Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: Dime cuanto pagas y te diré cuanto más debes...

6 Septiembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

HONRAR LAS OBLIGACIONES SIGUE SIENDO EL COMPROMISO DEL GOBIERNO
EN MATERIA DE DEUDA ENTRE EL 2010 Y EL 2014 PAGAREMOS U$S 9.000 MILLONES DE DEUDA
 
2/09/10
Ayer se dio a conocer públicamente el proyecto de ley de Presupuesto quinquenal 2010-2014, uno de los temas que pautan el desarrollo del mismo es el tema de la Deuda, materia en la cual se mantiene exactamente el mismo esquema que durante la presidente de Vazquez

  • El gobierno “mantendrá la política de pre-fondeo en curso, de manera de contar con una reserva de liquidez para honrar las obligaciones de deuda de los siguientes doce meses”, dice el documento

  • Para cumplir con esto el gobierno seguirá emitiendo bonos de deuda en Unidades Indexadas

  • Alargar los plazos de los vencimientos es decir tirar la pelota para adelante y que pague el que sigue donde el que pierde es siempre Juan Pueblo.
LA EXPOSICIÓN de Motivos, del proyecto de ley de Presupuesto Nacional quinquenal del segundo gobierno del Frente Amplio, dedica su capítulo X. a “LA ESTRATEGIA DE FINANCIAMIENTO DEL GOBIERNO CENTRAL”, en el mismo se detalla la deuda del Gobierno Central así como de su manejo.
Se expresa que en el período 2010-2014, el Gobierno Central deberá amortizar 3.500 millones de dólares de deuda y pagar además 5.500 millones de dólares por concepto de intereses.
El gobierno espera lograr 2.500 millones de dólares de superávit fiscal, dinero que quita a los ingresos generales, antes de pagar la deuda (los retacea al presupuesto) por lo tanto debe cubrir cerca de 6.000 millones de dólares que lo hará ¿Cómo? Adivine: emitiendo deuda, por 5000 millones y con préstamos de los organismos financieros que también suponen endeudarse La programación financiera que respalda esta propuesta presupuestal es congruente con los niveles de financiamiento disponibles en los mercados interno y externo y con la disponibilidad de recursos de los organismos multilaterales.
En el período 2010-2014, el Gobierno Central enfrenta amortizaciones de deuda por un total aproximado de 3.500 millones de dólares.
En particular, se destacan los vencimientos del año 2011 que superan los 1.000 millones de dólares, equivalentes al 2,5% del PIB. El total de intereses a pagar en el período 2010-2014 se proyecta en 5.500 millones de dólares, en tanto se estima que el superávit primario del Gobierno Central aporte recursos por aproximadamente 2.500 millones de dólares.
Las fuentes de financiamiento para cubrir las amortizaciones de deuda y el déficit fiscal se obtendrán básicamente del mercado de capitales, siendo la prioridad el endeudamiento en moneda nacional. En la medida que las circunstancias lo permitan, se dará prioridad al mercado doméstico sobre el externo en las nuevas colocaciones para financiamiento.
Se proyecta realizar un total de emisiones en ambos mercados por un total equivalente a 5.000 millones de dólares aproximadamente.
La estrategia de financiamiento del sector público contempla un recurso menor de financiamiento de los organismos multilaterales de crédito (Banco Interamericano de Desarrollo, Banco Mundial, Corporación Andina de Fomento), en tanto las circunstancias del mercado de capitales sean positivas.
La sangría de la deuda continúa
De esta manera, se espera que los desembolsos netos de estas instituciones sean prácticamente nulos.
El total de amortizaciones correspondientes a préstamos asciende a 1.300 millones de dólares en el período 2010-2014, en tanto que, si bien las negociaciones con los organismos multilaterales siguen en curso, se estima que los desembolsos sean por un monto similar. Se trabajará, asimismo, en el diseño de una red de líneas de crédito precautorias a las cuales acceder si los mercados financieros se tornan desfavorables.
Para el período considerado, no se prevé un uso de los saldos de las cuentas del gobierno como fuente de financiamiento.
La política de gestión de las disponibilidades del gobierno seguirá un criterio conservador consistente en mantener la cobertura del servicio de la deuda -neto del resultado primario- de los siguientes doce meses.
Como consecuencia del déficit proyectado y del mantenimiento del actual nivel de activos líquidos del Gobierno Central, se espera una gradual mejora tanto de la deuda bruta como de la deuda neta en términos del producto.
La política de manejo de la deuda pública perseguirá los siguientes objetivos:
1) Disminución del riesgo de refinanciamiento. Se continuará avanzando en la mitigación de esta vulnerabilidad, a través de operaciones de manejo de pasivos que permitan lograr un calendario de amortizaciones distribuido regularmente en el tiempo alargar el plazo promedio de vencimiento de la deuda. A su vez, se mantendrá la política de pre-fondeo en curso, de manera de contar con una reserva de liquidez para honrar las obligaciones de deuda de los siguientes doce meses, y contar con un margen para cubrir eventos adversos que eventualmente puedan perjudicar transitoriamente el resultado fiscal.
2) Disminución del riesgo cambiario. Se seguirá avanzando en el proceso de reducir la dolarización la deuda pública. La principal herramienta para continuar con la disminución del riesgo cambiario será la emisión de títulos en unidades indexadas. Adicionalmente, se analizarán operaciones de manejo de pasivos tanto para los títulos públicos como para la deuda que se mantiene con los organismos multilaterales de crédito.
Si las circunstancias de mercado lo permiten, se buscará aumentar el porcentaje de deuda en moneda nacional de un 30% a fines de 2009 a un 45% a fines de 2014. La suavización del perfil de vencimientos de deuda también contribuirá a reducir los efectos que un eventual shock de tipo de cambio pudiera tener sobre las amortizaciones de capital.
3) Disminución del riesgo tasa de interés. Luego del swap de tasas de interés de los pasivos adeudados al Banco Interamericano de Desarrollo en julio de 2009, sólo el 10% del portafolio total del Gobierno Central paga una tasa de interés variable. Durante este período de gobierno se continuará monitoreando y analizando los riesgos inherentes a cambios en las tasas de interés, tanto en la refinanciación de los instrumentos de tasa fija como en el impacto de la evolución de tasas de interés sobre las pasivos contratados a tasa variable.
4) Obtención de una combinación adecuada entre deuda de mercado y deuda de organismos multilaterales de crédito. Para el logro de este objetivo no se considerarán exclusivamente las opciones más eficientes en términos de costo de fondeo, sino también, el mantenimiento de una buena relación con las instituciones multilaterales y los inversores privados. El gobierno seguirá trabajando con los organismos de crédito en el diseño de una red de líneas de crédito contingentes, como parte de su política de financiamiento precautorio.
5) Dinamizar la operativa en el mercado doméstico. Se adecuarán los mecanismos para facilitar el acceso al mercado primario de emisiones y lograr una mayor liquidez y eficiencia en el mercado secundario. Se buscará ampliar la base inversora de los instrumentos locales, tanto a nivel de agentes institucionales como minoristas.
La implementación de la Central Depositaria de Valores en el BCU, como parte de las reformas del Sistema de Pagos de la autoridad monetaria, tendrá un rol fundamental en estas nuevas líneas de acción.
6) Diversificar tanto las fuentes de financiamiento como la base inversora del Gobierno Central. Es un objetivo de la política de financiamiento alentar a que nuevos inversores sean atraídos por los títulos públicos, en especial pequeños inversores domésticos.
Se intensificarán las acciones orientadas a captar nuevos inversores en los mercados externos.
7) Contribuir en la promoción del mercado de capitales privado doméstico. En este proceso se trabajará tanto en forma directa, como a través del desarrollo del mercado local de deuda soberana.

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post