Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - EL CÍNICO SIGUE PROMETIENDO

17 Julio 2014 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

TABARE-VAZQUEZ-929Estuvimos en el Departamento de Paysandú, precisamente en Guichón, donde el pre candidato del Frente Amplio Tabaré Vázquez hizo varios anuncios, de los que ya nos tiene muy acostumbrados y los que conocemos cuál es la estrategia que maneja Vázquez permanentemente en sus campañas electorales e inclusive cuando fue Presidente de la República o Intendente de Montevideo.

Salió con esa frase que suena muy linda que “los grandes poderosos estancieros pagarán el impuesto a primaria”, claro que Tabaré Vázquez siempre intenta alejarse de los que más tienen dinero o patrimonio, queriéndose colocar del lado de los más necesitados, de la gente más humilde, de aquellas familias que claman a gritos por igualdad de oportunidades y por tener sencillamente un trabajo digno que les de un salario también digno y que les permita vivir con absoluta dignidad junto a su familia.

Ese es el lugar en que Vázquez siempre se ha querido colocar y vaya que lo ha conseguido, solo basta ir a alguno de sus actos y ver cómo la gente más pobre lo idolatra y lo aplaude como si fuera el pastor que les está ofreciendo el camino de la esperanza y el para de sufrir.

Vázquez volvió a reiterar aquella frase que hizo famosa en el año 2004 “que pague más el que tiene más y que pague menos el que tiene menos”.

Por supuesto que no se quedó solo allí y agregó… “vamos a hacer que los grandes terratenientes paguen el impuesto a primaria y que no nos vengan a decir que pagan con el IMEBA”. De esta manera Vázquez se fue metiendo en el bolsillo a la gente más humilde que era la que estaba allí, mucha gente de campo, peones rurales, amas de casa, trabajadores jornaleros que veían que aquel anciano les estaba prometiendo nuevamente, igual que lo hace hace 30 años, la igualdad social. Porque todo esto, que son solo frases que ya ha dicho en reiteradas oportunidades y en otras campañas electorales luego no las cumplió, ni siquiera se puso las pilas para ponerla en práctica, pero lo más irritante es cuando se refirió al estado de las carreteras y dijo… “hemos visto algunas carreteras hechas recientes que tienen enormes surcos y que no fueron hechos por el mago Merlín, los hicieron los camiones cargados, detrás de esos camiones hay trabajo, por suerte, pero esas carreteras y caminos se rompieron. Cuando nuestro segundo Gobierno del Frente Amplio quiere poner una mínima tasa para mejorarlas, ponen el grito en el cielo y salen a decir que es inconstitucional y pretenden que seamos todos los uruguayos los que paguemos”, terminó diciendo.

Sin lugar a dudas que Vázquez sabe bien lo que dice, conoce que la realidad es muy otra y que los uruguayos todos pagamos un impuesto silencioso y que no nos llega la factura a casa, o nuestro contador no tiene que hacer una liquidación anual que se llama peaje. Se olvida el Dr. Tabaré Vázquez que han terciarizado nada más ni nada menos que el cobro del peaje a cambio que multinacionales poderosísimas que solo llegan a nuestro país para ganar dinero, sin importarles en lo más mínimo lo que es el Uruguay, ni lo que somos los uruguayos, ni nuestros problemas sociales, solo les interesa saber cuánto van a recaudar y cuánta será su ganancia de acuerdo a la inversión que hacen.

Esos peajes son los que hacen las carreteras y son los que tendrían que hacerlas de otra manera, mucho más fuertes, como se hace en Europa o Estados Unidos, donde millones de camiones, aún más pesados que los que cargan la madera transitan permanentemente, aún superando ampliamente la cantidad que pasan en nuestras carreteras y las mismas tienen una garantía, ya que si se rompen es el mismo concesionario que las vuelve a realizar, por lo que de esa manera se aseguran que cuando las construyen la hacen con los materiales necesarios como para asegurarse que no pase un camión y deje allí una zanja.

Vázquez habla nuevamente de que pague más el que tiene más, pero sin embargo el Dr. Tabaré Vázquez nunca contestó lo que en El Bocón hemos publicado con toda la documentación arriba de la mesa y vista por nuestros lectores, donde pocos días antes de dejar su cargo Presidencial anuló y exoneró el pago de una multa que el Estado y la Justicia habían instruido durante años a sus amigos más cercanos, como son los laboratorios, esas multinacionales que debían pagar una multa impuesta y después de todas las apelaciones fue fija en casi US$ 1 millón de dólares, por jugar comercialmente en forma mafiosa contra otra empresa que le salió al paso y Tabaré Vázquez no tuvo el mínimo pudor de decretar la anulación de esa multa que llevaba la firma de su Ministro de Economía, el Contador Danilo Astori.

Y este es el señor que hoy nos vuelve a mentir igual que lo viene haciendo hace 30 años, porque las pruebas están a la vista, este señor nos mintió a todos, pero en especial la mentira más grande, la que más ha dolido y no precisamente a quien escribe ésta crónica y éste análisis, sino a los verdaderos uruguayos que llevan la ideología de la izquierda en sus corazones y en sus almas. Porque todo aquello que el Frente Amplio ideó, trabajó y propuso en su momento para que el Uruguay sea un país igualitario, donde nuestros jóvenes tengan todos las mismas oportunidades, que precisamente el que más tenga más pague y el que menos tenga menos pague, así como el que no tiene nada no pague nada, el Dr. Tabaré Vázquez fue el que cambió absolutamente todas esas maravillosas ideas propuestas en la década del 80 por el Frente Amplio y que nos llevó a miles y miles de uruguayos no solo a militar, sino a votar felices, contentos y esperanzados por esos cambios tan necesarios que todos pedíamos a gritos.

Porque los partidos tradicionales, especialmente el Partido Colorado y el Partido Nacional nos mataron a todos los uruguayos las ilusiones y las esperanzas, haciendo de nuestro país simplemente un sistema político mafioso, despilfarrador y acomodados, que crearon gente como Julio María Sanguinetti o Luis Lacalle de Herrera, que fundieron el país y por lo tanto el Frente Amplio era la gran esperanza de millones de uruguayos, que después s vieron absolutamente desilusionados, porque Tabaré Vázquez hizo todo lo contrario, hasta nos refregó en la cara el asado y abrazo en la estancia Presidencial con el Presidente de Estados Unidos.

Ése es el Dr. Tabaré Vázquez, la gran mentira, el cínico más grande que hay en nuestro país y que tiene aún posibilidades de volver a ser Presidente.

Quiero que nuestros lectores sepan que esto no es una arenga a favor de Larrañaga, o Pedro Bordaberry, de ninguna manera, creemos que tampoco ellos son representativos de todos los uruguayos y todos en conjunto representan al sistema político uruguayo, tan nefasto que ha arruinado la vida de cientos de miles de familias uruguayas.

EL BOCON

Compartir este post

Comentar este post