras en su guerra sucia contra la Revolución.
Jean Guy Allard | Para Kaos en la Red
Unos 293 000 jovenes norteamericanos son victimas potenciales de las redes de prostitución en Estados Unidos y la gran mayoría de ellos son niños en fuga o echados de su casa por los propios padres y que viven en la calle, reconoce el sitio web del Departamento de Justicia norteamericano en una sdección sobre el trafico sexual de menores..

.En el país que una vez más intenta difamar a la Isla al incluirla en un informe del Departamento de Estado sobre la trata de personas, decenas de miles de jóvenes abandonados por sus familias “recorren a la prostitución para conseguir el dinero que les hace falta para sobrevivir o adquirir lo que desean o necesiten”.

“Otros jóvenes están reclutados en la prostitución por secuestro forzado (sic), las presiones de los padres o por arreglos engañosos entre los padres y los traficantes”, señalan los autores del reporte que citan varios estudios que confirman estas aserciones.

« Una vez que estos muchachos se encuentren involucrados en la prostitución, son forzados a viajar lejos de su lugar de origen y, como resultado, son aislados de sus amigos y familias. Pocos de ellos son capaces en esta situación de desarrollar nuevas relaciones con otros o con adultos que no sean los que los abusen. El estilo de vida de estos niños gira alrededor de la violencia, uso forzado de la droga y amenazas constantes”.

El texto oficial revela que entre los niños y adolescentes que viven en la calle en Estados Unidos “el envolvimiento en la actividad sexual comercial es un problema de proporción endémica”.

“Aproximadamente 55% de las muchachas de la calle se dedican en la prostitución formal” y “de ellas, un 75% trabajan con un proxeneta” en “servicios de escoltas” y de masajes, clubes privados, eventos mayores de deporte, congresos y viajes de turismo.

La quinta parte de los niños son captados por redes nacionales del crimen.. “Son transportados a través de Estados Unidos y reciben a menudo falsas piezas de identidad para evitar ser arrestados.

El promedio de la edad de las muchachas víctimas de la prostitución es de 12 a 14 años mientras los muchachos son de 11 a 13, señala el informe.

En otra pagina de su sitio web, el Departamento de Justicia confiesa como la Internet se ha convertido en el vehiculo privilegiado de la pornografía infantil cuyos autores son protegidos por el laberinto de la red de redes.

Muchas de estas jóvenes son influenciadas por la “cultura popular” que hace a menudo la apología de la prostitución y de los proxenetas, revelan estudios citados.

El sitio del Departamento de Justicia admite que los recursos necesitados por las muchachas recogidas en la calle – tales como un albergue, atención médica, terapias – no son disponibles cuando están llevadas ante un tribunal.

En materia de tráfico de personas, la prensa norteamericana ha reportado distintos casos de mujeres mexicanas o centroamericanas engañadas o secuestradas y llevadas a territorio norteamericano donde están forzadas a trabajar en la industria del sexo.

Un caso que hizo los titulares es el de un tal Jeff Botts quién “traficó” unas 1 2000 mujeres procedente de China, Ukrania, Rusia y Japón hacia Estados Unidos.

La producción norteamericana de pornografía "en línea" que inunda al mundo, alcanza cada año niveles record de ingresos. Los últimos datos disponibles establecen a unos 13.62 billones los ingresos de la industria pornográfica norteamericana.

Los ataques de Estados Unidos a Cuba con el propósito de perjudicar la imagen de la Isla, son solo los últimos de una larga serie de calumnias, mentiras y fabulaciones de Washington en su guerra sucia contra la Revolución cubana.
Tomado de Kaos en la Red

Compartir este post

Comentar este post