Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: Crearon grupo contra Montes del Plata en Punta Pereira

6 Marzo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Nota de El Polvorín: El grupo que existía, al no tener administradores, fue "copado" por dos o tres personas que escriben las 24hs a favor de las pasteras. Por tal motivo nos hemos retirado y creamos otro grupo

Sumate al grupo en Facebook aquí:

En Uruguay no queremos a Montes del Plata en Punta Pereira.

 

 

 

Casi al mismo tiempo que se anunciaba la instalación de Montes del Plata en Conchillas se organizó en Facebook un grupo denominado “No queremos a Montes del Plata en Punta Pereira”. Este grupo de personas está integrado en su mayoría por colonienses aunque tiene miembros de otros departamentos y países.

A través de la red social más aceptada en el país estos activistas difunden videos y declaraciones de diferentes personalidades sobre lo que será esta planta de Celulosa.

En esas declaraciones se destacan las de muchos políticos y pensadores nacionales que opinan sobre cómo llegó el país a “necesitar plantas de celuosa” y qué soluciones se pueden encontrar para la oposición que genera en un buen porcentaje de la población. Por ejemplo en este grupo se pueden leer declaraciones del grupo ambientalista Guayubirá “Para el grupo la autorización a Montes del Plata fue la “crónica de una aprobación anunciada; más allá de las audiencias públicas ya sabíamos que era una decisión tomada”, opinó Raquel Núñez, una de sus integrantes. Guayubirá, que participó en las audiencias, considera que el proyecto es “más de lo mismo: profundiza un modelo de país”. Núñez explicó que este tipo de producción genera concentración y extranjerización de la tierra, y, a su vez, el monocultivo del eucalipto es “excluyente”, es decir, no convive con otras plantaciones -por la cantidad de agua que consume- y elimina la posibilidad de que pequeños productores accedan a tierra. “El país compromete el suelo y el agua para la producción de una materia prima, la celulosa, que es de las que menos trabajo dan”, aseguró.

Mientras tanto el Senador Comunista Eduardo Lorier dijo “ que iniciativas de este tipo generan intereses contrapuestos: hay posibilidad de una generación importantísima de fuentes de trabajo, en el sector de la construcción, sobre todo, y el ‘desarrollo’ de una zona que, como en el caso de Fray Bentos, va a tener un auge y una caída posterior”. Recordó que como consecuencia del fin de las obras de Botnia (hoy UPM), la capital de Río Negro “está sufriendo las tasas más altas de desempleo del país”. El senador señaló que las plantas de celulosa generan “muy poca mano de obra ocupada” una vez en funcionamiento. A su vez, al haberse habilitado también una zona franca para la empresa, la exportación de celulosa por esa vía “genera muy pocos recursos para el país”. Para Lorier es necesario analizar “los límites de la forestación”, teniendo en cuenta que hay otras eventuales inversiones en el área, como la de Portucel, que todavía no fue descartada por el gobierno, y otros emprendimientos en el centro y este del país. “Tenemos que mirar el proceso hacia adelante, y eso hace que el conjunto de la izquierda uruguaya esté analizando estos temas, tratando de ver los caminos para poner límites al desarrollo forestal”, consideró, y puso como ejemplo la Ley de Ordenamiento Territorial aprobada durante el período pasado, que permitiría “una correcta regionalización y limitación al desarrollo del monocultivo”.

Myriam Ducassou uno de los miembros del grupo opina que “hasta ahora los impactos de la forestación no han sido evaluados por las autoridades nacionales, aunque la Ley Forestal fue aprobada en 1987. El objetivo de las organizaciones que han lanzado esta iniciativa por la suspensión de la forestación es constituir un movimiento nacional, abierto a todas las entidades y ciudadanos que compartan la misma postura sobre los monocultivos de eucaliptos y pinos y sus consecuencias sociales y ambientales”.

Al tiempo que Graciela Rita Arroyo dice “no queremos para nuestros hijos y nietos un país y un departamento contaminado, reaccionemos que Colonia siga siendo como hasta ahora un lugar limpio puro donde respiremos un aire sin contaminación todos juntos luchemos para poder conseguirlo”. Mientras tanto Fernando Peña Alonso ha opinado al respecto “creo y siendo muy optimista, que con la construcción de la nueva pastera, la más grande del mundo, se ha firmado el acta de defunción de colonia. Pasteras y turismo no son compatibles, como no son compatibles con tantas actividades agropecuarias que también aniquilaron y aniquilarán, a nadie se le ocurriría poner una pastera en punta del este o forestar campos de alto índice coneat como sucede aquí en nuestro suelo”.

Diario LA COLONIA digital

 



Compartir este post

Comentar este post