Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: Eduardo Coronel - Rentilan SA trafico de influencias y coimas con la armada y el ejercito

27 Julio 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Rentilan SA. La firma que aparece envuelta en adquisiciones de la Armada fue la que construyó la cárcel para los represores.
Rentilan SA. La firma que aparece envuelta en adquisiciones de la Armada fue la que construyó la cárcel para los represores.

 

la republica 26 julio 2010
EMPRESA INVESTIGADA. HABRÍA COBRADO POR OBRAS EN LA ARMADA CON FONDOS NO DECLARADOS
http://www.larepublica.com.uy/politica/418356-armada-prohibio-pagos-con-vales-de-nafta

Armada prohibió pagos con vales de nafta
La empresa Rentilan SA, que aparece mencionda en una presunta maniobra en la Armada con vales de nafta y tiques de alimentación por unos U$S 900 mil, es la misma proveedora en decenas de compras directas del Estado. A raíz de este escándalo, la Armada prohibió el uso de los vales con otros propósitos que no sean el pago por combustible.
Rentilan SA. La firma que aparece envuelta en adquisiciones de la Armada fue la que construyó la cárcel para los represores.
Rentilan SA (ver nota aparte), propiedad del teniente coronel (r ) del Ejército Eduardo Coronel, participó en la construcción de la Unidad Penitenciaria Nº 8, de la calle Domingo Arena, conocida como "Cárcel Especial para Militares", en la cual se encuentra recluido el dictador Gregorio Alvarez y una decena de represores de la última dictadura cívico militar.
Esta empresa cobró a la Armada .080.122 en vales de nafta y otros .735.474 en tickets de alimentación entregados por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) con destino al personal subalterno por presuntas obras en el Dique Nacional. Según una investigación interna de la Armada, a la que tuvo acceso LA REPUBLICA esta factura se tramitó a través de Astilleros Navales (dependiente de la Dirección de Material), dentro del proyecto de construcción de barcazas para la ex Botnia.
La operación que ya fue denunciada en forma anónima a la jueza especial en Crimen Organizado Graciela Gatti reportó jugosos dividendos sobre todo a quienes la pergeñaron.
Esta se originó en un refuerzo de partidas por concepto de combustible que recibió la Armada en el Ejercicio 2008, con el objetivo de la compra de dos fragatas a Portugal. Este refuerzo no fue declarado al Estado Mayor (N-4) División Logística y del total asignado unos $ 27.012.078 sólo se distribuyeron efectivamente $ 10.931.956: el resto quedó "oculto" para el Estado Mayor General y a disposición de los autores de la maniobra. La transacción se efectuaba canjeando el valor de .000 en vales o tickets por $ 700 en efectivo: la comisión por el "blanqueo" de esta maniobra fue de 30%, según se hizo saber a LA REPUBLICA. El comandante de la Flota fue informado en ese momento que para atender gastos se había producido un "traspaso de rubros". Sin embargo, la realidad fue que con ese dinero se pagó a Rentilan.
En esta operación aparecen vinculados directamente dos capitanes de navío, aunque no se descartan otras responsabilidades a nivel superior de la cúpula de la Armada.
En resumen: la Armada no puede justificar el gasto durante 2008 de unos $ 18 millones en vales de nafta, alrededor del 25,5% de todo el combustible utilizado por dicha arma. En su misión principal (la flota), la Armada gastó ese año $ 27.172.717, un 27,3% del presupuesto asignado a este rubro. El tema fue analizado al más alto nivel en la Armada, el 13 de mayo de 2009, en reunión de la Junta de Almirantes.
Para no afectar la "imagen" institucional se decide justificar el faltante de nafta, diciendo que se habían otorgado vales de combustible "en forma gratuita" a los oficiales. Estos hechos culminaron con el traslado del director de Material, quien pidió ser relevado.
El lunes pasado, LA REPUBLICA se hizo eco de esta denuncia, la cuarta que involucra a la Armada. A raíz de estos hechos, el viernes pasado, en el 4º piso del Comando de la Armada, el prefecto nacional naval contralmirante Hugo Viglietti di Mattia, se reunió con todos los capitanes de navío del cuerpo de Prefectura. Allí, según fuentes consultadas, Viglietti comunicó la prohibición del uso de vales de nafta para otros destinos que no sean el pago de combustible. Un oficial preguntó cómo se instrumentará a partir de ahora el pago de algunos alquileres de viviendas. En dicho encuentro, a su vez, un oficial preguntó por el uso de tickets de alimentación repartidos por el Mides ya que su repartición jamás había recibido ni uno solo.
El ministro de Defensa Luis Rosadilla quien comparece hoy ante el Parlamento aún no ha tomado cartas en el asunto. El secretario de Estado explicará hoy a senadores y diputados de las comisiones de Defensa las investigaciones realizadas hasta ahora sobre las compras irregulares en la Armada. La investigación administrativa sobre compras irregulares determinó que el secretario de Estado separase del cargo a dos capitanes de navío y a dos capitanes de fragata.
La jueza Graciela Gatti y la fiscal Mónica Ferrero, del juzgado de crimen organizado, investigan las irregularidades por más de medio millón de dólares y se aprestan a citar a declarar esta semana a más oficiales de la fuerza de mar y a funcionarios de responsabilidad política del Ministerio de Defensa Nacional de los últimos gobiernos.
A su vez, el Partido Colorado analiza promover la creación de una comisión preinvestigadora para estudiar lo ocurrido en la Armada y en el propio Ministerio. Esta decisión está en carpeta luego de que el ex ministro Yamandú Fau solicitó al Comité Ejecutivo Nacional del Partido Colorado que se investigue su gestión y la de los otros titulares de la cartera.
Una de las investigaciones en la Armada gira alrededor de supuestas compras ficticias de una grúa y un banco de pruebas para motores, realizadas en 2008. Otra investigación tiene que ver con el manejo irregular de fondos de la ONU por parte de las Fuerzas Armadas. Las pesquisas comenzaron en octubre de 2009.
Una tercera investigación se relaciona con una irregularidad ocurrida en el manejo de viáticos percibidos por un funcionario civil de la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica (Dinacia) que se trasladó al exterior. Esta persona ya fue separada de su cargo. Rosadilla informó que el Ministerio inició los trámites correspondientes ante el Poder Legislativo para su destitución como funcionario público.

la republica 1 dic 2007
http://www.larepublica.com.uy/politica/286942-el-contrato-con-coronel-por-reforma
El contrato con Coronel por reforma
El vicepresidente de la República, Rodolfo Nin Novoa, reconoció que contrató a una empresa propiedad de Eduardo Coronel --ex militar y empresario mencionado en las denuncias anónimas--, para que se encargara de la refacción de una vivienda en un campo cuya propiedad comparte con dos hermanos más, pero descartó que ello signifique "tráfico de influencias".
Nin Novoa exhibió el contrato con fecha 8 de febrero de 2007 por el que se establece que el precio total de la obra asciende a US$ 42.158 y se fija un pago para acopio de materiales de US$ 11.500. También se establece que el precio total no incluye aportes al Banco de Previsión Social y que el plazo de la obra es de seis meses. El contrato está firmado por Fernando Nin y Eduardo Coronel.

http://www.radio36.com.uy/mensaje/2007/12/m_061207.html

el cinco de diciembre el diario El Observador informaba que el empresario Eduardo Coronel al que se acusa de estar relacionado en negocios poco transparentes con los hermanos Nin también trabajo para el comandante Rosales. La Cárcel especial que está en el batallón 6 de Caballería y cuya construcción el Ejército concedió directamente al empresario Eduardo Coronel, señalado como parte de una presunta red de trafico de influencias en las contrataciones militares, se ha convertido en uno de los puntos más candentes de la denuncia que investiga la justicia. Un asunto que genera suspicacia es que los militares que estaban en la cúpula del Ejercito cuando se le concedió directamente la cárcel a Coronel terminaron luego contratando al constructor para tareas particulares. Quien era jefe del Ejército en ese momento, el teniente general retirado Carlos Díaz admitió que Coronel le refaccionó su apartamento.
Milton Ituarte que por entonces era el jefe del estado Mayor personal de Díaz y que actualmente es el Jefe del estado Mayor conjunto, segundo cargo en importancia dentro del Ejército, reconoció que Coronel le refaccionó un baño de una vivienda de su propiedad. Mientras que otras fuentes dicen que el trabajo que Coronel le hizo a Ituarte fue un poco mayor, el general del Ejército puso su cargo a disposición ante los rumores y denuncias que le mencionaban.
El tercer militar que ocupaba un cargo de relevancia en la sede del comando cuando se concedió directamente la cárcel a Coronel es el actual comandante en Jefe del Ejército, teniente general Jorge Rosales era el Jefe del estado Mayor, la repartición militar que tiene a su cargo las construcciones dentro del Ejército. La denuncia además da cuenta del papel que juega el empresario Eduardo Coronel, un militar retirado que tiene una empresa constructora que realizó diversos trabajos para el Ejército en forma directa, sin previo llamado a licitación.
Pero casualmente Coronel también realizó trabajos particulares al ex Comandante en Jefe del Ejército Carlos Díaz, al actual jefe del Estado Mayor General Milton Ituarte, le construyó un parrillero al actual Comandante del Ejército Jorge Rosales, le refaccionó la construcción de la estancia del vicepresidente Nin Novoa en Melo, y le construyó la vivienda ubicada en Domingo Arena, a los militares que fueron detenidos para evitar su traslado a Villa Devoto

requeridos por la justicia Argentina.
el pais 29.11.2007
http://ns.elpais.com.uy/07/11/29/ultmo_316653.asp
CERRO LARGO
Interna militar investiga denuncia anónima
El comandante en jefe del Ejército, Jorge Rosales, dijo a radio Carve que podría haber una intención de perjudicarlo al hacer referencia a la denuncia anónima que recibió el gobierno sobre la existencia de una organización dedicada al tráfico de influencia.
La denuncia, conocida hace una semana por el semanario Búsqueda, involucra al vicepresidente, a su hermano y secretario privado Gonzalo Nin Novoa, al vendedor de armas Igor Svetogorsky, al empresario y teniente retirado Eduardo Coronel, al general Milton Ituarte y al diputado del MPP, Carlos Gamou.
Rosales agregó que se está investigando en la interna militar y restó importancia al tema debido a que calificó a la denuncia como inexacta y que hay muchas mentiras. Por otro lado, ratificó que el Ejército va a devolver a Estados Unidos material militar prestado entre los años ´40 y 50.
Ayer, el vicepresidente Rodolfo Nin Novoa, durante la clausura de un seminario sobre financiación de los partido políticos que se realizó en el Palacio Legislativo dijo tener la frenta alta y "las manos limpias". Las familias Coronel y Nin Novoa tienen una relación de años e incluyo algunos negocios juntos. El País confirmó en fuentes legislativas que la esposa de Coronel, trabajó en la secretaría de Rodolfo Nin Novoa hasta 2005, cuando era senador del Frente Amplio. Se trata de una abogada funcionaria de la Ursec (Unidad Reguladora de Comunicaciones), organismo que está ahora presidido por León Lev, un dirigente de la Alianza Progresista, el sector que conduce Nin Novoa.
En tanto, la ex esposa de Gonzalo Nin Novoa, trabajó hasta hace poco en la empresa de Coronel.
Hace aproximadamente tres meses, la familia Coronel se asoció con Gonzalo Nin Novoa y otro de los hermanos del vicepresidente para la explotación de una estancia en el departamento de Cerro Largo. Según confirmó El País en fuentes oficiales y en medios locales, se trata de una sociedad para la explotación ganadera de un predio de unas 800 hectáreas en la 5° Sección de Cerro Largo, en el paraje "Sierras de Aceguá". La estancia cuenta con unas 600 cabezas de ganado vacuno.
La estancia no fue adquirida sino arrendada a una empresa llamada "Sucesores de Chiquinho Silvera", por la sociedad conformada por los Coronel y los Nin Novoa. En esta sociedad no figura Rodolfo Nin.
Las fuentes dijeron que Coronel, además de tener una empresa de construcción que ha trabajado para el Ejército, cuenta con una fábrica de explosivos en Durazno. Una cuadrilla de empleados de esta fábrica participó hace poco en unos arreglos que hizo Rodolfo Nin en su estancia La Lobuna en Cerro Largo.
En la denuncia anónima que llegó al Ministerio de Defensa, se lo menciona a Coronel como adjudicatario en forma irregular de obras de reforma y construcción de varias unidades militares, entre ellas la construcción de la cárcel de Paso de la Arena donde están alojados los militares retirados procesados por delitos contra los derechos humanos durante la dictadura, y reformas a la ex Escuela de Inteligencia del Ejército, un edificio ubicado en la esquina de Eduardo Víctor Haedo (ex Dante) y República.

 

Tomado de Corrupcion Uruguay

Foto El Polvorín (tomada de Diario La República)

Compartir este post

Comentar este post