Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: CADUCA!!

30 Marzo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Miedo y asco en MVD
La columna de Daniel Figares.

 

 

CADUCA!!

Daniel Figares Ya decía yo que una Ley que PERDONARA DELITOS era algo que no podía funcionar… ¡¡SEÑORES OFICIALES!!

Ahora todos con el culo a dos manos x lo que pueda pasar a propósito de lo que hicieron hace 40 años atrás.

Desde ya que no podemos darle las gracias a la llamada ‘izquierda’ nacional (que NO es tal). Imposible llevarse el crédito cuando el propio Tabaré Vázquez al asumir la pasada presidencia, hiciera un compromiso público de no innovar en la materia, con aquella tristemente célebre declaración de que “todos los uruguayos somos responsables, todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad”, palabras que colocaban a todos los nacidos en esta tierra en tabla rasa con el terrorismo de estado ejercido durante la pasada dictadura militar x algunas de las lacras (quedan muchísimas otras más) que hoy están entre rejas. (En Uruguay hay entre 200 y 300 desaparecidos, aproximadamente… una cifra hasta ahora lamentablemente imposible de confirmar en un sólo número y con certeza. Argentina tiene el record de muertes en su última dictadura: se calculan en 30.000. En Uruguay tenemos el record de presos: 5.000.)

También Vázquez es el inventor del “Día del Nunca Más”, como alguna vez Batlle fue el que inventó “El Estado del Alma”,… todo con tal de mandarla al obol lo más lejos posible.

Sobre su peso, una gran verdad: tuvo las mayorías parlamentarias para derogar la Ley de Caducidad y NO las usó.

Y del presidente Mujica, ya todos saben: “esto se va a terminar cuando estemos todos muertos”, esa fue su postura durante todo este tiempo… y lo sigue siendo.

Es a la familia GELMAN a la que hay que agradecer. La presentación de su caso ante la Organización de Estados Americanos (OEA) hizo posible el milagro del regreso a una ética pública fundamental.

Ya la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA en su informe anual de 1992-1993 concluía que la Ley de Caducidad era “incompatible con el artículo XVIII (Derecho de justicia) de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, y los artículos 1, 8 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos” al tiempo que recomendaba que el Gobierno de Uruguay otorgara “a las víctimas peticionarias, o a sus derecho-habientes, una justa compensación x las violaciones a las que se hace referencia en el párrafo precedente” y adoptara las “medidas necesarias para esclarecer los hechos e individualizar a los responsables de las violaciones de derechos humanos ocurridas durante el período de facto”.

Ya decíamos acá en Miedo y Asco en MVD que la presión de la OEA era la que estaba funcionando con más fuerza, “debería decirse que mucho más que la conciencia de los políticos de este país –si es que la tienen. Les son más caras las posibles sanciones de este tipo de organismos internacionales (la consecución de estas demandas van a terminar en la mismísima Corte de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, ONU), que los remordimientos naturales que deberían atormentarlos como simples seres humanos. (Salga o no salga aprobado el proyecto.)” Esto lo escribíamos cuando nacía el proyecto del canciller Almagro de “Ley Interpretativa” (“Ley de Caducidad. Pienso para mí” del Miércoles 27 de octubre de 2010).

Además del fallo en general condenatorio conocido el pasado 24 de Marzo (aunque la sentencia fue redactada en español y en inglés, haciendo fe el texto en español, en San José, Costa Rica, el día 24 de febrero de 2010), La Corte estableció claramente que “Dada su manifiesta incompatibilidad con la Convención Americana, las disposiciones de la Ley de Caducidad que impiden la investigación y sanción de graves violaciones de derechos humanos carecen de efectos jurídicos y, en consecuencia, no pueden seguir representando un obstáculo para la investigación de los hechos del presente caso [“Gelman vs. Uruguay”] y la identificación y el castigo de los responsables, ni pueden tener igual o similar impacto respecto de otros casos de graves violaciones de derechos humanos consagrados en la Convención Americana que puedan haber ocurrido en el Uruguay”; y que  “El Estado debe garantizar que la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, al carecer de efectos x su incompatibilidad con la Convención Americana y la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas, en cuanto puede impedir u obstaculizar la investigación y eventual sanción de los responsables de graves violaciones de derechos humanos, no vuelva a representar un obstáculo para la investigación de los hechos materia de autos y para la identificación y, si procede, sanción de los responsables de los mismos” (…), y que, incluso, “el Estado debe disponer que ninguna otra norma análoga, como prescripción, irretroactividad de la ley penal, cosa juzgada, ne bis in idem o cualquier excluyente similar de responsabilidad, sea aplicada y que las autoridades se abstengan de realizar actos que impliquen la obstrucción del proceso investigativo”; agregando finalmente: “Conforme a lo establecido en la Convención, la Corte supervisará el cumplimiento íntegro de esta Sentencia y dará x concluido el presente caso una vez que el Estado haya dado cabal ejecución a lo dispuesto en la misma, debiendo el Estado rendirle, dentro del plazo de un año a partir de la notificación de esta Sentencia, un informe sobre las medidas adoptadas para tal efecto.”

Me satisface ver el movimiento de toda esta gente que estaba tan quietita sobre estos temas…

… Sólo once meses para disolver de un plumazo la impunidad construida x los Colorados de Sanguinetti, Los Blancos que apoyaron (casi todos), y los Frenteamplistas que –sin vergüenza, ¡sinvergüenzas!- dejaron hacer…

¡¡¡LOS DERECHOS HUMANOS NO SON PLEBISCITABLES!!!

 

DanielFigares

 

(“No hay derecha ni izquierda, sólo arriba y abajo”, cantaba Bob Dylan, y todavía sigue siendo verdad. // “Predicar moral es fácil; fundar moral es lo difícil.” Schopenhauer.)

 

Compartir este post

Comentar este post