Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay - DIRIGENTE DE FENAPES COMPARA A MUJICA CON SANGUINETTI Y A BONOMI CON GIANOLA POR SU ACTITUD REPRESORA Y REACCIONARIA

4 Abril 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica


mujica-20cortina.jpgEntrevista a Marcel Slamovitz, profesor e integrante de la dirección de ADES (Asociación de Docentes de Enseñanza Secundaria) San José y de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (FENAPES), en diálogo telefónico con Efraín Chury Iribarne. Viernes 30 de marzo de 2012 “El discurso de Mujica es ése: no pierdo una huelga, mando los tanques y después digo que estoy a favor del diálogo y nadie se hace responsable. A nosotros el jefe del operativo inicial que era el Jefe de la zona oeste de policía, nos dijo que él recibe cada 10 minutos llamadas de Bonomi. El Gianola de los 2012 ¿no? El Gianola del 2012 para reprimir barrios pobres, para hacer razzia, para reprimir a padres y trabajadores. Bueno, él recibe órdenes directas de Bonomi, acá que no vengan a decir que no sabían que la policía actúa sola. La policía es totalmente asesina, lo que demuestra lo que es el aparato represivo intacto que viene de la época de la dictadura, que ¡tenían unas ganas, tenían los ojos sacados! Ah, cuando hablan de los gurises de la pasta base bueno, habría que hacerles control anti dóping con los ojos que tenían y cómo te apuntaban con las escopetas  con las balas de goma, con los palos, absolutamente increíble, pegándole y dejándole los moretones a un chiquilín de 16 años estudiante del Liceo 70 y a un compañero de 20 años funcionario de ATES, funcionario de servicio en una cosa absolutamente increíble, increíble. Pero bueno, más allá de eso me parece que hay que analizar cómo se ha derechizado la situación, como siempre hay matices. Nosotros pensábamos que el Consejo anterior era horrible –y lo era- pero este además de horrible es sumamente represivo. Cómo en vez de dialogar mandan esto y cómo el sindicato en el medio de una represión va a dialogar, a firmar una payasada como se hizo ayer, que van a hacer recorridas hoy y después de turismo en los liceos. Eso fue lo que fueron a hacer ayer Oroño y Olivera”

 

Chury: Buenos días oyentes. Hoy tenemos como tema la educación como centro y dentro de la educación tenemos lo que está pasando en Secundaria. No sólo lo que ha pasado sino lo que ha pasado inclusive con la represión que se ha verificado en las últimas horas. Por lo tanto hemos recurrido a una llamada telefónica para entrar en contacto con quien también muchísimas veces aporta mucho a nuestro departamento informativo. Me estoy refiriendo a Marcel Slamovitz, profesor de Secundaria, de San José, integra la dirección de FENAPES, presidente de ADES San José y la satisfacción de darle la bienvenida. Marcel Slamovitz, ¿cómo estás?

Slamovitz: Buenos días Efraín y audiencia, un gusto estar con ustedes.

Chury: Muy bien. Tenemos varios temas para hablar contigo pero tú estabas en los sucesos por tu investidura y por tu condición de luchador social y de profesor y por lo tanto nos puedes dar una versión absolutamente directa y objetiva de lo que pasó en el Liceo 70. Cuando digo lo que pasó, particularmente lo que derivó en un acto de represión

Slamovitz: En un acto de represión brutal. Te cuento que es la tercera ocupación en lo que va del año. Primero arrancamos nosotros acá en Playa Pascual, después fue el Liceo 62 y ahora esta represión brutal en el 70. Los padres -el Liceo 70 está junto a la Marítima de la UTU ahí en el Cerro, en la salida de Montevideo, el límite entre el Cerro y La Teja… No es un liceo, es una vergüenza: en realidad son 4 salones que se le pide a la UTU, se ponen contenedores, sin baños y así arranca un liceo y le ponen número 70, como lo han hecho con el 71, con el 72… Bueno, los padres deciden ocupar a las 7 de la mañana, los profesores en el marco de lo ya resuelto por las asambleas de ADES Montevideo y FENAPES decidimos acompañar y apoyar esa movilización. Se desarrolla la verdad, con cientos de compañeros y padres en una cuestión que hace años venimos planteando del involucramiento de padres; padres que están ahí cuando desde los medios, desde el gobierno, desde el sistema político con representación parlamentaria poco menos se habla del odio que le tienen los padres a maestros y profesores. Acá están los trabajadores, gente de la construcción, electricistas, carpinteros, gente sin trabajo; pobres que al gobierno nada le importan. Bueno y decidimos ocupar nuestro local de estudio cansados de tantas promesas, cansados de que el año pasado en octubre se ocupó, cansados de las promesas incumplidas y se llevó con normalidad, con mucha solidaridad, con muchas asambleas permanentes en esa cuestión democrática que tanto le joroba no sólo al gobierno sino a la mayoría del movimiento sindical y de nuestro sindicato también… Y finalmente empezó a aparecer la policía a eso de las 4, 5 de la tarde; a las 2 ya vino la orden del Ministerio de Trabajo, después del Ministerio del Interior y a eso de las 8 de la noche en la asamblea decidimos resistir pacíficamente. ¿Qué quería decir eso? Que ante el atropello policial íbamos a salir; lo hicimos más de 100 compañeros, padres, la mayoría madres, la mayoría mujeres de 25, 30 años de promedio de edad y cuando empezamos a mirar para afuera vimos un operativo que dijimos ¿dónde estamos acá, en Bagdad? Porque parecía Bagdad. Ese nuevo, yo no sé porque soy profesor de historia y no de historia militar y siempre he estado del lado del movimiento popular, pero parecía… Después me dijeron  que era ese nuevo medio tanque a favor de la represión que habían comprado en Rusia la semana anterior por 300 mil dólares. Cuando estamos pidiendo 4 baños hicieron un dispositivo de más de 150 policías, 3 o 4 de seccional y el resto del grupo GEO, grupo de choque. El que dirigía el dispositivo medía como dos metros y encima con escopetas. Y ahí cuando nos desalojan vamos a la ruta que está al lado porque Seoane además de mentir, porque es un mentiroso, dice que nos fuimos a dos cuadras y estábamos en la puerta del Liceo que accede a la ruta que va desde el Cerro hacia  el oeste, la rutas 1 y 5 y cuando empezamos a cortar sin previo aviso se vienen y empiezan a tirarnos balazos, grupos totalmente sacados de la cabeza y bueno, detuvieron a dos compañeros, nos golpearon y las balas por suerte no hirieron a nadie pero de casualidad. Una represión brutal. Y lo que queremos denunciar además, que un ratito antes de comenzar la represión, los dirigentes nacionales que habían estado un rato en el día en su mayoría (…) se retiraron, oh casualidad. Es decir desaparecieron. Cuando nosotros los llamamos para pedir abogados, la solidaridad  básica del movimiento sindical y del ser humano en general de la lucha de los trabajadores de épocas inmemoriales, tenían todos apagados sus celulares. Tuvimos que proceder nosotros con los compañeros del núcleo del Liceo 70; algunos directivos de ADES Montevideo y los padres, a sacar a los compañeros.

Chury: Marcel, en realidad lo vimos, se pudo ver lo que fue la violencia de la represión, supervisada permanentemente por el Jefe de Policía de Montevideo, vamos a decirlo también, que lo siguió momento a momento. Hay muchos factores en todo esto que a uno le crean sino curiosidad asombro, uno se pregunta en qué está todo esto ahora. Ayer reuniones del CODICEN, ANPE con Mujica, etc. Ayer se instaló y esto llama mucho la atención, la comisión de educación del PIT-CNT pero con la particularidad de que los gremios de la enseñanza no fueron convocados. ¿Cómo se para la gente frente a esto?

Slamovitz: Bueno, eso fue una vergüenza. Nosotros decidimos personalmente como miembro del ejecutivo, uno en quince, no participar en eso. Ya habíamos decidido antes de la represión porque era una farsa. En el medio de una situación conflictiva invitan a Seoane y a los consejeros.

Chury: La vergüenza es lo del PIT-CNT ¿no?

Slamovitz: La vergüenza es lo del PIT-CNT. Pero ya lo habíamos decidido personalmente y con la Asociación de profesores de San José no participar, en el sentido de que en el medio de un conflicto ¿íbamos a ir a escuchar a Seoane y a las autoridades del consejo? ¡Vamos!   
Pero acá se están dando cosas graves. Eso es sumamente grave. Acá nosotros queremos denunciar por este medio, la intromisión en la ocupación de Colón que fue la semana anterior del 62 y ayer, la intromisión partidaria del gobierno para derrotar a los padres y trabajadores.
En el Liceo 62 de Colón la semana pasada estuvo personalmente el diputado Sabini del MPP, hablando individualmente porque no se anima a hablar a las asambleas porque sabe que va a ser repudiado por las asambleas legítimas; hablando individualmente con padres, funcionarios, docentes y estudiantes para levantar, diciendo que había soluciones, que no era necesario, en una injerencia como yo lo denominé, como los “tiras” de nuevo tipo ¿verdad? Que van ahí a recoger información de cuántos somos los ocupantes, a pasarle eso al gobierno y a intentar levantar las medidas. Hubo ediles, hubo concejales. Y ayer algunos dirigentes nacionales nuestros hicieron lo mismo de mañana diciendo que en otros liceos mirá cuántos carneros hay, que esto no puede ser. Ya se pasaron de la raya, pasaron de la raya. Hace años que han vaciado las luchas del movimiento sindical pero ahora no sólo las han vaciado sino que están militando y llamando a carnerear como se dijo siempre y como es un término correcto que nosotros reivindicamos. 

Chury: Bien. Me llega en este momento un comunicado de prensa del núcleo sindical Liceo 70, que dice que los profesores y funcionarios del Liceo queremos expresar antes que nada nuestro mayor reconocimiento a la dignidad y valentía de los papás de nuestros alumnos, que no sólo deben soportar y enfrentar la indiferencia y la falta de soluciones de las autoridades de la educación, sino  además que se les mande reprimir por luchar por la educación de sus hijos.
Queremos transmitir nuestro más enérgico repudio y denunciar públicamente la feroz represión efectuada por la fuerza de choque. Los padres y trabajadores luego de ser desalojados nos dirigimos a la ruta para hacer un corte de calle y sin ningún aviso previo  la fuerza represiva comienza a golpearnos con bastones y a lanzar balas de goma al cuerpo.
Por otro lado queremos destacar la solidaridad de otros sindicatos y estudiantes que se acercaron a apoyarnos en la lucha.
La organización y unidad entre los trabajadores no es infiltración sino solidaridad.
No conformes con toda la situación desatada por parte de las autoridades, hoy llegamos nuevamente al liceo a reunirnos con los padres y nos encontramos con la orden directa del Director General de Secundaria de no dejarnos entrar al “liceo” y con el barrio tomado por móviles del Grupo Especial de Operaciones dispuestos a actuar y con orden de hacerlo si se pretende seguir luchando.
Por último no podemos olvidar que después de varias entrevistas, negociaciones, una ocupación, un desalojo y la represión policial, los baños para los alumnos, el agua potable y el liceo definitivo NO ESTAN!!
¿Quien se hace responsable de esta situación? Los reclamos siguen siendo los mismos y no hay respuesta ni solución.
Una vez más la educación de los hijos de los trabajadores es bastardeada y degradada, reprimiendo violentamente la lucha de padres, profesores y funcionarios por sus derechos.
Es un comunicado de prensa, núcleo sindical, Liceo 70

Slamovitz: Sí, a mí me llegó también y lo que quiero decir es que dentro de este panorama oscuro de los supuestamente compañeros que tenemos adentro que ellos son los infiltrados, los que trabajan para el gobierno, el comunicado del 70 lo compartimos plenamente. Y te decía que dentro de este panorama oscuro hemos recibido miles de comunicados de solidaridad de núcleos de base y  liceos similares al del Liceo 70. Yo estuve ahí y es tal cual como lo describen los compañeros. Hemos recibido   declaraciones de apoyo de Soriano, la nuestra de San José, de la Costa de oro, de Paysandú, de Colonia, en fin. Que más allá de la declaración patética que hizo FENAPES que no fui consultado, firmada porque no fue una declaración de ninguna reunión formal sino de José Olivera secretario y Manuel Oroño que dice que bueno, sí que rechazan esto y que van a investigar. No confían en los compañeros ni en la cámara porque estuvieron Canal 10 y Canal 12 y ustedes pueden ver que es así como dicen los compañeros, no hubo un aviso previo y hubo una represión que nosotros ponemos en el comunicado de San José, que nos hizo acordar salvando las distancias, a la masacre del Filtro.

Chury: Marcel, pero Olivera, ¿no había renunciado, cómo es el tema?

Slamovitz: No, eso fue una farsa. Fue una maniobra de la interna del  Partido Comunista  del Uruguay que nosotros denunciamos ahí. Eso fue una farsa. Renunció y laburó 48 horas la renuncia que además decía que era indeclinable. ¡Me encantan las renuncias indeclinables que a las 48 horas se retiran!... Eso fue una interna partidaria que nosotros decimos que como delegado de los trabajadores nos daba vergüenza, que nosotros íbamos a renunciar cuando nos pida nuestro sindicato de base, nuestra filial, nuestros compañeros que están luchando, no por tener una discusión en el partido porque eso es lo que hace violentar al movimiento sindical. Acá están pasando muchas cosas Chury. Porque acá hay un cambio que es significativo. ¿Por qué se hace esta represión feroz? Porque ya había 10 liceos que estamos discutiendo nuevas medidas de ocupación. Acá hay un mensaje de la derecha, me hace acordar a Sanguinetti “no pierdo una huelga” ¿te acordás?

Chury: Sí, como no

Slamovitz:  Bueno, lo mismo. El discurso de Mujica es ése: no pierdo una huelga, mando los tanques y después digo que estoy a favor del diálogo y nadie se hace responsable. A nosotros el jefe del operativo inicial que era el Jefe de la zona oeste de policía, nos dijo que él recibe cada 10 minutos llamadas de Bonomi. El Gianola de los 2012 ¿no? El Gianola del 2012 para reprimir barrios pobres, para hacer razzias, para reprimir a padres y trabajadores. Bueno, él recibe órdenes directas de Bonomi, acá que no vengan a decir que no sabían que la policía actúa sola. La policía es totalmente asesina, lo que demuestra lo que es el aparato represivo intacto que viene de la época de la dictadura, que ¡tenían unas ganas, tenían los ojos sacados! Ah, cuando hablan de los gurises de la pasta base bueno, habría que hacerles control anti dóping con los ojos que tenían y cómo te apuntaban con las escopetas  con las balas de goma, con los palos, absolutamente increíble, pegándole y dejándole los moretones a un chiquilín de 16 años estudiante del Liceo 70 y a un compañero de 20 años funcionario de ATES, funcionario de servicio en una cosa absolutamente increíble, increíble. Pero bueno, más allá de eso me parece que hay que analizar cómo se ha derechizado la situación, como siempre hay matices. Nosotros pensábamos que el Consejo anterior era horrible –y lo era- pero este además de horrible es sumamente represivo. Cómo en vez de dialogar mandan esto y cómo el sindicato en el medio de una represión va a dialogar, a firmar una payasada como se hizo ayer, que van a hacer recorridas hoy y después de turismo en los liceos. Eso fue lo que fueron a hacer ayer Oroño y Olivera

Chury: Una pregunta que es pertinente por lo que ha estado diciendo la gran prensa. Julio deAires Puros pregunta ¿es verdad que muchos trabajadores se están desafiliando de FENAPES, de ADES, etc.?

Slamovitz: No mirá, lo cierto es lo siguiente: ahí en Montevideo FENAPES es una Federación que resolvió en una asamblea totalmente democrática el paro de 72 horas que terminó ayer al mediodía ¿correcto? Acá hubo una campaña de desafiliación orquestada por el Frente Amplio, orquestada por el Partido Comunista, para desprestigiar la asamblea, no convocar más y hablar de eso. En los núcleos donde ellos están, hubo carneros, gente que milita hace muchos años, que llamó a carnerear. Desafiliaciones de ADES Montevideo, hasta ayer había 30, lo cual no es nada producto de la lucha. En FENAPES, puede ser que haya compañeros, yo no tengo conocimiento, pero lo que quiero explicarle al oyente y a ti, es que estas desafiliaciones están viniendo por la derecha del movimiento sindical, están viniendo por los que no quieren pelear, que fue lo que pasó en ADES Montevideo con esas 30 desafiliaciones porque yo leí los nombres y yo tengo 48 años, y es toda gente de mi generación para arriba ¿verdad? Que no, que al Frente Amplio no se le puede hacer paro, cómo se le va a hacer un paro de 72 horas, cómo se le va a ocupar un Liceo. Esas son las desafiliaciones que hasta el momento han venido. Sé que por otro lado en el interior hay muchos compañeros calientes con toda esta situación, enojados como estamos nosotros, pero nosotros la seguimos peleando y juntándonos con la gente que quiere pelear como fue la gente del Cerro, como es la gente que va a la mayoría de las asambleas de Montevideo, de San José, de Colonia, de Rocha, de Paysandú y de parte de la Costa de Oro y de tantos lugares que seguimos en la misma. Pero es una discusión permanente que seguimos dando.

Chury: Me llega un mensaje que encierra una pregunta, ¿cómo sigue esto ahora para los que no estamos dispuestos a bajar los brazos frente a esta actitud de Olivera y compañía? Y agrega María del Centro, Olivera  ¿es secretario de Oroño o de FENAPES?

Slamovitz: Está buena la pregunta. Y a mí me parece que él que se hace el independiente, que tuvo 48 horas de radical la semana pasada, me parece que más que de Oroño –porque el tema parecía de Rial, si estaban peleados o no estaban peleados-, y fue una cortina de humo para no hablar de lucha y ocupaciones, parecería más secretario del partido Comunista que del sindicato. Y cómo sigue esto, bueno, como tú decías los padres se siguen reuniendo, nosotros nos seguimos juntando… Hoy tenemos otra realidad muy compleja: el 14 de abril hay una asamblea general de delegados de todo el país, el 17 la de Montevideo y vamos a ver porque ellos han pasado del límite. Repito: acá se ha pasado el límite. Una cosa es vaciar la lucha, que lo hicieron desde 2004 para acá y otra cosa que me parece que es un matiz importante, llamar a carnerear cuando hay un paro resuelto por asamblea. Ah, me parece que la situación la están complicando y reitero: lo importante es la solidaridad.
Si me permitís Chury te quiero leer la declaración de San José que dice: La Asociación de Profesores de San José repudia el desalojo y la brutal represión realizada en el día de ayer en el Liceo 70 de Montevideo. Recordemos que la ocupación llevada a cabo en forma ejemplar por padres con el apoyo del núcleo de docentes del Liceo, ADES y FENAPES    -porque en la última asamblea general de delegados se aprobó apoyar a todas las filiales que luchen por nuestras reivindicaciones- la feroz represión utilizando todo el aparato del Estado desde balas, gomas, palos, más de 150 policías, especie de tanques de guerra para desalojar a padres, funcionarios no docentes y docentes, nos hizo recordar al Filtro en 1994.Ante los justos reclamos de baños, agua potable, condiciones edilicias mínimas, la respuesta fue la represión y la detención de dos compañeros. Acá no hubo infiltrados como se manejó en medios oficiales, políticos o sindicales. Acá hubo trabajadores. La respuesta debe ser una sola: repudio a la represión y solidaridad con los compañeros. Asimismo hacemos saber nuestro profundo malestar con el comunicado de FENAPES firmado por Olivera y Oroño que no repudia la represión y no establece claramente que la movilización es parte de nuestra lucha. La Asociación de Profesores de San José apoya y participa fervientemente en la lucha de los compañeros, que es la misma que la nuestra. Solidaridad y lucha son valores humanos y educativos. Reclamamos una posición firme de la Federación al respecto y que se deje de hacer especulaciones político-partidarias sobre qué es lo que conviene –entre comillas- y qué no, cuando hay compañeros detenidos. Cuando hay compañeros detenidos la respuesta debe ser una: salud compañeros del 70, viva la unidad de los que queremos luchar de verdad en la defensa de la educación pública. Después de la jornada oscura de ayer, rescatemos los valores de solidaridad de funcionarios docentes, no docentes y de padres. Años hablando y hablando de cómo incluir en la pelea a los padres y una vez que lo logramos no los dejemos solos. De un lado los que hablamos de la independencia sindical y los valores históricos de los trabajadores. Del otro, los mandaderos de turno. Salud.

Chury: Bien Marcel, tengo que ir cerrando pero hay dos preguntas. Una, por qué se levantaron los paros después de la represión, ¿no era pertinente aumentar las medidas? Es Jorge de Colón que pregunta

Slamovitz: Y mirá, yo estoy totalmente de acuerdo pero es analizar un poco lo que es la realidad.

Chury: Sí, claro, la realidad manda.

Slamovitz: No, la realidad no manda, nosotros intentamos  cambiar, tuvimos 3 ocupaciones…

Chury: Claro pero por ahora…

Slamovitz: Y no, por ahora ellos tienen el aparato del sindicato como lo han tenido siempre. Nosotros estamos haciendo estos mensajes, movilizaciones, ocupaciones… Desde ayer salieron paros parciales casi espontáneos, de piel… qué se yo. Yo les quiero decir que cuando estos que entregan el sindicato y demás, hacen especulaciones políticas, yo volvía a San José y a mí me pararon tacheros, gente en la calle, funcionarios, gente de la construcción, todos a dar la solidaridad. Esa es la que vale y la que ellos no ven, no les interesa ver, son mandaderos.
Ante el repudio yo creo que la solidaridad fue inmensa, lo que pasa es que no se puede calificar en sellos sindicales o sellos políticos. Se ve en la calle, se palpa. Obvio que tendríamos que haber ido a una huelga después de esto o por lo menos un paro de 24 horas simbólico contra la represión. Pero esta es la realidad. En Montevideo con mucho esfuerzo se sacó un paro de 72 horas y la respuesta fue ésa.
¿Sabés que está circulando por ese facebook que yo como soy viejo no lo uso, pero también por mensajes de texto, una convocatoria de docentes frenteamplistas contra los paros, que se están convocando la semana después de turismo a una reunión en el local del Fidel; ésa es la injerencia que yo hablaba hace un rato. Injerencia que nunca se animaron a hacer descaradamente los partidos tradicionales ¿o no es así Efraín?

Chury: Sí, sí, totalmente de acuerdo.

Slamovitz: Y ahora la hacen así contra los paros o sea que ellos se van a poner de víctimas y nosotros parece que somos los victimarios porque queremos pelear.

Chury: Eso es entrar lisa y llanamente en la más grande desvergüenza

Slamovittz: ¡Es la desvergüenza total! ¿porque a  qué apunta esto? Yo le decía a un compañero vos no te preocupes porque nosotros estuvimos contra la dictadura, contra los blancos y colorados, llegan a ganar los blancos o colorados y vamos a estar de nuevo en la pelea. Ahora ustedes ¿con qué rostro van a estar, qué base van a tener, qué ética les va a quedar para movilizar algo, cuando están yendo a los núcleos en Montevideo a hablar contra los paros, contra las asambleas, contra los compañeros? ¿O pretenderán hacer como ya alguien lo planteó en la asamblea de Montevideo lo mismo que en ADEOM, hacer plebiscitos? Plebiscitos para los acuerdos, plebiscitos para las huelgas y esa forma de desmantelar lo poco que queda aún del movimiento sindical vivo, de la gente que quiere pelear

Chury: Ahora sí tenemos que cerrar con la última. Balbi también es dirigente de FENAPES, ¿o es de la CSEU? Pregunta Andrea de La Teja

Slamovitz: No, Balbi es de FENAPES, es como un poco el líder del PCU. Ahí en el ejecutivo de FENAPES que yo estuve, entre otras cosas, se habló de que la huelga, que el paro de 72 horas era inmoral. Pero sí, está en la línea de ellos. Ellos apuntan sólo a tener cargos de gobierno, a ser mandaderos. El problema es que cuando quieran pelear… aunque nunca lo quieren de verdad, sólo quieren pelear por cargos por eso te decía si ganan los blancos o colorados qué van a hacer ellos cuando se queden afuera del aparato del estado que es lo único que les interesa a esta altura. Ir a negociar, a mentirle a la gente, a decir que sí, que están de acuerdo en que se investigue lo que pasó en el 70. ¿Qué se va a investigar? Estaban las cámaras, pero están los compañeros. A mí me enseñaron desde que empecé a militar, que la solidaridad era un valor más allá de quien dirige un conflicto. Si yo veo a un compañero no le voy a preguntar a quién votaste, de qué partido sos. Voy y me paro junto a él contra la represión del estado. Es una cosa de loco.

Chury: Marcel Slamovitz, te agradezco muchísimo todo este montón de informaciones que nos has suministrado y aquí estamos parados a la espera como mirando en qué lugar está el posible arreglo, tal vez honesto en la iniciativa, y dónde está toda la otra traición para que esto siga como está o peor.

Slamovitz: Exactamente. Yo les agradezco a ustedes y acá hay un movimiento embrionario que no debemos dejar morir entre trabajadores, padres y estudiantes que está reivindicando lo más puro de la lucha de los trabajadores, que es la defensa de una sociedad más justa y una educación verdaderamente popular. 

 

Chury: Bien oyentes, obra en nuestro poder esta carta de Rafael Fernández Pimienta. Tiene que ver con el desalojo del Liceo 70 y tiene como título: Mucho palo pa que NO aprenda
“Hay que dar clase debajo de un árbol igual”. ¿El que dijo esta frase no es el mismo que hablaba de un país de primera? Es verdad, nunca aclaró para quién era ese país. Evidentemente no era para los botijas de los liceos públicos, ni para sus padres, ni para los docentes, ¿verdad Astori?. ¿Por qué no sesiona la cámara de senadores en una playa de contenedores ubicadas en un baldío? ¿Por qué el consejo de ministros no se reúne en uno de los tantos liceos que están por derrumbarse? Ya quisiera ver a los señores firmantes del acuerdo educativo orinando en un baño químico. A ver, hagamos un simple ejercicio. Ubiquemos a nuestros hijos, no a un alumno abstracto, a ese que ahora está a nuestro lado, ese al que le pusimos un nombre, al que le damos un beso todas las mañanas, con el que jugamos al fútbol en la plaza, decía, ubiquémoslo en un contenedor, en un liceo sin baños, sin agua potable, con cables a punto de electrocutarlo, con plagas de abejas, de palomas, con paredes a punto de derrumbarse, en salones superpoblados, con pizarrones y bancos destrozados. ¿Pudieron hacerlo? Esa es la realidad de una gran cantidad de edificios destinados a la educación. La carencia es lo que abunda. La omisión, la mentira, la corrupción, la mala intencionalidad política, reinan. ¿Es posible que tengan la vergüenza de hablar de ausentismo docente, de corporativismo, de falta de profesionalidad cuando no son capaces de asegurar las condiciones mínimas de enseñanza? La bronca, la frustración, la impotencia que hoy estoy sintiendo me resultan inefables. Quisiera ser capaz de transmitir mínimamente algo de todo eso. Poder hacer llegar a todos, trabajadores, alumnos, colegas, periodistas, políticos, jubilados, el estado real de la educación pública uruguaya y la necesidad de salvarla por el bien de los muchachos. La educación no es la solución a todos los males de la sociedad como algunos pregonan, pero tampoco será posible una sociedad más justa sin la formación de cabezas pensantes, críticas, creativas. Ayer, miércoles 28 de marzo de 2012, unos padres, sumados a docentes y alumnos decidieron ocupar un liceo que hace tres años existe sin serlo en realidad. El liceo 70, en los accesos, es un pasillo de una UTU y unos contenedores. No tiene baños ni agua potable. Repito: NO TIENE BAÑOS NI AGUA POTABLE. Las promesas se han ido multiplicando y con ellas el enojo de los padres. La policía llegó a la noche con la orden de desalojo y todos abandonamos pacíficamente la medida. Se decidió seguir protestando cortando la ruta (en un país democrático, con derecho a huelga y de expresión asegurados constitucionalmente). Cuando la medida recién comenzaba, de manera totalmente pacífica, las corridas, los palos, las balas de goma se apoderaron de mis retinas. Insisto, quisiera ser capaz de expresar un montón de cosas y no puedo. Las imágenes se suceden delante de mis ojos como una película que de pronto cobró vida y decidió absorberme por completo. Me quedé paralizado viendo un espectáculo dantesco (permítaseme el uso de un adjetivo tan gastado). Vi a las personas ser golpeadas por armaduras autómatas que se movían al compás de una música que pensé pasada de moda. Aquello, que era para mí imágenes en blanco y negro, cuentos de abuelos combativos, documentales de una memoria dolorosa, pero memoria al fin, se volvió realidad. Me sentí tele transportado a un pasado que nunca fue realmente el mío, aunque lo sea y duela como tal. Eso. Fue un viaje al pasado, sin máquinas del tiempo ni pócimas mágicas. A golpe de palo, a garrote de miedo. Palo para el que se atreve a abrir la boca, palo para el que grita injusticia, palo para el que pide un par de baños y agua potable para niños que están estudiando en un país donde la educación es prioridad. Palo y más palo. Habrá sido por aquello de que a golpes se aprende. Ojalá que todos aquellos, que aun están durmiendo la siesta de la adhesión a la bandera despierten, que de estos golpes, hayamos aprendido algo. Ojalá que los que los dieron, también.

Compartir este post

Comentar este post