Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - EDUCAR PARA EL MERCADO

11 Septiembre 2013 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

6820859542_f2a08098cc.jpg

 

Organismos como el Banco Mundial le hacen mucho daño a la humanidad. Sobran las pruebas. La más reciente la descubro hoy en un video que pueden buscar en internet bajo el título: “La hoja de vida se crea desde antes de nacer”.
La primera imagen del documental, es el perfil de una mujer embarazada que acaricia su vientre, mientras se escucha la voz de alguien asegurando que para que una persona encuentre un trabajo bien remunerado, hay que empezar desde la mismísima gestación intrauterina, y que luego serán cruciales los primeros mil días de su vida. Agrega que muchas empresas tienen problemas para encontrar mano de obra calificada en países de nuestro continente, donde tan pocos habitantes logran llegar a la Universidad y menos aún, diplomarse como Profesionales. En ese marco, el Banco Mundial recomienda a los gobiernos de la región que procuren dotar de más recursos a la salud y la educación.
LA “EMPLEABILIDAD” DE LA GENTE
Profundizando un poco más en la postura del Banco Mundial en torno a este tema, di con declaraciones de un tal Omar Arias, gerente sectorial de Desarrollo Humano del Banco Mundial para Perú, Bolivia, Chile, Ecuador y Venezuela, quien fue el principal panelista del seminario “Fortaleciendo las Habilidades y la Empleabilidad en el Perú”, realizado en ese país hace un par de meses. Dijo ciertas cosas que transcribo a continuación para que ustedes se asombren tanto como yo:
“La etapa del ser humano que va desde la concepción hasta los dos años de vida es importante para consolidar las bases necesarias para el desarrollo de las habilidades cognitivas (que son las capacidades verbales, de lectura, escritura, análisis, entre otros) y las socio-emocionales (autoestima, autocontrol, perseverancia, trabajo en equipo, entre otros), necesarias para lograr un mejor desarrollo personal y profesional de la persona. Estas habilidades incrementan las posibilidades de obtener mayores logros e ingresos en el mercado laboral.”
También afirmó: “El gobierno debe priorizar la inversión en la primera infancia para desarrollar las capacidades de estos futuros trabajadores. Las habilidades socio-emocionales son tan importantes como las habilidades cognitivas para conseguir un buen empleo.Lo que ocurra en el trato, cuidado, en la nutrición de los niños en los primeros mil días de su vida, determina mucho lo que le pasará en el resto de la vida. Es allí donde comienza el desarrollo del cerebro que lo llevará, posteriormente, a tener un adecuado aprendizaje en la escuela y mejorar sus competencias laborales. Los recursos económicos que se destinan para atender a la primera infancia no significan un gasto, sino una inversión que tiene una alta rentabilidad. La rentabilidad de invertir en la primera infancia está demostrada, el retorno de inversión en los programas nutricionales es de hasta 17 dólares por cada dólar invertido.”(el subrayado es mío)
EL CRIADERO DE EMPLEADOS DEL BANCO MUNDIAL
¡Qué triste que una institución financiera aconseje a los gobiernos invertir en salud y educación para proveer de mano de obra calificada a las empresas que los van a utilizar en el futuro! ¡Qué indigno para los que aún no han nacido, es verlos como meros “recursos humanos” necesarios para mantener en movimiento la maquinaria económica del mundo!
Nótese que para el Banco Mundial el desarrollo de habilidades cognitivas y socio-emocionales, no se plantea como derechos humanos fundamentales, ni se promueven para la satisfacción y autonomía del ser humano, sino para su utilización como buena mano de obra. El asunto es la “empleabilidad” del sujeto.
Nadie duda que un empleo bien remunerado le dará mejor calidad de vida al trabajador, pero eso parece ser una mera consecuencia y no es la preocupación central del discurso del señor Arias, enfocado totalmente en el interés empresarial.
CAPACITAR PARA UTILIZAR
El video mencionado al comienzo, subtitulado “Un buen currículum comienza antes de nacer”, dice que en nuestro continente la matrícula universitaria es de solo el 42%, mientras que en Europa es del 63% y en Estados Unidos del 91%. Afirma que se deberá articular mejor la relación entre Industrias, Universidades y Gobiernos pensando en las necesidades empresariales del futuro. Se dice también que durante los primeros mil días de vida se desarrolla el 80% del cerebro humano, por lo que hay que prestar atención a esa etapa crucial si se quiere mejorar la empleabilidad de la población.
Es chocante que se presente la necesidad de destinar más fondos a la educación por motivos de rentabilidad como si esa fuera una buena razón. Si cada dólar que se invierte en salud y educación reporta 17 dólares, es buen negocio el criadero de empleados, según el Banco Mundial.
El mensaje que nos envía esta poderosa institución financiera es muy claro: hay que preparar la mano de obra del futuro, porque si escasea el insumo humano, los negocios se verían dificultados.
¿Educar para promover la capacidad crítica de los seres humanos? Eso no está en los planes del Banco Mundial. ¿Darle más presupuesto a la cultura pensando en la realización personal y la autonomía intelectual de las futuras generaciones, potenciando la creatividad y el desarrollo de los talentos personales como fines en sí mismos? ¡Esas son cosas que no entran en la lógica del Banco Mundial! Todo se resume para el Banco a la utilización de los seres humanos como piezas de una máquina. Su preocupación es tener suficientes trabajadores calificados para satisfacer la demanda del mercado.
CUIDADO CON LA ROBÓTICA
Una institución tan previsora como el Banco Mundial, hará lo posible para que no se llegue a robotizar el 100% de las tareas laborales, porque para que funcione este gigantesco supermercado que es el mundo capitalista, siempre será necesario que exista una masa de consumidores ávidos de gastar el dinero que ganan comprando obsesivamente lo que ellos mismos producen, sometidos al doble rol de trabajadores que compitan por una plaza laboral en la que ser menos explotados, y al mismo tiempo como clientes insaciables que garantizan la demanda consumista.
Para eso se necesitan los seres humanos, según el Banco Mundial.
Aníbal Terán Castromán

Compartir este post

Comentar este post

Eugenia Bernal 09/14/2013 02:48


Muy buen aporte, gracias por compartirlo. Efectivamente, el BM, el FMI, La OCDE, recomiendan todo lo que al país "le conviene", el mundo es para ellos, es decir, desean que los niños no tengan un
pensamiento crítico, que no se rebelen, que no razonen, solo sirvan como mano de obra barata y sirvan a los intereses de los grandes empresarios, generalmente extranjeros. No les importa el
bienestar, la integridad y la felicidad de las personas ajenas a ellos.  Que mucha gente sepa sería una forma de contrarestar un futuro infeliz.


 

El polvorín 09/14/2013 14:20



Gracias por tu aporte.


Saludos