Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - ARATIRI Y “LA MÁQUINA DE PEDIR CARGOS, EL PARTIDO SOCIALISTA”

17 Septiembre 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

15 de septiembre de 2011

 

36

MENSAJE DE LA 36

 

“TRAPITOS AL SOL”

ARATIRI Y “LA MÁQUINA DE PEDIR CARGOS, EL PARTIDO SOCIALISTA”

“Los únicos afiliados” al Partido Socialista que trabajan en Aratirí, “son Puntigliano y Álvaro Álvarez”

YERÚ PARDIÑAS (PS): “Si José Carlos Cardoso quiere jugar sucio, con José Carlos Cardoso jugaremos sucio. Si vos tomás revancha contra nosotros, nosotros vamos a tomar revancha contra vos”

DANIEL MARTINEZ: Los enfermos mentales, estos productores de la zona, que decían cómo la mujer de Puntigliano es secretaria mía. O sea, hay connivencia porque es secretaría mía la mujer de Puntigliano”

SEGÚN OTRO SOCIALISTA: “EN ASSE VAMOS A IR TODOS PRESOS”
“Ángel Peñalosa está a punto de renunciar”, dijo Martínez

 

Según el semanario Búsqueda los Socialistas admitieron que es “cuestionable” que haya ex jerarcas en Aratirí y están dispuestos a “jugar sucio” con la oposición.

Luego de que el senador Jorge Saravia, ex integrante del Frente Amplio y ahora de vuelta en el Partido Nacional,  declarara en la prensa que los financiadores de la minera Aratirí lavan dinero, lo que desembocó en una denuncia judicial, y relacionara a la empresa con el Partido Socialista, el Comité Ejecutivo de ese sector oficialista decidió enviar a dos representantes a conversar con él para aclarar el tema.

En el encuentro, celebrado el miércoles, el diputado Yerú Pardiñas dijo que es “cuestionable u opinable” que el ex presidente de la Administración Nacional de Puertos, Femando Puntigliano, esté al frente de la minera y el senador Daniel Martínez calificó de “enfermos mentales” a los productores que se oponen al emprendimiento, según dijeron a Búsqueda varías fuentes parlamentarias.

Saravia anunció que recibirá más información sobre las ilegalidades que a su juicio cometen los financiadores del proyecto y que la remitirá a la Justicia. Ambos legisladores frenteamplistas advirtieron que están dispuestos a “jugar sucio” con la oposición si siguen recibiendo acusaciones de vínculos con los empresarios que respaldan a la minera.

Pardiñas abrió la reunión, que tuvo lugar  en el despacho de Martínez en el Palacio Legislativo, y le dijo a Saravia que a los socialistas les “preocupa” que se los Involucre con la empresa y su proyecto.
“No es nuestra intención entrar en este tipo de polémica, no porque le tengamos temor al tema sino porque consideramos que es desvirtuar el centro de la discusión. Ese tipo de chicanas son cosas que nosotros no podemos admitir”, dijo el diputado.

Saravia se pronunció “totalmente en contra de las minas a cielo abierto” Luego insistió en sus “dudas” sobre el financiamiento del proyecto de Aratirí y dijo que “se trata de capitales claramente espurios”. Anunció que sigue “investigando” el tema y que le va a llegar “más información” que suministrará a la fiscal que sigue el caso.
“Ahí me queda la duda de que la izquierda no tome nota de este tema, que la izquierda no se preocupe de quién financia, más allá del negocio. ¿Cómo que no toman nota de que una multinacional se viene a hacer de recursos naturales a través de quién sabe qué financiamiento?”, cuestionó.
“Yo entiendo otras posiciones más neoliberales, pero el Partido Socialista, que es un sector históricamente socialista, ¿por qué no toma recaudo de esto y por qué no lo plantea?” insistió.

También sostuvo que le “preocupa que un funcionario de alto rango del gobierno anterior (Puntigliano), que es prácticamente un director de un ente autónomo, salte a director de una empresa privada que viene a hacer un negocio”.
“Yo pienso que ningún funcionario que esté ligado al gobierno puede saltar a un negocio privado que pueda vincularlo con su función pública. En muchas partes de Europa eso está prohibido, por ejemplo en España. Lo otro que me preocupa, y que no lo puse yo arriba de la mesa sino que lo puso la prensa, es el contrato de Alicia Torres. Salta de directora de la DINAMA y pasa a eso. Es una reflexión, no es una acusación", sostuvo.

Además Saravia afirmó que “hay denuncias de productores de amenazas, hay gente de Aratirí que ha ido a la casa a decirle que va en nombre del gobierno". Pidió que esos temas se aclaren “porque todo el mundo está pensando cualquier cosa”.
“Es bueno que ustedes me expliquen este caso”, dijo a sus interlocutores. “La izquierda cambió el escenario que discutimos cuando ingresamos como blancos al Frente. Hoy las multinacionales se la llevan cuando históricamente dijimos que hay que ponerles límites”.

Pardiñas afirmó que “desde el punto de vista político es cuestionable u opinable” que Puntigliano integre el proyecto Aratirí tras haber sido parte del anterior gobierno pero destacó que el partido tiene “plena confianza” en él y en que “no está usando haber sido jerarca de gobierno para sacar tajada”. Comentó que el tema fue discutido por el Partido Socialista y con el propio Puntigliano.
Además dijo que “lo de Alicia Torres es una reverenda barbaridad porque no está contratada por Aratirí”, sino que “ese fue un bolazo que tiró el diputado blanco José Carlos Cardoso al que todos se sumaron”.

El diputado informó que “los únicos afiliados” al Partido Socialista que trabajan en Aratirí, “son Puntigliano y Álvaro Álvarez, que está contratado para la parte de relacionamiento”.
Martínez dijo que los productores que están en contra del proyecto “se han organizado mal al pedo” y “dijeron un montón de disparates”.
“Para mí podés revisar hasta en Afganistán si tenemos cuenta, no hay problema, Que el partido no llega a fin de mes por estar vinculado a esta gente. ¡Por favor! El esquema en que el imperio dominaba al mundo a través de las multinacionales que explotaban los recursos naturales supone pensar 50 años para atrás”, afirmó.

“Te estoy hablando de capitales apátridas denunciados en todo el mundo y procesados, contestó Saravia. En Inglaterra tiene 20 denuncias”.

“Vos ni siquiera sabés si se está investigando y es estúpido andar con la bocina, dijo Martínez. Es medio de pendejo, no jodas. ¡Para avivar giles! Hay gente que me ha dicho “¿vos sos amigo de Puntigliano?”. Los enfermos mentales, estos productores de la zona, que decían cómo la mujer de Puntigliano es secretaria mía. O sea, hay connivencia porque es secretaría mía la mujer de Puntigliano, ironizó. Yo dejé de ser ministro y el loco seguía siendo presidente del puerto. Hay gente jodida en todos lados. Ni que hablar lo que dijo, el abogado Gustavo Salle. Eso termina en una denuncia penal contra él”.

Pardiñas dijo que los socialistas no quieren que el tema “se transforme en un escenario” porque si se discuten “cosas personales” entonces saldrían “a enchastrar mil cosas”.
“Yo estoy limpio”, contestó Saravia.
“Hay cosas, retrucó Pardiñas. A Alicia la enchastraron y no tiene nada que ver. Ni siquiera le dieron propina para nada. Ni le ofertaron contrato.  Y apareció vinculada a la empresa. Acá se han generado cosas que no tienen nada que ver”.

El diputado afirmó que “no se puede enjuiciar al Partido Socialista por esas cosas que no hay certeza”.
“Vos te cambiaste de bando: Ahora, si querés jugar sucio... Lo que nosotros queremos hacer es que somos conocidos, no entremos en esa le dijo Pardiñas a Saravia. Si José Carlos Cardoso quiere jugar sucio, con José Carlos Cardoso jugaremos sucio, pero con vos es otra cosa porque tampoco queremos que aparezca como revancha... Si vos tomás revancha contra nosotros, nosotros vamos a tomar revancha contra vos”.
Saravia alegó que no quiso “encastrar” sino que “fue una reflexión en voz alta”.

Martínez acotó que lo que más le “rompe las bolas es  que en Uruguay hay que ser mediocre, es el reino del mediocre” porque “si sos un tipo exitoso que te respetan por tu capacidad profesional, marchaste”.
“Una cosa es un técnico y otra alguien que tiene vínculos políticos”, respondió Saravia.
“Este gobierno metió gente competente, no gente por vínculos políticos”, alegó Pardiñas.
Martínez recordó que Puntigliano, “trabajó 15 años en Hamburgo” por lo que “no es un político” sino “un técnico”.
“Este es el país de los mediocres, insistió el senador socialista. A veces yo a mis hijas les digo que no quiero que se vayan. Pero el Uruguay condena el éxito. A mí me puteaban porque me iba demasiado bien. Me puteaban porque ganaba 200 lucas y me decían que no lo dijera”.
Al final de la reunión, Pardiñas le dijo a Saravia que el planteo “no es por no dar el debate”, que “el debate es bienvenido”.
Saravia respondió: “La minería a cielo abierto es un debate arriba de la mesa y lo vamos a dar”.

“Vamos a terminar todos presos”

La situación por la que atraviesa la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) fue uno de los temas de conversación durante la reunión que mantuvieron ayer miércoles los dirigentes y parlamentarios socialistas Daniel Martínez y Yerú Pardiñas con el senador blanco Jorge Saravia. Martínez relató algunos comentarios que le formuló su compañero socialista y vicepresidente de ASSE, Ángel Peñaloza.
“Ángel está a punto de renunciar”, dijo Martínez, relataron al semanario Búsqueda fuentes parlamentarias. Agregó que el jerarca de ASSE le confesó: “Vamos a terminar todos presos”.

El senador Martínez comentó que Peñaloza cree que en ASSE “no hay control de nada” y que se “puso gente que no sirve para nada”.
“Es un desconche, es un quilombo”, contó Martínez a los demás legisladores.
A juicio del senador socialista, que dijo ser “muy amigo” de Peñaloza, “es un laburante que mete para delante y tiene criterio”.
En relación al ex presidente de ASSE, Mario Córdoba, Martínez opinó que “es un divino tipo” pero que “no tiene idea lo que es gestionar”
 Recordó que Córdoba le decía a su compañero irónicamente “el burguesito Peñaloza”.
Para Saravia, Córdoba fue nombrado para un cargo que no era para él.

Extraña el vocabulario del señor Daniel Martines del Partido Socialista, ¿será que José Mújica terminó imponiendo el lenguaje carcelero y lumpen.? Martínez se considera a si mismo un exitoso en la vida, y critica la mediocridad de los demás. Es que como director de ANCAP cualquiera es exitoso Martínez. Seguramente no se precisan muchos conocimientos técnicos ni muchas luces cuando se firman cheques por millones de dólares todos los días.
Martínez trata de enfermos mentales a los productores que se oponen a Aratirí, una mala manera de considerar a quienes piensan diferente y a la vez a quienes deben enfrentar dificultades en la vida.
Martínez ahora ha aprendido a “gestionar”; a gestionar el dinero del Estado y augura la cárcel para muchos de aquellos dirigentes frenteamplistas que aún no han aprendido esa lección de saber “gestionar”.

Pero peor que las expresiones vertidas en la reunión de los dos representantes del Partido Socialista ante el ex militante del progresismo frenteamplista es el contenido de sus conceptos. Los socialistas dispuestos a jugar sucio ante los supuestos ataques de los blancos. El Partido Socialista es en realidad el que “cambió de bando”, lo expresa claramente Daniel Martínez cuando sostiene que pensar que: El esquema en que el imperio dominaba al mundo a través de las multinacionales que explotaban los recursos naturales supone pensar 50 años para atrás”.
Para los socialistas ya no existe ni el imperio Yanki, ni los monopolios dominan el mundo, tampoco existe como factor de dominación el Fondo Monetario Internacional, para los nuevos socialistas, la gestión, la computadora, la calidad total, y la eficiencia son los nuevos factores de dominación.

Para los socialistas de este tiempo no hay que ser enfermos mentales, hay que ganar más de doscientos mil pesos por mes, trabajar en Hamburgo, ser gente competente, tener buenas secretarias como la mujer de Puntigliano, y hasta no tener escrúpulos en “jugar sucio” llegado el caso.

PARECIERA QUE PARA SER COMPLETOS SOLO LES FALTA UNA LECCIÓN.

EN LAS REUNIONES DONDE VAYAN A METER PRESIÓN, EN LO POSIBLE NO DEJARSE GRABAR.

Compartir este post

Comentar este post