Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: 24 de julio de 1971 - En el aire que respiramos está el recuerdo.

27 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica


Nombre-copia-7.jpg
Estos ya no son tiempos de olvido sino de memoria recortada,  seleccionada y utilizada por los gobernantes de turno para legitimarse democráticamente, para afirmar su poder y privilegios, utilizando en su beneficio el dolor y sufrimientos producidos por la dictadura cívico-militar.

El pasado reciente tiene ya su historia oficial. Y la junta Departamental de Montevideo la ha transformado en una especie de juego del Oca, son 29 marcas de la memoria negociadas entre el oficialismo y la oposición, a recorrer  como si fueran casilleros: cines, teatros, diarios, sindicatos, farmacias, casas de personalidades son los lugares acordados por los ediles como símbolos de la resistencia.
Esas marcas institucionales, tan de moda hoy, poco tienen que ver con los sueños colectivos de quienes lucharon por un mundo nuevo. Esas marcas atrapan, territorializan, endurecen e institucionalizan, estatizan la memoria de asesinados y desaparecidos; es una manera de esterilizar y sacralizar los recuerdos, quitándoles su potencial transformador  y promoviendo que los activistas por la memoria se ocupen solo del pasado y se olviden de las injusticias acuciantes del presente. El Estado terrorista de la dictadura es la misma forma-estado del actual que excluye y  finalmente encarcela en condiciones muchas veces peores que las de la dictadura reciente. Las asociaciones de ex presos políticos, que tanto se ocupan del pasado, ¿por qué no opinan de las cárceles actuales?
Intentan hacernos creer que los deseos de un nuevo mundo que latía en los corazones  de tanta gente que dio su vida eran en realidad para lograr recuperar esta democracia presente, y nos dicen que es la mejor que podemos aspirar a tener.
Marcas de la memoria para que estemos conformes con lo que hay, con lo existente.

Pero hay otra memoria que no es institucional, que pertenece al pueblo cuando se hace presente luchando, es la memoria colectiva que conjuntamente con las marcas singulares de la memoria que cada uno lleva en su cuerpo, potencia en el presente nuevos sueños colectivos que no son una repetición del pasado sino devenires de nuevas luchas y creaciones.
Este 24 de julio hace 39 años que nos falta Hebert Nieto,”Negro Manuel” o “El Monje”, un joven libertario de 16 años asesinado en el año 1971. Un francotirador con un fusil calibre 22, con mira telescópica, dispara con voluntad de matar. Posiblemente, el autor del disparo fue uno de los integrante del Escuadrón de la Muerte dirigido por  el comisario Castiglioni, que actuó con la complicidad del Estado. Hebert y otros compañeros estaban construyendo nuevas aulas en la azotea del Instituto de Enseñanza de la Construcción. La autorización para construirlos le fue arrancada al Consejo Interventor de la UTU después de una ocupación de cinco días del instituto en la que él también participó.
Su asesinato sigue impune; los culpables, acumuladores de impunidades, nunca aparecieron. Y la justicia sigue faltando.
Recordando al Monje, como lo conocían sus compañeros del IEC, sus ideas, su compromiso, su alegría y sus sueños recreamos, también, los movimientos, los comportamientos y prácticas de aquellos años recuperando su espíritu critico y su impulso rebelde que tanta falta nos hace en estos tiempos. Esos sueños colectivos expresados por sus compañeros de la Agrupación Militante de UTU:
 “Juntos analizamos la inmundicia de este régimen.
 Juntos descubrimos un método para destruirlo, juntos fuimos creando un mundo nuevo.”  

Recordamos a Hebert sabiendo que los fusiles que le apuntaron y asesinaron, hoy dejaron lugar a otras formas por medio de las cuales el Estado sigue apuntando contra los sueños colectivos de todos quienes no se dejan atrapar, se fugan, y se empeñan en construir ese mundo nuevo que crece en sus corazones.


Si nosotros calláramos hasta las piedras hablarían.

heber-nieto.jpg

Compartir este post

Comentar este post