Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: EL CONFLICTO EN LA BANCA OFICIAL, EL PREÁMBULO DE UNA RUPTURA.

31 Marzo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

Los Caminos de los Quijotes”

 

EL CONFLICTO EN LA BANCA OFICIAL, EL PREÁMBULO DE UNA RUPTURA.

 

Brou.Tata--3-.JPGDesde la firma del Convenio Colectivo de diciembre de 2007 reiteradamente el mismo ha sido violado. Es probable que la debilidad o la conciliación de la mayoría sindical hayan incidido directamente en la impunidad ante tal hecho. Para la otra parte, el hecho de que el Consejo de Banca Oficial haya decidido en aquella oportunidad (hecho que se repitió durante este conflicto) firmar un acuerdo contrario a lo resuelto por una Asamblea con más de 2.000 trabajadores fue, sin duda, una victoria. Pero además, posicionó a la mayoría sindical como un aliado del Gobierno (situación que vislumbrábamos y anunciábamos los agoreros de la mala fortuna). Ello permitió al gobierno y a sus representantes en los Directorios de los Bancos Oficiales, cuyos cuatro Presidentes eran y son afiliados al Sindicato bancario, jugar aún más fuerte. Es así que no conformes con la violación del acuerdo alcanzado con los trabajadores en 2007 incursionaron en violación a leyes y a Estatutos.

 

El inicio del conflicto en el mes de setiembre 2010 obedeció a algunas de esas violaciones. La coyuntura y algunas particularidades en el perjuicio ocasionado por las mismas hizo que una vez más, tal como había sucedido en el 2007, la Agrupación 810 319 7987 consiguiera movilizar al colectivo al votar favorablemente el Espacio 17 la activación de la cláusula de prevención de conflicto llegándose así a la mayoría en el Consejo de Banca Oficial.

 

Los directorios de los Bancos estaban y están violando la Ley 18.125 (creación de la A.N.V., pasaje de funcionarios del B.H.U. a la misma, condiciones laborales de esos funcionarios, reconocimiento de la calidad de bancarios oficiales para esos 600 compañeros que pasaron a la Agencia, obligación del B.H.U. en caso de necesitar personal de tomar a aquellos funcionarios del B.H.U. que pasaron a la Agencia por no ser necesitados en el B.H.U., etc.). Téngase en cuenta que hace poco tiempo se realizó un concurso para el B.H.U. donde, entre otras cosas, se exigía como requisito ser estudiante de química pero no así de arquitectura. También existe violación de la ley 18.508 de negociación colectiva, violación de varios artículos del Convenio Colectivo vigente y violación del Estatuto del Funcionario del B.R.O.U. Decreto ley 14/99 (Artículo 19 y 31 que reglamentan cómo debe proceder el Banco ante funcionarios que realizan tareas por encima de su categoría, y del salario correspondiente a esa categoría, obviamente). La recategorización de Agencias y Sucursales promovida en el B.R.O.U. la que se implementó sin la participación del Sindicato, hoy, mejor dicho, con la anuencia del sindicato, necesariamente impacta en las condiciones de trabajo, en el negocio del banco y mucho más grave aún, fue utilizada como excusa para acomodar gente en determinados cargos, política que, mediante concursos carentes de toda transparencia, sin garantías de tipo alguno, ha llevado y continúa llevando adelante el B.R.O.U. pese a incontables denuncias y resoluciones sindicales que solicitan la revisión de los mismos por parte de la Oficina Nacional del Servicio Civil.

 

Así es. En pleno proceso donde el empleado público se ha convertido en el enemigo número 1 y dentro de ellos los bancarios primero, el acomodo sistemático de quienes son afines a las nuevas políticas del B.R.O.U. tiene su contracara en el defenestramiento de aquellos que, cumpliendo con las normativas vigentes pretenden realizar su trabajo a conciencia y sin la necesidad de hacer favores a nadie. Esto se consiguió a través de un proceso de reestructura que arrancó a mediados de la década del 90 y que aún no ha terminado. En el camino, desregularización, precarización, favoritismos, acomodos, violaciones a reglamentos, discrecionalidad, y un sin fin de etcéteras. Todo ello bancado por una mayoría sindical cómplice que ha sacado sus tajadas de tal discrecionalidad.

 

Volviendo al conflicto diremos que después de dos asambleas multitudinarias con más de mil trabajadores cada una, nuevamente la historia se repitió. Los primero aliados de la Agrupación 810 319 7987 se aliaron con Articulación (Agrupación 98, con mayoría en el Consejo Central) y resolvieron firmar un acta que permite la reglamentación sindical. Los Directorios, representando al Gobierno que resultó ser aún más represor e impune que los anteriores (por el propio apoyo que recibe de grandes sectores sindicales), consiguieron esto a través de resoluciones intimidatorias e inconstitucionales donde se sanciona a quienes realicen medidas que los Directorios consideren distorsivas con un descuento proporcional a los efectos que dichas medidas tengan. Siempre, por supuesto, de acuerdo con lo que los Directorios consideren.

 

Con posterioridad, y ya triunfantes, aliados, cómplices, el Gobierno da un paso más y, a cambio del 1,93% que no se pagó a los bancarios oficiales (cuando ya estaba acordado que los bancarios aumentan con la Mesa de Entes y a estos últimos correspondió un 6,93 en tanto los bancarios percibimos un 5%) se firma una nueva acta de acuerdo, otra vez con el Espacio 17 y la Agrupación 98 donde quedan establecidas las exigencias del Ejecutivo y la aceptación a discutir las mismas por parte del sindicato.

 

En el medio de este proceso, Presidente y Secretario General de Aebu (ambos de la línea de Articulación) eran censurados en una Asamblea de Banca Oficial por sus declaraciones en los medios, contrarias al conflicto llevado adelante por el Consejo de Banca Oficial. Como vendetta, un integrante de la Agrupación 810 319 7987 fue expulsado del sindicato y se continúa sin dar utilidad a un fondo de huelga creado por Asamblea que permitía realizar paros en sectores estratégicos. De hecho, la firma del primer acuerdo con el gobierno, al comprometerse la dirección a no hacer medidas con estas características, ya era contraria a la creación del mismo.

 

Sin Asamblea, por supuesto, y en plena campaña electoral, parece que el 1,93 y la amenaza de descuentos represivos fueron suficientes para la mayoría sindical de Aebu para olvidarse que es al colectivo a quien nos debemos y que la independencia política y de clase es un deber de aquellos que somos elegidos para representar a los trabajadores.

 

La unidad con los trabajadores o la unidad con el Gobierno parece ser hoy la cuestión. Y parece claro también quienes están de un lado y quiénes del otro.

 

Invitada especial, para esta cobertura de Lorena Lavecchia integrante de 810 AEBU.

 

Intransigencia Socialista de la Asamblea Popular.


 

1.jpg

 Asamblea_Popular_svg.png

 

 

 

 

Contactos:

elyisco7@gmail.com

www.intransigencia.org.uy

 

 

 

Tomado de Diario La Juventud

imagen1

www.diariolajuventud.com.uy


 

Anteriores notas:

Uruguay: “Violencia contra la Mujer”

Uruguay: Fin de un proceso, comienza otro, del compromiso y militancia.

Uruguay: Ideología y Propiedad Privada

Uruguay: “Hablan del Pasado en el Presente de la común Hipocresía”

Uruguay: INDEPENDENCIA DE CLASE 

Uruguay: AUTÉNTICOS SOCIALISTAS CRITICAN EN LO QUE CAYÓ EL VIEJO PARTIDO DE FRUGONI

Uruguay: El enfoque de Clase

Uruguay: “La Supervivencia social”

Uruguay: El factor de la crisis mundial.

Uruguay: “Hace la tuya y embrómate”

Uruguay: Cáscara Hueca

Uruguay: Lo reaccionario es proveniente del mismo género de la especie fascista.

Uruguay: Socialistas escindidos del PSU solicitan ingreso a Asamblea Popular.

Compartir este post

Comentar este post