Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY Desde el Archivo

25 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 tabare-vazquez--253x190.jpgMuchos de los lectores, habrán vivido de cerca o de lejos, el gobierno del Fa, bajo la presidencia de Tabaré Vázquez. Pues  ahora resulta que este señor, después de descansar algunos meses, ha resuelto volver al ruedo y erigirse en candidato a presidente, en la próxima farra electoral del 2014

 

El ex presidente Vázquez dejó el gobierno con algunos haberes y varios debes.

Entonces resolví que, con la autorización de la señora editora (*Nota de El Polvorín.....: "Señorita editora" ), y con el  único propósito de enriquecer la memoria de uruguayxs y yoruguxs, publicaré de vez en cuando, algunos pasajes Desde el archivo, con contenidos críticos o satíricos, a la clase política; inclusive a quienes no pertenecen a ella, pero han actuado como si lo fueran.

 

Tabaré Vázquez es uno de ellos y le hacemos el honor de iniciar esta serie con él como actor y protagonista principal.

No hubo nadie que hablara más, sobre y contra el terrorismo, que el mandatario. Ni el portavoz de la casa Blanca en el mismo periodo.

 

Tampoco ningún político uruguayo, estuvo tan temeroso de sufrir un atentado y por lo menos, si  no fue así, tampoco lo publicitó tanto como él.

A partir de esa constatación, surgió la página de humor que sigue abajo.

 

HUMOR El Atentado

Por: Enrique Cuadrado

Cuento satírico creado horas después de hacerse público el descubrimiento de planos para atentar contra la vida del señor presidente de la República, Tabaré Ramón Vázquez Rosas.

 

Finalmente, el lo consiguió. Después de muchos rezos, oraciones y mantras (visto que el se desempeña con varias cartillas), el presidente logró agregar a su historial, el intento de atentado político contra su persona, que posiblemente, estuviera seguido de muerte.

 

El operativo que desbarató el intento, tuvo lugar entre la tarde y la noche del pasado 29 de Abril, en la ciudad de Dolores.

 

Los policías se sorprendieron, cuando un familiar del presunto asesino se presentó  en la Comisaría local, para expresar sus temores y denunciar a su cuñado que, aparentemente preparaba un atentado contra la egregia figura del presidente de la república.

 

De inmediato el Oficial de Guardia, sin dejar de observar por el rabo del ojo las instancias de bailando por un Sueño”, ordenó al Sargento Bento seguir con el milico Tico, (de apoyo), y el denunciante, hasta el rancho del denunciado, para aprehenderlo y llevarlo hasta la Comisaría, en calidad de detenido.

 

En una rápida visita por la pieza que ocupaba el denunciado, se encontró un revolver sin balas, una honda, un plano de la ciudad de Dolores y una vieja lista de votación del Partido Colorado, donde figuraba como candidato a Edil.

 

El tipo, recién separado de su esposa, era chofer de ambulancia del Hospital local y no estaba en casa, pero su hermana, la Violeta, dio una pista y el Sargento Bento y el milico Tico (en el apoyo) raudamente partieron hacia la Cantina del Barracas, a bordo de sus bicicletas de patrullaje, marca Graziella.

 

Ni bien llegaron al local, se pararon en el medio de las mesas repletas de parroquianos y a viva voz pesetearon: 

 

- el sospechoso que se ponga de pie inmediatamente.

 

Inmediatamente, todos los presentes se pusieron de pie. Incluido el rengo Marengo que para no gastar una  zapatilla si y otra no, andaba en una silla de ruedas, pidiendo monedas.

Los guardianes de la Ley, sin dudar un instante se dirigieron al cantinero, (tal como lo habían visto en la serial Patrulla de Caminos, en la Red), para preguntarle si no había visto al vecino sospechoso y este sin decir una palabra, ni mover un solo músculo, (como le había visto hacer a Humprey Bogart en la película Casablanca, y para no quedar como un buchón), dirigió su mirada hacia un oscuro rincón de la cantina, donde el personaje, en avanzado estado etílico, (totalmente mamao, como constó en el Parte), insistía en repetir: “lo tengo que matar”…  “lo tengo que matar”, intercalado de vez en cuando con un viva Batlle! … Interjección común a todos los borrachos de la Patria.

 

Una vez dominado, el hombre que no conseguía mantenerse en pie, fue escoltado hasta la “Sede del orden”, frente a la plaza principal, adonde llegó siendo saludado por los populares que se cruzaban en el camino.

 

El sospechoso, negó todas las acusaciones en su contra. Pero admitió tener un revolver, que había sido de su abuelo, bien a mano para matar al cerdo…

El arma, la honda y el plano, fueron integrados al expediente; al que se agregó el término con el cual el criminal denostaba a su futura víctima. Una  prueba irrefutable, del odio enfermizo que lo llevaría, a convertirse en un asesino.

 

Finalmente no hubo delito. Tampoco se pudo demostrar que lo iría a haber mas tarde. Después, mediante confesión espontánea, se supo que el hombre solo quería matar al cerdo de un vecino, que había acabado con su plantación de choclos. Los celosos y progresistas contribuyentes doloreños habían confundido al cerdo, y armado una alharaca, sin motivo.

 

El sospechoso no pasaba de un hombre común que ahogaba las penas de una separación, como tantos otros abusando del alcohol. Los exámenes psiquiátricos, realizados cuando volvió a la normalidad, no acusaron ninguna afección o desequilibrio, y la Jueza actuante resolvió liberar al detenido.

 

El presidente, utilizó el revuelo y la repercusión del atentado que no hubo, y lo mandó incluir en su libro “MI LUCHA contra el terrorismo”. Aprovechó además para aumentar su equipo de guarda-espaldas, para 40 monos de traje negro, lentes oscuros y sin cerebro.

Compartir este post

Comentar este post