Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: Cifras desobedientes

29 Marzo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

Aviso: Este no es un análisis académico de la economía uruguaya.


No es. No tiene ese rango. Es apenas la visión de un uruguayo que lee los datos aparecidos en la prensa nacional y trata de interpretarlos con las herramientas que todos tenemos a mano: la razón y los sentimientos.


Así llegamos a  las noticias del día que nos informan lo siguiente:


El MIDES crece pero la pobreza no baja. (El País, 27 3 2011).


No se dice en el titular pero se afirma mas adelante que creció el número de pobres. Como es difícil creerle a un diario de la oposición, vamos a las cifras y lo comprobamos


La columna indicadora de pobreza en el 2010 fue establecida en 20,9%  de la población y en el 2002 se situaba en el 18,1%. Matemáticamente, sin carga política subjetiva, significa que la pobreza aumentó mas de un 15% durante ese periodo. Y como de ese periodo de 8 años, cinco son frenteamplistas significa que mas del 60% de ese aumento se debería a la política “progresista”. Eso si distribuimos los datos equitativamente en el grafico. Se podrá argumentar que esa cantidad de pobres creció hasta el 2005 y luego se detuvo gracias a las políticas sociales frenteamplistas


Muy bien. Es aceptable argumentalmente.


Pero las cifras desobedecen los discursos de felicitaciones de los organismos internacionales y siguen una lógica matemática


Quizás no creció la cantidad de pobres; ya venían de la crisis del 2002… pero y entonces ¿como aumentaron los “asentamientos “que en el 2005 eran 365 en Montevideo y se contabilizaron en 412 en el 2007?… otra vez tenemos un 15% porfiado… ¿de dónde salieron, si la pobreza se mantuvo constante y no creció en el periodo? No nos situemos en las circunstancias desgraciadas y miserables  de 257000 personas que viven en ellos. No hace falta contaminarse con la pobreza para entenderla. También hay datos estadísticos sobre las penurias de 20000 niños que viven de revisar la basura “requechando” algo de valor entre los desperdicios urbanos; ya sean papeles, cartones, metales, envases, etc. Un servicio que los niños comienzan a prestar  apenas aprenden a caminar y esto no es ningún invento propio; es de conocimiento popular, es vox populi.


Una característica de este  periodo es que ha crecido la asistencia económica a los mas desposeídos y también ha crecido el índice de personas empleadas. Una conclusión a la ligera aunque quizás acertada sería que: dentro del sistema no hay solución a la pobreza… es decir a medida que desarrollamos las propiedades o características aparentemente estabilizadoras y benévolas del sistema   no podemos detener el desarrollo de  la pobreza. Hay mas guita, mas empleo y hay mas pobres. Repetimos la conclusión: Al parecer no hay solución a la pobreza dentro del sistema ya que a pesar de destinarle mas recursos a su combate y una situación especialmente favorable en el tema laboral, la cantidad de pobres crece y crece

aca-viven-los-pobres.jpg

Y si crece en las épocas mas favorables que ha conocido la economía uruguaya nos vemos obligados a elegir  y decidir caminos políticos y es que: El capitalismo dígase lo que se diga de sus meritos; a medida que avanza el tiempo, hace crecer la pobreza y no solamente la económica sino también la que determina la exclusión social, la violencia y la delincuencia  de todo tipo inclusive la precoz. Y aquí  tenemos un triangulo cuyos lados van creciendo a medida que crece la pobreza y  que además están relacionados  y son dependientes en su crecimiento: si uno aumenta, aumentan los otros exponencialmente.


No hay terapias conocidas dentro del sistema por lo menos no para un organismo económico como el uruguayo que desde su nacimiento en 1830 ha bloqueado la reforma agraria artiguista; un acontecimiento especialmente agravado actualmente con la extranjerización , el monocultivo y las mejoras tecnológicas que expulsan en forma centrípeta a los pobladores del campo hacia los asentamientos. A pesar del casi pleno empleo no es posible cambiar dentro del sistema la inercia    implícita hacia mayor pobreza. Evidentemente la pobreza es una consecuencia ineludible de un reparto cada vez mas desigual. Al parecer el sistema presupone que la mayor cantidad de riqueza  deriva en mayor desigualdad en la distribución


No importa la voluntad política de mitigar esas diferencias de ingreso (voluntad que ni es sostenida ni muy elevada en Casa de Gobierno). Nadie discute que seguramente sería peor si ningún esfuerzo se dedicara  a combatir la pobreza. Profundizando el concepto podemos decir que la pobreza no es simplemente una situación económica que impide la compra y el consumo  de mercaderías; sino que además impide la consecución de logros que cualquier sociedad necesita alcanzar para llamarse  una sociedad justa y sin justicia no hay equilibrio.


Evidentemente la cuestión no estriba en “paliar” las deficiencias patológicas del sistema rogándole al destino que nos depare piadosamente un “viento a favor económico”. No alcanza. Este sistema económico por mas buena voluntad que se introduzca como combustible solo produce pobres.


Si habláramos de aviones como Mau Mau podríamos decir que este aparato económico por mas pintado de progresista que esté, es incapaz de levantar vuelo y tampoco ayudan  al proyecto las modificaciones que hagamos en la cabina de mando. No puede volar y punto. Ni siquiera puede despegar y dejar la pobreza atrás. Para vencer la ley de la gravedad capitalista hay que cambiar de aparato (sistema) si es que queremos volar, porque queda demostrado que por mas chamuyo e intenciones de vuelo que tengan los pilotos frenteamplistas este sistema económico no puede proporcionar las alas que el país necesita para despegar. Y encima la nariz de la pobreza cada día pesa  mas y apunta hacia la pista es decir  la tendencia es a clavarse de cabeza. Los que quieran dejar la pobreza tendrán que cambiar de máquina.


En buen romance: Cuanto mas crecen las ganancias de los capitalistas mas crece la pobreza. Mayor acumulación significa mayor déficit distributivo. A pesar de que se intenta distribuir y contemplar las necesidades angustiosas de los mas desprotegidos, el problema aumenta… Asique parecería y valdría la pena comprobar la siguiente hipótesis: El problema proviene de la acumulación de ganancias en un extremo. Una acumulación no solo injusta sino  que además es  muy nociva para el tejido social. Hay que eliminar el extremo y no me interesa  el como.


Parece simple: Si no se permite y se legisla para que las ganancias no se acumulen en un  extremo  seguramente la distribución va a ser mas equitativa. Pa’ empezar, seguro que habría menos pobres y mas justicia.


Mas claro, échale agua.


jaime g

Compartir este post

Comentar este post

mercedes 03/29/2011 14:37



AAAAAAAAA me olvidaba salve otro gatito ¡verdad!



mercedes 03/29/2011 14:36



nuestro presidente prometio dar tierras que actualmente se encuentran improductivas apersonas que quisieran trabajarla. Cuando un grupo de familias se reunio para "ocupar" un pedazo de tierra que
si tiene dueño pero no la usa (latifundio) vino la cana y los echaron, otra vez a la pobreza, la desesperanza y el fracaso. Somos un pais pequeño y con apenas 3millones y algo de personas y
existe un monton de tierra sin cultivar por estupides. aca tiras una semilla y te crece ¿por que no se les da un pedasito de paraiso al que quiere laburar? aaaa... pais tercermundista con
pretenciones de imperealista ¡que ironia!