Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: ”El Ejército cerrará cuarteles y plantea reducir misiones

5 Enero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Esto aparece en Últimas Noticias, y algo parecido en Caras y Caretas. Creo que hay que ulitizarlo.
Subrayo lo más importante para nosotros. Recomiendo leerlo con atención
 
 Fernando
 
jorge rosales: “el pensamiento de algunos
retirados no representa a las ff.aa.
  
REPORTAJE AL Gral. Jorge Rosales, Comandante en jefe del Ejército Nacional
 
“No tenemos forma de reducir personal sin cerrar unidades”
El comandante en jefe del Ejército, Jorge Rosales, dijo en entrevista con Ultimas Noticias que las declaraciones que realizan los oficiales retirados en nombre de los clubes militares no representan su opinión ni la del Ejército. Además, el general admitió que el Presupuesto quinquenal dejó una sensación de frustración en la interna de la fuerza y adelantó que la reducción de personal prevista con el pasaje de militares a la Policía implicará el cierre de cuarteles.

 

Por Valeria Gil




Preocupado. El comandante transmitió a Rosadilla su inquietud.

-Usted fue objeto de críticas por parte de retirados debido a la postura que asumió frente a la aprobación del Presupuesto y por su actitud ante el procesamiento de militares por crímenes cometidos durante la dictadura. ¿Eso generó una división entre militares en actividad y retirados?

-Siempre alguna consecuencia tiene. Sin duda el oficial en actividad está envuelto en una dinámica diaria de participación en clubes y unidades simbólicas de cada arma. Esos ámbitos de camaradería alimentan la moral y benefician el nivel profesional de los oficiales. Pero digamos que con la gran masa de retirados las cosas son muy parciales, porque de pronto una manifestación pública de un retirado aparentemente está representando a un volumen de retirados que nunca conocemos qué dimensiones tiene, salvo cuando el que habla es alguna autoridad de los centros o instituciones sociales.

Hubo declaraciones públicas del general Manuel Fernández (ex presidente del Centro Militar) y yo quiero dejar bien claro que nunca una expresión de algunos de los presidentes de estas instituciones representa la visión del comandante en jefe o puede hablar por el resto de la fuerza. Estos clubes tienen un estatuto, una autonomía funcional y tienen derecho a formular las opiniones de las comisiones directivas o de sus asociados, que es lo más deseable, pero esto no quiere decir que lo que digan manifieste la opinión del comandante o la del Ejército. Esto lo digo porque hay una asociación histórica que ha tenido publicidad en la prensa y quiero ser enfático que de ninguna manera me expreso a través de los clubes sociales. Quiero hacer la distinción porque sé que en el imaginario popular, si hay alguna expresión en el Centro Militar, se tiende a pensar que es el pensamiento de los militares. No lo es ni el del Ejército, ni el de la Armada, ni el de la Fuerza Aérea, con los clubes podemos tener coincidencias, obviamente, y tenemos seguramente muchas disidencias. El Ejército tiene su área de Comunicación Social y yo tengo todos los medios para comunicarme con la prensa y de forma interna. Aunque entiendo que un retirado está libre de sus obligaciones desde el punto de vista militar y tiene derecho a expresarse.

A mí sí me preocupa mucho la unión de la familia militar y busco por todas las formas de congeniar en todos los aspectos, pero a veces los cambios y la dinámica en general para adecuar al Ejército a los nuevos tiempos no es entendida o compartida.

Quienes tenemos la responsabilidad de conducción somos humanos y decidir significa renunciar. Por eso aplico una máxima: "el mando no es simpático". Es tremendamente difícil satisfacer a todo el mundo y como comandante me cuestiono si hago lo mejor y lo oportuno. Quisiera mantener esta tranquilidad espiritual que me permite poner la cabeza en la almohada y dormir.

-Los familiares de desaparecidos durante la dictadura solicitaron al ministro Luis Rosadilla que los militares proporcionen más datos para facilitar las investigaciones. ¿Usted tiene a disposición algún tipo de información o archivo que no sea conocido?

-No poseo ninguna información más de la que ya brindamos en una comisión de investigación años atrás. Este comandante asegura que no existe ninguna información que se oculte desde el punto de vista institucional, no puedo hablar desde el punto de vista personal.

Sobre el inicio de las excavaciones el presidente José Mujica me dijo que aún no está determinada y que aún faltan algunos de los elementos para la decisión final. Para mí en términos oficiales no está asegurada, ya que fue lo que me comunicó en una conversación personal que mantuvimos.

-¿El Ejército tiene en su poder algún archivo de inteligencia de la época?

Todos los archivos históricos o que tuvieran algún tipo de relación con esa etapa se encuentran en dependencias del Estado. A eso no tengo nada que agregar.

-¿El Presupuesto Quinquenal asignado al Ejército asegura el cumplimiento de las necesidades básicas y prioritarias de la fuerza?

El Presupuesto tiene los rubros específicos para salarios y no incluyó rubros para funcionamiento de inversión, lo que me preocupa mucho. Tenemos la misma masa de dinero para funcionar que la que teníamos con el presupuesto anterior. En cuanto a las retribuciones salariales, se establece un aumento escalonado para personal subalterno hasta el grado de alférez de $ 2.000 en el quinquenio. Creo que esto es preocupante, porque los aumentos son a valores constantes. Pero obviamente los ajustes son legales, aunque nosotros teníamos una expectativa mucho mayor con respecto al Presupuesto, un poco por el discurso del presidente y otro poco por algunas conversaciones que habíamos tenido. Lamentablemente por diversos motivos no se nos consideró.

-¿El no haberlos considerado desde el punto de vista salarial generó malestar dentro de la fuerza?

.Obviamente esto trajo aparejado un poco de frustración, expectativas que no fueron cubiertas, planes que habíamos presentado en ese momento que habíamos sido alentados a seguir adelante y no fueron atendidos. Es como le pasa a cualquiera, cuando una expectativa se ve frustrada, no cae muy bien. Pero como nosotros somos una organización piramidal sujeta a autoridad tenemos muy claro a nivel de los efectivos que aquellos que sienten una disconformidad con el sistema tienen la opción de pedir el pase a retiro.

-Los pases a retiro que le fueron solicitados, ¿se deben a cuestiones estrictamente salariales?

-Creo que la enorme mayoría de los oficiales que solicitaron el pase a retiro lo hicieron porque consideran que su situación deficitaria se va a seguir manteniendo durante el quinquenio. Hay una disparidad enorme a nivel del Estado en las remuneraciones y esto yo lo he hablado con las autoridades de gobierno, eso también influye a la hora de solicitar el pase a retiro.

-¿Cómo afecta al Ejército la reducción de efectivos que planteó el gobierno?

-Se ha establecido a nivel de las tres fuerzas que durante este año tenemos que hacer una reducción de 2.500 efectivos. El Ejército está participando con 2.000 en Misiones de Paz, eso implica que otros 2.000 se deben preparar tres meses antes para poder cumplir con la misión y además se está hablando de un aumento significativo de nuestra participación del control de los establecimientos carcelarios. Es muy complejo compatibilizar la disminución de efectivos y lidiar con una realidad económica poco atractiva para el personal.

-La reducción de personal, ¿implicará cierre de unidades y cuarteles?

-Para dar cumplimiento a la medida vamos a tener que cerrar unidades y a otras tendremos que fusionarlas. No tenemos forma de poder reducir personal sin cerrar unidades. Vamos a mantener las unidades en el interior, porque son una fuente laboral y allí el Ejército es una autoridad departamental. El cierre se hará en la zona metropolitana y es muy probable que tengamos que hacer el cierre de algún cuartel.

“Todos somos uruguayos

-En su opinión, ¿cuál es la imagen que tiene la población del Ejército?

-Creo que tenemos que tratar de lograr que nuestra institución tenga otra ubicación social. Como mínimo que se entienda y conozca lo que hacemos. Hay gente que no conoce, pero sí detracta. Me propuse cambiar eso y es un desafío enorme.

-¿Considera que se ha menospreciado el trabajo del Ejército?

-No sé si se ha menospreciado, pero no hay una consideración acorde al esfuerzo realizado. Se está siempre potenciando aquellos aspectos que vienen o bien de la historia reciente en la cual la institución tuvo que participar, o detractando por algún otro motivo. Quizás haya que abrirnos más y ese es un desafío que tengo, mostrarnos más a la sociedad porque todos somos uruguayos.

-¿Usted considera que la sociedad trata injustamente al Ejército?

-Son percepciones, no tengo una medición, no tengo una encuesta seria que me permita afirmar eso. Lo que digo es lo que recojo de mi gente y de la prensa, en eso me baso.

Misiones de paz: Ejército plantea reducir efectivos

El Ejército planteó al gobierno reducir el número de efectivos desplegados en misiones de paz debido a la falta de recursos financieros para la renovación de materiales y armamentos.

- ¿Las bajas de efectivos y las remuneraciones afectan la participación del Ejército en las Misiones de Paz?

-Tengo una preocupación muy grande por los efectivos especializados, es decir, los conductores y mecánicos. Hoy en día a este personal ya no le resulta atractivo el viático de 800 dólares mensuales que paga Naciones Unidas. Esa gente trabaja todo el día y cualquier mecánico acá puede ganar eso. Para el próximo despliegue en el Congo, hay una serie de especialidades que al día de hoy no las tengo cubiertas; entre ellas están los cuatro médicos que se exigen por batallón.

-¿Cuáles son los materiales más obsoletos usados en misiones de paz?

-La flota, prácticamente toda.
En las misiones no hay un taller a mano y el stock de repuestos está agotado. Hay roturas que no se pueden solucionar, hay material que va quedando fuera de servicio y lo que queda obsoleto es muy difícil de traer por el alto costo. Las misiones de paz nos posicionan muy bien como país, creo que tenemos misiones para mucho rato, pero es un tema muy complejo.

-¿El desgaste de material y la falta de personal especializado ponen en riesgo el cumplimiento de las misiones?

-No hablo de riesgo, sí lo estamos mirando muy de cerca al tema
. He hecho algunas alertas al ministro Luis Rosadilla y estamos muy preocupados que en la Rendición de Cuentas no se tuvieran en cuenta algunos aspectos y esto no es una crítica al Poder Ejecutivo.

-Para cumplir con los requisitos de ONU el 70% del material desplegado debe estar en buenas condiciones. ¿Cuál es la realidad del Ejército?

-Tenemos entre el 80% y 90% de cumplimiento del acuerdo con ONU, pero hay áreas como la generación de energía que estuvimos con menos del 70%, por lo que debimos comprar rápidamente el material para reponer. Hay una cantidad de incidencias externas, como reducción de personal y salarios bajos, que inciden de forma directa en el cumplimiento de la Misión.

En Haití hay una situación de alto estrés por el avance del cólera. Vamos a ver cómo podemos reducir el personal y centralizar lo que tenemos, hay que hablar con las autoridades de Naciones Unidas para mantener los niveles de eficacia pero con menor cantidad de personal.

-Entonces ¿se va a reducir el personal del Ejército desplegado en misiones de paz?

-Hoy tenemos en Haití dos batallones; uno de los batallones que tenemos hoy lo manteníamos junto con la Armada y ese trabajo lo estamos haciendo nosotros solos con un batallón reforzado. Lo que estamos pidiendo es que Naciones Unidas le otorgue ese batallón a otro país o que se disminuya las funciones que tenemos que cumplir y en lugar de dos batallones, se unifique el trabajo en un batallón reforzado. Eso implica la reducción de oficiales, efectivos y materiales.

-¿Usted ya le hizo este planteo al ministro Luis Rosadilla?

-Se lo he planteado en conversaciones informales porque no poseo toda la información, aún no están montados los planes de acción claros y concretos. En diciembre son las elecciones en el Congo y sabemos que hay que tener una serie de previsiones. Estamos estudiando el tema para ver si en lugar de dos despliegues de seis meses, no podríamos hacer un despliegue de un tiempo mayor hasta pasadas las elecciones.

-¿Esta reducción de personal no cambiaría la imagen de Uruguay a nivel internacional?

-La idea es que no cambie, no es una cosa que se puede hacer de un día para el otro y tenemos que hablar con la ONU. Son modificaciones extendidas y de difícil negociación.

Renovación de armamento con ayuda de ONU
-¿En qué condiciones se encuentra el armamento que posee el Ejército?


-La renovación de la totalidad del material bélico ha sido financiada por las misiones de paz y el Estado no puso un peso en la compra de armamento. Esto habla de un muy buen trabajo de la gente que se encarga de la administración y de mis asesores. En cuanto a la renovación de los fusiles, de los cuales hemos sido blanco de críticas, estamos muy tranquilos y satisfechos por la compra, ya que nos ha permitido contar con una reserva de 7.000 fusiles en condiciones de uso. También compramos camiones y mecanizados en Canadá a precios muy favorables. Este año se pondrán en funcionamiento en las Misiones de Paz más de 100 vehículos de la década del '80.

-¿En qué condiciones se encuentran los materiales desplegados en Misiones de Paz?


-Estamos sufriendo el desgaste de cinco años de uso en condiciones extremas. En el Congo las condiciones de uso son muy severas, de alta temperatura y de alta movilidad; se puede decir que hemos recorrido literalmente todo el territorio y eso desgasta el material. Estamos con problemas grandes con los generadores de energía, vehículos mecanizados y ligeros. En Haití los problemas son mucho mayores, hemos tenido que participar en ayuda humanitaria más de lo que el convenio nos obligaba, ya que solo refería a seguridad. Eso nos ha llevado a un desgaste no programado.

 

Separador

ARMADA: EL FRAUDE CON FONDOS ONU SUPERA LOS U$S 10:

EL GASTO EN LUBRICANTES DISPARÓ INVESTIGACIONES

 

 

Las partidas presupuestales del año 2009, 2010 y parte de 2011 fueron comprometidas por los altos mandos de la Armada Nacional que participaron en las maniobras conocidas como Fondos ONU, informaron fuentes judiciales a Ultimas Noticias. El monto supera los U$S10 millones.

Las maniobras irregulares constatadas en el manejo de fondos depositados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en cuentas bancarias del exterior, para costear la participación de militares uruguayos en misiones de paz, tienen un monto superior a U$S 10 millones y comprometen a altos mandos de la Armada Nacional, según dijeron fuentes del caso a Ultimas Noticias. De este modo, el presupuesto de la Armada Nacional destinado para el año 2009, 2010 y parte de 2011 fue comprometido por los ejecutantes de la maniobra, mucho antes de que el dinero fuera recibido por el organismo, explicaron las fuentes.

Según las fuentes, el tema salió a luz cuando la ONU debía dar a la Armada una partida de U$S 200.000 para financiar lubricantes. Al no poder derivar el dinero en fecha, la ONU solicitó a la Armada que lo haga de su parte con el compromiso de reintegrarlo de forma inmediata. Cuando la Armada presentó ante el Ministerio de Defensa Nacional (MDN) el gasto por los lubricantes, surgió que la fuerza mantenía deudas por el año 2009, relataron las fuentes. De la investigación de estas deudas surgió que incluso el dinero comprometido en estas maniobras representaba el gasto presupuestal de la Armada previsto para el año 2010 y parte de 2011.

El manejo irregular de los Fondos ONU fue confirmado por un informe de la Dirección Financiera Contable del MDN que cuestionaba las deudas proyectadas por la Armada Nacional, para el período 2009-2011. Por esto el ministerio decidió impulsar una investigación administrativa. La investigación administrativa constató, en ese momento, contrataciones para la compra de materiales sin llamado a precios ni licitaciones, así como la ausencia de comprobantes y facturas de gasto por más de U$S 1.500.000. La cifra al día de hoy es superior a U$S 10 millones. "Lo único que había era un papel que decía que la Armada mantenía una deuda con una empresa, pero no era nada formal ni presentado ante el ministerio", dijeron las fuentes.

Los recursos provenientes de las misiones de paz debían ser utilizados para financiar las tropas uruguayas desplegadas en el exterior. Sin embargo, el dinero fue derivado a otras cuentas, y su destino final continúa siendo investigado. Por su parte, en el caso que investiga las "compras fantasmas" de una grúa hidráulica y un banco de pruebas para motores por la suma de U$S 600.000, el expediente pasó a vista de la fiscal Mónica Ferrero. En este expediente también son estudiadas otras 16 presuntas adquisiciones. Una de las hipótesis manejadas es que las compras que fueron declaradas nunca existieron. La fiscal podrá dictar nuevos procesamientos o pedir más informes.

Por el caso ya fueron procesados el ex comandante en jefe de la Armada, Juan Fernández Maggio, el capitán de fragata Pablo Da Costa, el capitán de navío Gerardo Feble y el ex responsable de Presupuesto Naval, Danilo Damonte, a quien luego de un acuerdo con la fiscal Ferrero, en el cual acordó colaborar con el Ministerio Público en la investigación, se le estableció prisión domiciliaria.

Fuentes: COMCOSUR AL DÍA / (Últimas Noticias)

 

 

 

Y EN LA FUERZA AÉREA Y EL EJÉRCITO TAMBIÉN

TCR detectó descontrol con vales de combustible en las tres armas
Auditoría ordenada por Rosadilla. Fue realizada entre enero de 2008 y agosto de 2010

El Tribunal de Cuentas de la República (TCR) culminó la auditoría en las Fuerzas Armadas y detectó que ninguna de las tres armas cuenta con procedimientos para el control de los vales de combustible. Tampoco existen adecuadas rendiciones de cuentas, no hay registros de movimientos y existencias y, además, "no se controla que su uso corresponda únicamente a las necesidades del servicio".

La auditoría solicitada por el ministro de Defensa, Luis Rosadilla, que se inició a partir de irregularidades constatadas en la Armada Nacional que determinaron que varios oficiales resultaran procesados, también verificó que las reparticiones investigadas no disponen de un sistema de contabilidad patrimonial, no existe auditoría interna, no se cumple con el principio de separación de funciones en las compras y contrataciones y tienen carencias en sus servicios informáticos.

El informe comienza señalando que vistos los acontecimientos de pública notoriedad referentes a irregularidades constatadas en unidades ejecutoras del Ministerio de Defensa Nacional, por Resolución de 1º de setiembre de 2010 el Tribunal de Cuentas acordó efectuar una auditoría en dicho Ministerio, con especial énfasis en la evaluación del control interno.

Entre los procedimientos aplicados figuran entrevistas, cuestionarios de control interno, revisión de procedimientos en diferentes áreas, arqueos de fondos y valores, revisión de expedientes y documentación de adquisiciones y contrataciones, análisis de registros en el Sistema Integrado de Información Financiera (SIIF), control de rendiciones de cuentas, análisis de estados de cuenta bancarios, verificación de inventarios de bienes, evaluación del sistema de información y verificación del cumplimiento de disposiciones legales.

En un documento de 108 carillas, el TCR concluye que el Ejército Nacional, la Fuerza Aérea y la Armada Nacional "no disponen de procedimientos que posibiliten una correcta administración de los vales de combustible; para su entrega no se utilizan comprobantes prenumerados y las rendiciones de cuentas no son adecuadas".

Agrega que "la selección de proveedores que suministran combustibles a granel, cancelados con vales de combustibles, no se ajusta a procedimientos adecuados. Los sectores contables no mantienen registros de sus movimientos y existencias, y no se controla que su uso corresponda únicamente a las necesidades del servicio".

Distintas carencias

La tareas de auditoría, que para todos los casos comprende el período enero 2009 a agosto 2010, se realizaron en los sectores Compras, Fondos y Valores e Inventarios de la Unidad Ejecutora 004, Comando General del Ejército; Unidad Ejecutora 018, Comando General de la Armada; y Unidad Ejecutora 023, Comando General de la Fuerza Aérea.Algunas de las conclusiones son idénticas para todos los sectores auditados en las tres armas.

Tal es el caso de la conclusión 1, donde se señala: "El Ministerio de Defensa Nacional no dispone de un sistema de contabilidad patrimonial, instrumento que posibilita un mejor control de sus activos y obligaciones". También se concluye para las tres armas que "no cuentan con una Auditoría Interna, con funciones de asesoramiento al personal jerárquico en relación al diseño e implementación de procedimientos que faciliten el cumplimiento de los objetivos de la fuerza".
En el Servicio de Tecnología de la Información (TI) del Ejército y de la Armada, se sostiene para ambos casos que su gestión "carece de efectividad" en los controles internos, siendo que los mismos "resultan esenciales para la protección de infraestructura, programas y datos, así como para establecer confianza en los controles de aplicaciones específicas".

En relación al Ejército se señala que la estructura organizativa de la institución "no cumple con el principio de separación de funciones", por lo tanto, "la responsabilidad de cumplimiento de los procedimientos de compras y contrataciones, y la custodia de inventarios de bienes en general y del activo fijo en particular, no son independientes". Asimismo, se concluye que en el Ejército "el control del trámite correspondiente a las compras que deban realizarse necesariamente en el exterior no es adecuado y las rendiciones que se presentan no siempre cuentan con documentación respaldante suficiente".

Otras irregularidades

En la Armada se detectó que "en términos generales, el personal administrativo es insuficiente y no está adecuadamente calificado ni capacitado". Además, "el número de funcionarios bajo supervisión de cada jefe no se encuentra racionalmente distribuido".

También en la Armada, "no se aplica en todas las áreas control cruzado de la información originada en distintas fuentes; no se controlan por los supervisores las operaciones extraordinarias y no se informa de la recepción de los bienes adquiridos por escrito en formularios prenumerados con copia para Compras, Contaduría y el sector solicitante". "Los registros relacionados con las compras en el exterior y los saldos de los registros de proveedores, no posibilitan una supervisión efectiva y no se realizan controles de recepción por parte de personal ajeno a la Unidad solicitante".

Otra parte del informe señala que "en el Serap (NdeR: Servicio de Aprovisionamiento de la Armada) no se realizan inventarios ni registro de los bienes de uso y en el Dique la información proporcionada por los sistemas de registración no coincide con el recuento físico". Agrega que "en general no se han establecido mecanismos de acceso restringido para el manejo de inventarios y las bajas por deterioro u obsolescencia no son debidamente autorizadas por autoridad competente" (ver nota aparte).

En la Fuerza Aérea, "el servicio de Comunicaciones e Informática (SCEI) no tiene injerencia en las redes autónomas ni en el equipamiento aislado en los que residen la mayor parte de los sistemas en producción de la Fuerza. La deficiencia señalada imposibilita en los hechos la implementación homogénea y efectiva de objetivos de control interno de tecnología de la información (TI) ni la utilización eficaz y eficiente de los recursos disponibles". Otra de las conclusiones en el arma, revela que "los registros relacionados con las compras en el exterior y los saldos de proveedores no permiten una supervisión efectiva, de forma tal de evitar duplicación en los pagos".

El Serap, una oficina clave

El informe del Tribunal de Cuentas (TCR) reitera las carencias de controles en el Servicio de Aprovisionamiento (Serap) de la Armada, que posibilitaron la concreción de "compras fantasma" de bienes y materiales, por las cuales fueron procesados cuatro oficiales y una decena es investigada.

La simulación de la compra de un banco de pruebas SWWK y una grúa hidráulica por $ 11.629.548, mediante la generación de "necesidades falsas" de bienes para ser adquiridos. Las compras CE 26/2008 y CE 27/2008 pasaron los controles de rigor, tras lo cual los oficiales modificaron las formas de pago y obtuvieron el dinero. La página oficial de compras estatales demuestra que no existe acta de adjudicación del Serap en ninguna de estas dos compras.

En este sentido, el informe de TCR señala que "un alto porcentaje de las compras no se entregan en (el) Serap, por lo que en este caso, no se puede verificar que el material recibido coincida con la Orden de Compra, tanto en calidad como en cantidad", por cuanto "los bienes que recibe (el) Serap no son cotejados por el responsable del almacenaje con la documentación respectiva".

Asimismo, "los ingresos de bienes no se registran en algún medio adecuado", "no siempre difieren las personas que realizan los registros de entradas y salidas de bienes, de quien tiene la responsabilidad por la guarda y custodia de los mismos", "el sistema de almacenaje en los depósitos no es adecuado" y "no se realizan inventarios por parte de personal ajeno al circuito de todas las existencias", agrega.

En tanto, la auditoría desarrollada en el Dique Nacional determinó que el ingreso de bienes está informatizado, pero el sistema "tiene defectos", porque "permite crear nuevos artículos, aun tratándose de un mismo tipo de bien". Además, "la persona que realiza los registros de ingresos y salidas de bienes puede en ocasiones ser la misma que entrega" y "no se realizan inventarios por parte de personal ajeno al circuito de todas las existencias".

La constatación directa de las irregularidades en la Armada, es decir, la simulación de las compras de bienes y materiales, fue detectada por la jueza Especializada en Crimen Organizado de 1º Turno, Graciela Gatti, tras un allanamiento en el Serap y una inspección ocular en la División Logística -N4-. La grúa hidráulica y un banco de prueba para motores "adquiridos" en 2008, no se encontraban en su lugar de destino, el Dique Nacional. Otras 18 adquisiciones son investigadas ahora por la Justicia.

Fuentes: COMCOSUR AL DÍA / La República
_________________________________________________________

 

ESCUADRÓN: CONFIRMAN PROCESAMIENTO DE BARDESIO Y FREITAS

Tribunal confirmó el procesamiento de dos ex integrantes del Escuadrón de la Muerte

Caso Castagnetto. Bardesio y Freitas condenados por "homicidio muy especialmente agravado"
La Justicia confirmó el procesamiento de los ex agentes de la DNII, Nelson Bardesio y Pedro Freitas, por los crímenes del "Escuadrón de la Muerte". Además de ratificar la existencia de la organización parapolicial, la interpretación usada supondría la prescripción de tres de sus crímenes.

El Tribunal de Apelaciones en lo Penal (TAP) de 3º Turno confirmó en todos sus términos y por unanimidad, el procesamiento con prisión de los ex agentes de Policía Nelson Bardesio y Pedro Freitas, por el homicidio del joven Héctor Castagnetto, en agosto de 1971. Los ministros del TAP Eduardo Borges, Bernardette Minville y José Bonavota analizaron el voluminoso expediente judicial y confirmaron el fallo de la jueza penal de 8º Turno, Graciela Eustachio, por el cual se procesó a ambos ex agentes de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia (DNII), por sus implicancias en la actividad de la organización parapolicial.

En este sentido, el TAP confirmó el procesamiento de Bardesio y Freitas como co-autores de un delito de "homicidio muy especialmente agravado", en virtud de su responsabilidad en el secuestro y desaparición de Castagnetto. En tanto, la Sala rechazó formular imputación contra el ex agente Washington Grignoli, y excluyó atribuir responsabilidad por los homicidios de Ibero Gutiérrez y Manuel Ramos, como solicitara la Fiscalía.

En este sentido, el fallo de la jueza Eustachio supuso un reconocimiento del amparo oficial de los gobiernos democráticos de la década del '70, sobre el accionar clandestino y sistemático de los "Escuadrones de la Muerte", grupos parapoliciales responsables de "atentados, secuestros, torturas y homicidios". "Esos grupos tenían por objeto la represión del MNL-T y actuaban sin riesgo alguno para sus integrantes, teniendo a su disposición todos los medios del Estado", señaló la magistrada.

El abogado Guillermo Payseé, querellante en la causa por los crímenes del "Escuadrón", valoró como "sumamente positiva" la decisión judicial. "Una vez más los Tribunales de Apelaciones ratifican las resoluciones de primera instancia descartando argumentos, en algunos casos absurdos, de las defensas", dijo Payseé. El abogado recordó, en este sentido, el libro publicado por el abogado Miguel Langón, representante de Miguel Sofía, prófugo de la Justicia uruguaya, tras el pedido de procesamiento en su contra. "El libro decía cosas descabelladas como que el 'Escuadrón de la Muerte' era una invención de la prensa, lo cual ahora es nuevamente rebatido por la sentencia del TAP", expresó.

Prescripción

La tesis utilizada por la jueza Eustachio y posteriormente confirmada por el TAP de 3º Turno para valorar los crímenes del "Escuadrón de la Muerte", es decir, la no categorización de sus acciones como "delitos de lesa humanidad", supone la prescripción de los homicidios de Manuel Ramos Filippini e Ibero Gutiérrez y la desaparición de Abel Ayala, según indicaron fuentes judiciales a LA REPUBLICA.

La magistrada y los ministros del TAP sustentaron los procesamientos por el caso de Castagnetto en la elevación en 1/3 de los plazos de prescripción, mediante la utilización del artículo 123 del Código Penal, por la gravedad de los delitos imputados y la categorización de los responsables como sujetos "peligrosos". La interpretación supuso elevar a 26 años y 8 meses el plazo de prescripción. En este sentido, los plazos de persecusión punitiva de los delitos atribuidos a la organización parapolicial, con la actual interpretación de los magistrados, vencieron el 21 de noviembre de 2009 (Ayala), el 4 de diciembre de 2009 (Ramos Filippini) y el 1º de julio de 2010 (Ibero Gutiérrez). Abel Ayala desapareció el 18 de julio de 1971, Manuel Ramos Filippini fue asesinado el 31 de julio de 1971 e Ibero Gutiérrez fue asesinado el 28 de febrero de 1972.

Sin embargo, Payseé se mostró confiado en un cambio de jurisprudencia en jueces y ministros, para considerar estos crímenes como "delitos de lesa humanidad". "No hay dudas que estamos ante crímenes de lesa humanidad, perpetrados por agentes del Estado, por lo cual los delitos son imprescriptibles y deben ser juzgados", dijo Payseé. Por tanto, "la Justicia deberá seguir investigando, porque estos crímenes no pueden quedar impunes. Se trata de dos personas que fueron asesinadas y una desaparecida en el ámbito de la actuación del 'Escuadrón de la Muerte'. Ayala fue el primer desaparecido (por motivos políticos) en Uruguay, incluso antes del golpe de Estado", recordó Payseé.

La actual tesitura sobre la categorización de los crímenes está a estudio de la Suprema Corte de Justicia, tras tres recursos de casación impetrados por la fiscal Mirtha Guianze. La representante del Ministerio Público solicitó tipificar el delito de "desaparición forzada", con su consecuente categorización de "delito de lesa humanidad", para varios crímenes perpetrados durante la dictadura. La calificación tornaría "imprescriptibles" dichos delitos.

 

Fuente: Mauricio Pérez (La República)

 

Semanario Alternativas

Compartir este post

Comentar este post